[TP] ¿Derribar las AFP o Alimentar el Parlamento Corrupto?

Publicado Originalmente en: Única Solución Revolución

Hace prácticamente un año publicamos un artículo que llevó por título “Coordinadora NO+AFP entre la lucha y la conciliación” [1]. Este fue expuesto a los lectores exactamente el 27 de Octubre de 2017, poco tiempo después de que se conocieron los resultados del plebiscito NO+AFP [2]. Este artículo planteó, de manera muy general la estrategia de Trabajadores al Poder, su táctica de periodo, las precisiones que habíamos realizado a dicha táctica y su relación con los pilares del modelo. Expresamos también la relación entre el desarrollo de la conciencia de las masas y el entronque con la crisis integral del capitalismo, y como el desenvolvimiento propio del capitalismo en Chile había provocado, en conjunto con la respuesta defensiva y de resistencia de las masas, la crisis de legitimidad de las instituciones y los partidos políticos; la crisis hegemónica en curso, principalmente en su aspecto del “consenso de los dominados”. Señalamos todos estos aspectos en forma lata, puesto que era necesario explicar con claridad cuál era la función del reformismo, de la participación electoral en el marco actual de una sociedad en crisis y además en el marco histórico de existencia de un Estado Capitalista de carácter Contrainsurgente sin contrapeso socialista alguno, vale decir, el Capitalismo —señalábamos— es globalmente hegemónico y no existe una alternativa revolucionaria, de carácter internacional, con la fuerza suficiente para oponérsele.

Esta función —la del reformismo y la participación electoral— es sencillamente de revalidación, de relegitimación de la dominación burguesa sobre el resto de la sociedad, es decir, las aspiraciones de mejora en las condiciones de vida social, económica de un momento dado, son efímeras, puesto que basta con que las correlaciones de fuerza se modifiquen, basta que el escenario mundial se disponga favorable, para que las clases dominantes arrasen en el momento oportuno con todos los beneficios alcanzados a través de reformas luego de una larga lucha. Es cosa de ver lo que sucede con las elecciones en Brasil, y las promesas de “progreso” que ha hecho Bolsonaro. Este es el proceso actual al que denominamos “Ofensiva del Capital sobre el Trabajo a nivel Internacional”, y que algunos intelectuales denominan “Contrarevolución Mundial” [3].

Este diagnóstico, está construido y sobre todo reafirmado en la realidad actual. En nuestras últimas lecturas de situación política hemos constatado la profundización del enfrentamiento interimperialista y la agudización de la crisis Capitalista que no encuentra salida alguna. De hecho, los medios económicos progresistas, o capitalistas “productivos”, están aterrados ante el escenario posible de un derrumbe gigantesco del océano de deuda que inunda las economías del primer mundo [4] [5]. Este potencial acontecimiento, seguramente precederá el enfrentamiento abierto entre las potencias nucleares, que hoy se realiza a través de terceros. La derrota de los Estados Unidos en Siria, cuestión que no ha sido firmada en forma definitiva, pero que como tendencia se visualiza clara, ha estado obligando al imperialismo norteamericano, a volver la mirada sobre su viejo patio trasero, aunque si bien nunca le ha despegado un ojo, la preocupación expansionista de las últimas dos décadas, de ofensiva imperialista en contra del bloque Ruso-Chino coincidió con un ascenso en la lucha de clases en Latinoamérica con la capitalización de este ascenso por parte del reformismo y las social democracias locales. La derrota de EE.UU. en medio oriente, trasladará la importancia y el eje del enfrentamiento hacia nuestro territorio y propiciará de manera ya definitiva —materialmente hablando—, y la intervención sobre Sudamérica se volverá una realidad. El campo de enfrentamiento seguramente se trasladará desde el medio oriente hacia el norte de Sudamérica. Bolsonaro en Brasil ya prometió atacar a Venezuela, y los preparativos en Colombia para la agresión llevan mucho tiempo [6]. Esta situación le permitiría a EE.UU. resolver por fin el problema Cubano, imaginan ellos. Lo que resulte en Brasil es de enorme gravitación para el futuro, no porque el “fascista” Bolsonaro signifique la ruina y la debacle, puesto que sus pares progresistas no hicieron mucho por modificar las cuestiones de fondo, sino que en realidad significa el desarrollo de la tendencia histórica, en donde el Capitalismo en crisis debe necesariamente recurrir a la fuerza, es decir a la violencia, para resolver sus problemas de acumulación y por sobre todo resolver, aunque sea temporalmente, la implacable ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia. Bolsonaro, los MSP, el narcotráfico y los fundamentalistas religiosos (sean del ISIS en medio oriente o evangélicos en Sudamérica), representan sencillamente la síntesis del momento histórico y las necesidades más inmediatas del Capitalismo, es decir, de los sectores hegemónicos de la sociedad; los grandes grupos económicos autóctonos y transnacionales.

En este sentido el Capitalismo recurre nuevamente a la barbarie para perpetuarse, para vencer la resistencia de la clase proletaria en la verdadera y decidida lucha de clases de parte de los poderosos. En reciente entrevista con Walter Martínez en su programa Dossier [7], Ramón Grosfoguel explicaba o sintetizaba con enorme claridad el eje de nuestra reflexión de diagnóstico respecto de la situación internacional: Está en curso una enorme Contrarrevolución Burguesa a nivel planetario; al haberse desplomado el Socialismo, el Capitalismo comienza a arrasar con los derechos sociales a nivel mundial, por lo que debemos prepararnos para resistir y ojalá vencer o convertirnos en verdaderos esclavos del capital, en una era de progreso tecnológico sin igual.

En este dantesco escenario, como gustan de exagerar los periodistas, enfrentamos un nuevo ciclo de movilizaciones contra las AFP. En donde la Coordinadora NO+AFP, llamó nuevamente el recién pasado 24 de Octubre a una jornada de movilización Nacional. El citado documento señalaba [1], que el interés de la coordinadora, en realidad de su ejecutivo nacional era catapultar a sus dirigentes a la arena electoral. De hecho, es precisamente lo que hicieron aquellos. Llenos de militantes o simpatizantes Frente Amplistas y de la expirada Nueva Mayoría, su impulso y el impulso de organización de la coordinadora, y principalmente de su ejecutivo era precisamente este: lograr arrastrar la fuerza acumulada en marchas, protestas, asambleas y todo tipo de movilizaciones, además del plebiscito NO+AFP que tuvo una participación superior al millón de personas, arrastrar a toda esta fuerza acumulada al pantano electoral en beneficio propio.

Trabajadores al Poder se opuso terminantemente a esta nefasta y oportunista táctica. Señalamos con claridad que por vía de reforma o por cualquier otra vía en que se propiciara el verdadero fin de las AFP, esta gatillaría el enfrentamiento abierto por el poder. Todo el mundo sabe a quienes beneficia el dinero que la clase trabajadora deposita mensualmente en las AFP: al gran capital autóctono, es decir a los grupos económicos con base en Chile y a capitales del imperialismo internacional, principalmente EE.UU. Y también permite, que las corruptas Fuerzas Armadas y Carabineros gozen de pensiones millonarias a desmedro de la clase trabajadora.

Los “ingenuos” del ejecutivo nacional de la Coordinadora NO+AFP, engañan a las masas de trabajadores con su propuesta de “Iniciativa Popular de Ley”, intentando señalar que modificando las correlaciones de fuerza en el parlamento, de manera de lograr imponer dicha ley vía mayoría parlamentaria, lograran el objetivo de derribar las AFP. Esto es una mentira descarada. No consideran en su análisis el factor de la lucha de clases, no consideran la propia historia de lucha de este país, no consideran la derrota que sufrimos como pueblo y como clase a partir del 11 de septiembre de 1973; por precisamente estas mismas consideraciones falaces. No consideran tampoco, que asimismo como el dominio del dólar y su hegemonía como tipo de cambio internacional descansan sobre las siete flotas de ataque de la marina norteamericana, en Chile, las AFP están apalancadas por la “relativa” calma de las Fuerzas Armadas, Carabineros gracias a sus pensiones de lujo, con sistema de reparto.

La ambición ciega la inteligencia y la memoria. El interés de figurar y los egos, provocan la demencia en estos dirigentes, que a lo único que aspiran es ser electos al parlamento o, los más audaces como Mesina, aspiran es ser ungidos como candidatos presidenciales por aclamación de las masas.

Los trabajadores de Chile deben saber que la conducción de la Coordinadora NO+AFP está cooptada por el reformismo del Frente Amplio, de la extinta Nueva Mayoría y de los autoproclamados revolucionarios, que en realidad son reformistas. No se observan posiciones que señalen cuales son las verdaderas y coherentes tareas para acabar con las AFP.

Nuestra salida de la coordinadora no marcó el fin de nuestra participación en el movimiento social. A diferencia de las posiciones sectarias, nosotros consideramos que la disputa política se da en todos los espacios, la disputa de las posiciones revolucionarias se dan de frente a las masas.

Nuestra vocación de lucha continua intacta, todos los espacios de masas, todos los espacios en donde la sociedad se expresa de manera amplia y completa son espacios susceptibles de trabajo para la posición revolucionaria. Debemos hacer carne nuestra política, y debemos desplegar nuestras posiciones y nuestra acción de cara a los sectores más amplios de las masas.

La conducción de la Coordinadora NO+AFP ha sucumbido, cada día más claramente a sus ambiciones electorales, y eso la ha llevado a relacionarse y vincularse con los sectores más decadentes, y eso está expresado públicamente en los bandeos del Frente Amplio en su calificación de dictadura al gobierno de Maduro en Venezuela, a unirse para convocar a la decadente CUT de Bárbara Figueroa, el principal órgano de conciliación con los grupos empresariales, que supuestamente representa los intereses de los trabajadores.

Las malas prácticas de estos sectores son abundantes y permanentes. Podríamos recordar algunos, por ejemplo, la patética máquina que sectores del Frente Amplio (Giorgio) realizaron en contra de Alberto Mayol previo a las elecciones parlamentarias [8], o la reciente denuncia y apoyo de parte de un sector del Frente Amplio a una de sus diputadas (Pamela Jiles), por la justa agresión que esta realizó ante las declamaciones ofensivas y fascistas del diputado pinochetista Urrutia. Ya señalamos también, la democristiana posición que adoptaron desde Boric a la derecha respecto de Venezuela, Cuba, etc. Prosternados ante la retórica imperialista de Estados Unidos y de Almagro, títere norteamericano en la OEA.

Estos individuos son quienes convocan nuevamente a movilizaciones de la Coordinadora NO+AFP, en su depurada conducción de reformistas y lacayos.

Nuestra posición frente a la consigna y a la convocatoria sigue siendo de respaldo completo. No por supuesto respecto de la conducción de la coordinadora, que ha dejado de ser un órgano de lucha consecuente, al abandonarse a la producción de los “Iván Fuentes” de las próximas elecciones, y que no concretará en los hechos su discurso de acabar con las AFP.

Creemos que la consigna NO+AFP es correcta y potente. No pueden resarcirse, no pueden los reformistas como Mesina, Boric, Jackson y compañía sacudirse de ella sin quedar en el más absoluto ridículo. Aun cuando en el fondo de su corazón, poco les interesa si logran la reivindicación porque sus intereses son otros, el brillo de la piocha de O’higgins los seduce mucho más que el derrumbe de las AFP.

De esta forma, instamos a nuestras fuerzas, y a las fuerzas de todas las organizaciones revolucionarias y de masas a sumarse de lleno al movimiento social por el fin de las AFP y a las movilizaciones por venir y de paso a plantear el más profundo rechazo a la propuesta de profundización del sistema de AFP que ha sido presentada el Domingo 28 de Octubre del presente por el gobierno de Piñera.

AFPs: Por la fuerza las impusieron, por la fuerza las derribaremos.

Contra los métodos burocráticos. Construyendo Fuerza Social con Política Revolucionaria.

Para derribar las AFP, Trabajadores al Poder.

Dirección Nacional

29 de Octubre, 2018

cropped-logoo_modificado111

Notas:

[1] Coordinadora NO+AFP entre la Lucha y la Conciliación, https://diariovenceremos.cl/2017/10/27/repost-cordinadora-noafp-entre-la-lucha-y-la-conciliacion/

Un año antes, es decir hace dos años aproximadamente, de manera más general, Trabajadores al Poder publicó sus precisiones de la táctica de periodo, que sería la justificación general la la política y táctica contra los pilares del modelo.

https://unicasolucionrevolucion.blogspot.com/2016/09/tp-precisiones-de-la-tactica-de-periodo.html

[2] Trabajadores al Poder asumió la táctica del plebiscito en el entendido de que este sería utilizado por el reformismo, que tenía para entonces cooptada la conducción de la coordinadora NO+AFP, como plataforma de acumulación de fuerzas electorales para las elecciones presidenciales y parlamentarias. La reflexión fue entonces que esta táctica, de desplegaría en combinación con otros esfuerzos, orientado a los sectores más retrasados en conciencia de la población, y que nos permitiría llevar las posiciones revolucionarias en el marco de la promoción del mismo plebiscito, de manera de problematizar política e históricamente cual sería la vía correcta y realista para acabar con las AFP, oponiendo explícitamente nuestra concepción a la del reformismo electorero. De esta forma nos planteamos disputar la conciencia de las masas más atrasadas en el terreno mismo. De otra parte, la legitimidad otorgada por el plebiscito y su posterior millón de votantes/participantes, le daría un enorme respaldo a la posición por acabar con las AFP. Nuestra propia debilidad y la ausencia de una izquierda revolucionaria más amplia y consecuente permitiría que el reformismo capitalizara parcialmente el resultado del plebiscito, más no su amplia adhesión en tanto votos y participación.

https://diariovenceremos.cl/2017/09/18/coordinadora-no-afp-convoca-a-plebiscito-popular/

[3] Dossier. Emisión del 22 de Octubre de 2018. Entrevista con Juan José Bautista y Ramón Grosfoguel. https://www.youtube.com/watch?v=zqNvfCG6H-E

Grosfoguel acá plantea el concepto de “Contrarevolución Mundial”, sin embargo lo explica a través de una óptica fundamentalmente geopolítica. Se aprecia ausencia de un análisis orientado por una concepción fundada en la lucha de clases. Nosotros utiliamos el concepto de ofensiva del capital sobre el trabajo a nivel mundial, desde la caída de la URSS, fundamentalmente. Y nos parece que el término “Contrarevolución Mundial” es pertinente, siempre y cuando se funde sobre una óptica basada plenamente en la concepción de la lucha de clases.

[4] “La teoría del efecto goteo no ha saldado la deuda de EE.UU. en 30 años y nunca lo hará”, https://www.youtube.com/watch?v=UEFu1ylnpt4

[5] “The Tyranny of the U.S. Dollar”, https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-10-03/the-tyranny-of-the-u-s-dollar

[6] Dossier. Emisión del 22 de Octubre de 2018. Entrevista con Juan José Bautista y Ramón Grosfoguel. https://www.youtube.com/watch?v=zqNvfCG6H-E

[7] Ídem.

[8] Frente Amplio: Dos Máquinas, Dos Derrotas. https://diariovenceremos.cl/2017/08/21/frente-amplio-dos-maquinas-dos-derrotas/

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.