NACIONAL

“Mataron a la negra”: se cumplen 4 años sin justicia por el asesinato de Macarena Valdés

“Hoy día no estamos solos, somos hartos los que gritamos y reclamamos exactamente lo mismo, a Macarena la asesinaron (...)”, explica Rubén Collío, viudo de Macarena Valdés.

Por Diego Chacano

Fue un día Lunes 22 de Agosto de 2016 cuando el hijo mayor de Macarena Valdés, Francisco, encontró a su madre de 32 años ahorcada en las vigas de su casa. En aquél momento Carabineros y el Servicio Médico Legal catalogaron el hecho como un suicidio.
Sin embargo, el contexto en que se produjeron los hechos, y las declaraciones de familiares y cercanos, pusieron a la vista pública un océano de contradicciones y dudas que años más tarde serían confirmadas por peritaje: a Macarena Valdés la asesinaron.

Y es que ‘la negra’ (como le decían sus cercanos) era una conocida activista mapuche de la comunidad Newen de Tranguil, en donde ella llevaba a cabo una intensa lucha contra el proyecto hidroeléctrico de la multinacional RP Global.

Antes de su muerte, familiares y cercanos ya habían denunciado múltiples casos de hostigamiento y amenazas de parte del empresariado. Sin embargo, en su momento, no hubo apoyo alguno ni de figuras políticas relevantes ni de parte de la justicia.

Recién en 2019, tras el descubrimiento de ADN de terceros en la soga, el fiscal a cargo pasó a catalogar oficialmente al caso de suicidio a “hallazgo de cadaver”. Desde aquel momento solo ha existido silencio. Sin culpables. Sin testigos.

Rubén Collío (viudo de Macarena) declaró para Radio U de Chile: “(…) Desde un principio no fueron los políticos quienes nos creyeron, no fueron ni los senadores, ni los diputados, ni nadie del Parlamento, fue la gente común, la gente de a pie, fueron los pobladores los que nos creyeron, fueron las lesbofeministas las que nos creyeron, ellas fueron quienes nos dijeron ‘yo te creo, de aquí para adelante no vas a estar solo’ y han cumplido su palabra y se han mantenido apoyándonos hasta el día de hoy”.

Desde la comunidad se asevera, hasta el día de hoy, que este asesinato se trata de un femicidio empresarial. Un caso que se suma a la terrible lista de activistas medioambientales perseguidos o asesinados de los últimos años.
A pesar de las trabas judiciales, y de la nula voluntad de parte de PDI, cada vez son más organizaciones y activistas alrededor del globo que se adhieren a la búsqueda de justicia en el caso de La Negra Valdés.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: