Conecte con nosotros

INTERNACIONAL

La gasolina prende el descontento en Brasil

Las concesiones a los camioneros no logran desactivar la protesta, que lleva nueve días bloqueando el país y se extiende a otros sector

Publicado

el

Las concesiones a los camioneros no logran desactivar la protesta, que lleva nueve días bloqueando el país y se extiende a otros sectores.

Si hubiera que hacer un resumen de los últimos nueve días en Brasil sería “un país de 209 millones de personas en cortocircuito por un paro de los camioneros”. Furiosos con el alza del combustible, lograron cerrar las carreteras, retrasaron el suministro de mercancías y pararon el país. La presión surtió efecto e hicieron que el presidente Michel Temer accediera a todas sus exigencias: desde reducir el coste del litro de diésel en 12 centavos de euros durante 60 días, a algún descuento en el cobro de peajes. Todo parecía avanzar hacia un final feliz.

Pero ayer aún persistían más de 500 bloqueos a lo largo del país porque ya no se trataba de defender las banderas que dieron origen a la protesta que sorprendió a los brasileños. Ahora, aparecen nuevos actores y nuevas exigencias, fermentadas por diversas disputas políticas, a cinco meses de las elecciones presidenciales y legislativas.

Animados por los camioneros, los gasolineros anunciaron que a partir de hoy se suman al paro con el fin de exigir que la petrolera estatal Petrobras cambie su política de precios, hoy alineada con el mercado internacional, lo que ha provocado varias subidas del precio de los combustibles recientemente. En las tres primeras semanas de mayo, por ejemplo, los precios subieron 17 veces, siguiendo el ritmo del alza del petróleo. Ese traslado automático a los precios de venta de los combustibles es la clave de las protestas que se han desatado en Brasil.

Antes, los precios estaban congelados por orden del Gobierno de Dilma Rousseff(lo que provocó un agujero en las cuentas públicas, y elevó la deuda de Petrobras). Las explicaciones, sin embargo, poco le importan a la gente cansada con el elevado desempleo y la promesa de una recuperación que nunca acaba de llegar.

En la carretera BR-116, próxima a la ciudad de São Paulo, los camioneros parados desde el lunes exigen ahora una reducción mayor del precio del diésel, y por un tiempo mayor a los 60 días propuestos por el Gobierno. “Ese precio con descuento tiene que valer por al menos un año”, defendía José de Castro, uno de los conductores parados desde hace varios días.

Desde la semana pasada, la movilización de Castro y el resto de los camioneros creció gracias al apoyo de la población de la periferia paulista, que se identificó con la furia de los camioneros. Vestidos de verde y amarillo, los colores de la bandera brasileña, esos nuevos manifestantes cantaban el himno nacional y exigían una reducción de impuestos y “una intervención militar temporal”. “El país está en una situación tan difícil que en las manos de quien está ya no se puede.

«Hay que prepararse para lo peor», lamentaba Daniela Camila Duarte, operadora en una industria de la región. Como ella, Álvaro Neto, que caminó siete kilómetros con su hija de 13 años para apoyar la protesta, también alimenta la esperanza de que el Ejército decida tomar el país. “Ya no es el precio del diésel, es una cuestión política”, comentaba Neto, defendiendo la vuelta de los militares al Gobierno, en un país que vivió una dictadura entre 1964 y 1985, que dejó heridas muy profundas, pero de las que muchos parecen haberse olvidado.

Echar a Temer

Junto a estos, algunos protestaban contra los altos precios de los alimentos y otros pedían el adelanto de las elecciones. Todos quieren echar al Gobierno de Temer, acosado por denuncias de corrupción, y que ha perdido el apoyo del Congreso que lo ayudó a llegar al poder cuando aprobó el impeachment de Dilma Rousseff en 2016. Los parlamentarios están más preocupados por proteger su imagen de cara a las elecciones que por apoyar a un presidente que parece radioactivo, con una de las peores tasas de popularidad de la historia.

Temer ha tratado de calmar los ánimos, intentando garantizar, con apoyo de las Fuerzas Armadas, que camiones con productos esenciales —como los combustibles, material de hospital, y alimentos vivos (aves y bueyes)— lleguen a su destino. Sus ministros ofrecen ruedas de prensa diarias para explicar cómo el Gobierno está tratando de manejar la crisis, que se agrava con las concesiones hechas a los camioneros —con un coste de más de 2.200 millones de euros a las arcas públicas—.

Petrobras, mientras tanto, ya ha perdido casi 30.000 millones de euros en valor de mercado desde el inicio de la huelga. A esas cifras se suman las pérdidas para la economía de un país parado desde hace nueve días y con el suministro de mercancías comprometido por el paro en las carreteras. El pasado domingo, al menos 64 millones de gallinas y pollos habían muerto por falta de alimentación adecuada, según la Asociación Brasileña de Proteína Animal. Esos datos han hecho saltar las alarmas.

“Es un mal necesario, pero todo tiene un límite. Si le falta leche a mis hijos, yo misma apuesto por que se termine esta huelga”, decía Karina, una vendedora embarazada de su tercer hijo.

FUENTE:elpais.com

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ECONOMIA_I

Jair Bolsonaro: «Brasil está en bancarrota»

Publicado

el

El controversial presidente de Brasil se refirió a la mala situación económica del país al ser consultado por el pago de subsidios a los más afectados por la pandemia.

Por Diego Chacano

El jefe de Estado ultraderechista, Jair Bolsonaro, respondió negativamente a un grupo de seguidores frente al Palacio de la Alvorada al ser consultado por la continuidad del pago subsidiario que se concedió hasta diciembre.

“Brasil está quebrado. Yo no consigo hacer nada. Quería modificar la tabla del impuesto de renta, pero no pude”, así afirmó Bolsonaro. 

El programa de pago de subsidios había sido fructífero para mejorar la situación de los más desprovistos del país, lo cual logró, momentáneamente, apalear la crisis producida por la pandemia. 

El subsidio en sus primeros meses llegó a ser de unos 230.8 dólares, luego, con el tiempo, se fue reduciendo.

Jair Bolsonaro, por su parte, considera que los culpables directos del desastre económico brasileño son «los gobiernos regionales y municipales» por poner restricciones y medidas preventivas ante el Covid-19.

Brasil, siendo a la fecha el segundo país más afectado negativamente por el coronavirus (considerando el número de muertes, que solo está por detrás de EEUU), aún no tiene fecha de inicio para el proceso de vacunación contra la pandemia.

Seguir Leyendo

INTERNACIONAL

Washington decreta toque de queda luego de ataque al capitolio por simpatizantes de Trump

Trump sigue intentando desconocer su derrota y sus partidarios irrumpen en el capitolio con tal de que Biden no llegue a la Casa Blanca.

Publicado

el

Durante esta jornada, manifestantes pro Trump irrumpieron en el capitolio para frenar la certificación de votos del Colegio Electoral que daría por finalizada la elección como nuevo presidente a Joe Biden. Situación que el actual mandatario ha intentado durante todos estos días frenar e, inclusive, amenazó a su circulo más cercano para lograrlo.

Frente a esta situación, la alcaldesa del distrito de Columbia, Muriel Bowser, mediante su cuenta de Twitter anunció un toque de queda que comenzaría a regir desde las 18:00 horas de este miércoles hasta las 6:00 de la mañana del jueves.

La alcaldesa Bowser ya había anunciado en la previa al recuento de votos la presencia de la Guardia Nacional en Washington para “coordinar el tránsito y sin armas”, comentó. Sin embargo, con la manifestación y ataque al capitolio, todo a dado un vuelco.

Revisa algunos registros a continuación:

Seguir Leyendo

INTERNACIONAL

No va más el toque de queda en Ecuador: Corte Constitucional decidió dejarlo sin efecto

Mientras en el vecino país el toque de queda es eliminado por considerársele una medida arbitraria y exagerada para combatir la pandemia, en Chile su desarrollo permanece intacto, a merced de la excesiva preocupación que ha demostrado el gobierno por mantener altos niveles de supuesta vigilancia en las calles.

Publicado

el

Por

Durante el fin de semana, específicamente el 3 de enero de 2021, la Corte Constitucional de Ecuador decidió dejar sin efecto el Decreto 1217 emitido por el gobierno el pasado 21 de diciembre, cuando se declaró un nuevo estado de excepción en el país vecino.

La decisión asumida por el organismo judicial se basó en la inconstitucionalidad de este decreto, el cual no se adecuaba a las normas constitucionales establecidas, además de considerar la preparación para «un posible riesgo futuro y no actual, sin base en información suficiente, clara y específica».

El mismo día, el gobierno acató la decisión asumida por la Corte a través de una cadena nacional pronunciada por el presidente Lenín Moreno, dejando en manos del COE (Comité de Operaciones de Emergencia Nacional) las nuevas disposiciones adoptadas frente al nuevo escenario.

En lo concreto, el fin del toque de queda y el estado de excepción asumidos el pasado mes de diciembre, traerán de vuelta la libertad de movimiento y la circulación de vehículos de todas las patentes, situaciones que estaban restringidas parcialmente antes de la decisión adoptada por la Corte.

De todas formas, las principales medidas adoptadas por el gobierno ecuatoriano para combatir la pandemia permanecerán vigentes, como la suspensión de clases, promoción del teletrabajo y cierre de las fronteras terrestres. Sobre todo considerando que el rebrote está en ciernes en la mayor parte de países latinoamericanos.

En Chile, el toque de queda permanece intocable

Caso contrario es el de nuestro país, ya que el toque de queda ha permanecido incólume desde el pasado 19 de marzo, cuando Sebastián Piñera decretó Estado de Excepción para todo el territorio nacional. Matices más, matices menos; horarios más cortos o más largos, el toque de queda permanece igual, incluso en comunas donde los contagios han ido a la baja.

La extensión de una medida como el toque de queda debería basarse principalmente en la limitación de la circulación de personas y/o vehículos en ciertas horas del día, lo cual debe ser resguardado por las FF.AA. en las calles, impidiendo así situaciones que permitan expandir los contagios en ciertos momentos.

La problemática en particular de los toques de queda implementados en el país radica en lo difícil que es justificarlos, ya que se desarrollan principalmente durante la noche y madrugada, horarios en los cuales decrece notoriamente el número de personas que transita por las calles. De todas formas, podría justificarse una medida de este tipo considerando el resguardo de la seguridad y el «freno» a la delincuencia en ciertos horarios mediante mayor vigilancia, pero cabe preguntarse: ¿Realmente se ha logrado este objetivo?

Para muestra un botón: el número de homicidios respecto al 2019 aumentó en un 34% durante el pasado 2020, según cifras entregadas por el OS9 de Carabineros. La mayoría de estos crímenes están asociados al mundo narco y los «ajustes de cuentas», sucediéndose la mayor parte de ellos en horarios de «toque de queda». Así también, otros delitos de alta connotación social como portonazos o robos con fuerza también aumentaron sus cifras en horarios de supuesta mayor seguridad.

Las balaceras registradas en diversas comunas de la capital en los últimos días del 2020 y el excesivo uso de fuegos artificiales en pleno horario de toque de queda no hacen más que demostrar la escasa efectividad de esta medida, que no está cumpliendo el objetivo último de limitar los actos delictivos, situándose más como un método de control social por sobre cualquier otro interés.

Queda esperar cómo la disposición de bajar el toque de queda en Ecuador repercutirá en el desarrollo de la pandemia en aquel país, ya que de mantenerse los mismos registros o, incluso, decrecer, no existiría mayor justificación para mantener un estricto toque de queda no sólo en Chile, sino que en la mayoría de países latinoamericanos.

Seguir Leyendo

Lo más visto