OPINIÓN

Opinión|Latinoamérica tiene hambre

Un periodo de crisis y rebeliones está viviendo en Latinoamérica, las cacerolas y las barricadas denuncian el hambre y al abandono de los gobiernos.

Extraído de la Agencia EFE.

Hoy estamos viviendo una crisis sanitaria, política y económica profunda, ya no es comparada con la crisis subprime (2008), sino que está siendo analizada y considerando los efectos que tuvo la crisis del 29. Un periodo de depresión económica y desempleo, que se originó en Estados Unido con la caída de Wall Street.

Las grandes economías están una crisis integral, lo cual para la región latinoamericana como consecuencia traerá una “pobreza extrema”, así lo manifestó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Según las cifras del organismo, si el avance de la pandemia provocase una caída del 5% en el ingreso medio de la población activa, el número de latinoamericanos en pobreza extrema pasaría de los 67,5 millones actuales a 82 millones. Si la merma de ingresos para la población económicamente activa fuese del 10%, esa cifra se dispararía hasta los 90 millones de personas”, consignó la Cepal.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que “algunos países siguen siendo vulnerables a que haya nuevas protestas – particularmente si las políticas para mitigar la crisis por la COVID-19 son percibidas como insuficientes o como injustas – más orientadas hacia las grandes corporaciones que hacia las personas”.

Agrego que las protestas son “más probables en países con un historial de corrupción generalizada, falta de transparencia en las políticas públicas y con pobres prestaciones de servicios”. Dentro de los ejemplos que cito el FMI destacó el caso de Ecuador y Chile, ambos países tienen conflictos abiertos con sus respectivos gobiernos.

En Latinoamérica reina el despojo, el extractivismo, la explotación y acumulación del capital transacional, el narcoestado, la militarización, zonas de sacrifio. Históricamente ha sido el patio del imperialismo. Esta región destaca por una profunda concentración de la riqueza y desigualdad, lo cual ha generado una ola de rebeliones y resistencia contra la precarización de la vida.

Está crisis solo constata que el capitalismo es un sistema de muerte, las predicciones del FMI son ciertas y ya está ocurriendo, pues Latinoamérica tiene hambre y fatiga; y muchas familias están saliendo a las calles a protestar por un plato de comida.

En Colombia las poblaciones más pobres las familias están colgando en los blocks trapos rojos solicitando ayuda por parte de los transeúntes y sus vecinos para poder conseguir alimentos. Según El País ha surgido la llamada “estrategia del trapo rojo”, que tienen como fin llamar a la solidaridad entre la comunidad, pero a la vez es una señal de protesta contra el gobierno de Iván Duque.

Duque “ha anunciado un subsidio de 160.000 pesos (unos 40 dólares) y la alcaldía de Bogotá, uno de 423.000 pesos, (100 dólares) a 350.000 familias”, informó El País. Además, constataron por medio de entrevistas que estas supuestas “ayudas” no han llegado y a medida que la cuarentena se extiende se complejiza la situación.

“En Colombia protagonizaron intentos de saqueos y protestas. El presidente Iván Duque ordenó el aislamiento obligatorio en todo el país para enfrentar al Covid-19. Pero su gobierno no está dando respuesta a la enorme cantidad de colombianos que se quedó sin su principal fuente de ingresos. En Medellín hubo piquetes y saquearon camiones con ayudas humanitarias antes de que fuesen repartidas. En paralelo, en Bogotá y Cali los pobladores salieron a protestar e hicieron sonar cacerolas. Dicen no haber recibido las ayudas prometidas al comienzo de la cuarentena”, informó Pagina 12.

Para comprender en mayor profundidad la situación en Colombia te recomendamos leer: Coronavirus en Colombia: saqueos y protestas en varias ciudades

“La pandemia no ha alcanzado a todos los países en las mismas condiciones y es aquí en donde el espacio de maniobra de los Gobiernos empieza a variar. México, la economía que más sufrirá el golpe, según el FMI, estaba en recesión y Brasil crecía poco cuando el virus se instaló. Argentina debe el equivalente al 90% de su producto interno bruto (PIB). Ecuador estaba ya golpeado por una caída grande en el precio del petróleo, una de sus principales fuentes de ingresos. Colombia y Perú, en cambio, venían creciendo a tasas muy por encima de países desarrollados y sus finanzas son tan sanas que pueden todavía endeudarse si así lo quisieran. Chile tiene un nivel de deuda muy bajo y Panamá goza de ambas cosas: alto crecimiento y buen nivel de deuda”, publicó el País en su análisis político respecto a la situación de Latinoamérica.

En Ecuador la situación sanitaria es crítica y es una de las regiones con más altas de mortalidad en la región, mientras es Argentina la represión policial escondida en los barrios más pobres por la imagen “simpática” y “bondadosa” que trata de instalar Alberto Fernández a nivel internacional.

Para la prensa internacional Chile se encuentra en una buena posición comparado con los demás países de la región. Sin embargo, ignoran el alto nivel de desempleo e incertidumbre de los y las trabajadoras que está camuflando la ley “protección al empelo”. En el cual el gran empresariado ha dejado a la deriva a más de 350 mil trabajadores y trabajadoras, siendo el más afectado el sector terciario.

En el presente los empresarios en Chile se encuentran divididos en cuanto a una posible apertura de los centros comerciales (Carlos Soublette, Presidente de la Cámara de Comercio versus Horst Paulmann, Presidente del holding Chileno Cencosud) , el primero tiene el respaldo del gobierno para reactivar la economía en desmedro de la salud de los y las trabajadoras

Aparte, la prensa internacional ignora la situación que se está viviendo en las regiones más pobres de Chile, como por ejemplo, La Araucanía y en las regiones en donde no tienen acceso al agua potable, debido a que está siendo controlada por la agroindustria.

Petorca sufre coronavirus y sequía: Sus habitantes no pueden lavarse las manos

Es así como se avecina el 1 de mayo en Latinoamérica en medio de una crisis integral del sistema capitalista. Las rebeliones y las protestas se avecinan, mientras el gran capital se está preparando para lanzar su plan estratégico económico en desmedro de las vidas de las personas.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: