Ir al contenido

[Opinión] La clase trabajadora no perdona al cobarde policía

Por Polet Herrera

Nuestra rutina diaria comienza a las cinco de la mañana, las personas que habitamos en la periferia sabemos que para llegar temprano a nuestros trabajos o lugares de estudios debemos tomar la micro antes de las siete de la mañana, sino el taco nos atrasa, y la vida está demasiado dura para arriesgarnos a perder nuestro puesto de trabajo, o encontrar uno para subsistir.

Por consecuencia de despidos masivos e inestabilidad del trabajo debemos recurrir a la calle para poder parar la olla en nuestros hogares, así lo tuvo que hacer Luis Alberto Picuazi (35) hasta que carabineros le arrebató su vida persiguiéndolo en un control policial, lo que culminaría con un atropello por parte de un chofer del transantiago.

Durante la tarde del jueves 3 de abril Luis Picuazi estaba vendiendo sus productos en Estación Central, de pronto carabineros irrumpió el sector persiguiendo a vendedores/as ambulantes. Dentro de todas las personas que persiguió carabineros se encontraba él resistiéndose a perder su sustento laboral.

Luis al igual que muchos/as de nosotros/as trabajaba para sostener a su familia estando expuesto a estas condiciones precarias de trabajo. Hoy nuestra clase trabajadora ha sufrido muchas derrotas por culpa de gobiernos inoperantes que solo ha beneficiado a la patronal, mientras que a nosotros nos ha precarizado más.

Solidaridad de clase versus cobardía

La reacción de carabineros al ver el atropello de Luis fue verificar si estaba muerto o vivo. Al rato arrancaron del sector, debido a la indignación de las personas que transitaban el lugar. Posterior, a eso carabineros volvió al lugar con un piquete. Sin embargo, no pudieron contener la ira de nuestra clase trabajadora.

Durante esa noche se prendieron las primeras barricadas tras la muerte de Luis. Reconocido y querido entre sus pares, que nuevamente resistieron la arremetida de carabineros.

No son tiempos mejores para la clase trabajadora, menos para Luis, que recibió una de las más crudas violencias por este gobierno derechista. Luis fue perseguido por ser pobre, Luis fue castigado por trabajar en la calle para llevar el pan a su hogar.

Luis fue atropellado por culpa de policías cobardes que en vez de enfrentar a los responsables del desfalco más grande de la historia de su institución (30 mil millones de pesos), atentan contra su propia clase, porque son lacayos del Estado.

Hoy necesitamos organizar la rabia y resistir la ofensiva de la derecha, a nuestro ‘pueblo no le tirita la pera’, así lo demostraron las jornadas de solidaridad que han levantado los/as trabajadores/as ambulantes tras la muerte de su compañero ¡ MARTES 9 DE ABRIL A PROTESTAR! ¡BASTA DE CRIMINALIZAR A NUESTRA CLASE TRABAJADORA!

Bryan Galvez Ver todas

Estudiante de Periodismo.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: