POLITICA_N

Mónica Zalaquett, no tenemos ministra

Tras 34 días en el cargo, Macarena Santelices entrega su renuncia como Ministra de la Mujer y, horas después, Mónica Zalaquett asume el cargo. Pero, ¿quién es y qué sabemos de la nueva mujer a cargo del Ministerio?

Por Isis Fuentealba

Estudió periodismo en la Universidad Católica Bolivariana y se licenció de ello en la Universidad de los Andes, tras eso, cursó Ciencias Políticas en la Universidad del Desarrollo y realizó un diplomado en “Management for Political Campaign” (Gestión para campañas políticas) en American University, Estados Unidos.

En 1980 se trasladó a Bolivia y ejerció de empresaria al crear la joyería de plata Rafaella Pitti. Durante su estadía en ese país, desempeñó como conductora de programas infantiles. Al retornar a Chile, entre 1984 y 1985, fue gerenta del Hotel Sheraton y gerenta comercial de Lan Chile (1985 y 1986).

En el año 2000, oficializó su militancia en el partido Unión Demócrata Independiente (UDI). Ya radicada en Chile, desempeñó el rol de comunicadora social entre 2003 y 2009 en la Radio Agricultura, volviendo en el 2014 como conductora. Luego, entre el 2010 y el 2014, fue diputada por el distrito n°20, hasta ese entonces, por la Región Metropolitana y dentro de este período, presidió la comisión de Turismo, destacando el trabajo con distintas organizaciones del sector privado y no con el sector público, apelando a la conservación de los espacios sin fines de lucro.

Al dejar su cargo de diputada, su nombre volvió a salir en pantalla como coordinadora en el área Mujer, al trabajar en el equipo Programático de Sebastián Piñera, durante las elecciones presidenciales del 2017. Con los resultados de las elecciones y la reelección de Piñera, Zalaquett asumió como Subsecretaria de Turismo.

¿Por qué mencionar su experiencia laboral?

Por la nula preparación y capacidad para ocupar el cargo. 

Tras la renuncia de Isabel Plá, el 13 de marzo del presente año el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género quedó vacío durante 54 días. El 5 de Mayo, Macarena Santelices, llega para ocupar el cargo de Ministra de la Mujer en el cual sólo recibe críticas ante su pésima y nula gestión, sin encargarse, en plena pandemia, del creciente número de violencia a las mujeres debido al contexto nacional. Santelices presentó su renuncia durante la mañana -culpando a las mujeres y el feminismo por “obligarla a tomar la decisión”- cumpliendo 34 días como ministra, durando menos de la cantidad de días que el Gobierno tardó en nombrarla. 

Esta vez, a diferencia de la anterior, en donde dos mujeres “insuficientes” para el cargo renunciaron, Sebastián Piñera nombra a Mónica Zalaquett como nueva ministra. Esta decisión se ha criticado fuertemente en redes sociales, ya que, si se revisa un poco su “historial” respecto a las exigencias que se presentan ante el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, sólo demuestra la ineficiencia del Gobierno al no escoger a una mujer competente para el cargo.

Partiendo por el hecho de que no tiene ningún estudio ni especialización en género o alguna área relacionada, sus dichos y comentarios han dado vueltas en medios durante años. A inicios de Julio del 2010, señaló su oposición al post natal de seis meses, señalando que era un empuje a una “guillotina laboral” para las mujeres trabajadoras. En Diciembre del mismo año, demostró su faceta “provida” cuando se ponía en discusión el restablecer el aborto terapéutico -que se encontraba prohibido desde 1989-, argumentando que de aprobar esa opción se “estarían abriendo las puertas al aborto total y sin distinción, como pasa en Europa donde se ve que el Estado financia abortos practicados incluso por adolescentes”.

Su posición conservadora y en contra del aborto volvió a resonar cuando, en junio del 2013, trató de “valiente” a una niña de 11 años que quedó embarazada producto de violación y abuso sexual por parte de su padrastro, diciendo lo siguiente: “Yo nunca emito juicios sobre juicios que dan otros, pero yo respeto mucho la decisión de Belén, es una decisión valiente la que tiene Belén”, indicó, apuntando a que hablar de madurez es “relativo”, ya que “hay gente que madura a una edad y gente que madura a otra”.

Ese mismo año, su partido conservador, propuso una reforma constitucional para que en la carta magna se especificara que un menor sólo puede tener por padres a un “hombre y una mujer”, a lo que Zalaquett añadió “las niñas y los niños son concebidos por un hombre y una mujer, por lo tanto, tenemos la convicción que todos los niños tienen el derecho a saber quién es su padre y quién es su madre, y no dejar las interpretaciones”, dejando clara su oposición al proyecto homoparental que se estaba planteando previamente.

Como si lo anterior fuera poco, en el 2018, mientras era subsecretaria de Turismo, participó en la aprobación de las “políticas públicas para proyectos de interés social en el área de Casinos de Juegos”, en búsqueda de beneficiar directamente a su familia, puesto que su hermano y marido se desempeñaban en ese preciso momento como dueños de la empresa Casinos Marina del Sol, la misma que envió la solicitud.

Además, considerando el nulo avance en criterios de ministerio que sus antecesoras Isabel Plá y Macarena Santelices, Sebastián Piñera no tiene “pelos en la lengua” para felicitarlas por el “compromiso” que han tenido en el desempeño de su trabajo.

Chile, un Estado capitalista y patriarcal, entre otras características más, no tiene una verdadera ministra, puesto que, quienes podrían intentar reestructurar desde la base -a pesar del Gobierno que reduce en demasía esa opción- el erróneo y nefasto funcionamiento que el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género ha ejercido por años, no son consideradas para tal puesto y se opta por el favoritismo y amiguismos de las autoridades actuales.

Por lo mismo, distintos grupos feministas y de mujeres en general, no cesarán ni bajarán los brazos frente otra jugada más de la  “silla musical” del Gobierno, buscando que alguna vez se vele por las reales exigencias y llegue alguien competente al cargo, sin hambre de riqueza ni con pensamientos conservadores ignorando los reales cambios que se necesitan.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: