Conecte con nosotros

NACIONAL 2

¿Sólo nos basta el Estado de Catástrofe para vencer al Coronavirus?

Publicado

el

Como ya todos saben, ayer a eso del mediodía Sebastián Piñera anunció la entrada en vigencia del Estado de Catástrofe para las zonas más afectadas por la expansión del Coronavirus, medida que entrará en vigencia durante las primeras horas de este jueves 19 de marzo.

La declaración de un Estado de Catástrofe conlleva una serie de modificaciones y excepciones constitucionales que bien han sido explicadas por otros medios de prensa, tales como la facultad del presidente para restringir las libertades de reunión y locomoción, establecer limitaciones al derecho a la propiedad o la protección especial de infraestructura crítica o servicios públicos. Además, todas las zonas afectadas quedan bajo la dependencia de un Jefe de la Defensa Nacional designado por el propio presidente. 

Explicaciones más o explicaciones menos, es evidente que una medida de este tipo puede conllevar decisiones que ayuden a combatir efectivamente situaciones de emergencia natural o sanitaria en el país, como se ha visto en otras ocasiones en las cuales ha sido decretado el Estado de Catástrofe – Terremoto del 2010, aluviones en el norte durante 2015, incendios en la zona centro sur del país en 2017 y 2019 -, la problemática radica en preguntarnos si el régimen de Piñera podrá avanzar de buena manera en el combate al Covid-19 una vez decretado este Estado de Excepción Constitucional. Nosotros creemos que no.

Comprendemos, evidentemente, que es una primera medida, un primer paso desde el cual sentar bases que permitan administrar de mejor manera la emergencia sanitaria a la cual asistimos. El problema para nosotros radica en la génesis misma de la construcción del Estado Chileno, el cual ha demostrado reaccionar sólo en función de las necesidades de la burguesía local, que impone una «hoja de ruta» bajo la cual poder accionar y tomar medidas, en el estrecho marco de qué es lo que les conviene y qué es lo que no.

Creemos firmemente que este gobierno utilizará las disposiciones que le permiten el Estado de Catástrofe sólo hasta el límite que imponga el gran empresariado, que hoy más que nunca parece asustarse de sobremanera con el acontecer nacional y mundial, al ver sus tasas de ganancia amenazadas en el futuro más próximo. Así el estado de cosas, nos imaginamos un Estado de Excepción Constitucional en el cual se considere la sanidad de todo un pueblo siempre y cuando se permita mantener ciertos niveles de productividad.

Si vamos a tomar medidas es necesario hacerlo en serio, no sólo con militares en las calles resguardando el orden público y las infraestructuras críticas lograremos combatir el Coronavirus; ya que éstos, además, demostraron durante el reciente Estado de Emergencia de octubre que saben mucho de reprimir pero poco de resguardar el orden y la seguridad de todo un pueblo.

No basta sólo con resguardar el orden público, se debe entregar seguridad a trabajadoras y trabajadores por igual de que irán a sus trabajos sin el riesgo de contagiarse por Coronavirus. Y para esto se necesita otro Estado, no uno supeditado a las decisiones de las grandes firmas empresariales.

Por lo pronto, no queda más que confiar en la auto organización de nuestro pueblo y su capacidad para hacer frente a esta crisis como tantas otras veces lo ha hecho. Hace ya mucho rato se perdió la confianza en lo que pueda hacer el gobierno y en los últimos días han demostrado con creces su ineptitud. Hoy más que nunca hay que levantar las banderas de la solidaridad de clases, apoyarnos cuanto como sea necesario y organizarnos, apuntando en el horizonte a una Huelga General que permita quedarnos en la casa, donde no se obligue a ningún trabajador o trabajadora a ir a sus trabajos arriesgando su propia salud.

Si el gobierno intenta avanzar a los tumbos, el pueblo chileno debe dar pasos de gigante. 

 

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Nacional

“Que la CNI devuelva a mis hijos”: 37 años desde la inmolación de Sebastian Acevedo

Un viernes 11 de Noviembre de 1983, el obrero de Coronel se quemó vivo frente a la Catedral de la Plaza de Independencia de Concepción. Su acto fue motivado por la desesperación ante el aprisionamiento de sus hijos por la CNI.

Publicado

el

Por Diego Chacano

Se cumple otra fecha desde la muerte de Sebastian Acevedo Becerra, el hombre que, a sus 52 años, se prendió fuego frente a la Catedral de la Santísima Concepción en plena dictadura militar.

El hecho que desencadenó esta inmolación fue la detención de sus hijos María Candelaria y Galo, apenas dos días antes por civiles armados desde su casa en Coronel.

Tanto María (quien fuera militante de Las Juventudes Comunistas) como su hermano fueron llevados a un centro de detención en Playa Blanca. Sebastian, sospechando que se encontraban en poder de la CNI se encaminó en su búsqueda por diversos recintos de la Región del Bío Bío, sin embargo no encontró respuesta de ninguna autoridad.

El día viernes 11 de Noviembre, Acevedo se cubrió de gasolina e inmoló su cuerpo frente a la Plaza de la Independencia de Chile.

Sus hijos, quienes habrían sido liberados momentáneamente pudiendo despedirse de su padre moribundo, nuevamente fueron encarcelados durante algunos años hasta que consiguieron su libertad (en gran parte gracias al movimiento y revuelo causado a raíz del caso.)

Su hija Erika declaró: “(…) La inmolación de Sebastián sacudió la conciencia de todo Chile, desnudó el drama de las detenciones secretas y las torturas. El impacto de esta acción fue tal que la dictadura se vio obligada a reconocer la detención de Galo y María Candelaria Acevedo, para días más tarde dejarlos en libertad.”

Ante los hechos se conformó un movimiento llamado “Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo” quienes protestaban contra las torturas cometidas por la CNI y que, hasta día de hoy, siguen remomerando el acto desesperado del padre de familia.

Seguir Leyendo

Nacional

“Hasta vencer o morir”: 32 años desde el asesinato de los comandantes Raúl Pellegrin y Cecilia Magni

Un día 28 de octubre de 1988, fueron asesinados en el poblado Los Queñes (VII Región del Maule) los altos rangos del Frente Patriotico Manuel Rodríguez: Cecilia Magni y Raúl Pellegrin.

Publicado

el

Por Diego Chacano

Cecilia Magni, conocida popularmente como “Comandanta Tamara” (apodo puesto en memoria de la guerrillera Tamara Bunke) fue de vital importancia en diversas operaciones de la organización guerrillera Frente Patriótico Manuel Rodriguez. Sus años de experiencia y fuerte liderazgo la llevaron a ser la única mujer en llegar a dirigir a los frentistas.

Raúl Pellegrin, por su parte, fue uno de los comandantes fundadores de la organización. Formado militarmente en Cuba, lideró algunas de las actividades más peligrosas del grupo, como el atentado fallido a Pinochet en septiembre de 1986, del cual también participó Cecilia.

Luego del fracaso en la “Operación Siglo XX” y la posterior separación entre el Partido Comunista de Chile y el FPMR, se comenzó a idear el proyecto denominado “Guerra Patriótica Nacional”, la cual pretendía llevar a las masas a sublevarse contra el régimen ante la desconfianza en un eventual plebiscito o cualquier tipo de “retorno a la democracia” pactada por las castas políticas.

Raúl y la Comandanta Tamara lideraron personalmente las diversas acciones planificadas para la “Guerra Patriótica Nacional”, tomando diversos poblados rurales: La Mora, Pichipellahuén y Los Queñes.

Sin embargo, fue en este último lugar donde, luego de haber ocupado exitosamente el terreno, un grupo de carabineros detuvo a los frentistas. Ambos fueron torturados y asesinados por efectivos policiales.

El día 30 de octubre sus cuerpos fueron encontrados con notorias marcas de tortura en las cercanías del río Tinguiririca. Según los informes se les habría aplicado electricidad y también fueron golpeados brutalmente.

El año 2014 la Corte Suprema absolvió a los principales acusados del asesinato de Raúl y Cecilia. “Dejaron a los asesinos libres. El juicio se fue por el lado de la autopsia y no por el de todo el operativo que hubo detrás. Le quitaron el peso político”. Así dijo Carla Pellegrin, hermana del comandante Raúl.

Seguir Leyendo

Nacional

De knockout: Anita Tijoux responde así al ofrecimiento de algunos sectores del FA para ser constituyente

La cantante nacional no dejó lugar a duda en su respuesta frente al ofrecimiento que le hicieron algunos miembros del Frente Amplio ante su intención de ser constituyente.

Publicado

el

Mediante su cuenta de Twitter, la cantante y rapera nacional Anita Tijoux manifestó algún interés por ser parte del proceso constituyente que se abrió luego del aplastante triunfo del “Apruebo” y “Convención Constitucional” este pasado domingo.

La ex – Makiza escribió “Que pasa si quiero ser Constituyente hay mano?”, lo que inmediatamente se convirtió en tema de conversación y reacción en la red social. Frente a lo cual, algunos integrantes de partidos del Frente Amplio comenzaron a realizarle guiños y propuestas de conversaciones.

Una de ellas fue la Presidenta de Convergencia Social, Alondra Arellano, quien le respondió por la misma red social que “En @la_convergencia queremos dar espacio a los independientes con que compartimos ideas”, para finalizar con un “juntémonos a hablar”.

En este sentido, Tijoux no espero para dar respuesta y señaló “Dejar claro que si me hicieran parte jamás seria parte de la gente que firmaron y acordaron… Para que compañeras y compañeros estén presos”.

En la misma línea, pero menos directo que la Presidenta de CS, Giorgio Jackson (RD) tuiteo que “Sería muy potente”. Lo que llevó a que varios usuarios le respondieran y emplazaran por su participación en la aprobación de leyes represivas contra quienes se movilizaban.

Revisa el momento a continuación:

Seguir Leyendo

Lo más visto