Grúa colapsa y cae al mar en Chacao: Trabajadores de la construcción laboran sin condiciones mínimas de seguridad

Este martes 29 de Mayo, el Alcalde de Ancud, Carlos Gómez, tras la visita de Ministro de Obras Públicas, declaraba ante la prensa que el avance de la construcción del Puente del canal de Chacao debe ser un motivo de alegría para los chilotes, mostrándose conforme con la materialidad de la obra, todo esto en la misma línea de la Asociación de dueños de camiones de Castro, los principales interesados en la pronta concreción de este megaproyecto.

Tras estas declaraciones, la tarde del miércoles 30 de mayo  deja de manifiesto la total ignorancia y desconsideración de las reales condiciones en las que se encuentran los trabajadores en la misma obra, ya que mientras se intentaba maniobrar una grúa con mareas altas y medidas de seguridad insuficientes, esta colapsó y cayó al mar, en donde afortunadamente el operario resultó ileso ya que alcanzó a saltar para salvar su vida.

La obra, según afirman los mismos trabajadores, tiene condiciones muy peligrosas para operar, ya que las corrientes del canal son muy fuertes y se sabe que en 100 años, éste ha logrado hundir a más de 20 embarcaciones. Sin embargo, las constructoras a cargo de la obra, la empresa coreana Hyundai, cuestionada internacionalmente por un juicio arbitral que actualmente mantiene por negocios oscuros con otra empresa constructora brasileña, y la empresa italiana subcontratada Trevi, no se han mostrado interesadas en proporcionarles condiciones de seguridad mínimas a los trabajadores, manteniéndolos aislados, sin contar con helicópteros ni ambulancias en caso de emergencias, infringiendo gravemente sus deberes como empleadores, más aún las empresas extranjeras quienes, en los hechos, se arrogan el privilegio de no ceñirse a la ya precaria legislación chilena.

Este desprecio hacia la vida e integridad de los trabajadores, es fiel representación del actuar general de los empresarios de la construcción, quienes privilegian sus propios intereses en desmedro de los de los trabajadores. Podemos afirmarlo sin ir más lejos, el mismo martes 29 de Mayo, en la misma Región de Los Lagos, un obrero de 40 años, José Polanco, quien laboraba en la construcción del que será el nuevo hospital de Ancud, casi muere electrocutado luego de recibir una descarga eléctrica de 23.000 voltios mientras operaba una grúa, afortunadamente en estos momentos se encuentra fuera  de riesgo vital, pero está gravemente lesionado pues tiene quemaduras importantes en sus cuatro extremidades, además otros dos obreros, Eliot Jaramillo y Miguel Aravena, resultaron lesionados en menor medida. BESALCO, es el nombre de la constructora que hoy está siendo tardíamente investigada, ya que quienes tienen el deber de fiscalizar y garantizar que nuestros derechos mínimos como trabajadores se respeten NO están actuando de manera efectiva y oportuna.

No se trata para nada de hechos aislados, basta con recordar la situación de una faena de la ciudad de Concepción a inicios de mayo, en la que quedaron dos trabajadores atrapados debido a la falta de prevencionistas en la obra, y tristemente tampoco olvidamos a los jóvenes compañeros de la construcción que en el verano de este año perdieron la vida mientras trabajaban, Maurice Mirá Carriel, para la constructora Altius, y Sergio Hurtado Ponce, quien se encontraba construyendo la mansión de un futbolista.

¡No queremos más muertos en las obras! Tenemos muy presente que los trabajadores de la construcción cumplen con una de las labores más importantes de nuestra sociedad, son ellos y ellas quienes construyen nuestras casas, caminos, puentes, hospitales, universidades y toda la ciudad, son quienes arriesgan su vida por sueldos miserables, bajo pésimas condiciones de seguridad, estando subcontratados, trabajando bajo la presión de los millonarios intereses empresariales, sin tener derecho a una vivienda, ni a vacaciones, ni a pensiones dignas.

Por todo esto es necesario reivindicar la dignidad de los trabajadores de la construcción, no podemos aceptar que las muertes de los obreros sean acalladas por la prensa a cambio del sucio dinero de las empresas constructoras, no podemos permitir que los medios de comunicación de propiedad de los grandes empresarios sigan empeñándose en impulsar una campaña de estigmatización contra los obreros de la construcción, al abusar de su imagen en las noticias sobre la regulación del piropo callejero, al hostigar a nuestros hermanos y hermanas migrantes que trabajan en la construcción, al emitir lamentables declaraciones como las que hemos visto en Las Últimas Noticias, de que los obreros de la construcción de nuestro país serían “flojos y poco productivos”. (LUN, 02 de Octubre de 2017)

¡NO MAS MUERTOS EN LAS OBRAS!

¡NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS NEGOCIOS!

¡FIN A LA ESTIGMATIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LA CONSTRUCCIÓN!

¡NO PERMITIREMOS MAS HUMILLACIONES A NUESTRA CLASE!

Karina González, integrante de Coordinadora Obrera Estudiantil. Concepción.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

w

Connecting to %s