OPINIÓN

El patriarcado en los medios de comunicación: “Final feliz, encuentran con vida a menor desaparecida en Concepción”

Una reflexión entorno a la carencia de enfoque de género por parte de los grandes medios de comunicación en Chile.

Fotografía extraída del Fan Page La Correctora y la imegen destacada corresponde a la campaña de la Red de Violencia Contra Las Mujeres.

Noticia modificada en algunos medios tras su publicación, apelando a un “error en la aplicación de los protocolos periodísticos”, la aparición de la menor de 14 años secuestrada el pasado 8 de abril, deja más que claro la falta de enfoque de género en los principales medios nacionales de comunicación. 

Otra vez, el foco de la noticia no gira realmente en la violencia suscitada hacia la víctima, sino en el encubrimiento de la prensa hacia el agresor que, implícitamente, atribuye la responsabilidad a quien no debe y parece justificar las acciones del victimario. 

Debido a la indignación que provocaron tanto los titulares como el contenido del mensaje, diferentes ideas de redacción se difundieron en redes sociales, donde la noticia se avocó puramente a los hechos: una menor de 14 años secuestrada e incomunicada durante 29 días por un hombre de 33 años, quien ingirió cloro para impedir su detención. 

La prensa, sin embargo, se enfocó en la supuesta relación que la víctima mantuvo con el agresor, sumándole a ello los diferentes mensajes que antecedieron al secuestro. Era de esperar, entonces, que la reacción de la audiencia -centrándonos en el machismo presente en nuestra sociedad- justificase la desaparición de la joven tildándolo como una locura de la edad u, otorgándole a la menor una madurez que a su edad no le corresponde. 

De esta forma, la desaparición de una niña de 14 años parece no ser importante y nos demuestra cuán ruin puede ser una sociedad patriarcal, pues no considera la manipulación que un adulto 19 años mayor y, con criterio formado, puede tener sobre una persona menor de edad. 

No obstante, no es primera vez que los medios tradicionales exponen a la víctima y transforman la agresión en recriminaciones hacia ella, cuestionando su versión de los hechos y culpabilizándola injustamente. Basta recordar el caso de Nabila Riffo o Fernanda Maciel, comidilla de matinales donde sus vidas sexuales fueron exhibidas para tratar de justificar el accionar de sus agresores. 

La prensa, dentro de su rol informativo, cuenta con un importantísimo rol social, pues de ella depende directamente la opinión que la audiencia se pueda formar sobre algo. Por ello, es de suma importancia que el mensaje sea entregado desde sus inicios de una manera consecuente, y no debido la presión que ejercen las redes sociales y, especialmente, los movimientos feministas. 

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: