Ir al contenido

[Opinión] Pussy Riot: la máscara feminista al servicio del imperialismo

El anuncio de la visita de Pussy Riot a Latino américa ha generado diversas controversias, mientras que un sector espera expectante su visita, otras repudiamos su llegada a Latino américa, debido a su propaganda fascista y financiamiento del imperialismo europeo y norteamericano.

Por Polet Herrera

Hace unos días atrás La Tercera anunciaba con bombos y platillos la visita de un grupo feminista Punk en Latinoamérica. Supuestamente subversivas debido a sus diversas acciones contra Vladimir Putin– presidente de Rusia- así han sido destacadas por la prensa burguesa. Pussy Riot se presentará en Chile el 17 de abril a las nueve de la noche en la discoteca Blondie. No obstante, antes de que usted decida asistir a su concierto debe enterarse quiénes son estas mujeres, que supuestamente propagan el feminismo través de su activismo.

La primera vez que me enteré de este grupo fue por su intervención mediática en la final del mundial de Francia contra Croacia una de sus integrantes ingresó a la cancha disfrazada de policía. Sin embargo, no sabía mucho de sus posiciones y agitaciones políticas hasta que indagué por diversas páginas de Facebook y medios de comunicación independientes. Durante estos años las integrantes de Pussy Riot han apoyado y presenciado diversas agitaciones una de estas fue el 2014 tras el referendo en el cual “las encuestas del sondeo celebrado en Crimea muestran un apoyo del 93% a la unión con Rusia y una participación del 80%. Por lo tanto, Crimea pide de manera formal su incorporación a Rusia”, información extraída del medio El Mundo.

femen-nazismoEste referendo no fue admitido por organismos internacionales y grupos ultraderechistas/fascistas que se manifestaron en contra este referendo, además de diversas marchas en el cual exigían la liberación de líderes que encabezaban estos grupos. Las Pussy Riot no tan solo participaron activamente con estos grupos, sino que también solicitaron la intervención de Estados Unidos y de La Unión Europea en estos conflictos, además de ser respaldadas por el líder de extrema derecha Goryachev (acusado de asesinar a opositores políticos).

Luego, el episodio con Hillary Clinton en la Cumbre Mundial De las Mujeres en New York, y la fotografía viral que compartieron en sus plataformas sociales solidarizando y solicitando la libertad del ultraderechista Leopoldo López, “inhabilitado por hechos de corrupción, vinculado a instituciones financiadas por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, responsable de acciones desestabilizadoras”, así lo consigna TeleSur.

Pussy

Instrumentalización del feminismo

Las integrantes de Pussy Riot participan en la organización feminista Femen, que originalmente surgió en Ucrania impulsada por una economista (Anna Hutsol), actualmente cuenta con diversas sedes tanto en Europa como en Latinoamérica.

Femen
Protesta de Femen con grupos nacionalistas.

Sus principales acciones son a través del torso desnudo aludiendo a diversas consignas supuestamente contra el sexismo, pero en su mayoría contienen contenidos antisemitas, además de contar con publicidad, visibilidad de los medios de comunicación burgueses y financiamiento de entidades norteamericanas y europeas.

¿Qué conclusiones podemos sacar al respecto de lo mencionado anteriormente?

La burguesía siempre innovará los métodos para sostener los pilares que sustentan al sistema: capitalismo, patriarcado y colonialismo. Femen es un ejemplo de la instrumentalización del feminismo para beneficio del imperialismo estadounidense y europeo que a través del financiamiento a organizaciones feministas liberales puedan maquillar sus campañas antisemitas y propagar el fascismo a través del “empoderamiento” femenino. No es casual que uno de los rostros que sustenta a Femen es Victor Svyatski, acusado de despreciar a las mujeres, además de cosificarlas para que la organización tenga más visibilidad mediática. El feminismo es revolucionario cuando es anticapitalista, antirracista, anticolonialista e interseccional, es decir que complejiza las diversas opresiones existentes (género, clase, territorio, etc.), al menos para las feministas que deseamos construir un proyecto revolucionario.

Nosotras no le daremos cabida al fascismo ni discursos de odio, tampoco seremos monigotes del imperialismo, pues “mientras el poder esté en manos de los capitalistas y los propietarios, ningún derecho político salvará a la mujer trabajadora de su posición tradicional de esclavitud en el hogar y en la sociedad”, Alexandra Kollontai, feminista marxista. Por ende, para este periodo la confrontación política feminista será vital, por tanto, las Pussy Riot no son bienvenidas en Latinoamérica y en ningún lugar.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: