Editorial | Regional: Brasil, un espiral de decadencia

Una ola corrupta arrasa con Brasil, y la ultra derecha, reaccionaria (racista y machista) est√° a punto de gobernar. As√≠ lo demuestran las recientes encuestas que se√Īalan por primera vez a Haddad (candidato del Partido de los Trabajadores) con las mayores cifras de rechazo. ¬†¬†No obstante, la violencia criminal, la crisis econ√≥mica, la pobreza, los femicidios, y una de las m√°s alta tasas de violencia y desigualdad en la regi√≥n es¬†ayer y hoy una constante, la que indudablemente caracteriza la situaci√≥n pol√≠tica del pa√≠s m√°s grande de la regi√≥n.

Frente a lo anterior es necesario plantear, ¬ŅQu√© es Brasil hoy?¬† Una pregunta que pareciera simple, pero que cabe de una inmensa reflexi√≥n, y discusi√≥n desde nuestras filas, desde nuestro pueblo y de todo el continente.

Partamos por enumerar algunas de las contradicciones que ha tenido que vivir el pa√≠s el √ļltimo tiempo: Comencemos por preguntarnos ¬ŅC√≥mo es posible que un ex presidente del Partido de los trabajadores, un destacado pol√≠tico sindicalista est√© encarcelado?, ¬ŅC√≥mo es posible que Dilma, quien fuera la gobernante siguiente del mismo partido, haya sido destituida de su cargo por denuncias de corrupci√≥n? Las respuestas son m√ļltiples, sin embargo, la crisis integral del capitalismo que vivimos actualmente proporciona la mayor cantidad de elementos posibles a la hora de plantear la presente reflexi√≥n.

En la historia reciente del Brasil, por a√Īos gobern√≥ el Partido de los Trabajadores, un partido de la llamada ‚ÄúIzquierda Progresista‚ÄĚ, quien en sus primeros a√Īos de bonanza econ√≥mica se vanaglorio con la disminuci√≥n de las cifras de pobreza y las mayores oportunidades de vivienda y derechos sociales, mientras que, paralelamente se impulsaba y perfeccionaba el dominio del modelo Neoliberal, y, se le met√≠a la mano en el bolsillo descaradamente al pueblo brasile√Īo. Sin embargo, el remez√≥n de la crisis, significo recortes sociales, fricciones al interior del bloque en el poder y la denuncia de m√ļltiples casos de corrupci√≥n, que volvieron a instalar en las portadas de la prensa internacional la peor cara de Brasil. ¬†En consecuencia, una vez instalada la crisis, la violencia, la delincuencia y el narcotr√°fico se multiplico en las favelas, mientras que la violencia machista, el desempleo y la miseria sigui√≥ en escalada, la corrupci√≥n golpeo transversalmente la pol√≠tica y a las grandes empresas acumulando una ola de descontento en todo el pa√≠s en la antesala ¬†del mundial que aglutino hist√≥ricas y multitudinarias manifestaciones que perduraron logrando frenar la reforma laboral e instalaron a los militares en las calles. Vale decir, una manifestaci√≥n de la crisis en distintos ejes y niveles, con dimensiones diferentes de violencia, pero siempre constante y en alza.

Ahora bien, actualmente gobierna Temer con cifras hist√≥ricas de desaprobaci√≥n y enlodado junto a miembros de su Gobierno por casos de corrupci√≥n, mientras la fuerza coercitiva del Estado se encuentra intacta, la crisis de legitimidad ¬†de los partidos e instituciones nos parecieran mostrar una Democracia y un Estado burgu√©s en completa descomposici√≥n, donde ¬†nadie se salva, y la aprobaci√≥n de los partidos tradicionales est√° por los suelos, en este sentido no es extra√Īo observar el fen√≥meno Bolsonaro con su candidatura homof√≥bica, racista y machista erguirse con la victoria de la primera vuelta (con un 49% de los votos )¬†en las elecciones recientes, pues el candidato que ha desarrollado un discurso conservador, pese al intento desde la decadente izquierda progresista Latinoam√©rica y la convicci√≥n de miles de mujeres marchando por las calles de Brasil en m√°s de 60 ciudades con la consigna ‚Äú√Čl No(#ELENAO)‚ÄĚ, el particular candidato no deja de bajar en las encuestas y todo pareciera que se transformar√° en el pr√≥ximo presidente.

En este sentido, la realidad est√° sujeta a describir que en Brasil los gobernantes precedentes y sucesores del pa√≠s ‚Äúcarnavalero‚ÄĚ, del pa√≠s m√°s grande de la regi√≥n hoy est√°n repleto de contradicciones, a espejo y a semejanzas de los pa√≠ses fronterizos. La clase trabajadora y el pueblo en Am√©rica Latina carga sobre sus hombros las consecuencias de la crisis Capitalista, siendo azotado por los recortes sociales, la baja del salario, el desempleo y el impulso de reformas laborales y de pensiones que apuntan a exacerbar la explotaci√≥n.

En s√≠ntesis, Jair Bolsonaro imprime la imagen de la significaci√≥n hist√≥rica de la profundidad de la crisis, en este sentido, pareciera ser que, como hemos dicho, la democracia y el desarrollo econ√≥mico ya no son suficientes para aumentar la explotaci√≥n (las tasas de ganancia), por tanto, es una necesidad hist√≥rica del capitalismo (del imperialismo) una radicalizaci√≥n ‚Äúneofascista‚ÄĚ de la sociedad, las instituciones y el poder para acrecentar las tasas de ganancia y acelerar la acumulaci√≥n, es decir, mantener en una constante el desate de la crisis.

Esto traer√° grandes consecuencias, porque, por otro lado, tenemos la profundizaci√≥n y ampliaci√≥n de las fuerzas productivas, la implementaci√≥n de la tecnolog√≠a y la automatizaci√≥n, que dar√°n ‚Äďy est√° dando- como consecuencia mayor explotaci√≥n y devastaci√≥n de la naturaleza. Mientras que, por otra parte, el fen√≥meno de los nacionalismos, de los MSP, de los Bolsonaros, ser√° coherente con el momento hist√≥rico de estancamiento de la tasa de ganancia, crisis inter-imperialista y la necesidad de dotar una salida para aumentar las condiciones de acumulaci√≥n Capitalista que permitan a la burgues√≠a mundial salir de la crisis. Parece ser que todo se enrumba hacia la salida reaccionaria, es decir, el desate de la guerra burguesa, no obstante, los revolucionarios/as debemos salir a plantear sin temor a la humanidad que la salida correcta a las condiciones hist√≥ricas actuales hoy m√°s que nunca es: Socialismo o Barbarie.

 

Editorial DV.

.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.