[TP] | Apuntes sobre situación política internacional SIPOIN

Originalmente publicado en: UnicaSoluciónRevolución 

El desarrollo de la dinámica internacional durante estos últimos meses se ha enmarcado en una evidente agudización de la crisis integral del capital[1]. En este marco la crisis, no es algo nuevo para el Capitalismo, más bien forman parte de su propia naturaleza, es decir, responde a causas endógenas del funcionamiento del capital,  sin embargo, se suele cometer el error teórico de subestimar los elementos políticos en el desenvolvimiento y agudización de la crisis que nos llevan a sacar conclusiones sesgadas y deterministas de los procesos históricos[2], en este sentido, el elemento central que cruza todo el proceso, es político, es la lucha de clases, vale decir, la voluntad con la cual el proletariado enfrenta cada nuevo periodo histórico, por tanto, se hace necesario orientar nuestro azimut, a fin de direccionar las voluntades y acciones colectivas hacia la emancipación mundial. 

En este sentido, para situarnos desde nuestro presente y como revolucionarias/os no podemos pasar por alto las experiencias históricas de lucha de los explotados/as, porque la guerra de clases forma parte de la genética de la historia. Mientras que, el marxismo como método de interpretación de la realidad para su transformación, se encuentra completamente vigente para las luchas actuales. En este ámbito Marx nos señalaba que Clío[3]como obra concreta, no es un proceso creado a su libre arbitrio, sino bajo aquellas circunstancias a la cual la humanidad se encuentra directamente, que existen y les han sido legadas por el pasado[4]. Aquí radica uno de los principales errores de la economía vulgar, quien en sus análisis actuales sobre la crisis subestima la contradicción capital/trabajo y las contradicciones existentes entre capital y la naturaleza.

En este ámbito, para analizar las causas de la segunda guerra mundial Trotsky sostenía que el Capitalismo poseía un equilibrio dinámico, en constante proceso de ruptura y restauración, que en la esfera económica se expresaba en crisis y booms, en el plano social en huelgas, protestas, lucha revolucionaria y rebeliones y en el plano de las relaciones de Estado a través del enfrentamiento militar y la guerra comercial.

En la actualidad asistimos a un momento histórico, la disputa entre facciones de la burguesía mundial supera con creces los existentes durante la segunda guerra mundial, con  posibilidades concretas de resolverse mediante un enfrentamiento nuclear, asistimos además a la renovación profunda de la base tecnológica marcada por la automatización, por una devastación brutal del Medio Ambiente y principalmente por una ofensiva brutal del capital sobre el trabajo cuya consecuencia directa es mayor explotación y decadencia. De aquí se desprenden distintas interrogantes importantes de debatir: ¿Hacia dónde nos llevará la crisis? ¿Qué facción de la burguesía lograra imponerse sobre las otras y ponerse como potencia hegemónica?

Quizá la única certeza de este escenario de decadencia para la izquierda revolucionaria, sea la urgencia de constatar la veracidad de estos hechos, para apostar a profundizar la crisis y asumirla como posibilidad histórica de liberación y reafirmación de la clase trabajadora y los pueblos del mundo como protagonistas, en este marco los elementos que plantearemos a continuación no buscan ser solo una constatación de hechos, sino también una conexión con la totalidad de la lucha de clases, que nos aporte a comprender de mejor manera el desenvolvimiento de la crisis y la necesidad de asumirla como una posibilidad vigente y necesaria de hacer la revolución.

2568_1.jpg

Tomando como base los elementos anteriores nos referiremos en este documento principalmente a cuatro; La ofensiva del capital sobre el trabajo, el auge de la crítica a la cultura tradicional dominante, la dinámica de la guerra comercial con apertura/cierre de pactos de dominación global y la migración internacional como fenómeno crucial en la lucha de clases actual.

Ofensiva del capital sobre el trabajo a escala planetaria:

Vivimos pues, una crisis de la cual no tenemos certeza como terminará, pero si estamos convencidos que se abre un escenario de enormes posibilidades, es así como la primera radiografía que podemos aplicar sobre el escenario mundial nos proporciona el diagrama de la violencia con que se expresa la crisis a nivel planetario, donde la expansión de la barbarie y la profundización de la explotación, la guerra y la dominación ideológica forman parte de los elementos usados históricamente por la burguesía para contrarrestar sus crisis y dar continuidad a sus planes de dominación. En este sentido, si consideramos al capital, como lo que realmente es, una relación social de producción, la base de desarrollo y acumulación del capital, se sustenta fundamentalmente sobre el pilar de una mayor explotación de la fuerza de trabajo, esta situación en la actual coyuntura la podemos evidenciar en distintos hechos, áreas y formas,  una de ellas es la ofensiva del capital sobre el trabajo donde la modernización de espacios-relaciones al interior del mundo laboral se manifiestan como un recrudecimiento de la explotación capitalista, es decir, la burguesía propicia escenarios a nivel internacional, regional y local para implementar condiciones legales de superexplotación con el fin de aumentar sus ganancias reduciendo en el camino los derechos sociales básicos, flexibilizando el trabajo, precarizándolo y descomponiendo la tenue seguridad social característica del siglo pasado, como son las medidas de austeridad en Europa y el impulso de reformas laborales y de previsión que buscan flexibilizar las pensiones, potenciar la inserción de la mujer al mundo del trabajo en condiciones de precariedad y la incorporación de inmigrantes en paupérrimas condiciones laborales[5], vale decir, una maximización de la tasa de ganancia de las potencias mundiales en base al recrudecimiento de la explotación.

En este marco integral de decadencia, la disputa de las burguesías por el mundo es natural, por tanto, la guerra está en el material genético del capitalismo, y en palabras de Samir Amin “la búsqueda de una solución capitalista a una crisis capitalista es ilusoria”[6].

Las expresiones concretas de precarización laboral se desprenden de la crisis humanitarias migratorias, en donde miles de personas deben abandonar sus países por culpa de las disputas interburguesas y la ambición de la burguesías autóctonas, esto genera, que en gran parte de países de África y Medio Oriente, la explotación capitalista sea tan aguda que se ven en la necesidad de salir de sus orígenes para intentar llegar a tierra firme, ya que en ocasiones los barcos desde los cuales migran o a las fronteras que llegan son cerradas. El desmantelamiento de los derechos sociales se profundizan por los flujos migratorios, dando un escenario, inhóspito para la humanidad.

No obstante, como bien sabemos, todo periodo de crisis es posibilidad, de lo anterior encontramos registros de un sector de la población migrante que no se mantiene pasiva ante su realidad y entiende perfectamente su origen de clase y la disposición de la misma, es así como, en el sur de Italia, centenares de jornaleros se lanzaron a la movilización luego de que 16 de sus compañeras/os murieran por las pésimas e inhumanas condiciones de vida y de trabajo[7]. Las y los jornaleras/os del campo soportan desde 10 a 12 horas de trabajo diario, sin derechos sociales garantizados y amenazados continuamente con la posibilidad de ser deportados. Quienes se manifiestan llaman a su movilización la “marcha de las gorras rojas”, por el peculiar gorro de ese color que ocupan para trabajar. En la misma línea, la condición de la población migrante lejos de ser un espacio de tolerancia por algunos sectores de la población italiana, se manifiestan episodios de racismo, que por lo demás, se ha mantenido en alza estás últimas semanas.[8]

La ofensiva del capital sobre el trabajo opera en la precarización y desmantelamiento de la clase trabajadora, detalle de lo anterior se evidencia en las huelgas detonadas en varios países de Europa, España, Alemania y Polonia, dirigida hacia la transnacional AMAZON, empresa de comercio electrónico que mantiene en situaciones de sobreexplotación a un grueso importante de su cuerpo trabajador, es más, desde otra trinchera laboral, específicamente desde la Federación Europea de Trabajadores de Transporte, manifiestan la vulneración de derechos que existen, aun cuando este organismo no tiene conducción revolucionaria y es más cercano al diálogo con las estructuras del poder. Hay que recordar que el dueño de AMAZON, Jeff Bezos, es uno de los hombres más adinerados del orbe formando parte de una facción importante de la burguesía.[9]

En este sentido, la precarización laboral se relaciona en una característica esencial del capitalismo que tiene que ver con la tecnificación o automatización, que como expresión de la sustitución de la clase trabajadora por la industria, las maquinas, las computadoras, etc. genera cuantiosas cifras de trabajadores y trabajadoras desempleadas; y en un contexto de disputa interburguesa y crisis del capital, las que sobreviven serán aquellas burguesías que tecnifican su trabajo, es decir, incorporan más tecnologías que personas. No obstante, ya no quedan espacios geográficos que copar con la tecnificación y el mismo avance tecnológico se vuelve profundamente contradictorio porque mientras disminuye los costos de producción incorporando tecnología expulsa a la desocupación a millones de trabajadores/as impactando a la génesis del capital, nos referimos a la extracción del plusvalor, Un antecedente importante es que posterior al año 2008 las tasas de desempleo aumentaron exponencialmente. Se solidifica, por tanto, un falso y lento establecimiento de nuevos puestos de trabajo para esta gran masa trabajadora, mientras que la burguesía controla y destruye todo a su paso. De esta forma, al ir paulatinamente suplantando con automatización la fuerza de trabajo, se afecta la matriz principal de acumulación de la burguesía: la plusvalía, ya que las máquinas y tecnologías como tal, no producen plusvalía, abriendo así que maximizar la tasa de ganancia sea un proceso violento y avasallador. En síntesis, se genera la contradicción insoluble de una creciente masa de trabajadores desempleados y una decreciente tasa de ganancia de las grandes burguesías mundiales. Es esa ausencia, lo que hace indesmentible la disputa entre las mismas.

En la misma línea, el 01 de agosto se informaba desde organismos especializados que el mundo en lo que va del año ya ha consumido todos los recursos disponibles para el 2018, lo que abre directamente un déficit de acá en adelante.[10] Aun así, no solo ha existido gasto, también los desechos y problemas ambientales aumentan considerablemente bajo un contexto de la amplificación de la tasa de ganancia que busca suplir la contradicción que proporciona la automatización que vive el capitalismo.

Auge de la crítica a la cultura tradicional dominante: En putrefacción patrones de dominación.

Como todo proceso de crisis, paulatinamente comienza a resquebrajarse el envoltorio ideológico que dio sustento al mito de la democracia burguesa, esto lo podemos ver en el agrietamiento que comienza a vivir la cultura tradicional burguesa, donde cada vez se han develado continuos episodios de acoso, violación en las estructuras institucionales del mundo, refiriéndonos a políticos, personas del espectáculo y en especial sobre la Iglesia Católica, pilar crucial de la cultura hegemónica conservadora que propicia espacios donde la mujer y LGTBI+ son minimizadas, excluidas y continuamente violentadas. En este ámbito nos atrevemos afirmar que la actual crisis de la Iglesia Católica no es una situación particular de los recientes países involucrados en escándalos (Estados Unidos, Irlanda y Chile), sino que son manifestación de la peor crisis del catolicismo, desde los acuerdos tomados durante el S.XX en el Concilio Vaticano II. Un ejemplo de esta situación es la noticia que responsabiliza a 300 curas Norteamericanos de casos de abuso sexual contra más de 1000 víctimas, hecho que ha escandalizado al mundo entero y que se le suma las distintas denuncias de abuso y extorción que involucran al propio Presidente Donald Trump.

En este sentido la violencia machista se aloja en campos y estructuras dinámicas, suena paradójico que desde el año 2016, los “cascos azules” de la ONU, ejército definido para preservar la paz en zonas de inestabilidad política mundial, como lo es el caso de Haití, sean denunciados por más de 145 casos de abusos y violaciones contra las mujeres del pueblo centroamericano[11]. Precisamente estos “soldados de paz”, viven sin remordimiento y en completa impunidad, porque el imperialismo y sus instituciones de maquillaje siguen sin hacerse cargo de la explotación vivida por las mujeres.

No obstante, la cultura burguesa dominante ha debido enfrentar el avance y fortalecimiento del feminismo como expresión de liberación integral de la mujer, aspirando al fin de la explotación y opresión de manera estructural (no solo en el hogar y el trabajo) sino también en la liberación de la sexualidad y otras, no obstante, como todo movimiento corre el peligro de ser cooptado por las burguesías que se muestran progresistas ante las legítimas demandas, sin embargo, lo ocurrido recientemente en Argentina, tras el rechazo del Senado a la Ley de aborto, nos muestra la incapacidad y el carácter de clase de la democracia burguesa de dar respuesta, al menos en la actualidad a la totalidad de las demandas de la mujer proletaria, por tanto, estos hechos son  expresiones vivas del tambaleo del tradicionalismo de la burguesía y sus campos de poder. En nuestras apuestas revolucionarias, no podemos pensar y hacer revolución sin feminismo, puesto que está sujeto a una línea transversal en toda acción política que se realice.

De manera tal, que, todo espacio donde la burguesía establece sus redes de poder, es ausencia de garantía de victoria en los distintos procesos de lucha popular, es así como en palabras de Cinza Arruza “El feminismo del 99% es una alternativa al feminismo liberal, ya que es abiertamente anticapitalista y antirracista: no separa la igualdad formal y la emancipación de la necesidad de transformar la sociedad y las relaciones sociales en su totalidad, de la necesidad de superar la explotación del trabajo, el saqueo de la naturaleza, el racismo, la guerra y el imperialismo”[12]Por ende, si existe negación desde la burguesía de aquellas demandas feministas, es porque se hace necesario y  fundamental que la liberación de la mujer sea integral, internacional y de clase.

Por otro lado, expresiones directas contra el fascismo o neonazismo mundial, como lo que ocurrió en Estados Unidos, Washington, donde hace algunas semanas fueron arremetidos y acorralados manifestantes que defendían la supremacía blanca[13](está instancia se desarrolló para afianzar fuerzas y lazos entre esos sectores), quienes terminaron siendo acorralados por una contramarcha encabezada por grupos antifascistas que salieron a enfrentar la apuesta nazi haciendo uso de la autodefensa. Es una demostración clara de respuesta a las ideologías de la reacción y la descomposición de la civilización Capitalista. Si bien la jornada fue manifestación clara de la agudización de las contradicciones al interior del seno de la sociedad yankee, como expresión de la disputa de la conciencia del pueblo en todas latitudes. Es importante recordar los aprendizajes del pasado, que nos demuestran que el fascismo no solo se enfrenta en las calles, sino que se combate políticamente, por otra parte Trotsky en relación a las consignas por la “lucha de la unificación nacional” ya nos señalaba que eran una gran mentira, ya que el propio Hitler convierte el estado nacional en un estado de muchas naciones, pisoteando la libertad y la unidad de los demás pueblos (…) el único rasgo verdadero del fascismo es su voluntad de poder, sometimiento y saqueo. El fascismo es la destilación químicamente pura de la cultura imperialista, de esta forma probablemente así como durante el Siglo XX, Hitler fue consecuencia del proceso histórico, el desquiciado Trump no cayó del cielo ni ascendió de los infiernos; no es más que la personificación de todas las fuerzas destructivas del imperialismo, por tanto, cuando todo el tren se está precipitando en un abismo, la diferencia entre la democracia decadente y el fascismo asesino desaparece ante el colapso de todo el sistema Capitalista[14].

Los pilares de la burguesía como expresión cultural, también defienden la supremacía étnica y racial, paradoja del porte de un buque, cuando en el reciente mundial de fútbol que dio como ganador a la selección de Francia en tierras rusas, sólo dos jugadores de 22 eran de origen “puramente” europeo, y el resto representaban a más de 10 nacionalidades distintas. Todo lo anterior como manifestación histórica del colonialismo francés en África y América central. Está victoria de la conjugación de la sociedad migrante francesa y mundial, es una reafirmación de la falsa reivindicación racial en el campo de la subjetividad, dado, que el partido final se jugará con otros actores y en canchas distintas.

De esta manera, las crisis de la iglesia, el deterioro retrogrado de instituciones como la ONU en sus misiones de paz, el avance del feminismo como expresión integral de autonomía que golpea de norte a sur la estructura de dominación de patrones culturales de la burguesía, la lucha directa contra las posiciones de justificación racial -una especie de Darwinismo Social del siglo XXI-, son expresiones altamente palpables.

La dinámica de la Guerra Comercial y apertura/cierre de pactos de dominación globales actuales:

El fundamentado carácter violento, belicista y guerrista de las burguesías internacionales es lo que en simples palabras podemos entender como la posibilidad concreta de la guerra burguesa como un escenario de avance y amplificación del capitalismo a las esferas públicas y privadas, y cómo en este enfrentamiento, se define el dominio del mundo. Por ende, la guerra comercial y los términos/aperturas de nuevas alianzas globales en formación y des-formación, son parte de la dinámica de ruptura y restauración del Capitalismo y abren un escenario ideal para la guerra como salida a la contención de la crisis del Imperialismo.

En la reconfiguración mundial dada posterior al 2008, en términos de las potencias burguesas mundiales, da como resultado la avanzada e inserción de la economía China como gran referente financiador de otras economías importantes. Generando que Estados Unidos perdiera preponderancia dominante en el mundo, llegando incluso China a ser prestamista de la economía yankee.

En este escenario de amplificación de la tasa de ganancia por parte de las burguesías en el marco general de la ofensiva del capital sobre el trabajo y la naturaleza, las disputas burguesas son inminentes, y negar el enfrentamiento es desconocer el carácter más natural de esta clase y que se relaciona con el permanente uso de la violencia para su sobrevivencia.

De lo anterior, podemos distinguir ya no sólo una confrontación abierta entre Estados Unidos y China[15], también la tendencia involucra a la Unión Europea, Turquía e Irán, estos dos últimos países, como economías importantes del Medio Oriente, y puntos geopolíticos cruciales para las ambiciones de las dos primeras potencias[16]. A su vez, Rusia, es un rival directo de Estados Unidos pero que mantiene relaciones cercanas con China y de confrontación e interdependencia con la UE, en síntesis asistimos al enfrentamiento entre potencias económicas en decadencia y potencias que aspiran a sucederla, no obstante, la reciente crisis y disputa interburguesa sobrepasa las fronteras de los Estado – nación enfrentando a importantes facciones de la burguesía que apuestan a distintas salidas posibles para la crisis y lograr dar cuerpo a un nuevo patrón de acumulación Capitalista.

En la crisis integral del capital, la direccionalidad de la guerra comercial siempre irá en aumento y manifestándose cada vez más violenta. Por lo tanto, Estados Unidos bajo un contexto de ofensiva por recuperar preponderancia en esta disputa, continuamente coloca trabas, impuestos económicos a las producciones de China, de la Unión Europea, Rusas, y economías del medio oriente contrarias a sus intereses, sumado a las amenazas militares en sus discursos, además de desmantelar los acuerdos que históricamente le habían beneficiado (el acuerdo de París, la salida del acuerdo trans-pacífico de cooperación económica, el abandono del pacto nuclear con Irán, el cese del pacto internacional migratorio[17]) a su vez, potenciando otras alianzas con sectores geopolíticos cruciales en disputa, como lo es su protectorado y defensa de Israel y Colombia, lo que inclusive, le llevo hace un par de meses atrás a abandonar el consejo de Derechos Humanos de la ONU por las sanciones aplicadas a Israel por su persecución, tortura y muerte al pueblo Palestino. Como tal, el principio básico del escenario global de la guerra comercial lo marca Estados Unidos con su abierta voracidad, es así como, en estas últimas semanas se abrió un nuevo flanco de disputa con Turquía, la raíz de lo anterior, radica en la duplicación arancelaria a la materia prima del acero y del aluminio turco[18], a lo que el Ministro de Relaciones exteriores de aquél país señaló que EEUU no respeta acuerdos de la OMC, y solo tensiona las relaciones internacionales. Probablemente las razones de dichos ataques contra Turquía respondan al rol que cumplirá dicha nación en la configuración de la ruta de la seda, promovida por China y Rusia en el concierto global.

Por último, las continuas sanciones de USA contra Irán, colocan en jaque la distribución del combustible del petróleo a nivel planetario, ya que el precio puede subir brutalmente o se genere una escasez del servicio, es decir, lo que se coloca en disputa la distribución mundial de este medio.

Por otra parte, hay una disposición hostil entre la UE y EEUU[19], con declaraciones cruzadas entre Merkel y Trump, bajo interpretaciones de confrontación bélica y la posibilidad concreta en la creación de FFAA independiente de la OTAN. Ahora bien, en el seno de la alianza de la UE se pueden evidenciar dos realidades, por un lado, el peso histórico que ha tenido Alemania en términos políticos y económicos, pero que por otro lado, en los últimos años se ha manifestado un estancamiento de la economía teutona, dando así, cabida a que por otro sector, Francia, con Macron recupere los fundamentos de la política exterior francesa[20], jugando un rol importante en las disposiciones de la UE en la guerra desatada a nivel comercial. Es importante agregar, que la eurocámara aprobó la creación de la industria militar de la UE[21], lo que le permitiría incentivar la cooperación de la región en materias técnicas y entrar a disputar un campo en donde otras potencias como Estados Unidos son muy poderosas.

China por su parte, intuye las disposiciones de sus adversarios y plantea alianzas con un sector de ellos, específicamente Alemania[22], desde donde no solo se pueden intuir buenas relaciones diplomáticas, sino alianzas para contrarrestar la ofensiva norteamericana, explicitando que la Organización Mundial del Comercio debe ser protegida para la existencia de la economía mundial. Junto con lo anterior, China, apoya la unidad al interior de la UE, esto evitará que algún sector europeo se diluya y se pueda aliar a las seductoras ofertas de apoyo económico que realiza Trump, hecho de lo anterior, fue el llamado abierto al presidente francés para su salida del conglomerado europeo[23].  China busca la unidad europea para su beneficio, a su vez, la UE entiende que deben accionar en bloque para la coexistencia de su propia economía y deben buscar alianzas estratégicas, por su parte, USA trata de desmantelar este tenue acuerdo. También China, potencia sus históricos puntos de confianza en Asia, principalmente con Corea del Norte, esto le proporciona garantías de defensa geopolítica, ya que el país de Kim Jong Un es una barrera geoestratégica de protección frente a otro aliado de EEUU, nos referimos a Japón.

En último término, Rusia, se encuentra próxima a la economía del gigante asiático, no obstante, mantiene plena autonomía de sus decisiones, inclusive, ha realizado invitaciones abiertas a países de la UE como Francia en términos de apoyo económico y militar, o, la gran propuesta del año 2016 a la Unión Europea en su conjunto de concretar una política de cooperación euroasiática, que involucraría a la UE, más Armenia, Bielorrusia, Kazajistán y Kirguistán más la participación de China, India, Pakistán, Irán y otros países; todo con ánimo de precipitar una alianza geopolítica económica que contenga a USA. También, mantiene presencia concreta en las zonas de conflicto de medio oriente, desde donde disputa conducción política de los procesos a Estados Unidos, como lo es el caso de Siria. En la misma línea, desprende políticas de contención de la producción norteamericana con impuestos y trabas que bordean entre un 25% a un 40%[24].

Si entendemos que un principio básico de las burguesías internacionales es que el contexto actual de crisis integral del Capitalismo mediante la ofensiva del capital sobre el trabajo, su forma de actuar será belicosa, asimismo, debemos entender que todos los escenarios de alianzas que se caracterizan pueden mutar y reorganizarse en función de cómo vaya evolucionando la guerra comercial: Un día pueden ser aliados, al otro abiertamente enemigos declarados, ya que en la fase final del capitalismo, conocida como el imperialismo, la tendencia monopólica se dará. Por tanto, ningún escenario actual de acuerdo es seguridad del futuro, no obstante, lo único concreto, es la guerra.

Migración internacional: ¿Quién se salva?

Históricamente los grandes flujos migratorios se han producido a raíz de transformaciones profundas en el orden político, social, económico y cultural de los pueblos, desde el primer gran acontecimiento de la revolución neolítica hasta expresiones más contemporáneas como la revolución industrial, la inmigración ha sido piedra angular asociada al cambio de los medios de producción, las concepciones de los estados-nación, los procesos de liberación nacional; y todo orden de cosas del diagrama de explotadas y explotados, en todo lo anterior, la población migrante ha jugado un rol crucial.

el-siglo-de-la-revolucic3b3n

El año 2018 ha sido el boom de las migraciones desde países y zonas con permanente desestabilidad hacia los grandes centros productivos mundiales, asimismo, es necesario indicar que la crisis de los países de origen de la población migrante, está direccionada y fundamentada en la política internacional, es decir, la ofensiva del capital sobre el trabajo, o dicho, en otros términos, la crisis integral del capitalismo destruye a las precarias estructuras estatales de los países periféricos desplazándolos a los centros productivos, lo que suscita traslados transitorios o permanentes de grandes flujos de personas.

Asimismo, la situación migratoria es una crisis humanitaria, porque existe todo un engranaje de estructuras y dispositivos que propician este escenario. Las grandes burguesías internacionales, responsables de la realidad crítica migratoria, no reciben a la población en movimiento, por lo que, son los países más pobres quienes lo hacen, es así como 10 países acogen al 60% de los refugiados del mundo, la mayoría de estos siendo económicamente débiles[25].

Si bien los procesos migratorios son inherentes a la historia de la lucha de clases, de ahí su globalidad, la situación del presente es delicada porque es a partir de zonas de África, Asia y Medio Oriente desde donde se dispersan los ciclos migratorios principalmente hacia Europa. Huyen de la guerra y la miseria para no ser admitidos en las nuevas fronteras, además, las posiciones defensoras de lo racial y étnico, vuelcan discursos de violencia y segregación, que por lo demás, es la misma operacionalidad con que funcionan las políticas migratorias europeas, inclusive, durante el año 2017 más de 728.000 personas solicitaron el estatus de refugiado a la UE, solicitud que fue desechada, a la fecha el número supera los 300.000[26].

La UE ha establecido acuerdos de desarrollos de políticas comunes en sus estados, y estas se forjan en función de privar a la población extranjera de que puedan alojar en sus territorios. Concretamente, las principales potencias, Francia, Alemania e Italia, marcan distancia de integración, y extienden la responsabilidad a agentes no gubernamentales, como la ONU, que no tienen capacidad de montar y dar solución a lo que se debe hacer. En estricto rigor, opera el principio de “sálvese quien pueda”[27].

 

Comisión política.

[1] https://unicasolucionrevolucion.blogspot.com/2013/11/situacion-politica-internacional-y.html

[2] Acumulación de Capital en Chile: Crisis y desarrollo de estos últimos 40 años, Marcelo Cornejo.

[3] Como sinónimo de historia.

[4]Marx,Karl, 18 brumario de Luis Bonaparte, Quimantú, Santiago, 2008, página 15.

[5] Crisis: Decadencia y esperanzas: https://diariovenceremos.cl/2017/07/03/crisis-decadencia-y-esperanzas/

[6]https://diariovenceremos.cl/2018/08/23/una-de-las-ultimas-entrevistas-de-samir-amin-la-busqueda-de-una-solucion-capitalista-a-una-crisis-capitalista-es-ilusoria/

[7]https://elpais.com/internacional/2018/08/09/actualidad/1533808806_987123.html

[8]https://elpais.com/internacional/2018/08/04/actualidad/1533404557_001966.html?rel=mas

[9]https://elpais.com/economia/2018/07/20/actualidad/1532105579_797649.html

[10]https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/humanidad-gasto-recursos-naturales-disponibles-para-2018-249580

[11]http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/internacionales/2016-hubo-mas-100-casos-abusos-sexuales-parte-los-cascos-azules/

[12]https://vientosur.info/spip.php?article14120

[13]http://www.rtve.es/noticias/20180813/estados-unidos-marea-humana-contra-supremacismo-blanco-arrincona-neonazis-frente-casa-blanca/1778162.shtml

[14]http://www.ceip.org.ar/Manifiesto-de-la-Cuarta-Internacional-sobre-la-guerra-imperialista-y-la-revolucion-proletaria-mundial

[15]http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/internacionales/se-calienta-guerra-comercial-de-eeuu-vs-china/

[16]https://elpais.com/internacional/2018/07/20/actualidad/1532099020_923490.html

[17]https://unicasolucionrevolucion.blogspot.cl/2016/09/tp-precisiones-de-la-tactica-de-periodo.html

[18]https://elcomercio.pe/economia/mundo/guerra-comercial-turquia-tomara-represalias-aranceles-donald-trump-ee-uu-noticia-nndc-545485

[19]https://mundo.sputniknews.com/economia/201807041080144163-hay-una-guerra-comercial-entre-eeuu-y-ue/

[20]https://elpais.com/internacional/2018/04/22/actualidad/1524383793_781840.html

[21]https://mundo.sputniknews.com/defensa/201807031080110438-ue-desarrolla-programa-de-defensa/

[22]https://mundo.sputniknews.com/economia/201807121080362242-alemania-y-china-juntos-contra-eeuu-guerra-comercial/

[23]https://mundo.sputniknews.com/caricaturas/201806291080013426-trump-propone-macron-salir-ue/

[24]https://www.infobae.com/america/mundo/2018/07/06/rusia-se-suma-a-la-guerra-comercial-anuncio-que-aplicara-nuevos-aranceles-a-productos-estadounidenses/

[25]https://mundo.sputniknews.com/sociedad/201806281079952605-refugiados-pobres-paises-migracion/

[26]https://mundo.sputniknews.com/europa/201806181079672541-crisis-migratoria-en-la-ue/

[27]https://mundo.sputniknews.com/firmas/201806291080005501-crisis-migratoria-en-ue-y-nadie-sabe-que-hacer/

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.