Editorial | La crisis del partido orgánico de la burguesía

Desde la aparición pública del Frente Amplio hemos venido planteando que una de las causas en la aparición de nuevos partidos políticos, tiene relación con la crisis que actualmente vive el partido orgánico de la burguesía (entendidos como grupos de partidos políticos del bloque en el poder, desde la UDI al PC) que logra cuajar en la antesala de la transición, como consecuencia de un evidente agotamiento del pacto de dominación influido por la crisis integral del capital, los casos de robo y corrupción de las instituciones del bloque en el poder, la caída del sustento moral de la Iglesia, entre otros. En este sentido los quiebres y nuevos conglomerados políticos que surgen responden necesariamente a esa contradicción, mientras algunos se muestran reaccionarios a los cambios y con una actitud patriótica, llaman a restablecer el orden anticuado del pasado, como por ejemplo Kast y los movimientos fascistas (Movimiento Social Patriotas, Acción Identitaria, etc.) Y así, en la otra vereda tenemos  fuerzas que se muestran  progresistas, abiertos a la incorporación de las nuevas demandas del movimiento social, con un tinte “ciudadanista”, que no reconoce pertenencia ni a derecha ni  izquierda, donde el discurso de la conciliación y las buenas intenciones devela un neoreformismo plagado de ilusión, levantando falsas banderas del socialismo y con poca definición a la hora de confrontar al poder, puesto que, tal como señaló Lenin en Estado y revolución, el carácter de clase es indivisible de la concepción de los Estados modernos y no tensionar develando las contradicciones de este modelo, traerá como consecuencia una disposición de armonía con la estructura de dominación, desde donde es más fácil cambiarle la fachada a que demoler y volver a construir algo nuevo. Son estos sectores, proclives a las demandas del aborto, defensores de los DDHH y el Medio ambiente, sin embargo, la mayoría representa un respeto irrestricto a la institucionalidad burguesa y el modelo económico hegemónico a nivel global. En consecuencia, han decidido incorporarse a la decadente institucionalidad burguesa, de esta forma vimos desfilar al Servel como tomates rojitos y lozanos que se colocaban en el cajón podrido de la burguesía, sus medios e instituciones.

Lo anterior pudimos comprobarlo en las recientes elecciones Presidenciales y de Diputados y Senadores, donde la ampliación de escaños en el Congreso y la participación de nuevas fuerzas políticas dieron una clara ampliación y diversificación de nuevos candidatos electos, pero sin grandes cambios cuantitativos en los votantes y en la abstención que prácticamente se mantuvo. Aun así, teniendo en consideración todos estos antecedentes hubo sectores de organizaciones hermanas que tendieron a encandilarse con esta “luz” con esta “oportunidad” que se avecinaba con el neoreformismo, invisibilizando, el inevitable enfrentamiento entre el proletariado y la burguesía. Los tiempos actuales de crisis son de definición, hay que rayar bien la cancha compañeros/as.

Miremos algunos ejemplos de este proceso, quien marca el inicio en la  aparición de rostros nuevos, el primero es Marquito (para referirnos con irónico cariño sobre Marco Enríquez Ominami), quien renuncia a la concertación y se instala con un discurso rupturista contra el duopolio, una melena negra y un aburguesado estilo francés que le permite irrumpir significativamente en las elecciones presidenciales pisándole los talones a los sectores oficialistas, apoyo que se comienza a desvanecer en la próximas elecciones que le hacen perder  popularidad, llenarse de canas y terminar mirando su antiguo domicilio ofreciendo alianzas a la expirada Nueva Mayoría. Finalmente, hace un mes atrás aproximadamente su slogan de cambio y renovación de la política queda sepultado para siempre tras iniciarse los procesos de investigación de los vínculos de su candidatura con dineros fraudulentos provenientes de la empresa Brasileña Obredecht, un hermoso final para este personaje más ligado a lo retrogrado del espectáculo que a nuestro pueblo. Otro reconocido personaje es el Ex ministro de Bachelet, Andrés Velasco, quien, con un toque liberal, moderno y ávido en las finanzas emprende rumbo fundando la organización Ciudadanos, la cual, tras no alcanzar el número de afiliados para su legalización, se vio tempranamente obligado a realizar pactos instrumentales con fuerzas políticas regionales para poder legalizarse, quedando con el nombre CIUDADANOS SOMOS TODOS. Sin embargo, la tragicómica historia de este “naciente partido” recientemente se auto convocó a elecciones de una nueva directiva, para aquello contrató un moderno sistema de voto virtual, que no pudo ocultar sus decadentes prácticas, ya que se consideró viciada estas elecciones tras hallar un centenar de votos provenientes de una misma IP, lo que originó un escándalo de proporciones en sus filas que culmino con el desgajamiento de más de 15 militantes que acusaron fraude y  haberse convertido en una secta.

Se suma a esta historia el Frente Amplio, quien inauguró su entrada triunfal al cajón podrido tras su victoria municipal en Valparaíso, tras vencer a DJ Méndez y el cuestionado ex Alcalde Castro, alcaldía que ya anuncia las primeras fisuras con la base de la fuerza social que lo catapultó como candidato, en este sentido el F.A no deja de revolcarse en su propio lodo, está vez dando a conocer nuevamente de manera publica sus disputas y diferencias, que incluso han llevado a un sector a plantear la unidad instrumental para hacer peso frente a la hegemonía de RD.

Otro suceso de estos días fue protagonizado está vez por Mirosevic, al anunciar su renuncia a la Presidencia de la comisión de relaciones exteriores, acusando tensiones y amenazas desde un sector del Frente Amplio por repudiar la violación a los DDHH en Venezuela y Nicaragua, al siguiente  día se sumó la reciente salida de Pamela Jiles de la presidencia de la comisión de Familia y Adulto Mayor dado la sanción que recibió por la Comisión de Ética de la Cámara que la sancionó por su confrontación con el facho UDI Ignacio Urrutia cuando esté se refirió como “terroristas” a las víctimas debidamente cuantificadas de la comisión Valech. La sanción dada a la diputada fue de multarla con un 0,2% de su dieta parlamentaria, decisión en la que los votos de los diputados del F.A Vlado Mirosevic (PL) y Renato Garín (RD) validaron lo anteriormente relatado. Claramente la amplitud comenzará a corroer la unidad instrumental que hasta ahora habían sostenido, tal como señalamos al comienzo de la primavera frenteamplista, su proyecto político nació muerto, ya que la propia historia de la lucha de clases en nuestro país lo demostró el 73’ trágicamente y actualmente los referentes de muchas organizaciones que se encuentran allí y que viajaban juntas y hacían filas para obtener beneficios desde la embajada Bolivariana se encuentran en rotundo retroceso.

En conclusión, la primavera del frente amplio se marchitará y el cajón de los tomates viejos y nuevos terminará en totalidad podrido, o dicho de manera más poética, provocadora e irónica en palabras de Roque Dalton: “Cuando usted tenga el ejemplo de la primera revolución socialista hecha por la <<vía pacífica>>, le ruego que me llame por teléfono. Si no me encuentra en casa, me deja un recado urgente con mi hijo menor, que para entonces ya sabrá mucho de problemas políticos”.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.