INTERNACIONAL

El matonaje de Donald Trump devela la profunda crisis económica que enfrenta Estados Unidos

La postura inquisidora del presidente estadounidense ha ido profundizándose durante la crisis generada por la pandemia de coronavirus, apuntando entre sus dardos a la OMS y recientemente a Irán.

Por Amaru. 

Como suele suceder, las declaraciones de Donald Trump suelen generar revuelo en la mayor parte del mundo. En medio de la crisis de Covid-19, más que mesurar sus palabras, el presidente estadounidense ha agudizado sus alocuciones buscando “responsables” a la crisis que actualmente tiene contra las cuerdas a la economía capitalista en su conjunto.

La semana pasada, por ejemplo, sus dardos apuntaron hacia la Organización Mundial de la Salud, a quienes acusó de falta de probidad y notoria preferencia hacia la gestión realizada por China en el manejo de la pandemia. Sus acusaciones, empero, no se redujeron solamente a “señalar con el dedo”, ya que cesó de forma indefinida las contribuciones monetarias de Estados Unidos hacia la institución sanitaria, las cuales se elevan a más de 400 millones de dólares anuales. 

Hoy el “presidente magnate” ha escrito una nueva página en su libro de declaraciones incendiarias, ya que en su Twitter oficial dio a conocer una orden emitida a la Armada estadounidense ubicada en el Golfo Pérsico, conminándolos a “derribar y destruir” a cualquier buque iraní que llegue a hostigar a las embarcaciones americanas, señalando que desde la semana pasada han podido percibirse movimientos “inusuales” de la Guardia Revolucionaria en aquella región.

Estrecho de Ormuz
Mapa referencial que señala el Estrecho de Ormuz, puerta de entrada al Golfo Pérsico, por el cual pasan cientos de barcos petroleros cada día.

En el balance final, con esta declaración el presidente Trump evidencia una clara señal de re activación del conflicto iniciado entre ambos países durante gran parte del 2019.

La respuesta a sus declaraciones no se hizo esperar desde Teherán, y esta vino en boca de diversos personeros del gobierno islámico. Uno de ellos, el General Abolfazl Shekarchi, invitó al presidente a que “en lugar de intimidar a los demás, haría mejor en salvar a su propio pueblo”, en una clara referencia a la severa crisis que afronta Estados Unidos por las consecuencias del Covid-19.

Debemos, eso sí,  poner estos hechos puntuales en perspectiva, ¿Las declaraciones de Trump obedecen sólo al típico comportamiento de un personaje que roza los lindes de lo “caricaturezco”? ¿U obedecen a intereses más profundos y sentidos? Nos jugamos por la segunda opción.

Por lo mismo, se vuelve necesario recordar la situación en la cual se encuentra actualmente la economía estadounidense debido a las consecuencias desastrosas del coronavirus. Al cierre de esta nota en dicho país se habían emitido más de 22 millones de solicitudes de beneficios por desempleo en poco más de cuatro semanas, con proyecciones que apuntan a un porcentaje de desocupación cercano al 20% hacia finales de mes, cifra que sólo podría compararse a los peores momentos de la Depresión del 29. 

El país que ostenta el poco célebre récord de ser el más afectado en el mundo por la pandemia de Covid-19 con más de 46.500 muertes registradas enfrenta un año crucial en su historia. El PIB norteamericano puede reducirse en más de un 5% al cierre del año 2020 en comparación con el 2019, y muchas de las áreas estratégicas de la economía estadounidense están en una situación de “para” casi absoluta.

Entre dichas áreas estratégicas se encuentra el petróleo, puntal del sistema económico estadounidense al ser este el mayor consumidor del producto fósil en el mundo y uno de los mayores productores a nivel global. Durante los últimos días los precios de compra futura para mayo y junio del petróleo WTI – producido en algunos estados del país como Texas u Oklahoma – se han desplomado a cifras históricas, llegando a rebasar el límite del -0, por lo cual han tenido que elaborarse medidas de emergencia por parte del gobierno para salvar a los grandes productores de crudo local.

campos de petróleo en Texas
Campos de petróleo en Texas, Estados Unidos. El petróleo WTI, proveniente en gran medida de este Estado, ha presentado un descenso histórico en sus precios de venta durante la última semana. 

Ante dicho escenario, acompañado de una baja progresiva del precio del crudo a nivel global, Estados Unidos debe moverse rápido si desea mantener su dominio geopolítico alrededor del orbe.

En este marco se encuentra la declaración realizada por Donald Trump el día de hoy, amenazando directamente a las fuerzas militares iraníes. Al ser el Golfo Pérsico y el colindante Estrecho de Ormuz la principal carretera fluvial por la cual atraviesan diariamente millones de barriles de crudo – sus aguas poseen soberanía de algunos de los principales productores de petróleo en el mundo, como son los casos de Arabia Saudita,  Catar, EAU, Irán, entre otros – la disputa de su soberanía se encuentra en constante tensión, y en ello Estados Unidos tiene mucho que ver al ser aliado estratégico de Arabia Saudita.

