Ir al contenido

Editorial | Frente a la contaminación: lucha y organización

 “Hacemos un llamado a nivel nacional a que los territorios se levanten y ejerzan soberanía” Alejandro Castro, dirigente de Quintero encontrado muerto.

Los conflictos medioambientales no son un tema reciente en la palestra. Por el contrario, varias han sido las comunidades al largo de Chile las afectadas por este tema. Basta con observar los años pasados y darse cuenta de aquello.

El último conflicto medioambiental que suscitó la atención de todo el país fue el de Quintero-Puchuncaví. No obstante, este conflicto no marco pauta sino hasta que sus habitantes, afectados por la contaminación y la nube toxica que se posaba sobre ellos y ellas, decidieron tomarse las calles, el municipio y atacar a las grandes empresas que contaminan sus vidas hasta el día de hoy.

Sin aquella respuesta clara y organizada por parte de sus habitantes, el conflicto habría ocupado unos cuantos minutos en tv y otras líneas en la prensa tradicional, para finalmente desaparecer del espectro público.

Así lo demuestra la tardía respuesta del gobierno, quienes luego de una gran jornada de protesta que había hecho arder la comuna entera, vieron con preocupación el conflicto, pero no por la vida de sus habitantes, sino por lo que se podía desatar en ese lugar producto de las protestas. Siempre interesado en resguardar el negocio de ex amigos y socios de Sebastián Piñera y compañía.

Los vecinos y vecinas de Quintero, Puchuncaví, Ventanas y Horcón entendieron esto. Puesto que la contaminación no respondía a ese año en específico, sino que se venía arrastrando en el tiempo. Ningún gobierno quiso hacerse cargo de este tema y es que, por esos momentos, la pasividad de sus habitantes generaba una tranquilidad para quien estuviera de turno.

En el 2017 fue el turno de Til Til. Un pueblo que veía con impotencia como se les instalaría en sus narices un tercer vertedero en la comuna. Sumándole a la gran industria de contaminación con la que ya contaban. Desde relaves mineros a criaderos de cerdos, para finalizar con un tren de basura que los recorría.

Frente a este nuevo proyecto contaminante, sus habitantes emprendieron jornadas arduas de protestas, dejando de lado las consultas ciudadanas que poco ayudaron a frenar este nuevo vertedero. El emprendimiento de la acción directa en las calles permitió frenar el proyecto y que el gobierno se sentara a escuchar a los vecinos y vecinas de forma sincera.

No obstante, lo anterior no habría sido posible si sus habitantes no presionaban y actuaban. Porque quien encabezaba la lucha en un principio fue su alcalde, Nelson Orellana Urzua. Pero este mismo llevaba en paralelo relaciones muy amigables con estas empresas contaminantes. Lo que muchas veces frenaba el accionar de los vecinos y vecinas.

Con estos dos ejemplos, queda de manifiesto cual es la forma de lucha que se debe emprender para frenar a las empresas contaminantes y su apetito feroz: la protesta organizada y el levantamiento de las comunidades.

Estas experiencias se dieron al calor de la lucha misma y frente a las tramposas salidas que les ofrecían alcaldes, concejales, diputados y diputadas del más amplio espectro político, pero que ninguno representaba plenamente su deseo.

Quilicura: ¿movilización o instalación de planta de caca?

Los ejemplos de lucha y resistencia en los territorios, descritos anteriormente, nos sirven para enfrentar el periodo de movilización que se avecina en la comuna frente al proyecto de:  “Solución Sanitaria de Agua Potable y Aguas Servidas”, conocida popularmente como “La planta de caca”. Termino no lejano a lo que realmente se desea instalar en nuestro territorio.

Las principales consecuencias de la instalación de esta planta son: contaminación del suelo tras el desecho inadecuado de aguas negras, malos olores (debido al retiro de residuos domésticos -material fecal- y residuos industriales), riesgo de inundación, daño medioambiental (humedales). Los efectos que se verán más claro serán los síntomas de intoxicación, diarrea, gastroenteritis y otras enfermedades patógenas a largo plazo.

Otra arista perjudicial para quienes habitan sus alrededores, será la devaluación de su propiedad. Mismas propiedades que muchos economistas han mirado con buenos ojos producto del alza en su valor luego de la llegada del metro a la comuna. Pero todo aquello quedará por el suelo luego de esta planta de caca.

La comuna, al igual que otras tantas, es una zona de sacrificio. Esto, producto de políticas estatales y municipales que han escogido enriquecerse a costa de hipotecar las condiciones de vida de la comunidad. Pero esto no es algo de ahora, sino que se arrastra desde hace mucho tiempo. Muy bien lo saben Carmen Romo Y juan Carrasco, quienes se han aprovechado de esto para fines personales.

Si en la comuna ya nos encontramos con varios proyectos de similares características, ¿Por qué no se ha hecho un plan regulador comunal que frene la construcción de proyectos nocivos para la salud de las personas? Si la respuesta es que no hay recursos. Francamente queremos informar que, si han estado, pero no se han utilizado en beneficio de nuestra comunidad.

Recordemos la supuesta lucha de Carmen Romo contra la empresa Gersa, la cual finalmente se instaló debido a su inoperancia a la hora del que hacer. Pues cabe mencionar que en aquella época (2007), también se llevaron adelante manifestaciones en contra de este proyecto. Además de amenazas de ir a contraloría. Voladeros de luces que finalmente no sirvieron de nada, producto de una institucionalidad que hace y deshace a su gusto.

La aprobación de la Comisión Nacional del Medio Ambiente a este proyecto, permitió que el 80% de los desechos de la Región Metropolitana se expulsarán a Quilicura​ hasta el año 2027. ​Esto claramente es una derrota, pero de la cual debemos aprender para no cometer los mismos errores y evitar en unos años más el cuestionamiento de lo que hicimos y no hicimos.

Tampoco debemos olvidamos que durante estos años nos hemos instalado como la segunda comuna de la Región Metropolitana con peor calidad de aire. Además de beber día a día aguas contaminadas de arsénico, manganeso, hierro y fluoruro, debido a la contaminación de las napas subterráneas. Frente a esto ¿qué hizo el alcalde Carrasco con el dinero para el saneamiento del vertedero? ¿Por qué la Subsecretaría de Desarrollo Regional suspendió los fondos al municipio? Por si no lo sabía, estos fondos fueron congelados debido a una mala rendición de dinero que investigó la Contraloría, lo que trajo consigo aquella suspensión de platas.

¿Por qué la municipalidad se pronuncia ahora y no antes? En el año 2015, a través del Certificado de Antecedentes Previos, el municipio sabía sobre la instalación de este proyecto y sus efectos. Por ejemplo, los riesgos de inundación, dado a las condiciones del terreno en donde se pretende instalar esta planta.

Quilicura 1.jpg

Quilicura 2.jpg

Quilicura 3.jpg

Vecinos y vecinas, el llamado es a articularnos, encontrarnos en las juntas de vecinos, pero sobre todo encontrarnos en las calles. Tenemos que establecer nuestro plan de lucha en contra de este nuevo proyecto que viene a lapidar nuestra salud y las pocas áreas verdes que quedan en nuestro territorio. Tenemos que enfrentar a los y a las oportunistas que se acercarán a nuestros espacios de organización con fines electorales y se venderán al empresariado. Tenemos que aprender de las experiencias pasadas de organización en la comuna.

¡Ahora es cuando tenemos que defender la soberanía de nuestros territorios a través de todos los métodos de lucha posible!

Categorías

EDITORIAL

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: