Skip to content

Editorial |¿LA CARAVANA MIGRANTE CENTROAMERICANA O EL DESPOJO CENTROMERICANO DEL CAPITALISMO HOY?

Es un hecho que frente a los múltiples síntomas de descomposición que vive la sociedad actual, no se hable en los medios que la enfermedad se llama, Capitalismo. La enfermedad capitalista, expresada en la crisis migratoria que se vive en el mundo, es una consecuencia de la guerra, el narcotráfico, la delincuencia y la miseria.

Un caso que ha adquirido revuelo tiene relación con las múltiples caravanas de migrantes provenientes de Centro América, sobre la cual Donald Trump anunció sin tapujos ni remordimientos el uso “de una fuerza letal” en contra de la caravana inmigrante. Debido a que si intentan los miles de inmigrantes avanzar a territorio norteamericano serán golpeados por las fuerzas represivas del Estado Norte americano. Todo esto, bajo la política decadente de aquella protección a los estadounidenses, y que es coherente con la política migratoria restrictiva, denominada “Tolerancia Cero”. Evidentemente las fuertes declaraciones del mandatario en día de acción de gracias de “paz y armonía” son contradictorias para las Mujeres, los Hombres, niños, niñas, comunidad LGTBI y familias migrantes completas que han recorrido por semanas la cruzada entre el vivir y no vivir. Porque es una caravana de Inmigrantes que tiene como objetivo final EE. UU, y solicitar refugio, pero como han apuntado ciertos medios obedece a una “crisis humanitaria”, considerada como una realidad similar a un país en contexto de guerra, pero que ha sido golpeado principalmente por la miseria, escondiendo las razones de fondo que nos demuestran que es la nítida expresión de la crisis del capital y la lucha del pueblo latino por sobrevivir.

Pero esto no es algo nuevo para el Imperialismo y la decadente figura de Trump, porque recordemos los llantos desgarradores de los niños en jaulas separados de sus padres en el mes de junio, donde se pudo reflejar con toda la fuerza la política racista del Imperialismo contra los flujos irregulares de migrantes, porque la llamada Tolerancia Cero fue desplegada de la peor forma, traduciéndose en detenciones por doquier, y en separaciones de cientos de niños centroamericanos de sus padres, que desesperados habían ido a la frontera pidiendo asilo y refugio.

Fueron cientos, pero hoy son miles, los que huyen de sus países en Centro América. Sin embargo, no son expulsados por alguna guerra convencional, porque las razones de emigrar se remontan a varias causas en común como la pobreza, el desempleo, la violencia criminal, la corrupción, etc. Estás causas están sujetas a ciertos países emisores de población, tales como, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, y Costa Rica a quiénes no solo los une el espacio geográfico centroamericano, sino que, la miseria a la que se les ha determinado como clase vivir. En síntesis, es aquella migración forzada sujeta a las consecuencias que trae el capitalismo y su violencia, porque la crisis migratoria viene a configurar y reafirmar el fracaso del capitalismo como sistema dominante, y a su vez, la decadencia de los gobiernos de tilde socialdemócrata del mundo.

Hoy las cifras hablan de 7 mil inmigrantes que se han gestado en V caravanas que podrían llegar a 10 mil, caravanas que todavía algunas no logran llegar a su destino final, puesto que la Caravana migrante además, ha tenido que sobrellevar durante semanas diversas dificultades, no solo las amenazas de EE. UU, si no que han tenido que sobrellevar y sobrevivir en un camino extenuante entre familias completas, junto a sus niños, y niñas, y recorriendo kilómetros de distancia. Sufriendo variadas problemáticas en su camino, desde lo más mínimo como problemas de deshidratación, llagas en sus pies, problemas respiratorios, consecuencias de las largas caminatas y de los viajes de altas temperaturas, sumado además, al rechazo xenofóbico de algunos grupos reaccionarios que esperan a las caravanas en ciertos puntos con manifestaciones. Pese a esto, dentro de estos 5 puntos o momentos de las caravanas, se ha demostrado la solidaridad de clase de pobladores mexicanos, y algunos Estados mexicanos que han apoyado en mayor y menor grado a los inmigrantes y a sus familias en su transcurso, entregándoles algún bebestibles, alimentos y/o refugio.

Si bien los Estados y pueblos mexicanos han apoyado con refugio y alimentación en la travesía migrante, e incluso, se les ha incentivado a quedarse en tierras mexicanas, dicho ofrecimiento no está exento de complicaciones, ya que además de evidenciar las problemáticas de los y las migrantes de las Caravana, se vislumbran también las problemáticas que existen en México, donde los índices de violencia son los más alto de Latinoamérica, con una profunda desigualdad, materializada en un pobreza profunda, y aquella constante violencia de los carteles de narcotraficantes.

Un ejemplo grave de dichas dificultades tiene relación con la inseguridad de los caminos recorridos por los miles de inmigrantes en ciertos sectores de México, por esta razón, se ha iniciado lamentablemente una nueva caravana cuyo nombre es la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos, debido a que hasta el momento aún se encuentran desaparecidos 2 camiones con población migrante que pertenecían a la Caravana, que comprenden alrededor de 100 migrantes hasta hoy desaparecidos, donde existirían 65 niños 7 y mujeres que según testigos habrían sido vendidas al crimen organizado. Muchos por tanto debieron obligadamente enfrentarse a sus principales temores, a la inseguridad y a todas las pésimas condiciones acarreados durante el camino, tuvieron que optar el detener su marcha y apostar por quedarse en alguna ciudad de México e ir por la solicitud de refugio en algún Estado Mexicano, todo esto en vez de continuar la terrible travesía hacia EE.UU.

¿Pero porque centro América los expulsa? Lo que los obliga a decidir dejar familias completas o caminar como núcleo familiar dejando atrás sus tierras, sus hogares, está sujeto a la crisis de los países centroamericanos, ya que se evidencian altos índices de pobreza y violencia criminal. Por ejemplo, en Honduras el 57% no tiene trabajo, y algunos deben sobrevivir con $120 dólares (no más de 70 mil pesos chilenos) y más las remesas que envían a familiares de EE.UU, en El Salvador 1 de cada 3 salvadoreños realmente no le alcanza para vivir, esto sería (190 mil pesos chilenos) y para rematar los niños son los que más deben sobrellevar los golpes y azotes del capitalismo en sus países, dado que 1 de cada dos niños sufre de desnutrición crónica, cifra correspondiente al 47% de niños menores de 5 años que trayendo consigo las consecuencias futuras en el desarrollo cognitivo de miles de niños y niñas pobres de Centroamérica.

La paradoja es que mientras los inmigrantes del triángulo norte, como se les ha denominado, son expulsados obligadamente a dejar sus hogares, Trump despectivamente los trata de “invasores” siendo una absoluta contradicción, en razón de los permanentes discursos que emana Trump quien adjudica de invasores al pueblo centroamericano apostado en su frontera, suprimiendo la condición histórica de Estados Unidos del país más cancerígeno del mundo, en cuanto a desestabilizaciones, golpes de Estado o paramilitarismo. Por ende, la política Yankee nacionalista y xenofóbica, reflejada en Trump, ha desplegado 5 mil militares más a los que ya existían de la Guardia Nacional, vale decir, desde los inicios de la Caravana Estados Unidos situó una política militar para contenerla, Es por ello que la frontera del sur de Estados Unidos está considerablemente y cualificadamente militarizada

Las y los migrantes han dejado sus hogares por mejores condiciones de vida ante la crisis vivida en sus países, pero hay algunos que aun intenta resistir a crisis en sus países. Puesto que, por ejemplo, en Guatemala hay estudiantes y docentes que han salido a manifestarse, sumado a cortes de agua en las poblaciones, o también en Honduras, donde hubo manifestaciones contra el alza de la canasta básica, la electricidad y los combustibles, entre otras razones, cientos también de centro americanos continúan la denuncia y el enfrentamiento.

En síntesis, debemos afirmar que la explosión migratoria se materializa hoy en día en la “Caravana migrante”, porque obedece a una crisis integral del capital y la putrefacción misma del orden global, puesto que miles de latinos, latinas, de centroamericanos son obligados hoy a migrar, abandonando sus hogares, historia y territorios. Debemos ser enfáticos en responder, y denunciar quién los expulsa es el Capitalismo y su violencia.

Ante el fracaso de los gobiernos liberales y socialdemócratas del continente, urge la necesidad histórica de la revolución, ya que solo en este proyecto radical y transformador podremos abrazarnos unidos como clase y pueblos oprimidos del mundo, para así, enfrentar de manera decidida y fraterna a la máquina capitalista que nos obliga al destierro y al despojo. Frente a la realidad de nuestra región y del mundo, no cabe otra posibilidad que preparar las condiciones necesarias para asaltar los cielos con la fuerza de la revolución, porque tal cómo nos indicó Fidel, revolución es, todo lo que debe ser cambiado, y el Capitalismo debe desaparecer.

Editorial Diario Venceremos.

One thought on “Editorial |¿LA CARAVANA MIGRANTE CENTROAMERICANA O EL DESPOJO CENTROMERICANO DEL CAPITALISMO HOY? Deje un comentario

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: