OPINIÓN

A dos meses de iniciada la Rebelión, una constatación de hechos.

Los dos meses de Rebelión parecen años frente a la fuerza de los hechos, y frente a todo lo sucedido una cosa nos queda clara: el pueblo continúa avanzando.

Hoy, 18 de diciembre del año 2019, cumplimos en Chile dos meses de Rebelión Popular. Para muchos y muchas aún parece inverosímil este número, ya que ni siquiera los más optimistas suponían que esta rebelión transcurriría por 60 días – y contando –, cualificándose y sumando a distintos sectores a la lucha día tras día.
Prácticamente asumimos esta fecha como un aniversario, y estamos totalmente seguros que el 18 de octubre pasará a la historia como un glorioso día en la historia de la clase trabajadora en Chile. En el contexto de dicho aniversario, vía datos estadísticos les presentamos una pequeña constatación de hechos para así graficar las enormes dimensiones alcanzadas hasta hoy por esta Rebelión.
Partamos por señalar que a día de hoy, cerca del 67% de las y los chilenos está a favor de que continúen las movilizaciones, según diferentes datos arrojados a fines de noviembre y principios de diciembre por la encuesta Cadem. Además, considerando el contexto de las movilizaciones también un 70% de encuestados asegura sentirse optimista sobre el desarrollo de esta Rebelión, considerando que demuestra un enorme cambio a nivel social.
El optimismo y aprobación del pueblo trabajador chileno a las movilizaciones se ha reflejado también en aspectos mucho más concretos, siendo la máxima expresión de aquello la proliferación de cientos de Asambleas Territoriales auto convocadas a lo largo y ancho del país. Si a ello sumamos la enorme participación en la Consulta Ciudadana del pasado domingo – más de 2 millones de personas – y la gran preferencia por avanzar hacia una nueva Constitución – 92% – y acabar con los pilares del modelo capitalista en Chile como la salud y la previsión pública, podemos crearnos un cuadro mucho más acabado de cómo el pueblo chileno ha dado enormes pasos en su capacidad deliberativa y el incipiente desarrollo de órganos de poder popular.

signal-2019-11-30-200948-8.jpg
Así como el pueblo chileno avanza en niveles deliberativos y de auto organización, avanza también la rabia acumulada hacia un sistema que sostiene la desigualdad como gran base de apoyo. Sin ir más lejos, hace un poco más de dos semanas se conocieron los resultados de la segunda edición del “Barómetro del Trabajo”, instancia elaborada por la Fundación FIEL en la cual puede observarse el estado de ánimo del pueblo trabajador frente al contexto nacional que atravesamos. A tenor de este instrumento, los resultados arrojaron la disconformidad hacia la ley chilena por parte de trabajadores y trabajadoras – 61% siente que la ley lo proteje poco o nada –, la enorme percepción respecto a lo mal pagados que son los trabajos en Chile – 94% – o la necesidad urgente de aumentar el sueldo mínimo a un piso de 500.000 – 89% -.

Todos los datos estadísticos previamente señalados demuestran la rabia, pena y frustración existente dentro de la clase trabajadora hacia un sistema que parece considerarlos sólo para aumentar los niveles de explotación. Esta rabia acumulada en el pueblo se ha expresado en las calles mediante la protesta popular, alcanzando niveles tales que han tenido la capacidad, en circunstancias determinadas, de hacer frente de igual a igual a la represión de la Fuerza Policial. El ejemplo más evidente de esta situación fue el abandono de sus funciones para contener la protesta por parte de Fuerzas Especiales de Concepción, quienes el pasado 13 de diciembre debieron abandonar la intersección de Paicaví con Los Carrera ante la incapacidad de sofocar la lucha popular. 

Ni la criminalización por parte de proyectos de ley, ni la sistemática vulneración de Derechos Humanos expresada en asesinatos, mutilaciones y vejaciones – existiendo a día de hoy casi 300 personas con heridas oculares y más de 3.000 heridos en hospitales producto de la represión –, ni la persecución deliberada y arbitraria que tiene a cientos de compañeros y compañeras presos por luchar ha aplacado nuestro ímpetu.
Y mientras muchos son los que salen a la calle a plantar frente a la represión muchos son también los que le pasan la factura a este gobierno asesino al menos en las encuestas, teniendo a día de hoy escuálidos 10 puntos percentiles de aprobación, según encuesta Cadem.
Damos esta pequeña constatación de hechos para graficar de forma muy sintética el estado de hechos actuales en la Rebelión Popular. Anteriormente señalábamos en una editorial que la Rebelión goza de buena salud, y dicha afirmación no se daba en función de elementos meramente cuantitativos de participación de más o menos en las principales plazas del país, sino que desde el ser más profundo de la Rebelión, que es el pueblo, quien a día de hoy permanece en gran medida apoyándola en todas sus expresiones, que siente y considera que nada ha cambiado realmente, y que sólo en base a la organización propia parecen producirse los grandes cambios.

x0A0A0478-750x422-c-default.jpg.pagespeed.ic.eylbPC38pz

 

 

 

 

Señalamos esta constatación de hechos para dilucidar aquello y decir que nuestra Rebelión goza de buena salud porque así el pueblo lo ha señalado; en las encuestas, las consultas, las asambleas y en la calle.

Felices dos meses a todos y a todas. Venceremos.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: