Ir al contenido

Opinión | Escenarios y Estrategia: a propósito de la coyuntura internacional y los comentarios en las redes sociales

Escribo estas notas a petición de algunas personas interesadas en un debate que vaya mas allá de la evidencia de como los medios de difusión vinculados al poder dominante tratan la información sobre las luchas nacionales e internacionales en la coyuntura. De sobra, decir que vale la pena mirar esas “noticias” y “comentarios” para leer entre lineas los escenarios que trabajan para imponerlos como “verdad” al público que en su gran mayoría se tragará la información y el contenido implicado sin mayor análisis.

Asoma por tanto un primer concepto: el escenario, que en el mundo actual, de guerras híbridas, se trata no solo del teatro de operaciones en cual se desempeñan las fuerzas en contienda, si no que también la imposición de un “relato” que se convertirá de manera posterior en la razón que expondrán a escala mundial ( y para la historia) los vencedores. Así, se ocultan los verdaderos intereses en pugna para arrastrar a la masa de incautos tras acciones y objetivos coherentes en el relato construido. Sin ir mas lejos, en Chile se construyo por parte de los golpistas civiles y militares el llamado plan Z para justificar la masacre y el terror que se desataría a partir del golpe, ocultando que, no solo se trataba de derrocar al Gobierno de Allende sino que, de contener y destruir al movimiento popular que en esa época aspiraba a cambios sociales radicales, de paso refundando las bases de la economía, de la institucionalidad, del Estado, construyendo el Chile de los negocios y la corrupción que usted bien conoce.
De lo anterior desprendemos entonces, que siempre existe en un conflicto una lucha de voluntades. De lo que se desprende por tanto que la guerra y la lucha armada, no es mas que la continuación de lo político, por otros medios, como bien han establecido diversos teóricos. Por tanto, el objetivo ultimo en cualquier conflicto, es IMPONER LA VOLUNTAD PROPIA a la voluntad del adversario. Voluntad que se expresa de manera concreta en poder, en fuerza, en medios, en capacidades. Este objetivo no significa, de ningún modo, el aniquilamiento del adversario (salvo la excepción de que ese sea el objetivo final, el genocidio) sino que someterlo a la voluntad propia impidiendo que logre las fuerzas y medios para replantear el conflicto.
La estrategia en general definirá por tanto las lineas gruesas en que intentara construir las fuerzas, medios para lograr el objetivo final (voluntad) contemplando que estas lineas generales se materializan en un tiempo y espacio concreto, lo que finalmente deviene en la Táctica, vale decir, la táctica es la que materializa la estrategia y se mueve en un tiempo y espacio concreto, de manera tal, que los teóricos definen la táctica como el correcto uso de las fuerzas y medios en un tiempo y espacio especifico.
Se trata entonces de una lucha de voluntades que parte por la elección del tiempo y del espacio concreto en que se desarrollara la contienda. De allí que la guerra en general ha ido sufriendo transformaciones a partir del desarrollo de la tecnología y los medios. Desde los concejos de los teóricos chinos de hace siglo que señalaban luchar por el dominio de las alturas por sobre los valles, pasando por los concejos de engañar al enemigo respecto a donde estaban las fuerzas principales para dispersarlo, hasta el día de hoy en que el imperialismo norteamericano se prepara para una guerra desde el cosmos construyendo aparatos para neutralizar todos los satélites y las comunicaciones del adversarios u otras tecnologías superiores.

Surge entonces de manera evidente, que la primera gran contienda esta dada por quien impone el tiempo y el escenario donde se va a luchar, y estos es lo que hemos estado viendo durante los últimos años en el escenario internacional y también en la reducida escala de lo nacional.

Las ultimas acciones en Venezuela, han sido precisamente lecciones al respecto. El fin ultimo de las maniobras del títere del imperialismo han estado diseñadas para instalar un escenario que permita fortalecer el relato construido de que existe una dictadura sanguinaria y que el imperativo moral para los demócratas del mundo es acabar con ella mediante la fuerza y las armas, vale decir, la guerra imperial con el respaldo de la OEA, del Grupo de Lima y todos los espacios dominados por el imperio. Es al mismo tiempo una guerra híbrida de desgaste en lo económico, psicológico y que apuesta a dividir y doblegar la moral de las fuerzas adversarias principales, en esta caso las FFAA Venezolanas y la conciencia y voluntad del pueblo organizado que respalda el proceso. Sin embargo, este intento de imponer un escenario no ha logrado concretarse.
Todo el cuento de la instalación de ayuda humanitaria ingresada a la fuerza desde las fronteras fracaso al ser cerradas estas e impedir que la acción escalara al lucha armada, tanto como el ultimo conato de golpe de estado que fue enfrentado con gases lacrimogenos y la unidad y cohesión de las FFAA Venezolanas. Lo que buscan ademas, es que el títere controle un territorio concreto para desde alli instalar un gobierno paralelo y “pedir” la intervención del imperio. Plan B: dividir Venezuela en tres pedazos para lógicamente quedarse con el control de las reservas petroleras. ¿O no señor Trump?
Surgen voces en la web de numerosas personas que exigen, sin mayor reflexión, mano dura, balas contra los sediciosos, despliegue mayor de fuerzas, iniciativa. Desde mi reducida experiencia, creo que lo mas importante es la organización y cualificación de las fuerzas sociales que respaldan el proceso bolivariano, pensando que frente a la enorme superioridad estratégica de medios y fuerzas que tiene el imperio, es la guerra del pueblo, la guerra irregular y prolongada, lo que permitirá sostener el proyecto revolucionario a largo plazo, convencido que en esta fase de la coyuntura internacional de lucha entre fuerzas imperialistas, el desarrollo de una guerra larga en Venezuela abrirá una etapa en todo latinoamericana de lucha antimperialista a gran escala que teóricamente debilitará aun mas al imperialismo yankee en su lucha por mantener su hegemonía frente a China y Rusia que son claramente fuerzas imperialistas emergentes que luchan por imponer también su voluntad pero a escala planetaria.
es en ese marco también, de contradicciones permanentes en que el payaso chileno títere de los gringos pero al mismo tiempo emprendedor y mercachifle, tiene que ir a China que es uno de los principales compradores de materias primas chilenas y dueña ya de parte del litio.

Corolario de lo anterior: En cada marcha de las fuerzas populares chilenas, el escenario lo ponen los dueños del poder. Ellos definen por donde y como marcharemos. Ellos deciden cuando y como arremeterán las fuerzas represivas. ¿ Y si cambiamos esto y nos manifestamos en los territorios que nosotros escojamos? Creo que la lucha del pueblo mapuche en este sentido nos da lecciones. Estar donde no se esperan, elegir el cuando y el donde.

Por Guillermo Rodriguez

Categorías

REPOST

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: