Ir al contenido

Dos semanas de rebelión en Chile

Hace dos semanas atrás se viralizaban los videos de los y las estudiantes de los liceos emblemáticos del país. “Evadir no pagar, otra forma de luchar”, un grito que será recordado como el detonador de la rebelión.

El 19 de octubre es un día que marco un antes y un después en la historia de Chile y en el gobierno de Sebastián Piñera. Aquel viernes la ciudad de Santiago se tiñó de rebeldía.

A pesar de la campaña del gobierno y de la ministra Hutt de frenar la protesta, el metro de Santiago se encontraba paralizado por completo. No eran solo los y las  estudiantes, sino que era un país completo harto de los abusos y de la clase política imperante.

En la tarde el Presidente Sebastián Piñera invocó La Ley de Seguridad del Interior del Estado, pero las protestas no cesaron. Una Alameda iluminada por barricadas y piedras, una rabia acumulada y una sed de justicia, ante los abusos, endeudamiento y precarización de la vida.

Vídeos de estudiantes heridos y golpeados se difundían en las redes sociales. Ya llegaba la medianoche y seguían los jóvenes, familias, niños y mujeres con sus cacerolas saltando y bailando alrededor de las barricadas, mientras en La Moneda el Presidente Piñera firmaba un decreto de Estado de Emergencia y Estado de Excepción (Valparaíso y Concepción).

Los militares al igual que hace 46 años atrás salían a las calles para frenar y asesinar a una rebelión.

Sin embargo, la rebelión no se encerró en sus casas, la doctrina del terror se rompía a pedazos. La rebelión salió de sus casas con cacerolas, mientras que en Plaza Italia los y las manifestantes se enfrentaban cara a cara con los militares. Icónicas imágenes que quedarán en nuestra memoria.

El sábado 20 de octubre el pueblo tenía instalada una consigna que resumía el trasfondo de la rebelión, “No son treinta pesos, sino treina años“. El sábado fue el día de la periferia, las cacerolas, las piedras, las barricadas, ya estaban instaladas en las poblaciones, al igual que en los ochenta para botar la dictadura de Pinochet.

En los toques de queda los vecinos y las vecinas salían con sus cacerolas. Mientras el Presidente señalaba que estabámos en “guerra” contra un “enemigo poderoso”. Aquel enemigo, al parecer era el pueblo chileno que no se conforma con las migajas de una democracia pactada.

Asimismo, la derecha en Chile e incluso el Presidente Trump han afirmado que las protestas en el país se financian con ayuda económica, participación e injerencia extranjera. Sin embargo, las familias, mujeres, niños, estudiantes y sindicatos no tienen las armas para defenderse contra la represión policial, pues solo tienen piedras, cacerolas e ingenio para resistir en las protestas.

El anuncio de estar en “guerra” ha provocado las violaciones de los derechos humanos. Golpizas, torturas, abusos y violaciones al interior de comisarías se han denunciado durante el transcurso de estas dos semanas. Además, desapariciones y asesinatos por parte de militares y policías.

Tras ejercer una terapia de shock para frenar las protestas, el Presidente Piñera pide “perdón” a la población chilena. Hasta realizó el pasado lunes un cambio de gabinete y se reunió el jueves con la “oposición” para establecer ciertos acuerdos y una agenda de justicia social.

Las protestas no han cesado, más de un millón de personas marcharon hace una semana atrás en Plaza Italia. Debido a las protestas el Ejecutivo debió cancelar la Cumbre APEC y Cop25 en el país.

Hoy se cumplen dos semanas de rebelión y la juventud abrirá las grandes alamedas. Para este viernes a las 13:00 hrs los y las estudiantes están convocando a una jornada de protesta.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: