NACIONAL

Se cumplen tres años de la cruel muerte de Joane Florvil

“(...) Los haitianos nunca van a tener justicia en Chile. ¿Usted cree que si fuera de otra nación me iban a hacer esto?” decía Florvil a su traductor apenas unos días antes de su deceso. El caso, además de sacar a la luz pública el racismo y clasismo de diversas instituciones como Carabineros de Chile, fue el propulsor para una serie de movimientos sociales antirracistas.

Por Diego Chacano

Hace tres años, a mediados del 2017, Chile sería escenario de uno de los casos de racismo y abuso institucional más fuertes de los que se tienen registro a la fecha. La víctima sería una inmigrante de origen haitiano: Joane Florvil.

Durante la tarde del 30 de Agosto, la mujer, de 28 años de edad, había intentado encargar a su hija a un guardia municipal de la Oficina de Protección de Derechos (OPD) mientras ella buscaba un traductor que la asistiera para comunicarse y ayudar a su pareja que había sufrido un robo el día anterior. Sin embargo la situación se complicó y desde la municipalidad denunciaron a la mujer con Carabineros argumentando que había abandonado a la menor (hecho totalmente alejado de la realidad).


Los efectivos policiales esa noche procedieron a arrestar a Joane y la trasladaron, primeramente a la 44° Comisaría de Lo Prado, y luego a la 48° Comisaría de Familia e Infancia, mientras que la hija de Florvil fue derivada a una dependencia del SENAME. Es durante este proceso de detención que el caso se oscurece aún más y comienzan a florecer las contradicciones. Según Carabineros la mujer, por cuenta propia y presa de la desesperación, comenzó a azotar su cabeza contra la celda, lo cual concluyó en una derivación a la Posta Central.

Sin embargo, la versión que sostenía la familia de Joane era muy distinta. Así comentaba Roxana Gómez Florvil:

“(…) Carabineros llamó a toda la prensa para decir que había abandonado a su bebe y eso nunca fue real. Creo que lo hicieron pensando en tapar su negligencia por haberle sacado la mugre a Joane dentro del calabozo. A mi ella me tomó de las manos y las puso en su cabeza. Yo fui testigo de los cototos que ella tenía y eran enormes”

El caso, tal como explican los familiares, demostró a la luz pública cómo “todas las entidades estatales fracasaron, fallaron, por el hecho de ver a una mujer negra, (…) por ser afrodescendiente y por ser migrante.” A Joane después de todo no solo la apresaron sin pruebas, si no que quitaron su vida, mancharon su imagen a través de la prensa tradicional (que jamás se disculpó con los familiares) e impidieron que pasara sus últimos días de vida junto a su hija.

Paola Palacios, fundadora del colectivo Negrocéntricas, se refirió a este tercer aniversario: “La importancia de recordar este caso es hacer conciencia del racismo estructural. Nosotras sentimos que hay una despolitización en la pronunciación recurrente del nombre Joane Florvil, y Joane no murió sola.”
Desde diversas organizaciones y movimientos se ha decidido establecer esta fecha, 30 de Septiembre, como el Día Contra el Racismo, en conmemoración de la muerte de Florvil. Durante la jornada se llevarán a cabo diversas actividades y manifestaciones a lo largo del territorio nacional en apoyo a las comunidades inmigrantes.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: