OPINIÓN

Opinión |La visión de una chilena desde Europa El avance del Coronavirus; al principio no le tomamos el peso

Uno de los errores que tiene la humanidad y qué nos ocurre a veces en nuestra vida, aprendemos o aprenderemos de ello hoy, es que no tomamos consciencia de lo que nos ocurre hasta que ya no hay vuelta atrás.

Por Pamela Vera

Cuando oíamos la noticia desde China el avance en el número de contagiados y de muertos parecía lejano, tan lejos de nuestra realidad cotidiana. Luego llegó a Europa los casos seguían siendo menores y los datos entregados por la prensa no nos preocupaban mucho. Una gripe un poco más fuerte de lo habitual, 2% de posibilidad de morir y los más afectados, las personas mayores de 60 años.

Uno de los errores que tiene la humanidad y qué nos ocurre a veces en nuestra vida, aprendemos o aprenderemos de ello hoy, es que no tomamos consciencia de lo que nos ocurre hasta que ya no hay vuelta atrás. Muchos países se tomaron el virus a la ligera, los Gobiernos por no querer perjudicar la economía, la gente por no querer abandonar sus placeres (No es lo mismo en Latinoamérica, muchos viven el día a día y necesitan salir a trabajar para traer el pan a sus casas)

 No se tomaron medidas preventivas a tiempo para reducir la brecha de infectados y con eso prevenir el número de muertes que leemos hoy en los grandes medios. En realidad a todos nos tomó de sorpresa y los países que primero tuvieron el virus nos van mostrando el camino en muchos casos. En dos o tres semanas el número de infectados se triplicó, las medidas estrictas llegaron, pero al parecer tarde, faltan aún días para ver cuántos más se infectaron, mientras los sistemas de salud comienzan a colapsar. El pico para algunos aún no llega y ya llevamos una semana de confinamiento.

En Europa, Italia, la más golpeada con 6077, 602 hoy muertos para el 23 de marzo, España con 2207 muertos, 435 hoy y Francia un total de 870 muertos, 186 hoy. Sólo en Francia hay 19mil casos, 7mil se encuentran hospitalizados y 2mil se encuentran en situación crítica. Sólo en un día aumentó el número de hospitalizados en dos mil y ya las autoridades se preparan para declarar una alerta sanitaria. También preparando hospitales de campaña para lo que viene. Qué podemos esperar de nuestro país con un sistema de salud ya colapsado?

Primer punto: Proteger las vidas

El COVID-19 avanza en escalada. Sin darnos cuenta un día los números se multiplican y se nos escapan de las manos. El problema del Coronavirus es que comienza como una gripe, pero en muchos casos ataca los pulmones, gente está obligada a conectarse a respiradores mecánicos para sobrevivir, tener hospitalización médica.  Sabemos que con el sistema de salud chileno eso no será posible y muchos quedarán fuera de la posibilidad de atención. Las medidas del Gobierno hasta ahora, no previenen el brote y ponen en riesgo a miles de personas. No llama a los resguardos para evitar la propagación del virus, ni en protección, ni en confinamiento. Si no nos cuidamos nosotros ahora, nadie más lo hará y para ello habrá que organizarse en comunidad.

La economía cómo segundo factor de perdida:

Dejar de ir a trabajar, traerá consecuencias negativas a nuestra vida y a nuestra economía. La escalada y el confinamiento (la cuarentena) trae consigo nuevas realidades que debemos enfrentar. Para muchos dejar de trabajar es un problema real al a venir próximo. Sin salir a trabajar, ¿cómo puedo asegurar el pan para mis próximos días? Sobre todo en nuestros países, en donde la precariedad laboral, la seguridad social, y el apoyo del Estado es prácticamente inexistente.

Nos quedan dos salidas: exigir las prevenciones mínimas para el desarrollo de nuestros trabajos, evaluar si está en riesgo nuestra seguridad. Pedir cuarentena y garantías. Exigir desde la base políticas de apoyo y ayudas del Estado. (todos los países lo están haciendo frente a esta pandemia). El Estado debe movilizarse no sólo para salvar vidas sino también para mantener activa la economía, apoyar a los más necesitados, sostener a las pequeñas empresas y a quienes lo necesiten para sobre llevar la crisis. Una vez en pro del bien común.

En ejemplo; Francia, España, u otros han inyectado millones para sostener la economía, el pago del salario de los trabajadores (un seguro de cesantía técnico), el congelamiento en los pagos de alquileres, aplazar los pagos de luz, agua, creditos bancarios, para  apalear la crisis que se nos viene producto del coronavirus. Alguna medida real debe tomar el gobierno para ayudar los que serán afectados.

Otros puntos a considerar:

Salud mental

Luego de unos días de estar completamente encerrados las emociones comienzan a golpear, no todos lo tomamos de la  misma manera y la compresión y comunicación con los otros es necesaria en estos tiempos, demosno el apoyo a quienes lo necesitan. Hagamos una llamada si podemos. Averigüemos si hay personas que viven solas y necesitan ayuda. La solidaridad debe partir de nuestra parte.

Recurrir a la solidaridad y a la organización

El Gobierno chileno ha demostrado que su interés primero es proteger la economía, pero no la economía del ciudadano común, sino la del empresariado. Aún no sabemos la magnitud que puede tener, pero si seguimos el caso de los países que nos llevan la delantera a la hora del contagio, la cifras podrían ser alarmantes. Por lo mismo la organización en conjunto en estos momentos es necesaria. La unidad de las comunidades y el cuidado de uno mismo dependerá de nosotros y no de quién sólo se interesan de la plata y los intereses de los poderosos.

La especulación de precios y estafas: aprovechamiento de la crisis

No faltan los que se aprovechan, uno subiendo precios y otros realizando estafas. Hay que estar atentos, vigilantes, que no se aprovechen de nuestra debilidad. Nuestra mirada debe ser crítica a algunos mensajes. A denunciar a los especuladores y estafadores; usemos nuestras redes para denunciarlos públicamente y moralmente.

Re-plantearnos la humanidad:

¿Cuánto le damos el valor de un abrazo? ¿un beso la mamá? compartir con los demás, salir de fiesta con los amigos? Acaso esta crisis nos hará valorar lo que realmente es importante? La inversión debe ser mayor salud, ciencia, educación? ¿Considerar a los que mueren todos los días y no los contamos? ¿Cuidar el ecosistema, respetar a los otros seres vivos como un conjunto? Y no lo que nos vende la moda o la televisión? La crisis social chilena ya venia caminando en esa dirección, que los que se encuentran en el poder (Chile y el mundo) no nos quiten el derecho a la reflexión, ni se aprovechen de lo que ocurre hoy, para direccionar el camino de la humanidad, somos todos, los que debemos construirla. Quizás hoy es un buen día para reflexionar y empezar a cambiar.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: