MOVIMIENTO SOCIAL

Quilicura y las rebeliones populares en la zona norte de la RM

Desde el 18 de octubre la zona norte de la Región Metropolitana ha tenido un rol protagónico en el impulso de la protesta en los territorios. Aquella fecha marcó un antes y después, la ciudadad de Santiago colapsó ese día, y se abrieron las grandes alamedas tras 30 años. Tras ese día se han librado arduas batallas.

La rebelión ya cumplió más de un mes en Chile, a la fecha cada persona sabe cual es su rol en la protesta.

En la Plaza de la Dignidad es visible la organización. Por un lado, está la primera línea encargada del enfrentamiento directo contra Carabineros, así como también están las personas encargadas de atrapar las lacrímogenas y los flamantes láser que ha generado un gran pataleo por parte del General Rozas.

La solidaridad y la fraternidad son una constante, por ahí se pueden divisar los encargados y las encargadas de aplicar agüita con bicarbonato o laurel, y la imprescindible labor de primeros auxilios. Por último, los pancitos y almuerzo entregados por la comunidad, con el fin de aportar en la lucha.

En el sector norte de la RM se han impulsado diversas asambleas populares y jornadas de protestas. En la Pincoya, Renca, Huechuraba Poniente, Independencia, Conchalí y Quilicura, la organización popular ha tenido un gran protagonismo.

En la Pincoya la asamblea realiza todos los días cacerolazos, mientras que en Renca, una de las jornadas de protestas más relevante fue el 7 de noviembre protagonizada por estudiantes, durante ese día los secundarios y las secundarias se reunieron entre 8:00-9:00 AM, con el fin de marchar y reunirse con estudiantes en la Plaza Mayor.

Renca

Uno de los hechos más emblemáticos que transcurrieron en aquella jornada de protesta fue el lanzamiento de piedras y botellas de vidrios dirigidos hacia la Séptima Comisaría de Renca. Aquella, comisaría es conocida por la comunidad por reírse de las mujeres que denuncian casos de violencia de género, negar información sobre el estado de los detenidos y las detenidas. También han surgido relatos de tocaciones por parte de Carabineros a manifestantes. En suma la represión policial desmedida contra la población.

La jornada de protesta del 7 de noviembre culminó con 22 personas detenidas y 5 carabineros heridos tras el lanzamiento de una molotov.

Conchalí

Asimismo, en Conchalí el 19 de octubre los vecinos y las vecinas salen con sus cacerolas desde las 12:00 hrs hasta la noche- a pesar del decreto de Estado de Emergencia- la población se mantuvo en las calles. Las cacerolas, cánticos, barricadas, piedras, perdigones y lacrímogenas marcaron aquel día.

El 30 de octubre la Asamblea Popular de Conchalí convocó a una marcha familiar y cultural, aquella jornada tuvo un gran convocatoria, que perduró hasta la noche con cortes de calle.

La marcha más grande de la zona norte realizada el 11 de noviembre reunió a gran parte de las comunas del sector. Aquella jornada de protesta inició con una acción contra la Subcomisaria Conchalí Norte, ubicada cerca del metro Los Libertadores.

La manifestación término en la Plaza ubicada en Independencia con Dorsal, con barricadas en diversos puntos. En esa jornada de protestas aparecieron los escudos en la población.

Quilicura

El jueves 21 de noviembre se desarrolló una jornada de protesta desde las 12:00 hrs hasta las 00:00 hrs, debido a los presuntos casos de torturas denunciados al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) . Además el edil de dicha comuna solicitó a la Defensoría de la Niñez investigar sobre la denuncia de un menor.

Los y las estudiantes dieron inicio la jornada de protesta con barricadas al frente del Mall Arauco de Quilicura, denunciando el presunto centro de tortura. Luego, lanzaron piedras al interior del retail. Luego, ingresaron hasta el recinto.

Fuerzas Especiales y la Policía de Investigaciones (PDI) rodearon a los y las estudiantes en la Plaza de Armas de Quilicura. Sin embargo, la protesta no cesó, sino que aumentó con más fuerza.

A las 16:00 hrs la Plaza de Armas de Quilicura estaba “tomada” por la comunidad e inclusive superaron la capacidad de Carabineros.

¡Acá se tortura! Gritaban los y las manifestantes, también rayados en las afueras del recinto denunciando los presuntos casos de torturas.

Hubo un momento que la capacidad de control territorial provocó el retiro de Carabineros.

Ya en la noche el carro lanza aguas, el “zorrillo” y el uso indiscriminado de bombas lacrímogenas – que cayeron al interior de casas- dio inicio un nuevo enfrentamiento contra Carabineros.

La jornada de protesta culminó con una masiva visita a la 49° Comisaría ubicada en dicha comuna, y el Mall de Quillicura incendiado.

En radio Cooperativa el alcalde de dicha comuna constató que un menor y dos personas adultas asistieron al SAPU Rodrigo Rojas de Negri ” por los presuntos apremios y agresiones realizados por efectivos policiales en el centro comercial”.

El viernes 22 de noviembre ante estos sucesos la PDI indicó que “la propia policía denunció los supuestos ilícitos a la Fiscalía Centro Norte, la que emitió una orden de investigar al departamento V de Asuntos Internos Dependientes de la Inspectoría General de la Institución”, así lo consignó Cooperativa.

En un principio Claudio Castro, alcalde de Renca solicitaba la mayor presencia de militares durante el decreto de Estado de Emergencia.

En el presente, Juan Carrasco, alcalde de Quilicura a un día de la denuncia de presuntos casos de torturas se reunió con el ministro del Interior Gonzalo Blumel para solicitar mayor contingente policial en la comuna.

La historia combativa y resistencia popular en la zona norte de la Región Metropolitana es una construcción histórica, no nació el 18 de octubre, sino que es parte de un proceso, de luchas, tomas, campamentos, y resistencia contra la tiranía.

Si en los ochenta el Frente Patriótico Manuel Rodríguez entrenaba en las siete canchas para botar la dictadura de Pinochet. Hoy se levanta todo el territorio para expulsar a Piñera y su pacto de “paz” manchado de sangre.

En el presente, la zona norte de la RM debe articularse y encontrarse, generar espacios de coordinación. Por ejemplo, la Unión de Asambleas de la Zona Norte, debe ser una instancia que agrupe al resto de las asambleas que hoy se están impulsando.

Hoy todo el poder proviene de las asambleas populares, y es ahí donde está la transformación y construcción de una nueva sociedad.

En estos próximos tres días de huelga, la zona norte debiese tener un rol clave en el impulso de la protesta popular.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: