Opinión| HEGEMONIA IDEOLOGICA DE LAS CLASES DOMINANTES: EL TEMA DE LA VIOLENCIA

Durante los primeros años de lucha frontal en contra la dictadura, frente a las acciones impulsadas por la Resistencia Popular , no pocos sectores del pueblo estaban convencidos de que dichas acciones armadas eran realizadas por los agentes represivos para justificar la mantención de la represión y la dictadura. Difundidos estos rumores por quienes pensaban que solo una lucha pacifica, dentro de los limites de la legalidad impuesta por la dictadura, esta idea prendió fácilmente en muchos sectores que solo cuando la crisis social y política se hizo aguda y la confrontación sumo a bastos sectores del pueblo, se legitimo el discurso del uso de todas las formas de luchas. Pero antes de que ocurriera ello, mayoritariamente estaba instalada la creencia del NO PODEMOS, no tenemos las capacidades, no es conveniente.
Hoy día un connotado fascista se pasea tratando de instalar su discurso y frente a la legitima reacción de estudiantes y funcionarios de una universidad que lo expulsan, surge un conjunto de voces, desde la izquierda y desde supuestos sectores progresistas condenando la legitima acción caracterizándola de violenta.

Es curioso como toda una pléyade de actores del circo y tinglado político institucional rasgan vestiduras, realizan pomposas declaraciones pero al mismo tiempo guardan silencio en innumerables casos donde la violencia contra sectores populares es desatada con el agravante que es contra los sectores mas pobres, mas desprotegidos y porque no decirlo, generalmente mapuches, inmigrantes, minorías sexuales, comerciantes callejeros, mujeres, y para que decir de la violencia del capital internacional y el sionismo contra países invadidos, pueblos avasallados, etnias sometidas.
Vale decir entonces que hay una ideología extendida mayoritariamente que valida y aplaude un tipo de violencia y condena la violencia justamente de los sometidos por la fuerza, por la violencia. Para que decir de la violencia cotidiana sufrida a cada momento de la vida diaria en los cobros abusivos, en los sueldos infames, en la carencias de salud, educación, vivienda, en las practicas machistas, hasta la minúscula violencia de un funcionario cualquiera que hace gala de su poder en desmedro de un trabajador o trabajadora cualquiera.

Doble discurso, aceptamos tranquilamente que funcionarios con uniforme roben millones sin que se lo toque un pelo por sus grados (incluso siguen recibiendo jugosas pensiones) mientras aplaudimos a los mismos que usan la fuerza y la violencia para desalojar las calles de vendedores ambulantes que solo tratan de sobrevivir vendiendo sus productos, mejor aun si son negros, inmigrantes o mapuches. Violencia en el caso de luchadores contra la dictadura que perciben, algunos, miserables pensiones, frente a los asesinos y represores que no solo viven en cárceles de lujo sino que también siguen percibiendo escandalosas jubilaciones.

Un joven y popular diputado nos habla de construir una convivencia democrática, de respeto, de legalidad. ¿Habra que recordarle a él y a muchos como él, que cada conquista lograda por las clases populares ha sido a costa de paros, huelgas, masacres, luchas directas no solo en la historia pasada, sino en los días actuales como Freirina, Aysen, Chiloe, los estudiantes, etc. Habrá que recordar precisamente en estos días, las muertes violentas de jóvenes como Mauricio Maigret, hermanos Vergara Toledo, Paulina Aguirre símbolos de lucha contra la dominación. No fueron palabras, no fue convivencia democrática la que los mató. ¿Sabrá el ilustre diputado que el Presidente Allende reconocido por su apego a la legalidad fue fundador y participe de las milicias antifacistas que se habían levantado en Chile?

La ideología burguesa, la que hoy predomina, pretende la aceptación de la dominación, de las leyes, de la institucionalidad y la propia historia por ellos creadas para mantener precisamente sus privilegios, coronando esta sumisión con la imposición de que la fuerza, la violencia y las armas son de su exclusiva propiedad mediante los aparatos represivos creados para tales efectos, aparatos que en definitiva están para resguardar SUS INTERESES de clase y no los del conjunto del pueblo.

Mas aun, en la coyuntura política actual, cuando su sistema político se cae a pedazos y es rechazado mayoritariamente, cuando los escándalos y corruptela que invade el país por todos lados les hace cada vez mas ilegítimos, cuando la propia maquinaria del Estado entra en severas contradicciones, surge como alternativa para recuperar adhesión y legitimidad el discurso chovinista, patriotero, discriminador, en otras palabras, la búsqueda de reconstruir una masa facistoide.
Entonces el enemigo no son las siete familia dueñas del mar, son los bolivianos.
El ladrón no es el general de verde ni los empresarios coludidos, son los inmigrantes.

Y vaya que no son poco los chilenos ¨patriotas¨ que compran el jueguito y se olvidan que están hasta el cogote de deudas, que la salud es cara, que no tiene vivienda, que sus hijas son manoseadas y basureadas a cada rato.

Es súper fácil para quienes son dueños de todos los medios de difusión, con matinales a toda raja, portadas de diarios, cadenas radiales, construir estos molinos de vientos para lanzar a los incautos a luchar contra quienes no son sus enemigos, pasando piolitas ellos.

Si algo hemos aprendido de la historia es que solo el pueblo defiende al pueblo, que solo nuestra propia organización y no la de representantes, nos permite avanzar, finalmente que no fue con un lápiz como derrotamos la violenta dictadura de ayer, sino que con el uso de todas las formas de lucha, entre ellas el derecho inalienable de los pueblos a rebelarse contra la opresión.

Marzo 2018, Alma Negra.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

w

Connecting to %s