Con esta declaración Donald Trump no hace más que intentar apaciguar las aguas en torno a la crisis del petróleo y dar un respiro a los principales productores de crudo alrededor del mundo, al asegurar que su gobierno tiene la capacidad de controlar el traslado de estas mercancías hacia sus lugares de destino, incluso frente a un formidable enemigo como lo es el Ejército iraní.

Debido a la crisis desatada por el Covid-19 la compra y utilización de petróleo en el mundo ha caído en picada, existiendo miles de barcos petroleros sin posibilidad de atracar en puerto por restricciones o falta de compradores. En este marco Estados Unidos no hace más que ejercer su rol histórico de “protector” de los intereses de los grandes sectores burgueses, prometiendo el uso de la fuerza ante cualquier evento que amenace una futura reactivación de la economía petrolera.

Es por ello que esta declaración emitida por Donald Trump no ha pasado desapercibida en el mercado mundial de crudo, el cual presentó un repunte en los precios del petróleo WTI y Brent, subiendo a 14 y 20 dólares respectivamente.

De todas maneras, declaraciones de este tipo se presentan sólo como un salvataje momentáneo, ya que los stocks de crudo continúan sin poder superar el margen necesario de compra, suponiéndose una estabilidad en sus precios que se arrastrará por meses.

En perspectiva histórica, la agudización del conflicto entre Estados Unidos e Irán obedece a los constantes re posicionamientos de la política exterior estadounidense frente a situaciones de crisis económica. Dicho de otro modo, frente a una crisis que amenace su hegemonía global sobre la economía, los históricos métodos del país del norte han sido la expoliación de potenciales “enemigos” o países a los cuales pueda ocupar o influenciar en función de extraer de ellos lo necesario para recomponer su propia estructura económica.

Irán es su objetivo prioritario desde hace más de un año por el rol protagónico que ejerce este país en el dominio militar de todo Medio Oriente, que amenaza directamente los intereses de aliados directos de Estados Unidos como lo son Israel o la ya mencionada Arabia Saudita. 

Si la agudización del conflicto no ha alcanzado ribetes de un enfrentamiento bélico directo ha sido por la incapacidad de Estados Unidos de conseguir más aliados estratégicos; debido, por una parte, al rol pasivo asumido por la Unión Europea y la OTAN, además de los aliados propios del país persa, entre los cuales se cuentan Rusia o Catar. 

A pesar de esto, no debería sorprendernos una repentina escalada en el conflicto que aún continúa muy latente, ya que en períodos de grandes crisis económicas – como la que vivimos actualmente – las grandes potencias buscan profundizar su dominio geopolítico mediante la vía armada para salvaguardar sus propios intereses, como muy bien nos lo ha enseñado, por ejemplo, el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial como consecuencia directa de la Crisis de 1929.

¿Le compete algún rol a Chile en este conflicto que parece tan lejano?

Nosotros creemos que sí. Las estrategias implementadas por Estados Unidos para refrendar su dominio global difieren entre una región y otra, y así como en Medio Oriente ha optado a través de la historia reciente por intervenciones militares directas, en Latinoamérica ha seguido una línea más bien “intervencionista”.

Esta línea, desarrollada en conjunto a burguesías locales y gobiernos lacayos de sus dictámenes ha traído consigo un sinfín de golpes militares, intervenciones de inteligencia, posicionamiento de gobiernos títeres, etc., y en caso de profundizarse la crisis global de seguro el país del norte fijará sus ojos en un continente que aún a día de hoy considera su “patio trasero”.

Si la gran burguesía global aliada con EE.UU. como gran protector en el plano militar intenta salir ilesa de esta crisis, así también lo intentará la gran burguesía chilena, por lo cual no debería sorprendernos que establezcan acuerdos o sigan los dictámenes del gobierno norteamericano llegado el caso, ya sea para profundizar la ofensiva del capital sobre el mundo de los trabajadores mediante medidas que apunten a aumentar los niveles de explotación, o incluso aceptando “ayuda” en caso de verse necesitados a actuar mediante métodos violentos debido a la reactivación y agudización de las rebeliones no sólo en Chile, sino que en todo el mundo.

Por el momento, no queda más que esperar el devenir de esta crisis y analizar constantemente el rol histórico que ha jugado y puede jugar la clase trabajadora en ellas, sin perder de vista que el conflicto Irán – Estados Unidos y la actitud matonezca de Donald Trump no obedecen a otra cosa que un intento más por salvaguardar los intereses económicos de este último. Y aunque parezca lejano, un conflicto de este tipo en el actual marco de la lucha de clases no lo es tanto.

 

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: