CULTURA NACIONAL

12 de octubre: Encuentro de dos mundos -y destrucción del antiguo

Cada 12 de octubre se conmemora a nivel mundial la llegada de Cristóbal Colón a América, territorio rico en materias primas, flora, fauna y cultura, que luego de ser 'explorado' procedió a ser explotado y masacrado.

Por Isidora Andrade Muñoz

Luego de arribar a tierras americanas, desde 1520 comenzó a desarrollarse en Chile el proceso de conquista, el cual se vio marcado por la violencia ejercida desde los españoles hacia los pueblos y comunidades que ya habitaban el territorio, quienes fueron sometidos por la fuerza y por la religión.

El pueblo Mapuche es el que más resalta cuando se habla de historia chilena, y con razón, pues su extensión, su cultura y su resistencia ante la opresión española es digna de admirar. Un pueblo evolucionado en cuanto a estructura social, organización y alimentación, se vio amenazado por un grupo de personas que no dudó en despojarlos de sus tierras, para implementar una realidad en donde estos últimos eran los amos y señores de un territorio robado.

En este sentido, la irrupción en la cotidianidad de los pueblos originarios acabó con la destrucción de estos mismos, perdiendo costumbres y tradiciones que han demorado décadas en ser restauradas, mientras los nuevos habitantes se empeñaron desde el principio en ver a las sociedades nativas como ajenas a las demás y,por ende, inferiores.

Es así como la historia de Chile fue conformándose, ilustrando en libros de historia la grandeza de una patria naciente en donde los pueblos originarios fueron parte del inicio del asentamiento, para luego ser borrados de todo proceso o suceso histórico.

¿QUÉ SE LE ENSEÑA A LOS Y LAS CHILENAS?

Con respecto a lo que está escrito en los textos de historia del ministerio de educación, no es difícil darse cuenta que está escrita desde la perspectiva española, alabando las grandes innovaciones que se dieron a partir de la conquista, avalando la violencia, el genocidio y las violaciones que cimentaron al país.

“Siempre ven al mapuche como el terrorista o el ‘malo’. No sabría cómo explicar bien lo que pienso en cuanto a la historia (…) sobre todo porque siempre he escuchado que el mapuche es borracho.” Argumenta Delanny Altamirano Antillanca, joven de ascendencia mapuche que rechaza la llamada ‘historia formal’ que se enseña en los colegios chilenos, que favorece a los usurpadores.

Para la segunda entrevistada, quien ha preferido el anonimato, es crucial que se enseñe el otro lado de los acontecimientos, ahondando en la historia del pueblo originario en cuestión, ya que de esta forma la parte no mapuche de Chile “se daría cuenta del valor, llámese religioso y cultural que tiene el pueblo mapuche”. Además de esto, afirma que tanto ella como su comunidad y generaciones pasadas han tenido que adecuarse a lo que en principio impusieron los españoles y sus descendientes.

A raíz de esto, ambas entrevistadas aseguran que todo lo que saben de su cultura lo han aprendido de sus familiares, y haciendo una comparación con lo que aprendieron en sus colegios, en este último nunca les enseñaron nada sobre el pueblo mapuche. “Cuando salía el tema muchas veces fuimos nosotros (descendientes mapuche) quienes teníamos que enseñar, ya que en los libros de historia que entrega el estado sólo se cuenta la parte que más conviene”. Delanny agrega a esto que en el área de la educación jamás se le ha dado la importancia que corresponde, puesto que muy pocos colegios enseñan el mapudungún, haciendo que el mapuche se vaya olvidando de sus raíces.

DISCRIMINACIÓN E IGNORANCIA

En este ámbito, se ha visto que la percepción que tiene el chileno sobre los mapuche es la que se ha formado desde la mirada política y periodística, evidenciando una vez más la influencia que tienen los medios de comunicación sobre la opinión del ciudadano común: cuando se les preguntó a las entrevistadas si habían sufrido bullying en sus etapas escolares, ambas respondieron que sí.

Delanny cuenta que cuando cursaba tercero medio sufrió bullying por parte de sus compañeros: “Por como pensaba me decían que era comunista y cuando debatía con algunos compañeros me decían ‘ya, anda a quemar camiones’”. Ante esto, la segunda entrevistada expone una situación similar, donde “mis compañeros de curso en ese entonces se burlaban de nuestras costumbres y tradiciones (…) siempre nos trataban de ‘indios’, ‘quema bosques’ o ‘quema camiones’”, explica.

Por otro lado, el apoyo a las comunidades mapuche se ha intensificado desde el inicio de la revuelta popular, hace ya casi un año. Cientos de personas se mostraron en las calles flameando la bandera mapuche, con instrumentos musicales y vestimentas propias de la cultura, pero esto no siempre es bien visto: “Tuve la oportunidad de estar en el estallido social y me molestaba ver como muchas personas ocupaban la bandera mapuche o la comercializaban, porque para nosotros cada color tiene su significado” explica Delanny, quien también ha preguntado a personas si saben lo que los colores de la bandera significan.

Bajo estas circunstancias, el apoyo a la comunidad y específicamente a las mujeres desde la colectiva penquista feminista Callejeras Autoconvocadas Biobío ha sido de gran ayuda cuando se trata de visibilizar abusos y situaciones de violencia de los que ha sido objeto el pueblo mapuche.

El repudio al accionar de las fuerzas armadas, al uso desmedido de la fuerza y el llamado a seguir luchando se ha hecho presente constantemente, siendo una red de apoyo y contención para mujeres mapuche y externas a las comunidades; Además de ser un claro ejemplo de sororidad y comprensión, necesaria en tiempos donde la discriminación y la violencia por los grupos de poder se han hecho recurrente.

Es la suma de la ignorancia, la falta de preocupación por el mundo originario y su preservación, el poco interés por el legado y el desdén con el que se trata a las personas, el que aporta a que la brecha cultural sea más grande, considerando que si en los colegios se enseñase sobre la historia de las comunidades nativas del territorio sobre el cual se fundó el país, se podría dar origen a generaciones de personas mucho más cultas y respetuosas con sus ancestros.
Desde la historia de Lautaro hasta tiempos modernos, los mapuche han demostrado una y otra vez que su cultura y tradiciones prevalecerán independiente de las circunstancias y amenazas, haciéndole frente a las injusticias de un gobierno que los ha condicionado sobre sus propias tierras

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: