[Repost] [TP] Una necesaria autocrítica

Articulo originalmente publicado en: Única Solución Revolución

No se puede ser indiferente al actual momento histórico que nos encontramos, menos aún como organización no tener opinión o desear ser un aporte al actual proceso de lucha. Los terribles casos de acoso, abuso, maltrato, discriminación y violación en nuestro país, que se han visto cristalizados en los casos de mujeres y niñas de nuestra clase como Nabila, Joane, Sophia y Ambar, no pueden pasar indiferentes, nos conmueven, nos golpean significativamente, pero también nos tensionan a trabajar duro para superar nuestras propias prácticas e instalar  en el actual escenario con esfuerzo y lucha un espacio para nuestras propuestas.

Creemos que es deber de todo revolucionario/a intervenir en la lucha de clases, para aquello, es importante reflexionarlo desde una mirada global, es decir, comprender los últimos hechos como graves síntomas de una enfermedad mayor, un evidente escenario de descomposición global de la sociedad Capitalista, que durante siglos ha sustentado un discurso de progreso, a costa del exterminio del medio ambiente, la opresión y explotación de la mujer, el auge del narcotráfico y el terrorismo, “la guerra”, etc.

La sociedad Capitalista, es una sociedad basada en la diferencias de clases, pero también, es un sistema que ha hecho uso de la condición histórica de opresión de la mujer, para aumentar las ganancias y profundizar el abuso y la explotación. De esta manera, en el actual escenario de crisis se ha abierto un proceso de crítica a la cultura tradicional dominante que ha puesto en cuestión mucho de los valores conservadores, machistas y patriarcales de la sociedad actual, incluso de forma significativa en nuestra propia organización. Pero que también ha logrado cuajar como respuesta práctica en nuestro país mediante marchas, funas y tomas de establecimientos educacionales, que se han cruzado con la mayor crisis de la Iglesia católica desde el Concilio Vaticano II, que viene a trizar los valores reaccionarios de esta histórica institución; respecto a la familia, la moral y sus creencias. No obstante, somos conscientes de la amplitud de este movimiento, creemos que allí radica precisamente su enorme fuerza y potencia.

Nuestro deber es ser autocríticos como organización y entrar al debate con humildad y trabajo, con el objetivo de impregnar de nuevos contenidos de clase a las actuales luchas feministas logrando incorporar a la mujer trabajadora y sus demandas más sentidas.

Cuando precisamente nos proponíamos aportar en aquello, nos hemos visto envueltos en un complejo episodio estos últimos días, a raíz de la publicación del artículo de opinión de un militante de nuestra organización, que a nuestro parecer no logra en lo absoluto sintetizar el espíritu de nuestra última conferencia y el difícil momento de crisis que estamos enfrentando como organización, caracterizado por la decepción, la tristeza y la necesaria superación de las prácticas machistas, pero también, la necesidad de autocrítica, voluntad, trabajo sistemático, determinación y uso del centralismo democrático para la superación de nuestras prácticas burguesas y machistas. Discusiones, reflexiones, acciones concretas que nos han volcado estos últimos meses a una dedicación casi exclusiva a estos temas que hemos comenzado a poner en práctica y que pronto esperamos compartir.

Respecto a la opinión, como organización creemos que los planteamientos esgrimidos representan precisamente las actitudes o posiciones que deben morir al interior de nuestra organización y que nos hemos propuesto  superar. Nos referimos a la falta de humildad y la ausencia de autocrítica respecto a las actitudes machistas y otras. De esta forma, refiriéndonos a las palabras “Podemos estar orgullosos, puesto que no exento de errores, hemos sido extremadamente rigurosos y eficaces en la resolución de los problemas que hemos enfrentado”, creemos que se omite la verdad, porque a la conclusión que colectivamente hemos llegado, es precisamente todo lo contrario, ya que hemos carecido o ha sido insuficiente lo que hemos hecho para enfrentar las situaciones de machismo al interior nuestra organización, quedando aún situaciones inconclusas por resolver.

Por tanto, creemos que lo planteado en el documento en cuestión, es reflejo  de las prácticas machistas y autoritarias que aún siguen vivas a la interna de nuestra propia organización, que sólo mediante la autocrítica y los hechos concretos podremos combatir. En este sentido extendemos las más honestas disculpas a todos y principalmente a todas aquellas compañeras que se sintieron afectadas por el artículo de opinión, especialmente a las compañeras que hoy se encuentran fuera de la organización y que esta opinión provoca nuevamente un acto  violento para ellas, somos conscientes  de nuestros errores y que han provocado daños a cada una de ellas y que motivaron y tensionaron el desarrollo exclusivo de estos temas para poder resolver nuestras insuficiencias como deben serlo.

En este sentido, no hay duda que tal como expresa una de nuestras síntesis colectivas que:

Los valores de la hegemonía burguesa sumado a la política del viejo tipo han desarrollado elementos negativos en la militancia, tales como: el autoritarismo, egocentrismo, caudillismo, etc. Por lo tanto, la organización tiene el deber de promover constantemente la crítica, la autocrítica, el debate, la polémica y la unidad en la acción. Entiéndase estas, como bases para promover solidaridad, honestidad y fraternidad como valores principales de la nueva sociedad.

Para superarlas creemos con humildad que sólo hay un camino, creer en la  posibilidad de la revolución y actuar en coherencia a  ello, es decir,  entregarnos con determinación y alegría a la causa más noble que una persona puede realizar, luchar por la liberación total del ser humano, luchar cotidianamente junto a nuestro pueblo y esforzarnos por la superación y combate constante de la ideología dominante que opera sobre nuestra consciencia y practica concreta. Para aquella tarea, no es suficiente la voluntad sino también el trabajo sistemático y responsable.

SN

 

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

w

Connecting to %s