NACIONAL POLITICA_N

Renuncia de Mañalich y entrada de Paris

La tensión en el Ministerio de Salud -dentro del Gobierno-, durante esta mañana se enmarcaba en una fuerte polémica, debido a un reportaje publicado por Ciper Chile que revelaba y demostraba las diferencias entre los datos de muertes por COVID-19 que el MINSAL entregaba tanto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como a la población.

Por Isis Funtealba

Si bien Jaime Mañalich ha sido blanco de críticas durante los dos períodos en los que ha ejercido como Ministro de Salud durante los gobiernos de Sebastián Piñera, esta vez y a diferencia de la primera, además de llegar en reemplazo de Emilio Santelices, todas sus acciones sumadas al ominoso manejo del contexto nacional y la nula credibilidad frente a la opinión pública se acumularon al punto de arrebatarle el cargo. 

En medio de la pandemia más grande que el mundo ha enfrentado en décadas y con una curva que cada día aumenta más, Jaime Mañalich, reconocido por ser expulsado del Colegio Médico por falta de Ética y borrar las listas de espera del sistema público, presentó su renuncia este sábado por la mañana siendo reemplazado por Enrique Paris, ex presidente del Colegio Médico. Ante el anuncio del nuevo ministro, Piñera agradeció  el trabajo de Mañalich, generando indignación en gran parte de la población chilena. 

¿Quién es Enrique Paris?

Titulado de Médico Cirujano de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en sus primeros años ejerció como Médico General de Zona en Achao, Chiloé, nombrado director del Hospital de Achao, jefe del programa infantil y jefe de programa medicina del adulto. 

Posteriormente, obtuvo una beca de residencia en pediatría en el Hospital Luis Calvo Mackenna por la Universidad de Chile y luego, una beca en cuidados intensivos pediátricos en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica; todo lo anterior entre 1979 y 1982. Cuenta con especialización en “Toxicología” de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, y una especialización en “Cuidado Intensivo Postoperatorio Cardíaco” en el Hospital Clínico de la Universidad de Michigan.

En su currículum laboral, destaca la fundación y dirección, desde el año 1992 hasta Julio de 2017, del “Centro de Información Toxicológica y de Medicamentos” CITUC, de la Escuela de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En enero de 2011 fue nombrado Presidente Nacional del Colegio Médico de Chile A.G. Finalizando su período, tanto en el CITUC como en el COLMED, se convirtió en Director de Post título de la Escuela de Medicina de la Universidad Finis Terrae, manteniéndose menos de un año -hasta abril de 2018 en el cargo-. 

Tras lo anterior, con 43 años de trayectoria médica, Enrique Paris asumió como Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Mayor y se ha desempeñado en el cargo de jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Sótero del Río; además en 2019, se integró como miembro del directorio de la Clínica Las Condes.

Políticamente, se ha desempeñado como asesor de Michelle Bachelet y Álvaro Erazo cuando formaron parte del Ministerio de Salud; asimismo, formó parte del equipo de salud de la candidatura presidencial de Sebastián Piñera en 2017. Durante Marzo del presente año, fue parte de la “Mesa Social COVID-19” hasta hoy, 13 de Junio, luego de su nombramiento como Ministro de Salud.

En un artículo publicado en Septiembre del 2015, Alberto Larraín, Médico Psiquiatra y Bioeticista, menciona que, mientras se discutía la reforma tributaria del país y Paris presidía el COLMED, lanzó la Fundación de Asesorías Tributarias para Médicos (FATMED) bajo la consigna de que los médicos debían buscar y utilizar alternativas legales para pagar menos impuestos, además de la constante defensa ante las Isapres y la salud privada en general, siendo objeto de cuestionamiento para los demás integrantes del COLMED quienes lo denominaron como el “médico de la élite”.

Respecto a la pandemia, el pasado 20 de Marzo en una conversación con Radio Pauta, Enrique Paris comentó pequeños detalles logísticos en la forma que Mañalich respondía ante la emergencia aunque destacó su trabajo, sin embargo, frente al actuar y la solicitud de la actual presidenta del COLMED hacia el ex-ministro, mencionó que “con respecto a crear alarma pública, no me convence (…) a mí me cargan las alarmas, que la gente exagere y asuste a la población”, tras la solicitud de Izckia Siches de una cuarentena total para el país, buscando evitar que ocurriera el colapso que enfrentamos actualmente”.

En aquella entrevista, Paris señaló que a su juicio una cuarentena total significaba lo siguiente: “Una solución populista (…). Cómo se le va a negar a la gente salir al supermercado, a las farmacias, cómo va a llegar el combustible, la alimentación (…), hay que apelar a la conciencia social, a seguir las instrucciones y la gente que no cumple -insiste en participar de reuniones-, debe ir a la cárcel”, respaldando el trabajo del Minsal en ese entonces y llamando a mera conciencia social para detener los contagios.

El 23 de abril, en una entrevista con el director de la Radio y Diario Universidad de Chile, Paris, a pesar de decir que la salud es un derecho por sobre la economía, no tarda en referirse a que si la economía fracasa, la gente se enferma de todas maneras y, si bien lo que dijo en ese momento poseía una línea concreta -puesto que es un hecho que todo ser con sentido común sabe- y, a pesar de encontrarse trabajando dentro de la Mesa Social COVID19, hasta hoy no ha levantado ninguna iniciativa de verdadera ayuda para las familias con menores ingresos ni con constante exposición a contagiarse.

En Mayo causó polémica debido a su crítica frente a los dichos de Izckia Siches, quien habló en contra de las carentes medidas del gobierno, demostrando que la insuficiencia por parte del Minsal estaba más que presente. Ante ello, Paris no tardó en defender al gobierno y decir que Siches no representaba a todos los médicos de Chile, puesto que no todos estaban inscritos en el COLMED. Afirmando también que, las acciones del colegio médico no eran más que una estrategia para “hacer caer” a Piñera ya que, según él, con los movimientos sociales no se consiguió. Por lo anterior y más -con algunas cosas dentro del tintero-, la entrada de Paris al ministerio no sólo generó impresión a nivel nacional, sino que destapó hasta el pasado “antivacunas” del actual ministro, quien hace un tiempo atrás señaló que cualquiera podía cambiar de opinión -cuestionable dentro de plena pandemia en donde quizá la posible solución sea una vacuna-. Ahora, en medio del colapso del sistema de salud tanto público como privado, debe hacer frente a la pandemia, a los datos entregados por el reportaje que se mencionó en un principio y todo lo que desemboque la crisis, no sólo en el ámbito de salud que el gobierno de Sebastián Piñera enfrenta.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: