Conecte con nosotros

Opinion

Opinión |“Reinventarse” como mandato neoliberal frente a la crisis

Durante la dictadura cívico – militar la televisión constituyó un dispositivo vehiculizador de la ofensiva ideológica neoliberal mediante diversos comerciales y programas que instigaban al consumo desenfrenado mediante el endeudamiento

Publicado

el

Por Diego Gutierrez

En el contexto de crisis política, económica y sanitaria que nos encontramos, la televisión ha sido enfática y reiterativa en posicionar la capacidad de “reinventarse” como respuesta al escenario actual. Entendemos esta cruzada televisiva como una expresión de la reproducción neoliberal que apela a resguardar el consenso subjetivo en torno a la empresarización del sujeto.

  1. La televisión en la construcción del consenso neoliberal

Durante la dictadura cívico – militar la televisión constituyó un dispositivo vehiculizador de la ofensiva ideológica neoliberal mediante diversos comerciales y programas que instigaban al consumo desenfrenado mediante el endeudamiento, o avalando políticas estructurales como la imposición del sistema de pensiones basado en la capitalización individual (AFPs)[1].

Más allá de la difundida consigna “Apaga la tele”, creemos que debemos apuntar a desentrañarla en el ejercicio crítico que implique una comprensión pedagógica de la compleja estructura de dominación neoliberal. La línea editorial impulsada por diversos programas de televisión frente al contexto de crisis ha sido visibilizar las “historias de esfuerzo” o hacer apología de la capacidad de “reinventarse”. Lo que se expone termina en una reproducción ampliada de la subjetividad neoliberal, movilizando la despolitización y la individualización como respuesta al escenario de crisis.

“Los peligros políticos inherentes a la utilización cotidiana de la televisión resultan de que la imagen posee la particularidad de producir lo que los críticos literarios llaman el efecto de realidad, puede mostrar y hacer creer en lo que muestra. Este poder de evocación es capaz de provocar fenómenos de movilización social”[2].

La movilización social generada por la televisión viene a reforzar la legitimidad neoliberal en el plano subjetivo, como práctica cotidiana de empresarialidad popular, si bien las respuestas ante la crisis que intensificó la pandemia poseen un espectro amplio, debemos reconocer que la razón neoliberal sigue actuando recreando al sujeto fantasioso que es empresario de sí mismo.

  1. Reinventarse en la sumisión

El entramado de la práctica sostenida en el reinventarse se vincula a la caja de herramientas de la subjetividad neoliberal: resiliencia – emprendimiento – capital humano, confluyen en la constitución del empresario de sí mismo, quien responde a la crisis estructural y sistémica desde la individualidad, funcional a los requerimientos de la dominación neoliberal: flexible, despolitizado, multifacético.

Incluso se podría decir que la noción de emprendimiento lleva a que uno mismo se trate como una empresa privada, mientras todo aquel que nos rodea se transforma en nuestro competidor, en nuestro enemigo, lo cual da cuenta de la locura del mundo que día a día sostenemos[3].

Reinventarse implica asumir un contexto hostil, de competencia, de exaltación del individuo para responder disciplinadamente ante la crisis actual. La funcionalidad que implica la noción agitadora del reinventarse se potencia con el impulso y divulgación de la industria de la “autoayuda”, engendro del espectáculo neoliberal.

La complejidad de desmantelar el neoliberalismo debe estar lejos de creer que lo resolvemos reconfigurando la noción del Estado, o que por decreto constitucional sucumbirá el capitalismo neoliberal. Las prácticas populares que irrumpen en el escenario de crisis desde la solidaridad resquebrajan el totalitarismo de resolvernos a través del mercado, desafían la sentencia Thatcheriana de que no existe alternativa. Complejizar la multiplicidad de experiencias de poder desde los territorios, superando el binomio Estado v/s Mercado, nos permitirá perspectivar una alternativa que no decante en un proceso institucionalizado de un nuevo pacto de dominación. Concebir claramente que la organización popular no es sinónimo de gestión, que una experiencia cooperativa no es sinónimo de emprendimiento, es enfatizar que nuestros impulsos políticos no comulgan con la despolitización funcional del neoliberalismo sino con una práctica revolucionaria que lo desaloja.

 

[1] Recordemos la delirante propaganda de la AFP Provida encarnada en Mario Kreutzberger: https://www.youtube.com/watch?v=wgeCXV8-JCo

[2] Bourdieu, Pierre. Sobre la televisión. Anagrama. Barcelona. 1997.

[3] Darat Nicole; Sir Retamales Hugo. El ABC del neoliberalismo. Communes. Viña del Mar. 2018.

Opinion

Para Jesús Castillo: nuestro amor y ganas de seguir luchando ¡Venceremos!

En esta geografía que llamamos el Valle del Aconcagua, falleció en la madrugada del domingo nuestro compañero Jesús Castillo cuando compartía con un grupo de amigos en la localidad de Riecillos desde donde cayó por una quebrada.

Publicado

el

Por Leonidas, Militante de Trabajadores y Trabajadoras al Poder

«Vale pero millones de veces más la vida de un ser humanoque todas las propiedades del hombre más rico de la tierra» | Che Guevara

Quienes han podido pasar temporadas completas por el Valle del Aconcagua sabrán encontrar rápidamente sus particularidades. Ese inquietante calor de verano que obliga a cerrar los negocios un par de horas en el día, o que San Felipe no tiene más sombras que las se ubican en las alamedas. En invierno, la cordillera y las montañas que la rodean como colosos, que atraviesan el valle se ubican potentemente ante nosotros y nosotras nevadas, cambiando el frío por el calor. Y así, una particularidad geográfica que para muchos nos pareció nuestro propio macondo.

En esta geografía que llamamos el Valle del Aconcagua, falleció en la madrugada del domingo nuestro compañero Jesús Castillo cuando compartía con un grupo de amigos en la localidad de Riecillos desde donde cayó por una quebrada.

Los medios de Putaendo lo señalan como «un reconocido dirigente también en Putaendo donde mantuvo una férrea lucha por los temporeros y por su oposición al tema minero entre otras tantas luchas donde fue posible verlo junto a vecinas y dirigentes de nuestra comuna». El fallecimiento de Jesús golpeó fuertemente a todas las organizaciones sociales del Valle del Aconcagua, pues él fue parte de la constitución de gran parte de ellas, en síntesis, sembró y ayudó con su esfuerzo a germinar las semillas de la Rebelión que sacude a nuestro país.

Esta situación afecta fuertemente a quienes nos hemos organizado con «Guru Guru», a quienes lo conocieron o se encontraron con él. Se hace difícil, de hecho, explicar y dar a conocer cada una de las experiencias y que estas puedan ser sentidas también por todos y todas aquellas que vivieron con él y militaron con con el Guru.

Jesús inició su militancia política en la estructura estudiantil perteneciente al liceo Vasco de Independencia posteriormente colabora en el trabajo social en Conchalí y la Pincoya. En la comuna de renca colabora con trabajos sociales en la población Huamachuco e incursiona en el movimiento sindical para cadenas de supermercados desde su trabajo como panadero.

Ingresa a estudiar pedagogía en historia durante el año 2007 en la universidad de playa ancha donde se incorpora al movimiento estudiantil siendo destacado dirigente en las movilizaciones estudiantiles de las primeras décadas del siglo XIX. Aporta en el movimiento sindical de temporeros del valle de Aconcagua. Impulsor de la educación popular en diversos espacios de san Felipe y los andes. Desarrolla actividad organizadora por la defensa del derecho al agua en contra de las mafias empresariales de la minería y la agro industria durante los últimos años. Un referente para los niños. jóvenes y pueblo popular del valle de Aconcagua y poblaciones de la zona norte de Santiago.

Sus últimos años los pasó en Putaendo donde desde «el año 2010, con la tarea política de organizar y sumarse a la lucha por la defensa del agua y los territorios. Rápidamente se gano el cariño de los vecinos, que por su solidaridad, su capacidad de trabajo, su entrega a la causa del pueblo. Ese año se fundó el pre universitario popular el semillero, posteriormente Putaendo resiste, el sindicato de temporeros Aconcagua unido y así muchas organizaciones donde el guru participó y lideró.

Entre una vida de pueblo y la vida moderna que es San Felipe, conocí a Jesús Castillo, todos lo conocían como el Guru Guru por su forma rápida de expresar sus ideas. Lo conocí en San Felipe, en la sede de la Universidad de Playa Ancha y fuimos compañeros en la carrera de Pedagogía en Historia y Geografía. Pero eso es lo formal, el Jesús fue quien orientó mis primeros pasos en el camino hacia la militancia revolucionaria integrándome al proyecto al cual hoy soy parte. Jesús fue parte importante también en la construcción organizativa de nuestra organización, como Militante de Trabajadores y Trabajadoras al Poder donde impulsó la línea de trabajo estudiantil, de trabajadores y trabajadoras, la lucha medioambiental, etc.

Para muchos y muchas jóvenes que nos encontramos en San Felipe y entroncamos nuestra vida en el camino de la revolución tuvimos al Guru en nuestros primeros pasos. Con nuestros primeros debates como también nuestras primeras diferencias, conflictos, lleno de contradicciones, como la vida misma.

Nuestros primeros pasos en la senda revolucionaria, nuestras primeras reuniones, nuestras primeras batallas, organización, marchas, barricadas, etc. estuvieron vinculadas con Jesús. Esos elementos, con las primeras veces de pasos serios nunca se olvidan, se mantienen presentes en nuestra formación como pilares fundamentales. No niego nuestras diferencias políticas en algunos momentos, ¿qué son las diferencias en el camino revolucionario? con el guru siempre fue con fraternidad , con debate pero siempre con la convicción de poner a nuestro pueblo por sobre todo.

Espero poder mostrar, representar, lo que para algunos significó nuestro compañero a quienes inicamos nuestros primeros aprendizajes políticos con él, en la universidad, en la asamblea, en las victorias y en las derrotas. Jesús siempre demostró ese espíritu de resiliencia, de superación ante las adversidades al tener que construir y re construir las fuerzas en la Valle, donde fuese necesario también.

Compañero Guru Guru, dirigente del pueblo, en esta Rebelión Popular en curso tenemos tu recuerdo y enseñanzas. Hasta siempre compañero.

Hasta la Victoria.

Seguir Leyendo

Opinion

A Jesús Castillo: In memoriam

El día de ayer 22 de noviembre paso a vida eterna nuestro hermano y compañero Jesús Castillo, mas conocido como Guru Guru, sufrió un accidente en la cordillera de los andes, mientras compartía con amigos de un fin de semana de acampe.

Publicado

el

Por Felipe Morales, Militante de Trabajadores y Trabajadoras al Poder

«Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos»

El día de ayer 22 de noviembre paso a vida eterna nuestro hermano y compañero Jesús Castillo, mas conocido como Guru Guru, sufrió un accidente en la cordillera de los andes, mientras compartía con amigos de un fin de semana de acampe.

Esa cordillera, ese valle del Aconcagua que te recibió con los brazos abiertos hace más de 10 años, hoy te hizo eterno en el corazón y mente del pueblo, al cual tu entregaste tu vida.El guru era un joven como muchos de nosotros, de origen humilde, proletario, de una familia numerosa de los sectores populares de Las Condes.

El guru se iba caminando todos los días a su colegio, en compañía de sus primas y amigos, creció y desarrollo en ese espacio hasta que ingreso al Liceo Vasco en independencia, en el cual comenzó a conocer la realidad de pobreza y marginación a la cual estaba sometida la juventud proletaria de nuestro país, conoció la música de protesta, el arte callejero, la propaganda política, la pelea contra la represión educativa y policial. El día a día y su constante deseo por estudiar y aprender lo llevaron a desarrollar de forma activa una nutrida conciencia política basada en enfrentar al sistema de dominación.Se vinculo a distintos grupos políticos de corte anarquista, libertario y marxista. Se destacó en el combate callejero por su agilidad y determinación para enfrentar a la represión. Sus deseos de transformar la realidad lo llevaron a buscar nuevos caminos, vinculándose a trabajos sociales en la Población Huamachuco, La Pinciano y en la Eneas Gonel Conchalí, militando en el movimiento marginal guachuneit. En Conchalí junto a otros queridos y queridas compañeras levantaron la biblioteca popular JUANA VICTORIA la cual fue un punto neuralgia de organización en la zona norte, paralelamente participaba en la movilizaciones estudiantiles y populares que se desarrollaban en aquellos años.

Muchos recordamos su afición por los temas relacionados a la agitación y propaganda, impulso boletines como PRODUCTO INCENDIARIO, y fuimos testigos de como abultaba su colección de panfletos, revistas y publicaciones de izquierda. Siempre nos decía lo importante que era documentar la historia, porque al momento del triunfo de la revolución se tenia que saber todo lo que había pasado.

Terminado el colegio, ingresa a trabajar como panadero a un supermercado donde impulsa el trabajo sindical por los derechos de los mismo, siendo perseguido y hostigado por su posición consecuente en defensa de las y los trabajadores.

El año 2007, el Guru y como parte de una discusión política ingresa a estudiar Pedagogía en Historia en la Universidad de Playa Ancha, en la sede de la comuna de San Felipe, iniciando su conexión histórica con el Valle del Aconcagua. Ese año le toca liderar a su generación en la TOMA de la universidad que se extendió por mas de 3 meses, en ese periodo el guru se gano el cariño de sus compañeros y compañeros por su solidaridad, cariño y compromiso. Paralelamente fue tomando contactos con organización sindicales de subcontratistas de la minería con quienes dimos la lucha de forma coordinada por varios años en el Valle de Aconcagua. En esos años fue transitando de visiones mas anarquistas hacia el marxismo leninismo, la necesidad de la guerra revolucionaria como eje central de la lucha proletaria, así como también un amplio desarrollo de la educación popular como arma de conciencia, participando e impulsando espacios como la ORGANIZACION POR EL AVANCE POPULAR, talleres de educación popular en poblaciones de San Felipe y un trabajo en el ámbito de la propaganda…los lienzos que el guru diseñaba y pintaba eran claramente reconocidos por su estética, imágenes y formas.

El año 2010 el país se conmociono por el el terremoto que afecto a gran parte del territorio, los estudiantes de la Upla respondieron creando el Comité de Solidaridad Popular, el cual impulso un trabajo de solidaridad en constitución que duro mas de3 meses y en el cual el Guru tuvo un destacado papel, dadas sus capacidades organizativas, de construcción y liderazgo, en ese proceso logra vincular grupos de compañeras vinculadas a la iglesia evangélica y católica al trabajo político, lo cual en ese momento significo importantes avances organizativos en el ámbito social y estudiantil. A partir de ese impulso se crea el Movimiento de Construcción Popular MCP que articula las expresiones estudiantiles, sociales y políticas en el Valle de Aconcagua, el Guru fue el coordinador de dicha iniciativa.

El año 2011 revienta con la masa estudiantil en las calles, la movilización tomo al conjunto del pueblo y la Upla San Felipe no se quedo atrás, el Guru sostuvo la toma de la universidad durante meses, nuevamente ganandose el aprecio por su consecuencia y solidaridad, ese proceso trajo consigo la apertura del trabajo político en la comuna de Putaendo, la cual venia viviendo un largo proceso de organización del pueblo, desde la asamblea de organizaciones populares de Putaendo. El contacto inicial se tomo con dirigentes de la población San Antonio, y jóvenes organizados, al poco tiempo se iniciaron los talleres populares de la población Javiera Carrera, en esos años el Guru ya militaba en las filas de TRABAJADORES Y TRABAJADORAS AL PODER desempeñando tareas orgánicas en la región.

El contacto con el pueblo de Putaendo y el potenciamiento del trabajo político, llevo a que el año 2012 fundara el preuniversitario popular EL SEMILLERO en pleno centro de Putaendo donde asistían jóvenes de la comuna a recibir preparación para la PSU pero principalmente a educar políticamente, al mismo tiempo se levantaban iniciativas como el colectivo depareactiva, y vínculos con colectivos como los talleres de educación popular el colectivo aldea sin sargento.

El año 2012, se va a vivir a Putaendo por decisión orgánica con el objetivo de potenciar el trabajo revolucionario en la zona, los contactos previamente realizados con históricos militantes revolucionarios y con jóvenes rebeldes, permite que la lucha socio ambiental contra la gran minería y por defensa del agua se desarrolle de forma amplia y contundente, son años de un vendaval de organización y lucha en el Valle: foros, manifestaciones, cortes de ruta, asambleas, barricadas, sabotajes fueron parte de las tareas que el Guru asumió y cumplió a cabalidad.A partir de ahí comienza su encuentro mágico con el Valle de Putaendo, querido por sus vecinos, compañeros y amigos, una vez mas: liderando, organizando, convocando es decir, lo que hace un revolucionario.

El proceso que se comienza a vivir en el valle en esos años, empuajdo por las luchas de Aysén, Freirina, Chiloe, Punta Arenas, etc, da nuevos aires de lucha. Se inicia el proceso del alza sostenida de lucha de masas. El guru participa en el 1er encuentro de asambleas en Freirina y en varios espacios mas de articulación.Ya en el segundo lustro de la década pasada, Putaendo vive un proceso de amplio y profundo despertar, la lucha contra la gran minería, contra el extractivismo, por la defensa del agua, ubica nuevamente al Guru en el centro de la lucha, conviertiendose en vocero de la organización Putaendo Resiste quienes luchan contra los poderosos y por lo derechos del pueblo de Putaendo.

En esos mismo años y desde las filas del FTS participaste en el movimiento NO + AFP siendo electo como vocero de la coordinadora de San Felipe, en esa instancia participo en la toma de la asociación de AFP y al años siguiente en el paro protesta del 4 de noviembre.

El Guru siempre fue un convencido de la capacidad del pueblo de luchar, e impulsar la rebelión. La verdad no tengo recuerdo ni recuento de cuantas barricadas, enfrentamientos con la represión, sabotajes al capital y lucha directa participaste, te destacabas por tu disciplina y arrojo, siempre intentando llevar las cosas un poco mas allá.

El desate de la Rebelión Popular de Octubre del año pasado, te encontró sin militancia orgánica, pero si con un amplio respaldo social y político de la zona, tus reflexiones iban en la linea de la necesidad de preparar la guerra del pueblo para cuando esto se desatara abiertamente, decías que era la única garantía para el triunfo de la clase, analizabas el desarrollo de los hechos con una agudeza tremenda y veías con satisfacción como los procesos de autorganización del pueblo avanzaban a pasos agigantados, pero tu preocupación siempre fue como ir más allá, y justamente tus últimos pasos estaban enfocados en ese camino.

Hermano, quienes te conocimos supimos apreciar tus múltiples facetas: el polémico, nunca dejabas una discusión a medias, siempre te interesaba conocer los argumentos del otro y debatirlos con todo. El organizador, tenias la capacidad de bajar una idea a linea política e impulsarla. El subversivo, te enfrentaste a la repre, impulsaste el sabotaje, conspiraste y actuaste.El dolor que nos dejas se amaina un poco al ver la extensas muestras de cariño, respeto y aprecio que has recibido de tu pueblo, del valle que amaste y que te cobijo por mas de 10 años, ese mismo valle en el cual te convirtió en eterno.

Hoy y siempre estaremos junto a ti, como lo hubieras querido:

Alegres, rebeldes y luchando con todo y por todos y todas.

Hermano Guru

Hasta la victoria siempre!

Seguir Leyendo

Opinion

¿Qué nos devela la solitaria muerte de Keisy Vigouroux en la cárcel de San Joaquín?

La situación que debió atravesar Keisy durante toda su enfermedad no es ajena a la realidad de cientos de presos y presas en Chile, quienes no poseen las condiciones mínimas para poder sortear enfermedades crónicas o terminales de forma digna al interior de los penales.

Publicado

el

Por

Keisy Vigouroux falleció el pasado miércoles, 18 de noviembre, en el Hospital Barros Luco, el mismo día en que se realizaría la audiencia para revisar sus medidas cautelares tras su petición de indulto presidencial por razones humanitarias. 

Su situación comenzó a volverse conocida hace aproximadamente dos semanas, cuando en un video difundido por redes sociales realizaba la petición de un indulto presidencial debido al avanzado estado del Cáncer Renal que la aquejaba, que ya a esas alturas estaba catalogado como terminal, por lo cual deseaba pasar sus últimos días rodeada de su familia y cercanos. Dicha petición jamás logró concretarse.

¿Quién era Keisy Vigouroux y qué nos devela las circunstancias de su fallecimiento?

Jeimmy Keisy Vigouroux cumplía una pena de 9 años por homicidio en el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, y si bien fue catalogada inicialmente por algunos medios como “presa de la rebelión”, la verdad es que su caso entroncó con las principales consignas que apuntan hacia la dignidad de las personas privadas de libertad, sean o no presas y/o presos políticos. Dicha situación, aquel anhelo de dignidad en sus últimos días, llevó a su familia a acercarse hacia coordinadoras y agrupaciones que luchan por la liberación de las y los presos políticos de la rebelión, dotando de elementos críticos su propia situación, develando en el camino las diferencias de trato que existen, incluso, entre las y los internos de distintas cárceles del país.

Cárcel de San Joaquín, centro penitenciario donde Keisy pasó sus últimos días.

La premura con la cual debió tratarse la situación de Keisy desde el gobierno y el Ministerio Público para lograr su excarcelación jamás existió, eso es un hecho, y se contrapone tristemente con otros casos recientes, en los cuales el Presidente otorgó efectivamente indultos para personas apresadas con situaciones de salud similares a las que padecía Keisy.

Haciendo un poco de memoria, remontándonos particularmente a fines de julio de este año, cabe recordar que Sebastián Piñera otorgó el indulto presidencial a Raúl Rojas Nieto y Víctor Mattig Guzmán, criminales de lesa humanidad que se encontraban encarcelados en Punta Peuco desde 2017 y 2018, respectivamente. Las causales que motivaron al presidente a otorgar dicho indulto tenían relación con el deteriorado estado de salud de ambos criminales, quienes han sobrepasado los 80 años de edad.

No importó que ambos estuvieran recientemente encarcelados, ni tampoco los crímenes que cometieron en plena dictadura – Rojas Nieto fue partícipe del secuestro y desaparición forzada de Víctor Vega Riquelme en Colina, mientras que Mattig Guzmán estaba procesado por secuestro, torturas y complicidad en diversos homicidios acontecidos en la Academia de Guerra Aérea –, pudieron gozar de libertad para pasar sus últimos días junto a su familia. Beneficio al cual Keisy no pudo acceder a tiempo.

¿Podría haberse hecho algo más en el caso de Keisy? Totalmente, según nuestro criterio. Llevaba meses con severas dolencias producto del avanzado cáncer que padecía, y era tratada apenas con paracetamol y tramadol con el fin de aliviar sus dolores, siendo visitada una vez a la semana por un médico. Situaciones que demuestran la falta de dignidad con la cual fue abordado su caso, más aún sumando las escasas condiciones sanitarias que existen al interior de los penales en Chile.

El país adscribe a los principios generales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH –, que especifica en su Principio N°1 que a toda persona privada de libertad:

«Se le respetará y garantizará su vida e integridad personal, y se asegurarán condiciones mínimas que sean compatibles con su dignidad».

Comisión interamericana de derechos humanos, principio n°1 sobre la protección de las personas privadas de libertad en las américas.

Pero en la práctica este respeto no es tal, siendo Keisy el ejemplo más crudo de la realidad que viven miles de presos y presas en nuestro país, debiendo sobrevivir al interior de los penales, sin la mínima posibilidad de sobrellevar de forma digna una enfermedad grave, como la que padecía Keisy.

Su muerte nos invita a reflexionar e ir más allá de la lucha por la liberación de nuestras y nuestros presos políticos, sino que también a cuestionar a la cárcel como institución y sus dinámicas barbáricas, de la cual son cómplices las demás instituciones del Estado.

En un régimen punitivo, que intenta sacar del camino a quienes “le molestan” y pone el tipo de delito por sobre los derechos humanos a los cuales todas y todos debemos acceder, la cárcel no es más que una expresión deformada de la desigualdad inherente dentro de la sociedad. Sólo los pobres van a la cárcel, se pudren en ella y “expían” las culpas de nacer en el lugar equivocado, carentes de oportunidades; mientras los ricos, los corruptos, los delincuentes de cuello y corbata, los asesinos del pueblo y los verdugos serviles a un sistema gozan en su mayoría de libertad, mientras los pocos que deben enfrentar la privación de libertad lo hacen con las mejores condiciones posibles.

Keisy murió sin poder ser indultada, mientras los criminales de lesa humanidad gozan aún de la más plena libertad, develando el problema de fondo: si la cárcel sirve a los intereses de una sola clase en particular, entonces debe acabarse junto a todo este podrido sistema.  

Seguir Leyendo

Lo más visto