Conecte con nosotros

INTERNACIONAL

Internacional |El acercamiento entre París y Berlín

Publicado

el

El asunto es extremadamente grave. Simulando que unen sus esfuerzos en favor de ‎la paz, París y Berlín coordinan sus acciones en política exterior y planean hacer ‎lo mismo en el plano militar. En realidad, esto se ha decidido en las altas esferas del ‎poder, sin consultarlo con los pueblos de Francia y Alemania, y va en contra de las ‎conquistas democráticas en ambos países. ‎

Uno de los principios básicos de la ONU es que cada Estado y cada pueblos son libres, iguales e ‎independientes. Esa es la gran diferencia entre la Organización de las Naciones Unidas y su ‎predecesora, la Sociedad de Naciones (SDN). Esta última siempre se negó a reconocer la igualdad ‎entre los pueblos, para permitir que perdurase el sistema de la colonización. ‎

Cada Estado miembro de la ONU dispone de un voto único y con el mismo valor que el de los ‎demás Estados miembros. Por consiguiente, Estados Unidos no pudo incluir en la ONU a los ‎‎50 Estados que componen la Unión norteamericana y la URSS tampoco pudo incluir a las ‎‎15 Républicas soviéticas. Habría sido injusto que Estados Unidos tuviese en la ONU 50 votos y ‎que la URSS tuviese 15 votos mientras que los demás Estados miembros tenían cada uno un solo ‎voto. ‎

Pero Francia y Alemania, países que deben asumir la presidencia rotatoria del Consejo ‎de Seguridad de la ONU en marzo y abril respectivamente, acaban de anunciar que ejercerán esa ‎presidencia de manera conjunta. Aunque no fue precisado, eso parece indicar que las ‎delegaciones de Francia y de Alemania defenderán las mismas posiciones sobre todos los temas ‎que han de discutirse en el Consejo de Seguridad. Por consiguiente, la política exterior de estos ‎dos Estados ya no será libre ni independiente en relación con el otro. ‎

Ninguna organización basada en la igualdad entre sus miembros puede sobrevivir a este tipo de ‎coalición. ‎

Esta cuestión ya se ha planteado, desde 1949 y la creación de la OTAN. Los Estados miembros de ‎la alianza atlántica están comprometidos a responder de manera colectiva ante toda agresión ‎contra cualquiera de ellos. Para garantizar ese tipo de respuesta, los países miembros de la OTAN ‎aceptaron una forma de organización que de hecho los somete a la autoridad de ‎Estados Unidos, país que ejerce sistemáticamente todas las funciones fundamentales en el seno ‎de la alianza, comenzando por el cargo de Comandante Supremo Aliado en Europa [1]. ‎

Al surgir la OTAN, la Unión Soviética denunció la creación de un bloque cuyos miembros no eran ‎libres ni independientes. Posteriormente, en 1968, la URSS invadió Checoslovaquia ‎argumentando que los países miembros del Pacto de Varsovia no podían alejarse de la doctrina ‎comunista común de ese bloque militar. Hoy en día ya no existe el totalitarismo soviético, pero ‎sigue presente el totalitarismo estadounidense. ‎

Aunque la mantuvo en la alianza atlántica, el presidente francés Charles De Gaulle retiró ‎a Francia del Mando Integrado de la OTAN, a mediados de los años 1960, precisamente porque ‎no quería que las fuerzas armadas francesas estuviesen bajo las órdenes de Estados Unidos. ‎Esa sabia decisión de De Gaulle fue abrogada por el presidente Nicolas Sarkozy y Francia volvió al ‎Mando Integrado de la OTAN en 2009. ‎

El gobierno de Francia afirma que ejercer la presidencia del Consejo de Seguridad conjuntamente ‎con Alemania no significa que ambos países vayan a fusionar sus escaños en la ONU. ‎Sin embargo, a partir del mandato presidencial de Nicolas Sarkozy, los ministerios de Relaciones ‎Exteriores de Francia y Alemania comenzaron a reducir su personal y a encargar sus embajadas de ‎iniciar un proceso de repartición de funciones. ‎

Ese acercamiento franco-alemán se interrumpió bajo la presidencia de Francois Hollande y ‎durante el primer año del mandato presidencial de Emmanuel Macron, debido a alianza militar con ‎el Reino Unido planteada por el ya ex presidente Jacques Chirac. Pero se reinició a raíz del ‎Brexit, cuando Londres comenzó a prepararse para iniciar otras alianzas. ‎

La posible fusión de las políticas exteriores de Francia y Alemania plantea varios problemas. ‎En primer lugar, sólo es posible si también se produce una fusión entre sus fuerzas armadas, ‎sin lo cual no sería creíble, idea ya planteada en 1995 por el entonces primer ministro francés ‎Alain Juppé. Eso pondría a Alemania en situación de tomar decisiones sobre el uso del ‎armamento nuclear de Francia. Fue precisamente eso lo que planteó el Parlamento alemán ‎en 2017 y esa es actualmente la posición del director de la Conferencia de Seguridad de Munich, ‎Wolfgang Ischinger [2]. Es por esa ‎razón que el presidente francés Emmanuel Macron ha hablado de un ejército europeo en términos ‎diferentes a los que plantea el proyecto de Comunidad Europea de Defensa de 1954, para ‎propiciar in fineuna fusión de las fuerzas armadas de Francia y Alemania. En segundo lugar, ‎adoptar la misma política exterior y en materia de defensa supone que ambos países persigan los ‎mismos objetivos e intereses. Eso es lo que están tratando de hacer París y Berlín con el ‎despliegue de fuerzas conjuntas en el Sahel –de manera legal– y en Siria –ilegalmente. ‎

En vez de dar lugar al surgimiento de un nuevo Estado, el acercamiento entre Francia y Alemania ‎consagraría su dependencia de Washington: actualmente, las fuerzas armadas de Francia ‎y Alemania son miembros del Mando Integrado de la OTAN, donde obedecen al mismo ‎Comandante Supremo, designado por el presidente de Estados Unidos. Por cierto, es este amo ‎común quien ha mantenido la paz entre Francia y Alemania. No hace mucho, las fuerzas ‎especiales de estos dos países luchaban secretamente una contra la otra en la ex Yugoslavia, ‎donde los franceses estaban del lado de los serbios mientras que los alemanes apoyaban a los ‎croatas. Sólo dejaron de luchar entre sí cuando Washington impuso su propio enfoque. ‎

Con su intento de fusionar Alemania y Francia, los dirigentes de ambos países ignoran las ‎realidades humanas de sus naciones. Confunden además la reconciliación entre los pueblos, ya ‎concretada por sus predecesores, con el acercamiento de sus intereses y de su manera de pensar, ‎pretenden crear un nuevo sistema político sin someterse al control democrático. En el fondo, ‎‎¿por qué molestarse en hacerlo si, en definitiva, ninguno de los dos países es soberano? ‎

Seguir Leyendo
Haga clic para comentar

Deja un comentario

INTERNACIONAL

VIDEO | Franceses queman banco nacional en medio de protestas contra Macron

Una nueva jornada de manifestación se vive en Francia contra las leyes represivas de Macron y la violenta agresión por parte de la policía francesa a un músico por el color de su piel.

Publicado

el

Durante este sábado, decena de miles de franceses salieron a las calles de su país para protestar contra la nueva Ley de Seguridad Global que está impulsando el Gobierno de Emmanuel Macron. En la cual se especifica la limitación de difundir imágenes en las que se vea agentes policiales actuando.

Quien ose a saltarse estas restricciones podría pagar con hasta un año de prisión y 45.000 euros de multa, si es que se demuestra que estas imágenes se han publicado con afán de dañar a los policías o gendarmes. Lo que ha sido cuestionado de amenazar la libertad de expresión y Derechos Humanos.

Pero ello no es todo. Además, durante esta semana se difundió una grabación en donde se demuestra la violenta detención de tres policías blancos contra el productor musical Michel Zecler de piel negra luego de haber sido detenido por no portar su mascarilla.

La defensa de Zecler presentó en su defensa a la Fiscalía la grabación en donde los agentes policiales los golpeaban y, según el mismo musico, lo trataban de “sucio negro”.

Ambos hechos han convulsionado el ambiente a tal punto que los manifestantes han cifrado en más de medio millón de personas en las calles y la policía ha cifrado en 37 los agentes heridos en las manifestaciones. Siendo la quema del banco nacional en la Plaza de la Bastilla una de las postales más representativas del actual pasar de Macron y la policía.

Seguir Leyendo

INTERNACIONAL

Manifestaciones populares en Guatemala terminan con el congreso incendiado

Miles de personas salieron a las calles de la Capital guatemalteca a protestar contra las medidas de hambre del presidente Alejandro Giammattei.

Publicado

el

Este sábado se han desarrollado enormes movilizaciones en Guatemala. Miles de personas han salido por la capital del caribeño país a demostrar su descontento contra el recién aprobado presupuesto 2021 que recorta fuertemente el gasto social y pone en signo de interrogación la forma de enfrentar las problemáticas sociales que vive el país.

En ese marco de protestas populares no se hicieron esperar, pues dicho paquete de medidas enfrentan hoy el total rechazo del pueblo guatemalteco puesto que estas medidas estaban dirigidas a infraestructura con empresarios y deja de lado el combate a la pobreza y desnutrición infantil que afecta a casi el 50% de los niños menores de cinco años.

Son estas medidas del gobierno burgués de Alejandro Giammattei, que los y las manifestantes ingresaron al congreso, y según informan los medios locales lanzaron antorchas en su interior, lo que produjo el incendio al interior del edificio parlamentario.

Como en un reflejo, las protestas siguen agudizándose. Una vez que los manifestantes entraron al congreso, el incendio creció y los destrozos se multiplicaron.

En Desarrollo.

Seguir Leyendo

INTERNACIONAL

Cuba es elegida nuevamente como miembro del consejo de DDHH de la ONU

“A pesar de la campaña de desprestigio, los logros de Cuba no pueden ser opacados”, así afirmaba Bruno Rodríguez, canciller de la isla, luego del triunfo electoral.

Publicado

el

Por Diego Chacano

Durante la jornada del pasado martes 13 de octubre, Cuba volvió a ser elegida por quinta vez como parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas; un órgano compuesto por 47 estados miembros quienes deben procurar la protección de los derechos humanos en todo el mundo.

A pesar de las contracampañas de parte de EEUU y ONGs, tales como Human Right Watch, la isla fue elegida con un total de 170 votos a favor, lo que equivaldría al 88% de los países miembros de la ONU. Situación que para el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, honra “(…) la autodeterminación y resistencia del pueblo cubano frente los graves obstáculos y amenazas que provoca la política unilateral de hostilidad, agresiones y bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos.”
Ante el triunfo en las elecciones, la cancillería de Cuba comunicó: “Es también un reconocimiento a los avances significativos que los cubanos han alcanzado en el disfrute de todos sus derechos y al amplio historial en materia de cooperación internacional en la esfera de los derechos humanos, demostrando, a través de hecho concretos, su inequívoca disposición al diálogo respetuoso, franco y abierto”

Con esta elección vendría a ser la quinta vez en que la isla ocupa un escaño entre los ocho reservados para América Latina y el Caribe en el órgano.

Seguir Leyendo

Lo más visto