Ir al contenido

Repost | TP: A desarrollar la protesta popular para recuperar el agua

Originalmente publicado en Única Solución Revolución

A nivel global, la humanidad se estremece frente al colosal incendio de más de 17 días que sufre el gran pulmón verde de nuestro planeta, la Amazonia, mientras tanto en Chile este miércoles 21 de agosto, el ministro de agricultura informó la decisión del ejecutivo de declarar como zona de emergencia hídrica en 17 de las 52 comunas que son parte de la Región Metropolitana, entre ellas, San Pedro de Melipilla, Alhué, Colina, entre otras. Esto se suma a las zonas afectadas con la crisis hídrica en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y O’Higgins. Por otra parte la localidad de Til Til, también declarada como zona de emergencia hídrica, ha iniciado nuevas jornadas de protesta contra la instalación de un nuevo basural en su territorio.

Lo cierto es que existen en Chile zonas que viven con escases hídrica por años, y no exclusivamente por efectos del clima, sino que por la relación que el ser humano ha tenido con la naturaleza que afecta en profundidad el ciclo natural del recurso hídrico. Esta situación es compleja pues se profundiza todos los días, los animales mueren en la provincia de Petorca y en la zona de los Crianceros en Putaendo, las aguas están contaminadas y los ríos en algunos lados, como en la Ligua, dramáticamente ya no corren por cerca de 10 años.

Paradójicamente estos hechos se desenvuelven en un contexto en el cual nuestro país será organizador de una nueva conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático (COP25), mientras tanto las zonas de sacrificio se proliferan, el parlamento burgués ha iniciado la aprobación del TPP11 y se espera en Noviembre reunir a los grandes empresarios y jefes de Estado del Asia pacifico responsables en gran parte de la explotación y devastación del planeta, quienes en un contexto de crisis definirán las nuevas orientaciones con las cuales seguirán perpetuando su régimen de dominación .

Sin embargo, es bajo este contexto de ofensiva de las clases dominantes por resolver la crisis Capitalista, que se ha originado un evidente ascenso en el movimiento de masas, como respuesta natural por mejorar las condiciones básicas de vida, por lo que el auge del mismo no se detendrá. En este sentido, se abre una oportunidad histórica para cualificar las luchas de nuestro pueblo y el desarrollo del proyecto revolucionario.

Aspectos generales sobre la lucha por el agua en la Provincia de Petorca:

En términos geográficos la provincia de Petorca es una de las más grandes de la V región y se extiende de mar a cordillera. La zona costera, representada por las comunas de Papudo y Zapallar están desde hace décadas en control de la UDI o RN y se han convertido en balneario de importantes políticos y empresarios. La zona central de la provincia involucra a la comuna de La Ligua y las zonas interiores y cordilleranas a Cabildo y Petorca. Naturalmente, la geografía ha representado una incapacidad de organizar las fuerzas sociales y políticas del territorio, pero tratar de circunscribir todo a esta característica es un error. Es una provincia pluriclasista, donde existen todas las fuerzas políticas que pueden existir, por lo cual, hay que vislumbrar una disputa férrea con los sectores reformistas y de derecha. Todo lo anterior bajo el carácter estratégico que representan las zonas rurales apartadas de los grandes centros productivos y de población.

