MOVIMIENTO SOCIAL

Justicia para Cristián Valdebenito

La semana pasada la televisión mostraba un show mediático tras los casos de covid-19 en la comuna de Quilicura, la discriminación, el clasismo y el racismo hacia la población migrante fue la peor cara de esta pandemia,pero la solidaridad y la organización popular que se ha forjado en el sector norte de la RM es la otra cara que la prensa burguesa no le conviene mostrar.

El sábado a las 16:00 horas el Centro de Acopio Cristián Valdebenito abría sus puertas para iniciar una nueva jornada de trabajo: recaudación de insumos, alimentos no perecibles, confeccionar protectores faciales y sanitizar el lugar.

Para el Comité de Emergencia Territorial Zona Norte, espacio que es parte el centro de acopio, aquel día era importante, pues la familia de Cristián Valdebenito visitaría dicho lugar, así que las galletas, jugos, la emoción y los nervios estaban presentes.

Crsistián Valdebenito (48), apodado por sus cercanos como “El conejo” iba constantemente a las protestas a Plaza de la Dignidad (ex Plaza Italia), con el fin de luchar y derribar el gobierno de Sebastián Piñera y habitar en un país en donde valiera la pena vivir. Un Chile justo en donde terminará la desigualdad y los abusos.

Cristián, desde pequeño conoció las injusticias, el hambre y la miseria, siendo joven decidió participar en las jornadas de protestas para botar la tiranía de Pinochet.

Tras 36 años se levantó nuevamente para ser parte de la rebelión popular de octubre y estar con la primera línea.

Para el obrero y poblador de Puente Alto no fueron treinta pesos, sino que fueron treinta años, en donde la alegría no llegó. En esta “democracia pactada” entre la concertación y el tirano solo llegó la privatización de los derechos sociales, los tratados de comercio, las concesiones, la concentración de la riqueza, las zonas de sacrificio, la droga y el tráfico en la población.

Por esta razón a Cristián no le temblaron las piernas para lanzar nuevamente piedras, porque no quería que sus hijos y nietos patearán piedras como él. Ya era hora de terminar con “El Baile de los que sobran”.

Aquel baile para Cristián terminó el 7 de marzo tras recibir una lacrimógena por parte de Carabineros, que terminó con su vida, pero en otros queda la tarea de terminar con este sistema de muerte y de injusticia.

Cuando ya iban a ser casi las 18:00 horas llegaron familiares y amigos de Cristián Valdebenito, con lienzos en donde exigían justicia y no más impunidad para los responsables políticos de las violaciones de derechos humanos. La madre de Cristián colgaba un cartel con la foto de su hijo, a pesar de la tristeza, se sentía contenta que él no fuera olvidado y fuera recordado.

Mientras, sus familiares comentaban que les gustaría replicar esta iniciativa en Puente Alto.

La familia colgó un lienzo en donde exigían justicia para Cristián Valdebenito, mientras otros bajaban mercadería para aportar con el centro de acopio y resolver una necesidad económica, que hoy es el hambre y la crisis económica que hay en diversos hogares en el sector norte de la Región Metropolitana.

Familia de Cristián Valdebenito en el Centro de Acopio.

Entrevista al Centro de Acopio Cristián Valdebenito.

El centro de acopio se encuentra en el Colegio de Profesores de Conchalí (La Palma #3396) y tiene el propósito de recaudar e ir a buscar alimentos y artículos de limpieza para los vecinos y vecinas que lo necesiten. El horario de atención será desde las 18:00 a 20:00 horas, pero puedes comunicarte por vía telefónica o escribiendo al whatsapp, el número de contacto es +56935749276.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: