A 11 años del asesinato del obrero forestal Rodrigo Cisternas: El pueblo lo vió, el paco lo mató.

“El rucio valiente obrero
Como en Iquique salió
A una maquina subió
Y encaró a los pistoleros
Los pacos ahora corrieron
Como conejo asustaos
El zorrillo fue volteao
Y los pacos se envenaron
Con el cabro se ensañaron
Y ahi murió acribillao”
(Raza Humana)[1]

El 3 de mayo del año 2007 es acribillado el obrero forestal Rodrigo Cisternas por Fuerzas Especiales de Carabineros en las afueras de la planta Horcones de la Forestal Arauco en la región del BíoBío en el primer gobierno de Michelle Bachelet. Los trabajadores forestales subcontratistas llevaban tres meses de continua protesta, que se traducia en la unidad manteniendo la defensa de la huelga, en donde se entrelazaban las necesidades de mejoras salariales y mejores condiciones de trabajo.

Forestal Arauco, un brazo empresarial de dominio de la familia Angellini, mantenía en pésimas condiciones de vida y trabajo a los trabajadores subcontratistas, por lo demás, el gobierno de Bachelet hacia vista gorda a las demandas de Rodrigo y sus compañeros, por ende, en vez de priorizar las necesidades colectivas, enviaba continuas olas de fuerzas especiales de Carabineros con el objetivo de reprimir y desarticular la huelga de los trabajadores forestales.

En ese proceso, en la madrugada del jueves 3 de mayo en una protesta en la salida de la Forestal Arauco, Rodrigo convencido de que el único camino posible era luchar, decide enfrentar directamente a los Carabineros, quienes en ese momento sacan su armamento de guerra que históricamente ha sido dirigido contra el pueblo para disparar en varias ocasiones contra el trabajador forestal que era descrito por su compañeros como una persona de profundas convicciones y valores.

La protesta había convocado diversas formas de resistencia: toma del espacio productivo, barricadas y la prolongada y defendida huelga, desarrollando un continuo enfrentamiento con las fuerzas policiales, ante la impotencia de la represión por parte de Carabineros que habían arremetido contra ellos y los autos de los propios trabajadores, donde se encontraba el de Rodrigo, él tomó una retroexcavadora para repeler el ataque por parte de piquetes de Fuerzas Especiales de Carabineros abalanzándose contra ellos, en ese momento Carabineros le dispara asesinándolo, en una acción cobarde y muy clásica por parte de la policía de este país y del mundo.

Fueron más de 25 balas las que dispararon contra él, los peritajes indicaron que dichas municiones eran de balas 9 mm, pertenecientes a subametralladoras UZI y de pistolas calibre 38. Rodrigo que tenía 26 años se convertía en un mártir de la clase trabajadora chilena y del mundo, dejando su familia y sueños de un mundo más justo y popular.

Al día siguiente de lo sucedido el Partido Comunista de Chile y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) no convocaron a ninguna acción solidaria ni de denuncia frente a la muerte del compañero Rodrigo Cisternas, una vez más, la Concertación se hacía cómplice de la sangre derramada en la democracia pactada que tanto defendían y defienden. El día de su funeral asistieron más de 25.000 personas[2] provenientes de todo el país,  trabajadoras y trabajadores que veían en Rodrigo un ejemplo de convicciones y de lucha.

La impunidad sobre la muerte de Rodrigo Cisternas sigue latente en la historia reciente, por más que recién en el año 2013 el Primer Juzgado Civil de Concepción determinara la responsabilidad de Carabineros de Chile y del Estado chileno, no ha existido justicia, ni ninguna persona encarcelada, porque bien sabemos que la legalidad burguesa solo es garante de los poderosos y no del pueblo. Inclusive, el año 2016 en el segundo gobierno de Michelle Bachelet se estableció el 3 de mayo como el día nacional del trabajador forestal, en una paradoja que no deja de ser cúmulo de rabia: celebrar de manera solapada el asesinato de un compañero de la Clase trabajadora nacional. La industria forestal sigue siendo el tercer ingreso más importante a las arcas fiscales del Estado, siguen destruyendo la naturaleza y precarizando continuamente a los trabajadores subcontratistas, esos que Rodrigo Cisternas defendió hasta entregar su vida.

El ejemplo de Rodrigo Cisterna encarna la síntesis del movimiento obrero en Chile en todas sus formas y espacios posibles, él fue uno más de los miles que han sido asesinados, por ejemplo, tal como fue el destino de trabajadoras y trabajadores salitreros en Iquique en 1907. El instrumento de la Clase trabajadora puesta al servicio del empresariado y de los designios laborales internacional no se vuelve más que una traición a los principios básicos que alguna vez manifestó Clotario Blest, la CUT nunca defendió al compañero, simplemente calló. Rodrigo Cisternas, debe ser ejemplo vivo, no debemos traerlo a nuestro presente cada vez que sea un 3 de mayo, por el contrario, debe ser faro en este largo camino que seguiremos recorriendo, tal como lo hizo él.

[1] “El pueblo lo vio”, Discografía: Obreros del sonido, Interprete: Raza Humana, año 2010.

[2] “Radio BioBio “10 años de la muerte de Rodrigo Cisternas: Gobierno aún no responde demanda internacional”, disponible en: http://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-del-bio-bio/2017/05/03/10-anos-de-la-muerte-de-rodrigo-cisternas-gobierno-aun-no-responde-demanda-internacional.shtml

 

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.