52057010_402832010261003_1914571733361229824_n.jpg

En lo específico, lo que respecta al movimiento político y social por el agua de la provincia de Petorca, bajo una mirada histórica sobre la correlación de fuerzas locales, permite situar de manera general una conducción de los movimientos sociales por parte de sectores del reformismo clásico (partido comunista) y algunos sectores del nuevo reformismo, que actualmente conocemos como Fentre Amplio. La gestación de lo anterior se remonta a fines de los noventa, cuando campesinas y campesinos veían con malos ojos las grandes extensiones de paltos que se estaban introduciendo en su territorio. La escuálida y poco transversal formas de organización del mundo campesino (muy lejana de expresiones como el MCR en los 70), ligada a lo institucional, mandato de la DGA[1][1] o de las direcciones tibias de los APR[2][2], y, bajo la impronta de un cultura tradicional dominante de tipo “patronal”[3][3], constituían una realidad adversa para el pueblo campesino. El avance voraz del monocultivo de palto, la cualificación de la técnica hidráulica para llevar agua a puntos altos de los cerros, la complicidad de las alcaldías locales, la inserción de más dotaciones de Carabineros (aunque de manera paulatina), un código de aguas que separa la tierra del agua, la entrega de derechos de aguas sobre ríos que se encontraban en proceso de recesión[4][4], en síntesis la ofensiva global del capitalismo en el territorio constituyeron un entramado difícil de superar.

Convirtiendo así al agua en una mercancía más del mundo del capital, constituyéndola como un bien transable, abstraído de su condición natural que es dar vida. Han sido variadas las formas de organización que se han intentado construir en el territorio, algunas son más antiguas que el propio problema del agua, como lo pueden ser las cooperativas campesinas o de agua, pero de momento, la única que ha amplificado su radio de influencia ha sido MODATIMA (Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medio Ambiente).

Mucha cámara y poca acción:

La aparición de MODATIMA intentó representar una esperanza de luz ante la tormenta que se vivía. Partió como un gran movimiento social que tenía la capacidad de reunir a la provincia, a las comunidades rurales, pequeños/as productores, pueblo en general, pero en donde hubo ausencia de la democracia de base. Las decisiones importantes eran sin las masas e hizo que de manera natural el movimiento decantará hacia personajes o caudillos que mostraban una imagen de lucha que no era tal. Los métodos de lucha históricos del pueblo, la protesta popular, fue reemplazada por el diálogo y un agotado camino de legalidad como hemos visto en otros movimiento sociales, que en definitiva ha contenido las enormes posibilidades que supone el movimiento popular cuando responde de forma organizada y validando la violencia como método legítimo de lucha.

MODATIMA, a nivel territorial, condujo distintas movilizaciones, sin embargo, hubo una en particular que representó su mayor momento de validez al interior del pueblo. La jornada de protesta en febrero del 2012 en la ruta 5 norte (a la altura del sector de Quebradilla), se desarrolló en base a un corte de masas en la carretera, acompañado de pequeñas formas de autodefensa, como la barricada, que trajo consigo que la represión empleará más recursos de los dispuestos para abordar el escenario. En definitiva, los detenidos fueron trasladados a la primera comisaria de La Ligua, donde más de 100 personas se detuvieron a la salida del recinto a exigir y pelear con palos y patadas la salida de los compañeros y compañeras. Objetivo que se cumplió y en las condiciones subjetivas del momento, los ánimos y voluntades estaban por los cielos. Sin embargo, el proceso paulatinamente fue decantando, en el marco de los golpes represivos de los meses posteriores y de vehiculizar “nuevamente” el clamor popular hacia las elecciones municipales del 2013 y del regreso de la Concertación, en ese momento Nueva Mayoría, que bajo la figura de Bachelet y la incorporación del PC a sus filas venía a entregar una respuesta de reformas y de contención del ascenso sostenido de la lucha popular de esos años. Por consiguiente, la icónica lucha por el agua en la provincia de Petorca a través de MODATIMA abraza las “nuevas alternativas políticas”, que en contexto de crisis tienden a su proliferación, y, comienzan a desarrollar una política comunicacional regional e internacional sobre el robo del agua, pero profundamente en desafección del pueblo. Lo que les ha permitido en estos años abordar la demanda por el agua en torno a sus piezas, intereses y alianzas con sectores progresistas. El despliegue comunicacional es brutal, su eje es la denuncia política, constatar el hecho, pero no colocar la centralidad en el pueblo, ni mucho menos en un proyecto revolucionario en el marco de la lucha de clases actual. Sus formas y métodos son profundamente cuestionables, marginan otras apuestas territoriales y de fuerza social del territorio, cuando ven la oportunidad de “comer a otro espacio social” no han dudado en hacerlo. El grado de impacto de sus foros, reportajes, viajes a Europa, no ha tenido su correlato en la actualidad hacia el vínculo que en algún momento tuvieron en el mundo campesino y sectores de la clase trabajadora y el pueblo. En todos estos años la propuesta de MODATIMA ha girado en la recuperación del agua como un bien nacional de uso público, en la derogación del código de aguas por uno que garantice el acceso al agua al mundo campesino, etc; pero todo dentro del marco de la legalidad burguesa, vale decir, en el terreno del instrumento que tiene la burguesía para ejercer dominación. La legalidad actual (ni las futuras) no permite la recuperación del agua, por lo cual, la parlamentarización de la lucha siempre estuvo caducada.

¿Y el Partido Comunista? ¿Cuál ha sido su rol en todos estos años?

En la misma línea, el rol que ha cumplido el PC en el territorio no se aleja mucho de MODATIMA. En lo que refiere a La Ligua, el PC irá el próximo año a elecciones municipales por su cuarta postulación y es probable que salgan, ya que históricamente han estado arraigados al mundo campesino de la comuna de La Ligua, y su política de asistencialismo les ha permitido con soluciones parche no alejarse de la fuerza social que poseen. Además, tienen presencia en juntas de vecinos, clubes deportivos, centros de alumnos de liceos, etc. Sin embargo, han tenido una actitud pasiva frente al robo de agua, han dejado pasar el otorgamiento de derechos de agua a la agroindustria, haciéndolos cómplices de la situación. Y más aún cuando los principales ladrones del agua son militantes de la Democracia Cristiana o próximos a ella, por lo cual, ¿la vista gorda a los derechos de agua formó parte de los acuerdos políticos entre el PC y la DC en el marco de la Concertación/Nueva Mayoría para mantenerse en la alcaldía?, y también, si los ríos están secos ¿De dónde proviene el agua?: La comuna de La Ligua no tiene agua desde hace 5 años y es abastecida de agua potable por el embalse los Aromos de Quillota, mismo que entrega agua en toda la provincia de Quillota en la V región. El agua de consumo humano depende de una reserva de agua que en ningún caso está plenamente asegurada

Se han vuelto impulsores de “alternativas y responsables con el medio ambiente” como lo son las dos plantas de salinización que existen en el sector costero de la comuna (Pichicuy/Los Molles) donde una funciona a medias y la otra no funciona, haciendo que la entrega de agua para consumo humano a través de camiones aljibe sea una acción más concreta que estas “medidas de sustentabilidad”. Ahora, un mal procedimiento de la extracción de salinidad al agua de mar puede hacer que esa agua contenga mayor cantidad de sal que la que el ser humano pueda consumir, generando una salmuera tóxica para todo tipo de vida. Las botellas con agua para consumo humano que lograron salir de la planta de salinización se embotellaron y fueron distribuidas bajo el nombre de “Agua popular”, donde se hizo inclusive hasta un lanzamiento con las autoridades del Municipio y personajes políticos de la NM donde se hablaba del bajo costo de está y de su rico sabor. Una verdadera mentira y operación política del PC para presentarse como una alternativa ante la crisis medio ambiental local. También, se han hecho participe de la defensa de reservas naturales como el parque Conaf o el cerro Pulmahue, espacios donde han querido implementar mineras a tajo abierto. Desde la legalidad han dado una batalla que ha logrado contener el avance de estas inversiones mineras, no obstante, en ningún momento son garantes para que en futuro próximo la mega minería arrase estás tierras.

¿Dónde ha estado la franja revolucionaria?

Naturalmente, tanto MODATIMA como las bases del PC no son enemigos de nuestra clase, o al menos no tiene por qué serlo, ya que genéticamente pertenecemos al mismo nido social. En este sentido, para las fuerzas revolucionarias es importante que el trabajo social sea transversal. Solemos actuar a partir del sectarismo y simplificar el trabajo político en el pueblo a solo asumir la vocería o las conducciones de las expresiones orgánicas naturales de los movimientos sociales como las Coordinadoras o Comités,. Debemos avanzar ferreamente en la construcción de fuerzas sociales reales, debemos poner nuestras propuestas en escenarios de disputa amplios sin aislarnos de los procesos de lucha, reivindicando y desarrollando la violencia organizada de nuestro pueblo para derrotar con protesta popular la ofensiva de las clases dominantes, no obstante, el trabajo de masas ha de representar eso y mucho más. Es decir, actuar con honestidad, compromiso y determinación para sumar la simpatía y adhesión de amplios sectores de nuestro pueblo al proyecto revolucionario de transformación radical de la sociedad. La actitud de y la militante revolucionaria/o deben ser intachables, los primeros en llegar y últimos en irse, las/os primeros/as en proponer, al frente en todas las líneas de lucha. La militancia revolucionaria debe hacer volver creer a las masas del rol histórico que poseen como constructoras de su futuro y portadoras de la revolución. No podemos permitirnos la perdida en la disputa política con el reformismo y que las fuerzas de los territorios caigan en manos de apuestas estériles al interior de la institucionalidad burguesa. Ahora bien, estos sectores han tenido la capacidad de llegar con propuestas concretas a las masas, aunque sea un camino agotado, monótono y simplista, pero, ¿qué proponemos como revolucionarios frente al tema del agua? ¿Cuál es la propuesta central que supere meramente lo declarativo o lo agitativo de la consigna? ¿Qué espacios verdaderamente tenemos que entrar a disputar? ¿Tenemos capacidad de colocar a la fuerza revolucionaria a la cabeza de la protesta popular en los meses que vienen? Esta claro que debemos avanzar en el método de lucha, como ya lo hemos dicho más arriba, pero también es importante avanzar en la propuesta política, no valen solo los horizontes estratégicos, también valen las propuestas concretas, ¿es la estatización la solución al problema del agua? o ¿control comunitario del agua? ¿derogación del código del agua? Se nos hace importante ir superando lo meramente agitativo y avanzar en propuestas cada vez concretas para encausar las luchas populares.

El reformismo, tiene fecha de vencimiento sobre sus actos políticos desde el día en que han suplantado la crítica real a la contradicción capital v/s trabajo por un problema de “espacios democráticos y participativos”. Es decir, no colocar como eje central lucha de clases, escudándose en priorizar los espacios democráticos y participativos que ni siquiera ellos son capaces de ejercer; utilizan la denuncia política como una acción aislada y desconectada del verdadero sentido de la denuncia política que es dar pie a formas de organización que tensionen al orden burgués. Tergiversan cualquier otra opción política que salga de los márgenes propios de la legalidad imperante, intentan hacer creer que la “democracia participativa” por sí sola será capaz de superar la contradicción irreconciliable del capitalismo, aun cuando la historia nos ha demostrado una y otra vez que la salida a esta contradicción siempre es violenta y tiene el nombre de guerra. En ese ejercicio desconectan a la clase trabajadora y el pueblo de su rol histórico y del ejercicio de la violencia como argumento válido para los momentos de crisis del capital, llevándola al consenso, diálogo y buenas voluntades con el enemigo castrando su potencialidad innata.

En este sentido, hay un argumento que es angular y sirve como punto de bisagra para todo lo que se ha señalado más arriba. Las derrotas históricas de la izquierda revolucionaria en todos sus frentes han permitido mucho de lo actual. Hay que asumir la cuota de responsabilidad que tenemos, de descomposición y de vanguardismo, de prevalecer en torno a posiciones atomizadas, misóginas, machistas y fantasmas; lo que nos ha conducido a no ser alternativa. No obstante, debemos transformar toda esa adversidad en posibilidad, ¿Posibilidad de qué? De cambiar todo lo que debe ser cambiado. En este caso, es necesario dar una vuelta profunda a un análisis más exhaustivo de la forma en cómo se materializa la crisis integral a nivel local, profundizar más agudamente sobre el estado y composición del movimiento de masas, trazar objetivos políticos claros y de mostrar en el camino de la protesta popular, acción directa de las masas como el único camino posible para superar la actual descomposición del capital.

52386875_402843260259878_7992484549269389312_n.jpg

La forma en como las fuerzas reformistas y reaccionarias se han relacionado con el pueblo explica que la revolución como necesidad imperiosa e histórica ha sido matizada en los parámetros de la burocracia burguesa, eso nos lleva a entender las múltiples apuestas de coordinadoras o piños que se han constituido donde ninguna ha llegado a buen puerto. Existen comunidades de APR de una misma provincia divididos en dos grandes grupos, que de manera simultánea y autónoma impulsan coordinadoras, reuniones, mesas de trabajo sin tener en consideración a la otra. Lamentablemente la unidad hoy no es posible. Hay que extirpar a las dirigencias lacayas al servicio del capital, deben irse quiénes no respeten las decisiones de las propias comunidades rurales, debemos denunciar y tomar posición frente a las conductas violentas y machistas de los dirigentes, y en ese proceso, con nuestra humildad y compromiso revolucionario por delante, ir devolviendo palmo a palmo la esperanza a nuestro pueblo. Un balance de los años de lucha por el agua en la provincia de Petorca mantiene aún en mayor número al número de sectores y comunidades con sequía o saqueo hídrico, donde la agroindustria, la minería y cuanto proyecto de devastación del territorio se ha podido desarrollar, un movimiento de masas siempre con enormes posibilidades de lanzarse a la protesta popular, etc; en suma, las contradicciones están cada día más agudas y palpitantes, hace un par de días recién el seremi de agricultura declaró a la provincia de Petorca como “zona de catástrofe” como si en ese ejercicio declarativo se pudiera abordar integralmente el proceso. Segundo, han muerto decenas de animales por la falta de agua y alimento, y se han desarrollado alternativas tan denigrantes y llenas de miseria como el impulso que dio Sopraval de convertir el guano de pavo (luego de ciertos procesos químicos) en alimento para los bovinos de la Agrupación de ganaderos de Petorca, ojo, literalmente los animales están comiendo la caca de otro animal para sobrevivir. Por último, y como guinda de la torta, atravesamos el cuarto día de un incendio forestal que lleva más de 100 ha consumidas en zonas de los cerros más altos que conectan la Ligua y Cabildo (sector de la Patagua) donde recién hoy la CONAF declaró Alerta roja.

Como líneas generales debemos trabajar por articular transversalmente la lucha en la provincia de Petorca, reuniendo todas la voluntades colectivas e individuales (organizaciones históricas y nuevas) sin sectarismos y mezquindades para defender nuestro territorio y su recursos hídricos contra el monocultivo y la gran empresa minera, en sintonía debemos avanzar a procesos de articulación más sólidos que materialicen un plan de lucha con los sectores organizados del valle del Aconcagua y otras zonas de sacrificio para iniciar un proceso ascendente de movilizaciones en la defensa del medio ambiente en la marco de los diversos encuentros internacionales que se realizaran en el país y que reunirán a los grandes responsables en la implementación de la barbarie capitalista en nuestros territorios. Para aquello debemos volcarnos a desarrollar las condiciones materiales y subjetivas para el impulso de la protesta popular, única salida viable para derrotar la ofensiva de las clases dominantes.

 

¡A desarrollar la protesta popular para derrotar la ofensiva de las clases dominantes!

¡Mucha cámara y poca acción, devolvamos la esperanza al pueblo con humildad y acción!

¡El agua será popular cuando vuelva a nuestros ríos!

 [1] Dirección General de Aguas

[2] Agua Potable Rural

[3] Vale decir, una forma de relacionarse que mantiene algunas características de clientelismo entre el “patrón y el campesino”.

[4] Quiere decir con prohibición legal de hacer entrega de derechos de agua sobre esas cuencas, específicamente hacia el río Petorca desde el 1997 y el río Ligua 2004.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: