Ir al contenido

Mauricio Maigret y el primer “Día del Joven Combatiente”

Cuando mencionamos el día del joven combatiente, se nos vienen de inmediato a la cabeza los nombres de Eduardo y Rafael Vergara Toledo. Dejando en el olvido a otros y otras luchadoras caídas en combate contra la dictadura de Pinochet. Hablamos de Mauricio Maigret y Paulina Aguirre, entre otros y otras.

Mauricio Maigret: Un Joven Combatiente

Mauricio Maigret, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, cayó en combate un 29 de marzo del año 1984. Un año antes del triple asesinato de los hermanos Vergara Toledo y Paulina Aguirre. Quienes se encontraban realizando acciones de propaganda armada en memoria de su compañero caído un año antes.

Pero desde mucho antes ya habían sido asesinados unos 115 menores de edad por la dictadura. A fines del régimen, los menores de dieciocho años asesinados, según el informe Rettig, alcanzaban los 276.

Maigret entró al MIR producto de lo convulsionado de la sociedad chilena en aquella época. Su principal impulso vino desde su pueblo, pero más específico, desde su paso por el mundo de los estudiantes secundarios. Allí se encontró con otros jóvenes que estaban en la misma situación que él.

Todos y todas querían cambiar las cosas. Todos los esfuerzos eran necesarios. Pero solamente los y las más valientes siguieron adelante a pesar de tener que dejar atrás a sus familias y hogares, embarcándose en un viaje sin retorno.

Te puede interesar también: “Carta de Mauricio Maigret a la juventud”

PUDAHUEL

El MIR había impulsado una ofensiva en todos sus frentes: Militar, masas, trabajadores y estudiantes. La movilización activa era la única forma de derrotar a la dictadura. Es por ello, que se comienzan a gestar las primeras paralizaciones nacionales y los controles territoriales, comandados muchas veces por militantes de esta u otras organizaciones de la Izquierda Revolucionaria.

Es en ese marco que el día 29 de marzo de 1984, que el MIR decide atacar la 26 comisaria de Pudahuel. Acción que tenía que comprometer el accionar de la Milicias de la Resistencia. Y en donde, Maigret, a sus diecisiete años, ya contaba con la jefatura de una de estas estructuras.

Su función principal en el ataque era el de cubrir la retirada de sus compañeros y compañeras. Siendo aquella tarea la que finalmente le costaría la vida. Pero que salvaría otras tantas.

Producto de que la acción era directamente en contra de una estación policial, la respuesta por parte de Carabineros no se hizo esperar. Y mientras los demás milicianos emprendían la huida, Maigret, como su jefe y ejemplo, se apertrechó en un lugar para responder a las balas que lanzaban los funcionarios policiales, siendo en se instante alcanzado por dos proyectiles que finalmente le costarían la vida.

Sin esta, y otros tipos de acciones, la dictadura difícilmente se habría visto acorralada y con el miedo de una insurrección o guerra revolucionaria. Lo que finalmente desequilibraría la balanza para que aceptara la salida pactada.

Luego de este trágico episodio, el MIR emprende un año después una campaña de propaganda en memoria de Mauricio y otros jóvenes que cayeron. Siendo el 29 de marzo de 1985 el primer “Día Del Joven Combatiente”. Fecha que la comisión política del MIR adoptaría definitivamente para recordar a sus muertos y muertas.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: