Conecte con nosotros

NACIONAL 2

Opinión | El Frente Amplio, nuevo punto de apoyo al modelo de Pinochet

Este texto, tecleado al calor de los primeros meses de Rebelión, específicamente tras el acuerdo constitucional de Noviembre de 2019, estuvo guardado todos estos meses por una serie de »azares». Me parece pertinente desempolvarlo tras tanto tiempo a propósito del periodo plebiscitario.

Publicado

el

Por Axel, Militante de Trabajadores y Trabajadoras al Poder

*Este texto, tecleado al calor de los primeros meses de Rebelión, específicamente tras el acuerdo constitucional de Noviembre de 2019, estuvo guardado todos estos meses por una serie de »azares». Me parece pertinente desempolvarlo tras tanto tiempo a propósito del periodo plebiscitario. El Frente Amplio todavía no era »engañado» por la derecha para votar en favor de la ley antibarricadas, ley que tiene hoy a miles de proletarios presos. Todavía no guardaban silencio sepulcral y vergonzoso frente al Programa de súper explotación y pauperización de la clase trabajadora que ha desarrollado la burguesía durante la pandemia y la histórica crisis económica. Sin embargo, ya en esos tiempos dejaban bien claro de qué lado de la barricada están.

Lo que debía ser una supuesta fuga del que hacer político chileno del pacto transicional, termina erigiéndose en una subordinación definitiva al modelo heredado de la dictadura militar. El Frente Amplio, aquella juventud que renegaba de la obra de la Concertación, que pretendía encaminarse a una democracia radical, donde se politizara a la sociedad en el objetivo de administrar el capitalismo hacia posiciones más humanas, se somete a los deseos de gobernabilidad de las clases dominantes del país a fin de salvar el Gobierno de Sebastián Piñera.

Fiel a las tradiciones antidemocráticas y anti populares del modelo institucional chileno, el viernes 15 de Noviembre en la madrugada, la mayoría de las fuerzas políticas con representación en el parlamento, desde la extrema derecha representada en la UDI, hasta la ‘‘izquierda’’ con numerosos sectores del conglomerado Frente amplista, pasando por la Concertación, resolvieron a espaldas de las grandes mayorías, que sostenían en sus hombros -y tumbas- casi 30 días de lucha masiva y radical contra la institucionalidad política y económica que desangra a las familias trabajadoras de nuestro país. Durante aquella oscura y ‘‘fría’’ madrugada se acuerda salvar el régimen dictatorial y pacificar los ánimos sociales. Lo anterior era una necesidad para todos ellos, las manifestaciones de rebeldía y lucha ejecutadas por millones de personas y de las más diversas formas, constituían una síntesis perfecta de crítica al modelo imperante, eran además inabarcables para el Estado de dominación en su ficción democrática, de ahí que en esa lucha las ideas y banderas de los sectores que cocinaron el acuerdo no tuvieran cabida, el fuego y la lucha callejera, el correr riesgos y tener que solucionar los problemas más profundos y estructurales que aquejan a nuestro pueblo no es su estilo, no es su vocación ni su objetivo político.

Las condiciones eran propicias para imponer, al menos, una agenda que lograra verdaderas conquistas para la clase trabajadora y serios golpes a los intereses empresariales, también para hacer rodar cabezas como la del General Director de Carabineros, emblema de la represión brutal contra los manifestantes que tuvo el descaro de asegurar que ‘‘no separaría a ningún funcionario de su institución, incluso aunque lo obliguen’’ y expresarles que les daría ‘‘la mejor defensa jurídica’’. Tampoco era descabellado echar abajo el Gobierno de Piñera, habían las fuerzas suficientes para lograr estos objetivos, la masividad y el descontento generalizado eran garantes de ello, sin embargo las direcciones burocráticas que ejercen dirección en las diversas organizaciones de masas de nuestro país apostaron por críticas tibias y lanzar voladores de luces como la acusación constitucional contra Chadwick. Lejos de utilizar su influencia en el movimiento de masas y su pedestal parlamentario para denunciar y golpear al Gobierno, el Frente Amplio y el Partido Comunista en menor medida -que avala el contenido de la cocina, pero no la forma- lo estabilizan. No es menor esto, un Gobierno confuso, casi dañado de muerte, a la defensiva, totalmente aislado, cuestionado internacionalmente, no tenía oportunidad de sobrevivir si alguien -‘‘los llamados a profundizar la democracia’’- hubieran tenido la decisión, pues condiciones políticas sobraban. Desde el mal menor podrían haber puesto como piso mínimo acabar con las AFP, una de las demandas más transversales y que lesionaría más los intereses económicos del empresariado, pero no, era demasiado para ellos, optando así por una salida ‘‘Constituyente’’ amañada, antidemocrática y defensista de lo existente.

A grandes rasgos la cocina política busca 3 objetivos:

1.- Orientar la discusión hacia un procedimiento burocrático que omita la crítica radical al sistema creado por la Dictadura, en el cual seguirá existiendo el poder de veto de una minoría y donde solo tendrán reales posibilidades de competir los mismos Partidos del Bloque en el Poder que han administrado y profundizado el modelo en 30 años, a los que se suman las fuerzas jóvenes para dar gobernabilidad al capitalismo chileno. La cocina política de Noviembre es una maniobra de carácter estratégica para salvar la herencia de Pinochet, a pesar que pueda ser maquillada nuevamente la Constitución del 80’

2.- Descomprimir la presión a fin de realizar una ‘‘Pacificación’’ de los ánimos populares mandándonos para la casa a calmarnos y esperar unos meses para cumplir con el deber ciudadano del voto (¿Se acuerda de la Transición del 88’?). El objetivo de la desmovilización es fundamental para instalar con fuerza el discurso de normalidad que necesitan nuestras clases dominantes para salvar la imágen de Chile. Así mismo este es el medio para que todos se olviden de la violación sistemática e indiscriminada de los Derechos Humanos con el fin de asegurar impunidad a los represores, violadores y asesinos.

3.- Finalmente aislar la lucha y la manifestación política de los sectores más radicales y avanzados del movimiento popular, generando divisiones y quiebre en la base del pueblo, entre los pacíficos y democráticos que respetan el designio que los políticos profesionales mandatan y los intransigentes y violentistas antipatriotas que solo quieren destruir y quemar. En ese mismo sentido se orienta la maquinaria comunicacional de los medios informativos que cada día nos bombardean masivamente con el discurso de los poderosos: la división, la mentira y los lavados de imágen.

Como si renunciar a sus planteamientos iniciales y sus discursos inaugurales fuera poco, Catalina Pérez, Presidenta de Revolución Democrática, tiene el descaro de plantear que la cocina fue un ‘‘triunfo de las personas, de los estudiantes que saltaron los torniquetes y de los trabajadores que se cansaron de los abusos por parte del Estado’’, pero es muchachita no es conformista, para nada, seguirá la lucha y tampoco quiere impunidad, por ello está dispuesta a impulsar la acusación constitucional contra el Presidente, a condición de que se ‘‘presente una acusación con fundamentos reales’’. Para esta tipa no son antecedentes suficientes los más de 20 muertos, los asesinatos perpetrados por agentes del Estado, la instalación de centros de tortura en diversas regiones, las represiones indiscriminadas y las selectivas, las torturas, abusos sexuales y vejaciones que miles de compañeros y compañeras han sufrido durante este mes de lucha. Es un descaro propio de quien no ha vivido nada de esto en carne propia, vociferar este acuerdo como una avance, como un logro, cuando todavía lloramos a nuestros mártires, cuando mas de ciento veinte familias se encuentran en la incertidumbre sabiendo que sus hijos están tuertos, y algunos con más suerte solo nos seguimos sobando los disparos de balines y lacrimógenas en alguna zona del cuerpo. Solo para salvar la dignidad y engañar a despistados, luego se retiran de la discusión de presupuesto con el pretexto de la muerte de Abel Acuña el día viernes en la Plaza de la Dignidad, aquel a quien los Carabineros impidieron prestar los auxilios adecuados.

En solo dos años, el Frente Amplio terminó su etapa de juventud y maduró, su proceso político fue tremendamente veloz, podríamos decir que fue un ‘‘salto cualitativo’’, crecieron dejando atrás su ‘‘rebeldía juvenil’’ pensando ahora como sujetos de Estado, al igual de quienes antes renegaban. Sin pudor se sentaron con lo más rancio de la derecha, los golpistas que se burlan de nuestros muertos y desaparecidos, los mismos que siguen visitando y enalteciendo a los criminales de Punta Peuco. Para la posteridad quedará la imagen de Ena Von Baer con Miguel Crispi redactando el acuerdo final. Como estos jóvenes tienen toda una vida por delante y necesitan como cualquier común asegurar el futuro, dan grandes lecciones de obediencia a los dueños del país para demostrarles que se respetarán los privilegios y la legalidad de la sociedad de clases, y serán un real aporte a la gobernabilidad del modelo, así es que el irreverente y radical Gabriel Boric hace público su rechazo a visitar al profesor de matemáticas Roberto Campos, que se encuentra en prisión preventiva por la destrucción de unos torniquetes del metro San Joaquín y por lo cual arriesga 15 años de cárcel, haberlo visitado enfurecería a sus compinches de derecha por lo cual tendría que pedir disculpas, tal como lo hizo luego de su ingrata visita a Palma Salamanca, o por posar con la famosa polera de Jaime Guzmán. En un sentido político figurado, pero no menos real, fue también el Frente Amplio quien nos reprimió el Viernes 15 en la Plaza de la Dignidad, quienes nos gasearon y dispararon, así podríamos decir que el Frente Amplio se ha transformado luego del apoyo a la cocina en un Frente de criminalización y persecución contra los y las luchadoras.

El Frente Amplio se transformó en un nuevo pie de apoyo al Gobierno de Piñera, es decir, de la clase burguesa que dirige el país. Deben hacerse responsables por ello de la sangre derramada de nuestro pueblo, de todos quienes sufrieron y seguirán sufriendo la violencia clasista del Estado de Chile, de los miles de presos y presas pobres que inundan las cárceles del país, de todas las brutalidades cometidas. Sobre nosotros están encumbrándose, accediendo a las cuotas de poder que tanto añoran. Luego del acuerdo constitucional el bloque en el poder ha ensanchado su base de apoyo, enraizamiento que no es en el movimiento popular que como quedó demostrado el viernes 15 sigue intacto en sus ánimos de victorias y justicia, sino es un ensanchamiento en las franjas pequeño burguesas que solo quieren cambios en la medida de lo posible, y también en la medida que no afecten a los poderosos del país. En contraposición a esto, es valorable la actitud de los sectores honestos y consecuentes del Frente Amplio que desconocieron el acuerdo por arriba y no se harán parte del show burgués.

La crisis manifiestamente abierta a partir de Octubre no se ha cerrado, el acuerdo cupular y burocrático de Noviembre no solucionará los problemas de nuestro pueblo ni acallará su clamor por acabar el modelo de Pinochet, por ello es más preciso que nunca dar una lucha efectiva, amplia e inteligente por denunciar y cercar las tesis derrotistas y pusilánimes que el progresismo nos vende como victoria, a fin de construir una verdadera salida popular a la crisis.

¡No a las burocracias políticas que vendieron nuevamente al pueblo!

¡No al acuerdo que promete impunidad y estabilidad al Gobierno burgués!

¡Que la crisis la paguen los ricos!

¡Por la memoria de nuestros caídos, mutilados, heridos y abusados, a luchar por una salida victoriosa de la clase trabajadora!

Seguir Leyendo
2 Comentarios

2 Comments

  1. Pingback: EL FRENTE AMPLIO, NUEVO PUNTO DE APOYO AL MODELO DE PINOCHET | EL SUDAMERICANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Ajusticiamiento en La Araucanía: muere el fascista Orwald Casanova Cameron

Publicado

el

Durante la tormentosa jornada vivida en las comunidades mapuches de Temucuicui, en la comuna de Ercilla, el empresario -ex Patria y Libertad- fue asesinado de un disparo en la comuna de Victoria.

Por Diego Chacano

Orwald Casanova Cameron, empresario y terrateniente de 70 años, recibió un impacto de bala que causó su muerte mientras se encontraba fumigando en el sector de Selva Oscura, a las afueras de su fundo.

El hecho ocurrió en un contexto que aún no se esclarece de parte de las fuentes oficiales. Esto mientras que, en diversos puntos de La Araucanía, se vivía la resistencia del pueblo ante la represión y allanamientos de la policía.

¿Pero quién era Orwald Casanova Cameron?

Durante el día se pudo ver cómo los medios tradicionales chilenos intentaron mostrar la imagen de Orwal como un viejo agricultor de la zona. Pero Casanova estaba lejos de solo ser reconocido por su trabajo agrícola.

El actual militante y candidato a concejal de la UDI en la comuna de Victoria, era un conocido empresario y dueño ilegítimo de tierras mapuches en el Wallmapu, un verdadero -según palabras de otro ex Patria y Libertad- terrorista empresarial.

Una entrevista concedida por el ex secretario de Patria y Libertad a The Clinic en 2014, nos muestra una descripción en profundidad del sujeto: 

“Empecé a unir cabos, a juntar nombres de personajes que tengo recuerdos, con una visión antichilena, antimapuche, y ahí aparece- ni siquiera un gran terrateniente- un militante de Patria y Libertad que se fue al pinochetismo, que defiende a la DINA, que le hubiese gustado que mataran a todos los comunistas. Este personaje se llama Orwal Casanova Cameron. Él y su grupo son de temer, tienen armas y están respaldados por los terratenientes de la zona y carabineros. Y su panfleto es parte de una campaña del terror.

También se refirió a las actividades de Casanova: “Tengo información confidencial desde la región sobre las actividades anti mapuche de Casanova y su grupo. Porque igual que en los crímenes, siempre hay un móvil, un interés, y el terrorismo en este caso favorece a la militarización de la política (…)”

Es de esperar, lamentablemente, que en las próximas jornadas un amplio número de refuerzos policiales lleguen a La Araucanía a allanar comunidades bajo la orden de investigación por el asesinato del empresario.

Seguir Leyendo

Movimiento Social

Cambio de medida cautelar para presas políticas en Punta Arenas

Publicado

el

El 14 de diciembre se llevó a cabo la audiencia preparatoria para el juicio oral en contra de Camila e Isabella -presas políticas de la revuelta- por rayados en el edificio de la Intendencia Regional de Magallanes y desórdenes públicos durante la manifestación.

Por Patricia Mancilla Care

Camila e Isabella fueron detenidas bajo una ardua operación policial en el centro de la ciudad de Punta Arenas el 4 de noviembre de 2019, en el contexto de las masivas manifestaciones producidas por la Rebelión Popular.

La detención irregular -bajo una ardua y desmedida operación policial- fue producto de los daños causados a la Intendencia Regional -decretada como monumento nacional- y desórdenes públicos. La acusación es sostenida por cámaras de seguridad del lugar, las cuales no entregan material audiovisual en buena calidad, convirtiéndose en una prueba poco verídica para sustentar dichas acusaciones.

Posterior a la detención, el Juzgado de Garantía de Punta Arenas dejó a Camila e Isabella con arresto domiciliario nocturno a la espera de una sentencia que no ha podido concretarse. Cabe destacar además que el fiscal a cargo de la causa es Felipe Aguirre, el mismo que buscó encarcelar y sentenciar injustamente a Marcelo Mandujano, preso político que el pasado 1 de diciembre quedó con libertad vigilada intensiva por cinco años.

En la audiencia llevada a cabo el 14 de diciembre, mediante la plataforma zoom y con más de 100 asistentes como público, la medida de arresto domiciliario nocturno quedó sin efecto y fue sustituida por firma mensual y arraigo regional.

La próxima audiencia quedó fijada para el 31 de marzo de 2021 a las 12:30 horas, donde los abogados de todas las partes continuarán con los alegatos para buscar una salida a tan eterno e injustificado periodo.

La Fiscalía pide para Camila e Isabella, 3 años por daños calificados a la Intendencia Regional y 2 años por desórdenes públicos, condena extremadamente desmedida, pues dicho edificio fue restaurado el día siguiente de los incidentes señalados y en ningún caso amerita la prisión de las compañeras.

A pesar que la medida de arresto domiciliario nocturno quedó sin efecto, la lucha por la libertad total de Camila e Isabella continúa, pues tanto ellas como Mandu han sido víctimas de la violencia política estatal, persecución constante y hostigamiento por parte de las fuerzas represivas del Estado.

Seguir Leyendo

Actualidad

Presa política de Punta Arenas: La prisión domiciliaria nocturna que tiene encarcelada a Camila

Publicado

el

Camila Vera Sandoval es una de las presas políticas de Punta Arenas acusada injustamente de los rayados efectuados en el edificio de la Intendencia Regional de Magallanes, situación que ha tenido a la compañera en prisión domiciliaria nocturna por más de un año, siendo víctima de hostigamiento y persecución.

Por Patricia Mancilla Care

Camila es mamá de una pequeña de 10 años, se dedica a la orfebrería hace 15 años, siendo su principal herramienta de trabajo para sustentarse. Es joyera, mesera, cocinera, dibujante autodidacta, aprendiz de carpintería y maestra ceramista, trabaja y ayuda en el taller de mueblería ecológica de palet en Punta Arenas.

El 4 de noviembre de 2019 en una manifestación de rebelión popular en el centro de la ciudad de Punta Arenas, Camila es detenida bajo una ardua operación policial donde se le hizo una encerrona por carabineros de civil, carabineros que se desplazaban en motocicletas junto a dos patrullas de la institución y dos autos de la Policía de Investigaciones (PDI).

La causa de dicha detención irregular la calificaron como daños a monumentos nacionales y desórdenes públicos. La criminalización por el “daño” causado fue desproporcionada, pues sólo se trataba de una acusación por cámaras seguridad pixeladas, lo que no ameritaba en ningún caso la persecución y violenta detención de la compañera, pues era una acción -rayado pequeño en una parte del edificio de la Intendencia Regional- que en un día se vio solucionada.

Al día siguiente de las acusaciones y de la primera audiencia donde se formaliza a Camila e Isabella -compañera que está bajo la misma situación-, la empresa constructora Bravo e Izquierdo “repara” y pinta la Intendencia Regional, sin ningún tipo de permiso.

El trabajo del Ministerio Público

La (in)justicia chilena fue determinante y dejó inmediatamente a Camila con una cautelar de arresto domiciliario nocturno a espera -supuestamente no más de tres meses- de una sentencia hasta la fecha no se ha llevado a cabo, lo que ha resultado sumamente tormentoso tanto para Camila como para todo su entorno familiar.

La insistente represión de Carabineros ha generado que vivan bajo un contexto de constante hostigamiento por parte del sistema político estatal que no ha respetado el debido proceso, siendo víctimas de un “castigo” policial que va más allá de una posible condena que podría recibir. Todas esas situaciones de visitas a cualquier hora de la madrugada han provocado un desgaste físico y emocional de la compañera y su círculo más cercano, pues la demora en la supuesta investigación ha causado traumas permanentes en la vida de Camila.

Por su parte, el Ministerio Público direccionó la investigación por los cargos de desórdenes públicos y daños calificados. El fiscal a cargo que lleva las acusaciones por desórdenes públicos, Felipe Aguirre -el mismo que buscó encarcelar bajo pruebas irregularidades a Marcelo Mandujano-, alude en reiteradas ocasiones, durante las 3 primeras audiencias, que la investigación no se ha cerrado porque existe una “supuesta información”, encontrada en el teléfono celular de Camila, que la vincula con la quema de las dependencias ocupadas por AFP Hábitat en Punta Arenas, situación ocurrida el 12 de noviembre de 2019 bajo el contexto de las masivas manifestaciones por el Estallido Social.

Dicha “información” se uniría a las pruebas falsas e irregularidades presentadas en el caso de Marcelo Mandujano, pues se apunta a Camila como un peligro para la sociedad y parte de una organización anarquista y violentista.

El teléfono celular  de Camila, revisado por el Ministerio Público, efectivamente encontró grupos de Whatsapp sobre organizaciones, pero netamente vinculadas al trabajo territorial, medio ambiental, ecológicos y ollas comunes, en ningún caso organismos terroristas como lo menciona el fiscal Felipe Aguirre.

Ninguna de las acusaciones hechas por el fiscal, y que repetía en las primeras audiencias, se pudieron comprobar. El tema asociado a la quema de las dependencias de AFP Hábitat y la supuesta banda delictual organizada se descartaron, pues no existían pruebas de dichas acusaciones.

¿A qué pruebas se aferra nuevamente el fiscal Felipe Aguirre?, un video que deja en evidencia un tipo de zapatillas que Camila tenía puestas el día de la detención y una fotografía del video de las cámaras de seguridad de la calle, la cual fue sacada con bajos niveles de pixeles y que no se puede apreciar correctamente ni persona involucrada ni las pertenencias que utilizaba.

La Intendencia Regional de Magallanes se querella por daños calificados a monumentos nacionales -justificando que el edificio pertenece al patrimonio de la región- pidiendo un monto de 50 millones de pesos.

La defensa de Camila

Los abogados que ofreció la defensoría penal pública no trabajaron correctamente con el caso, pues nunca estuvieron a la disposición de Camila -teniendo que pasar por 4 abogados-  no les entregaron las carpetas investigativas, audios ni videos solicitados por la compañera, situación que llevó a gestionar dicho material directamente con el juzgado. Está situación resulta ser sumamente preocupante, pues otros compañeros que se encontraban acusados bajo los mismo cargos fueron absueltos al poco tiempo de ser acusados.

Camila actualmente está siendo asesorada por el abogado José Luis Correa, quien trabaja desde Santiago con el caso a través de videollamadas, lo que ha resultado ser un buen mecanismo para ir avanzando a lo que será la preparación del juicio oral el próximo 14 de diciembre.

La protesta continúa en Magallanes

La situación por la que ha tenido que pasar Isabella, Camila y toda su familia responde a las acciones represivas de un sistema que atenta contra quienes se manifiestan, privando de libertad a cientos/as de compañeros/as que luchan por acabar con la doctrina capitalista y patriarcal.

Punta Arenas fue el primer territorio en iniciar la huelga de hambre y ayuno colectivo por la libertad de todos/as los/as presos/as políticos/as de la revuelta, el cual tiene por objetivo impulsar el proyecto de amnistía que libere a todos/as los/as compañeros/as encarcelados/as o en proceso de formalización.

La movilización en la ciudad más austral apunta además a visibilizar sus casos locales, como es el caso de Isabella y Camila, presas políticas que siguen pagando los costos de un sistema represivo, político, policial y estatal que hostiga y persigue a quienes se manifiestan.

El reciente caso de Marcelo Mandujano abrió la puerta para seguir luchando por obtener la libertad de todos/as, no sólo a quienes se encuentran privados/as de libertad en las cárceles, sino también para todos/as aquellos/as que están prisioneros/as en sus hogares, recibiendo visitas a cualquier hora bajo operativos que hostigan no sólo a quienes se encuentran “acusados/as”, sino que a todo un núcleo familiar.

Ad portas de la jornada de protesta nacional del 10 de diciembre se hace urgente seguir con la lucha, por nuestras compañeras Camila e Isabella, por la libertad y por derrocar las prisiones políticas levantadas por el Estado represivo chileno.

Seguir Leyendo

Lo más visto