Skip to content

[Opinión] Camilo Catrillanca: esto es weichan

Por Bryan Galvez

Eran pasadas las 18 horas del día miércoles 14 de noviembre. Una nueva alerta de enfrentamientos en la Araucanía inundaba Facebook de activistas políticos y sociales. Una más pensé. Y es que con el pasar de los años, por muy crudo que suene, uno va “normalizando” estos hechos de enfrentamientos. Si tan solo durante estas dos últimas semanas se habían registrado 4 allanamientos a las comunidades mapuche.

 

Sin embargo, a diferencia de otras oportunidades, esta vez el hecho era reportado por la “gran” prensa. Por esa prensa que tiene el monopolio de la información. La que tiene el poder de decir si un hecho sucedió o no, simplemente con el publicar o denegar la difusión de un suceso. Algo serio había sucedido.

Una primera información hablaba de nuevos allanamientos. Luego de 3 heridos en enfrentamientos. Finalmente, se reportaba la muerte de un comunero mapuche; Camilo Catrillanca. Su deceso aún sigue siendo objeto de investigación. Lo único cierto es que recibió dos proyectiles balísticos; en su cabeza y espalda.

De inmediato la noticia fue masivamente difundida. A tal punto que a eso de las 19:30 horas ya estaba convocada una manifestación en el palacio de gobierno y en diversos puntos del país. Todas finalizaron con el mismo resultado.

La noticia fue tomando más y más relevancia en los medios de comunicación masivos. La muerte era imposible de ocultar. Aún así el gobierno se demoró más de 18 horas en declarar al respecto.

Se convocaba a una nueva manifestación para el día siguiente; Jueves 15. Este mismo día estaba convocada una importante manifestación contra las “Zonas de Sacrificio”, pero que había pasado desapercibida para la “gran prensa”. Primero, se hablaba de dos horas distintas. Finalmente, se concordó una manifestación común. Acierto.

Ya durante el día en la Araucanía se había dado un ambiente tenso. Las comunidades llamando a protestar y generar tres días de desobediencia en contra de la militarización del Estado chileno. Este llamado ha dejado como saldo numerosos enfrentamientos y ataques incendiarios, ya no de noche, sino a plena luz del día.

Personalmente, creí que esta manifestación no pasaría de unas cuantas escaramuzas y detenidos, como ya había sucedido anteriormente con otras manifestaciones de similares circunstancias. Pero, algo había cambiado. La rabia se desató.

Ambas manifestaciones tenían mártires; Alejandro Castro y Camilo Catrillanca. Ello, a mí parecer, marcó diferencia.

La manifestación comenzó como todas las anteriores. Unas cuantas banderas por aquí, otros gritos por allá y la gran masa (tres mil según carabineros) ya se disponía a marchar por la principal arteria de la ciudad. Frente a ellos y ellas, piquetes de efectivos policiales fuertemente armados. No obstante, eso no detendría la rabia.

Pie en la calle y el primer chorro del carro lanza agua era efectuado. Segundo pie en la calle y el piquete calentando. Gritos y más gritos encendieron la mecha, y que durante más de dos horas no se apagaria, al menos en Santiago.

Cómo hace tiempo no se veía en la capital, la lucha y la desobediencia se tomaban las calles. Había rabia e impotencia. El gobierno y carabineros lo sabían, por ello no escatimarian costos en suprimir esta manifestación. Pero ni ellos se imaginaban lo que enfrentaban. Un dejavu de un agosto de 2011.

3 carros lanza agua, múltiples lanza gases y cie

ntos de fuerzas especiales no lograron detener la manifestación. Barricadas hacían frente a las arremetidas de la policía. La inteligencia se hacía presente. Si carabineros atacaba por acá, la gente se movía por allá. Detenidos y detenidas por esta esquina, enfrentamientos por la otra. Finalmente se ejercía, después de tanto testamento en redes sociales, la fuerza de un pueblo herido, pero no muerto.

 

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: