Skip to content

El despojo de COLUM a Comunidades Williche

Mucho se ha hablado por estos días de lo magnifica y estupenda que es  la empresa COLUN de La Unión, emplazada en la Región de Los Ríos, pero para los que vivimos en estos territorios vemos más allá que un simple litro de leche o un tarro de manjar. ¿Quiénes crearon esta empresa, quienes la controlan y de dónde sale gran parte de la producción lechera para ésta y otras empresas?

Los Grob son una de las tantas familias de colonos alemanes que llegaron a la región traídos por el estado de chileno para poblar y ‘hacer productivas’ las tierras de las provincias de Valdivia, Osorno y Llanquihue. Fue Friedrich Grob Besler el primero en llegar al puerto de Corral, quien luego se traslada a La Unión, ciudad en la cual se establece y junto a  sus familiares donde comienza a crear su imperio, dedicándose al trabajo molinero, y fundando diversas instituciones germánicas en la ciudad, como lo son el Colegio Alemán (1860), Club Alemán (1864), Sociedad Iglesia Luterana Evangélica Alemana (1866), cofundador del coro (1866), de la Compañía de Bomberos (1869); coronando su actuar como Alcalde de La Unión entre los años 1885 y 1891.

En forma paralela, Teófilo Grob Fritz y Augusto Grob Westermeyer comienzan a acaparar grandes extensiones de tierras en la zona de La Unión, Río Bueno y Lago Ranco, y hasta el día de hoy en muchas comunidades williche sus nombres forman parte de la memoria comuntaria, se habla de los ‘leupe lonko’ (así llamaban los williche a los alemanes lo que chesüngun significa “cabeza tostada o cabeza castaña”). Serán ellos quienes -apoyados por un séquito de matones- a punta de balas, quemas de rukas y de casas, de corridas de cercos, o bien inscribiendo con la complicidad de jueces y notarios las acciones y derechos de tierras mapuche, llegaron a tener casi 30 mil hectáreas en la zona, de acuerdo al cálculo que realiza el propio Augusto Grob Fusch en una entrevista a la Revista del Campo (01-10-2007).

Tumba de Teófilo Grob Fritz en la ciudad de La Unión| I. G. Sch.

Emblemático en La Unión es el fundo Calcufilo, gran predio donde los Grob construyeron unas turbinas generadoras de electricidad en el río Llollelhue, para el trabajo de su molino y desde el cual hacían sonar una sirena llamando a los obreros para su labor diaria. En Río Bueno, en la zona de Futahuente, Nolgyehue y Purrapel, en la década del 40 se hicieron de las tierras de las familias del lugar, como las de la familia Huentequeo, también través de la violencia patronal.

Igual situación ocurre en Mantilhue, donde los Grob son recordados cotidianamente por las familias huilliche como ‘usurpadores de tierras’, situación que se repite en Chiscaihue, El Arrayán, Boquial y Pisu Pisué, donde “los Grob tenían una casona vieja que funcionaba como reten de carabineros, es ahí donde encerraban a los peñi y los torturaban, obligándolos a firmar y entregar sus tierras”, se relata.

Es en aquellos años de despojo que la “Federación de Indios de la Futawillimapu” (1937 -1943) y su líder José del Carmen Loncochino A. amparó a una multiplicidad comunidades y familias indígenas afectadas por conflictos de tierras, entre ellas un grupo de familias mapuche que habitaban ancestralmente el fundo Mantilhue, en  Río Bueno, y respecto del cual el estado, a través de un Decreto Supremo dictado en el año 1936 reconocerá la validez de los títulos presentados sobre esta propiedad por Augusto Grob, no obstante su origen engañoso, y respecto de los cuales el cacique José Ángel Antillanca -a nombre de la Junta Local Indígena de Mantilhue y con el apoyo de la Federación de Indios de la Futawillimapu- solicitó en 1940 la nulidad o reconsideración del referido decreto, lo que habla de la antigüedad y continuidad de los conflicto de las comunidades mapuche con la familia Grob (Archivo Nacional de la Administración, Fondo Ministerio de Tierras y Colonización, Vol. 17 Oficios, 1940, oficio N°11.160).

Por su parte, la comunidad Cheuquepan de Lago Ranco, mantendrán una demanda territorial por más de 70 años denunciando el despojo violento  de la que fueron objeto, recurriendo para ello a diversos Tribunales y responsabilizando a Augusto y Teófilo Grob, abuelo y padre del actual Presidente de COLUN, Augusto Grob Fuchs. Isaías Cheuquepan, sobreviviente del despojo, relata que cuando era tan solo un niño asistió al momento en que llegaron los “matones de Grob, al mando de un tal Héctor Caro, nos quemaron las casas, cortaron los árboles y golpearon con mucha violencia a todos. Mi madre sangraba tirada en el piso, y yo corría de un lado para otro, sin saber que hacer”.

Al respecto Víctor Hugo Venegas, antropólogo y docente de la universidad de Los Lagos señala que “el gran responsable es el Estado de Chile, que amparó las acciones ilegales y luego las legitimó mediante el otorgamiento de escrituras sobre escrituras”. Asimismo, dijo que pudo comprobar que el apellido ‘Grob’ aparece en todos los relatos de usurpación de tierras en la zona de Lago Ranco”.(http://www.diarioelranco.cl/?p=70838)

Actualmente Roberto y Augusto Grob Fuchs, están en posesión de la isla Colcuma, que demandad reclamada por una de las comunidades que aún poseen las escrituras de estas tierras, cuya superficie es superior a las 100 hectáreas.

Una vez terminado el proceso de reducción territorial mapuche en la zona, a través de la entrega de pequeños títulos de merced a familias williche, se aplica la ley de Propiedad Austral, la cual permite a muchos colonos sanear títulos de grandes extensiones de tierras, todas de dudoso origen. Hacia 1937 el proceso de consolidación de la propiedad particular rural en la provincia de Valdivia y Llanquihue estaba concluyendo; entre los años 1940 y 1950 el proceso de reconocimiento de validez de los títulos de los particulares estaba finalizado.

Será en el año 1949, después de acaparar gran cantidad de tierras, que se dé forma  a la Cooperativa Agrícola Lechera La Unión, origen de la actual principal productora lechera del país, y en la cual la familia Grob ha sido su principal controladora, situación que logró quebrando a muchas pequeñas cooperativas mapuche, y teniendo una activa participación en el gran paro de camioneros contrarias al gobierno de Salvador Allende y al proceso de Reforma Agraria en el mes octubre de 1972, siendo los camiones de COLUN los que bloquearon el cruce de Los Tambores, encabezando el movimiento golpista, en sucesos también recordados en el región.

La forma de blanquear los papeles que realizó la familia Grob será la forma a través de la cual la mayoría de los usurpadores de tierras mapuche legalizarán el despojo de tierras en la fütawillimapu y en el gran territorio mapuche emplazado al sur del río BioBio, y tanto ayer como hoy día estas familias de latifundistas usufructan del gran poder e influencia política y judicial, la que mantiene los privilegios de la oligarquía de colonos chileno / alemanes, hasta nuestros días.

Sabemos que hay muchos más casos despojos de tierras a familias williche en los cuales la familia Grob estuvo involucrada, es deber de las actuales generaciones de jóvenes mapuche – williche reconstruir la historia y recuperar el territorio.

Por Carlos Carrasco S. 
La Unión pu Kasra mo, Fütawillimapu.


Fuentes

 

Extraído desde: http://futawillimapu.org/2018/09/03/la-historia-no-contada-de-colun-los-grob-y-las-tierras-williche/

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: