[TP]| Apuntes para la Situación Política (I parte)

Originalmente publicado en:UnicaSoluciónRevolución

En análisis anteriores, abordábamos una breve caracterización del actual Gobierno de Sebastián Piñera, con el objetivo de situarlo en el marco general de la lucha de clases y la actual crisis integral del Capitalismo, más allá del superficial Antipiñerismo sostenido por algunos sectores. En este sentido nuestro interés es comprenderlo como un fenómeno de continuidad del periodo, cuyo objetivo del bloque en el poder es el restablecer la legitimidad de sus instituciones y sentar las bases de un nuevo pacto de dominación que otorgue gobernabilidad en el tiempo a sus negocios. En este sentido, el fracaso de la expirada Nueva Mayoría en esta tarea, con Bachelet a la cabeza, ha tensionado al bloque en el poder, a realizar nuevas apuestas tácticas, que hoy a meses de la instalación del Gobierno, pretendemos analizar, para aquello las hemos dividido en dos grandes ejes: Gobernabilidad, que pretendemos abordar en este primer documento y Desarrollo económico que será abordado en un segundo documento.

Gobernabilidad:

El primer objetivo trazado por las clases dominantes para dar gobernabilidad al sistema, es volver a relegitimar las instituciones del bloque en el poder, esta intentona ya fracasada durante el Gobierno de Bachelet, en la actualidad se ha buscado enfrentar mediante la convocatoria a amplios acuerdos nacionales, que sin embargo se han visto cruzados por tres hechos históricos de relevancia que en este documento pretendemos abordar y que han condicionado su eventual fracaso, en primer lugar; la mayor crisis de la Iglesia Católica, desde el Concilio Vaticano II y que tiene como principal protagonista a la jerarquía de la Iglesia Chilena, en segundo lugar la movilización feminista que alcanzó su clímax durante el mes de Mayo y las situaciones de corrupción y abuso al interior de las fuerzas armadas y de orden que han profundizado la crisis.

En este contexto, la visita del Papa, cuyo objetivo político y mediático interpretábamos como una apuesta de superación de la crisis de credibilidad de la Iglesia, pero también de amplio respaldo de la corrompida democracia, se ha visto fracasada, la irrupción de diversas fuerzas políticas, sociales y principalmente de laicos, sirvieron como plataforma de denuncia para poner al desnudo los abusos y encubrimientos perpetrados al interior de la institución eclesiástica, este hecho de envergadura ha tenido consecuencias profundas estos últimos meses, de la cual el Vaticano como un responsable más del sufrimiento de la víctimas, se ha visto en la obligación de investigar y escuchar1. Está situación tuvo como resultado que la plana mayor de Obispos Chilenos, presentara su renuncia masiva ante el Papa Francisco2, a la vez que comenzaban a parecer nuevos casos de abuso y encubrimiento en distintas regiones y localidades del país 3. Este hecho debela un problema mayor, que pone en manifiesto su profunda decadencia, caracterizado por la insondable desvinculación de la Iglesia con los problemas, necesidades y aspiraciones de la gente, cuestión que nos muestra una Iglesia reaccionaria frente a los avances de la sociedad chilena, aspecto que la desvincula de los principios que la situaban como una Iglesia servidora, misionera y que hace una opción preferencial por los pobres, principios que se hayan claramente en crisis. Dos síntomas evidentes de este fenómeno, son las recientes encuestas publicadas que sitúan a la Iglesia Católica en su peor situación de deslegitimidad de su historia, que con un 76% desaprueba la forma en que se desarrolló su labor en el país y como segundo síntoma las controversias generadas por la realización del próximo Tedeum, que transformaron en problema de Estado la actual crisis de la Iglesia, y obligaron al actual imputado por casos de encubrimiento, el Cardenal Ricardo Ezzatti a marginarse de la ceremonia4 y presentar su renuncia como Gran Canciller de la Universidad Católica de Chile.

En este sentido, si bien el estado Burgués se encuentra a exportas de cumplir 100 años de separación con la Iglesia, la vinculación con el poder es real y concreta, una muestra de aquello es el acto republicano del Tedeum, ceremonia en el cual se reúne el bloque en el poder a pedir por la gracia de Chile y sus suculentos negocios, en el cual ha cumplido un rol histórico como soporte moral de las clases dominantes y de contención de los sectores populares, lo que hace a la actual crisis de la Iglesia un golpe moral significativo a una franja importante de las clases dominantes de nuestro país, cuyo guía espiritual de muchos fue el propio Karadima. En polos opuestos se encuentran los laicos, párrocos y miembros de base de la Iglesia a quienes se les presenta una oportunidad histórica de perecer en las filas de una institución en decadencia o volcarse a luchar contra el dolor humano, al lado de los explotados/as y oprimidos/as.

En la otra vereda, estos últimos meses, han sido escenario de otro hecho de relevancia histórica, los casos internacionales de femicidio que dieron origen a Niuna Menos, las denuncias por abusos sexuales en el mundo del cine, el deporte y la política que dieron origen a ME TOO y la sentencia de la Manada, se sumaron a las denuncias de abuso, acoso y violencia en diferentes instituciones de Chile, organizaciones sociales y políticas hallando su punto de clímax durante el mes de Mayo, en este punto es importante destacar cómo la funa se torno en el medio propicio para la denuncia pública, calando en la legitimidad de instituciones académicas, partidos tradicionales e incluso en la propia izquierda de la cual somos parte, transformándose en una herramienta de justicia para las mujeres violentadas. De igual forma, es importante destacar como las más de 40 asambleas fueron gestoras desde las tomas o paros desde casas de estudio y escuelas, a través de Asambleas de mujeres separatista o no, de la histórica movilización que concentro más de 150 mil personas en las calles de la capital y movilizaciones multitudinarias en todo el país, movilización que puso como centro la lucha de la mujer logrando instalar sus principales demandas, un caso emblemático de estas movilizaciones que nos gustaría analizar, es la toma del Instituto Nacional en manos de las estudiantes del Liceo Carmela Carvajal, como una clara demostración de repudio al machismo en la sociedad y las instituciones educacionales de Chile y en particular de tan “emblemática institución”, pero también como señal de reivindicación por un educación no sexista, estos hechos, además de entregarnos enormes lecciones, durante Mayo han tenido eco en la población, así lo demostraron algunas encuestas, que cifraron en un 71% la aprobación de la sociedad a la lucha feminista.5

Creemos que estos hechos forman parte de los primeros latidos de la nueva sociedad que empuja por nacer, que se yergue contra la cultura tradicional dominante lejos de la decadencia de la Iglesia y las ideologías de la reacción, la lucha feminista, aún heterogénea y con contradicciones en su interior ha abierto fisuras en la cultura burguesa y se muestra pujante hacia los cambios y a la espera de la necesaria irrupción de las demandas de la clase trabajadora, encabezadas por la mujer proletaria y del pueblo.

Desde la otra vereda preocupación han demostrado, quienes temen a los cambios en los privilegios que cómodamente la sociedad machista les ha permitido tener, de igual forma las ideologías de la reacción. Como demostración de sus profundos miedos a los necesarios cambios que brotan de esta lucha, han irrumpido con alevosía en la última movilización por el aborto Libre, seguro y gratuito, dejando en evidencia que su determinación es ir contra la rueda la historia, en este marco se abren una serie de interrogantes necesarias a responder ¿Es posible establecer cambios profundos en los derechos de la mujer dentro de los canales de la democracia Burguesa? ¿Qué rol cumple la mujer trabajadora en estos procesos de lucha? ¿Qué haremos frente a las ideologías de la reacción? Respuestas que humildemente hemos decidido lanzarnos a construir.

Sumado a estos dos hechos de relevancia histórica, tenemos también la profundización de los casos de corrupción y abuso al interior de las Fuerzas Armadas y de orden. En el caso de carabineros, los hechos delictuales al interior de sus filas, encabezados por el robo del Milenio que asciende a los 28 mil millones de pesos y los montajes contra el Pueblo Mapuche ocurridos en el marco de la operación Huracán son la punta del iceberg de una profunda crisis institucional, vinculada a casos de narcotráfico, venta de armas, represión y robos hormigas al interior de sus filas, estos hechos no solo han tenido como consecuencia la renuncia del ex General Bruno Villalobos, también han tenido como consecuencia la salida completa de la plana mayor de oficiales, la formalización del ex General de Inteligencia de Carabineros Gonzalo Blu y el gestor de la aplicación informática utilizada para llevar a cabo el montaje, a estos hechos se suma la condición de formalizado del ex General Gordon por sus actos de caridad6 y la publicación de la hoja de vida del nuevo General Hermes Soto, sucesos que impactan en un aumento considerable de la desaprobación de la sociedad con la institución.

Sumado a estos hechos que enlodan a Carabineros, de manera menos mediática, se han dado a conocer los casos delictuales de robo sistemático al interior del ejército, en donde El Ministerio Público y la Justicia Militar investigan en absoluto sigilo la existencia de presuntas facturas duplicadas por hasta 200 millones de dólares en la contabilidad del Ejército, asociadas a operaciones de venta de armas y sistemas bélicos realizadas a través la maestranza castrense, FAMAE, y empresas extranjeras como la israelí Rafael Advance Defense Systems7.A este hecho se suma la sensación de impunidad, tras la obtención de beneficios carcelarios y de libertad a reos por crímenes de lesa humanidad de la cárcel de Punta Peuco, quienes además gozan de penas desproporcionadas respecto a sus crímenes y también de jugosas pensiones. Se suman también las denuncias por golpes y violación a soldados en el norte de Chile. Paralelamente se ha dado a conocer también una reciente investigación de la fiscalía por pagos irregulares a oficiales de gendarmería por traslados y reincorporaciones de funcionarios dados de baja por la institución8

Además, la reciente información publicada en un medio, que señala la existencia de un total de 284 denuncias de acoso sexual, abuso sexual y violación al interior de las ramas de las fuerzas armadas y de orden9, Muchas de esas situaciones sin solución alguna.

La critica a la cultura tradicional dominante, cristalizada por los hechos de denuncia y encubrimiento contra la Iglesia Católica y la denuncia por casos de abuso y violencia machista, el clima de impunidad con asesinos de lesa humanidad y los involucrados en casos de corrupción y montaje contra el Pueblo Mapuche (operación Huracán) y las desaciertos mediáticos de los ministros de Gobierno, han puesto en evidencia la continuidad y profundidad de la crisis de legitimidad que viven las instituciones del bloque en el poder, abriendo un periodo embrionario de tensión entre los poderes del Estado, ejemplos de aquello han sido las controversias entre funcionarios del Congreso y de Carabineros contra el fiscal de la impunidad (Abbot) y miembros de la Corte Suprema, por otra parte las diferencias en torno a la aprobación de algunas leyes entre el Congreso y el Tribunal Constitucional. Situaciones que en su conjunto dan cuenta de la putrefacción en el poder, que ha normalizado el robo, el crimen y la injusticia perpetrados por los ricos y criminaliza día a día a la clase trabajadora y el pueblo.

Contrainsurgencia

En esta materia, hemos visto como se ha impulsado conjunta y sostenidamente medidas para el perfeccionamiento de la criminalización y represión de los sectores en lucha, dicho proceso hay que entenderlo como un elemento de continuidad del Estado Burgués, con matices y particularidades entre los distintos gobiernos, pero que en general y de forma común busca prevenir futuros escenarios de agudización del conflicto de clases, que surgirán en razón de la ofensiva del capital sobre el planeta y la profundización de la explotación que tendrá como consecuencia más zonas de sacrificio ambiental y la precarización constante de las condiciones de vida. En este sentido a raíz de lo señalado anteriormente respecto a la crisis institucional en Carabineros, se ha comenzado a implementar un proceso de racionalización del rol investigativo de la institución, que busca disminuir el número de Carabineros en tareas administrativas, situación que ya ha tenido un giro significativo, con más de tres mil funcionarios en las calles en tareas de prevención, este hecho fue cristalizado con el cambio histórico de su slogan “un amigo siempre” por “más cerca de ti”, a lo cual se sumo la incorporación de 256 patrulleros en el mes de Abril, entre otras compras dispuestas para estas tareas, estos hechos representan la punta de lanza de lo que serán las medidas a implementar tras los resultados del gran acuerdo para la seguridad pública que reunirá más de 150 propuestas, en la cual destaca la “restructuración y modernización de Carabineros y de la Policía, donde se enfatizan dos grandes ejes: Primero poner fin a las áreas de autonomía institucional que permite actualmente la ley, que permitirán al Ministerio del Interior ejercer mayor control en materia financiera y de planificación estratégica y por otra parte llevar adelante una mayor especialización de las tareas de Carabineros en el ámbito preventivo y la Policía en materia de investigaciones, medidas que tienen directa relación con los escándalos producidos en Carabineros tras el robo del milenio y el montaje de la operación Huracán. Un ejemplo de esta iniciativa, quedó reflejada en los recientes anuncios del Director General de Carabineros que señalo que la institución pasará de formar 2800 carabineros anuales a 4000 uniformados, con el objetivo de llenar las más de 6 mil plazas vacantes sin llenar durante el 2017 y conformar unidades dedicadas especialmente a las tareas preventivas10.

En la misma línea, se buscara llevar adelante el Sistema táctico de operación policial (STOP) propuesto por Piñera, cuyos pilares serán la información, relacionado con las tareas de inteligencia y el fortalecimiento del banco de datos (BUD) y la tareas coordinación (entre instituciones), que permitirá reunir a distintas autoridades (intendente, fiscales locales, alcaldes y gobernadores, etc.) en tareas de prevención a los hechos que atenten con la normalidad burguesa.

En otra línea, y como clara respuesta a los escenarios de ingobernabilidad que se viven en la macro zona sur, ya tiene fecha de entrega el Plan impulsa Araucanía (2018 – 2026), no obstante ya se conoce a grandes rasgos sus ejes centrales en materia de productividad y seguridad, en donde se invertirán más de 8 mil millones de pesos en la zona, en mejoramiento de infraestructura y modernización policial, se aumentaran las Juntas de Vigilancia Rural, etc. Paralelamente en continuidad con el gobierno anterior se han establecido medidas, que distan mucho de la voluntad de alcanzar la paz en el territorio, que tienen relación con la instalación de funcionarios del Gope entrenados en Colombia y Estados Unidos “Comando Jungla”, la instalación de drones de vigilancia en la zona y la adquisición de Helicópteros Black Hank de la FACH, entre otras compras.

Una nueva arista, esta vez en el ámbito de la ciber seguridad se abre a raíz del robo de US$ 10 millones al Banco Chile y los datos afectados de más de 14 mil clientes bancarios en el país, en este sentido el Gobierno ya ha designado responsables y ha establecido la primera reunión con un referente Europeo en esta materia, el INCIBE (Instituto de ciberseguridad de España) el cual apoyara en el envió de tres proyectos de ley: Definición de infraestructura, tipificación de los delitos cibernéticos y protección de datos. Este escenario abre una posibilidad concreta para introducir elementos de contrainsurgencia en el área de la informática e incluso en el cierre de páginas que escapan del monopolio comunicacional existente.

Este escenario de evidente profundización de la crisis de legitimidad se extiende y profundiza en más instituciones del bloque en el poder y el avance del Estado Contrainsurgente, se consolida como respuesta a la ofensiva global del capital y como prevención ante futuros escenarios de lucha. Por lo tanto continua abriendo un robusto escenario de posibilidades para la rearticulación de la organización revolucionaria, la clase trabajadora y el pueblo en la lucha por su liberación, esperamos que este primer documento de notas sobre situación política nacional sea un aporte para el debate, la reflexión y fundamentalmente para la lucha, a su vez los dejamos invitados a leer la segunda parte que será subida en torno a la apuesta de la burguesía en materia de desarrollo económico, que se haya vinculada al escenario global de crisis y que traerá mayor precarización y devastación del medio ambiente.

Comisión Política

cropped-logoo_modificado111.png1La Tercera, 28 de abril, Murillo tras primer encuentro con el Papa.

9 La institución más denunciada fue Carabineros, con 160 casos, seguida del Ejército, con 78. Le sigue la FACh, que durante ese período reportó 29 denuncias, y la Armada, con 17 

https://media.biobiochile.cl/wp-content/uploads/2018/08/registro-de-denuncias-en-ffaa-y-carabineros.pdf

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.