Skip to content

Opinión |Intervenir para que la coyuntura no nos supere

Sin lugar a duda en la actualidad asistimos a un momento político convulsionado, ante lo cual es imperante marcar posiciones en torno a la situación política. Permitiendo así, desde esta trinchera, poder intervenir en el escenario que se nos presenta de aquí en adelante y no dejando que la realidad nos sobrepase.

El asesinato de Camilo Catrillanca a manos de funcionarios del GOPE de carabineros es, sin duda, la noticia que mayormente ha remecido el tranquilo año de Sebastián Piñera en el gobierno. Con esto no quiero menospreciar o devaluar la importancia que tuvo en su momento el conflicto medioambiental de Quintero-Puchuncaví. El cual además sigue sin soluciones concretas y pareciera que ya no es tan importante en el escenario político actual. ¡Ojo aquí!

No se terminaba por tener una postura oficial desde La Moneda, cuando las calles de Chile ardían por la noticia de que en el Wall Mapu había sido asesinado un Mapuche. Una muestra de fuerza y rabia que no se veía desde hace mucho remecía al Estado y sus instituciones.

Aquella rabia espontanea que invadió a miles, al contrario de experiencias anteriores, no se diluyó a las pocas horas y es que, a contrariedad de los más optimistas, la lucha se ha extendido en el tiempo y territorio, demostrando que la fuerza del pueblo es inmensa e incontrolable en momentos de confrontación directa. Pero a pesar de la voluntad de seguir en pie de lucha, las fuerzas parecieran entrar en un reflujo producto del desgaste, al menos, fuera del Wall Mapu. Frente a lo cual se hace necesaria una propuesta desde las organizaciones revolucionarias que permitan continuar con esta iniciativa, pero organizadamente con lo que logremos golpear de mejor forma al enemigo.

Los elementos para golpear, y fuerte, son demasiados. Desde la destrucción de evidencia y, por ende, obstrucción a cualquier tipo de justicia por parte de carabineros en el caso Catrillanca, hasta el nuevo destape en el ejército que los vincula con el narcotráfico de las poblaciones. Nos permiten, nuevamente, la posibilidad de darles (y en el piso), a estas instituciones asesinas, ladronas y traficantes, tanto de drogas como de armas.

Pero, a pesar de contar con estos elementos y evidencias empíricas, nos hemos visto de manos atadas para enfrentar y desequilibrar sus instrumentos de violencia estatal. La falta de propuestas y lineamientos han permitido que las posturas individuales se posicionen a la cabeza del movimiento. En otros casos ha sido el reformismo quien a capitalizado estos momentos políticos. Demostrando que la llamada “izquierda revolucionaria” no es más que un sinfín de consignas abstractas y desfasadas en el tiempo.

Necesitamos imperiosamente que esas organizaciones que se hacen llamar revolucionarias, y dispuestas al combate, comiencen a trabajar y funcionar. Desde un llamado a la unidad hasta la organización real de la lucha. Eso es lo que necesitamos y necesita el pueblo. Una dirección que permita capitalizar este momento y avanzar en nuevas formas de lucha.

Desde este escrito, pudiese decir que lo primero es hacer un llamado a todos y todas quienes quieran parar esto a unirse. Unirse bajo una misma consigna. Organizar y calendarizar, si es necesario, las diversas protestas; de estudiantes, pobladores, regional, nacional, etc.

Frente a nosotros y nosotras se nos plantea un escenario para utilizar los métodos revolucionarios, no lo dejemos pasar y pongamos manos a la obra que “si el presente es de lucha, el futuro es nuestro”. Pero para ello hay que intervenir en la realidad.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: