Crónica de Ruperto Concha | ¿Latinoamérica es un tubo de ensayo?

Dejamos para nuestros lectores el audio de esta semana de las crónicas de Ruperto Concha llamada: ¿Latinoamérica es un tubo de ensayo?, para debatir y discutir los acontecimientos actuales en el mundo.

El sábado en Nicaragua, gobernistas y opositores realizaron concentraciones simultáneas para demostrar su capacidad de convocatoria y lo más asombroso es que no se produjeron enfrentamientos.

Los sucesivos gobiernos liberales de Nicaragua redujeron al país la borde de la quiebra, con un 48% de la población sumida bajo el límite de la pobreza. Daniel Ortega volvió a postular a la presidencia con un progarama de gobierno con énfasis en el desarrollo social y una economía moderadamente capitalista supervisada por el Estado, arrasando en las elecciones de 2006 y siendo reelegido en 2011 y 2016.

Esas tres elecciones fueron internacionalmente aceptadas como legítimas y sin ninguna objeción.

El apoyo se basaba en hechos concretos. La cifra de pobreza disminuyó a sólo el 25%, mientras que el crecimiento económico se mantuvo cerca del 4% anual. El Estado abrió líneas de crédito para desarrollar microempresas.

El 18 de abril se desató la más intensa violencia y bien planificada rebelión popular tras el proyecto del gobierno que elevaba la edad de jubilación a los 65 años, elevaba en un 5% el aporte de los trabajadores y aumentaba en un 8% adicional el de los empleadores, de acuerdo a las condiciones impuestas por el FMI.

Si bien el Gobierno retiró el proyecto, el movimiento insurreccionalalcanzó un carácter sedicioso enfocado a derrocarlo.

Con el apoyo de la Iglesia a la insurrección, jóvenes sandinistas intervinieron y sacaron a estudiantes que se habían resguardado en iglesias, en enfrentamientos que dejó a los primeros muertos.

Si bien la prensa no advertía que los protestantes que buscaban sacar a Ortega estaba armado, se comprobó que tenían distinto tipo de armamento.

Las concentraciones del sábado sin estallidos de violencia permite esperar que la aventura sediciosa haya cedido el paso a lo que debió siempre haber sido siempre el camino. ¿Quieren otro Gobierno? pues tendrán que ganárselo con votos y cumpliendo con la ley.

Considerando los problemas que ha tenido Honduras, Brasil, Nicaragua, entre otros países; cabe preguntarse. ¿Se trata sólo que nuestras naciones se están desintegrando moralmente? o ¿Será que estamos metidos en un monstruoso experimento social en que nuestra Amérca latina es el tubo de ensayo?

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.