UDLA: Acreditada para robar y estafar.

Nuevamente nos vuelven a llegar casos de estafa por parte de la Universidad De Las Américas.

Tal como denunciáramos en abril de 2017, la UDLA ha cometido reiteradas estafas hacia sus estudiantes como a simples jóvenes que buscan información para dar comienzo a su vida universitaria.

En esa oportunidad recibimos la denuncia Valentina Marihuan, joven a la cual se le estaba cobrando aranceles y cuotas de una carrera que jamás curso ni accedió a llevar a cabo en dicha institución.

La forma de operar en esa ocasión por parte de la casa de estudios fue mediante documentos irregulares de pre matricula y reserva de cupos en la Universidad De Las Américas (UDLA), del grupo estadounidense Lauréate. Misma institución que el año 2013 perdiera su acreditación, además, de estar involucrada en irregulares donaciones que rondaban los $ 6.700 millones este pasado 2016, lo cual marcó el inicio de una investigación judicial y administrativa por supuesto lucro en su contra, las que luego se extendieron a las universidades Andrés Bello y de Viña del Mar, todas controladas por el grupo Lauréate. Además, sus estudiantes denunciaron cobros excesivos y cambios unilaterales en los créditos creados por el mismo plantel.

Según el relato de la nueva denunciante, el modus operandi no habría cambiado.

El día 26 de diciembre fui a la estación Mapocho a ver distintas universidades y carreras, había promotores de la UDLA por distintos lados. Un joven convenció a mi mamá por el tema de las becas para que viera y si me interesaba una, me pidieron el carnet para ver los datos y nada me interesaba así que me fui, días después me di cuenta que mi carnet no estaba, dando por perdido fui al registro civil. Días después me fui a matricular a la UST en trabajo social; firme y todo, mi papá fue mi aval. Al salir de la UST me llama un número desconocido diciendo que era de la UDLA Y que ellos tenían mi carnet, fui donde me dijeron cerca del metro Manuel Montt, mi papá me acompaño en todo momento por si me pasaba algo. Todo perfecto al momento de la entrega, el joven me paso el carnet súper educado y yo feliz a mi casa. El día de ayer vi los resultados de las becas y créditos, en donde me aparece que ESTOY INSCRITA EN LA UDLA Y YO NUNCA FIRME NADA NI TAMPOCO MIS PADRES”.

Podemos observar que deliberadamente dicha institución cometió un delito de estafa.

La UDLA mediante sus promotores justificaron los hechos pues “Todas las universidades hacen lo mismo”, aceptando sus delitos.

En lo que respecta a las anteriores denuncias contra la UDLA, dejamos la entrevista realizada en ese momento con la joven afectada, la cual nos comentó sobre los irregulares documentos y “contratos” como les llama la Universidad en cuestión.

¿Qué sucedió?

“En diciembre asistí a la UDLA (Universidad de las Américas) para averiguar sobre trabajo social, me dieron información de la carrera, de las formas de pago y lo que necesitaba. Cristián Vásquez, ejecutivo orientador, quien fue el que me atendió, me pasó unos papeles para firmar, los cuales eran el contrato, los que él, me aseguraba eran solo para guardarme un cupo en la universidad. Yo, confiada en lo que me dijo este señor, firme el documento. A mediados de marzo me comenzaron a llamar de dicha universidad, diciendo que tengo 0% de asistencia y preguntando por que no estaba asistiendo, a lo que respondí que yo no estaba matriculada y tampoco estaba estudiando. El día de lunes 17 de abril, nuevamente me llaman desde la universidad, pero ahora, para informarme que debo poco más de 200 mil pesos. El día 18 de abril asistí a la universidad, en la cual me dicen que efectivamente estaba matriculada y que debo mandar dos cartas, una donde explicara todo lo que paso y la segunda para el no pago de la deuda”.

Esta es una situación irregular por donde se le mire y a la vez muy delicada para el bolsillo de los estudiantes, futuros estudiantes u/o simples consultores, como es el caso de la joven denunciante. Pero al parecer este caso no sería el único, más bien sería una costumbre en las universidades privadas, según informo el mismo MINEDUC, a esta joven.

“En el SERNAC me dicen, que debo hacer la carta y seguir los pasos que me dicen desde la universidad, para que esta deuda no suba. Desde el ministerio de educación, me responde exactamente lo mismo, además comentándome, que las universidades privadas hacen esto para enganchar a los alumnos y de alguna u otra forma sacarles plata”.

Pero este caso no es el único, según constatamos en páginas de reclamos, donde las denuncias por cobros y matriculas irregulares, se dan desde al menos el año 2013, mismo año que esta universidad queda desacreditada.

Este caso corresponde a Nicole Hernández, la cual fue engañada tal como el caso que nos llegó, por la reserva de una matrícula.

¿Qué sucedió?

“En el año 2013 fui a la universidad de las américas a consultar sobre carreras y la que más me intereso fue educación física, en ese momento hable con el joven y me oriento sobre los requisitos que debía cumplir y el más importante era que necesitaba un aval para poder matricularme , ya que con el sueldo que tenía no podía financiar la carrera ,recuerdo que firme unos papeles ya que el joven me dijo que podía reservar la matricula pero que necesitaba el aval y así poder firmar los pagarés para la matrícula y poder empezar estudiar , pasaron los días y no conseguí un aval y el año pasado me llega una carta judicial de cobranza de dos millones 900 mil por la deuda del primer semestre de la carrera. Siento que lo que me hicieron fue una *****a ya que ese día solo fui a preguntar sobre carreras y no entregue ningún certificado de enseñanza media, liquidaciones de sueldo, domicilio (…) No sé qué hacer ya que me llaman todos los días y me obligan a pagar un valor muy alto por un servicio que nunca ocupe ni tampoco sabía”.

Este caso tuvo una respuesta desde de la Universidad, la cual propone para poder liquidar la morosidad de $ 2.930.885 incluido multas por mora y gastos de cobranza, un “descuento” quedando a pagar un total $ 693.000, por una carrera en la que Nicole nunca se matriculo ni menos estudio.

Reproducimos una de las tantas denuncias escritas en el sitio web reclamos.cl

Reclamos.cl/empresas/: 14, marzo 2017.

“Pasa que matricule a mi hijo en esta universidad porque la matricula me salía gratis y me apure demasiado. Después de unos días me di cuenta que mi hijo tiene gratuidad y como a mi hijo no le dio el puntaje para una universidad estatal optamos mejor que este año se prepare para dar de nuevo la psu. (…) esta universidad, no trabaja con becas estatales. Entonces me dirigí a la universidad para rechazar la matricula. Me han hecho muchos problemas para retirar a mi hijo. Les he dicho que no tengo dinero para pagar las mensualidades, me hacen ir otro día y que lleve una carta, la llevo, pero no me la reciben (…) Fui a ver una asistente social para explicar mi problema. Ella me hizo un certificado socio económico y explica también mi problema personal. Fui con estos documentos, me dijo el tipo (Manuel), Encargado de las Matricula el que siempre me atiende que la próxima semana va a recibir cartas, ni siquiera miro los papeles, le dije que estaba certificada por una asistente. Ahora Voy de nuevo el jueves para entregar los papeles. Espero que ahora me las reciban. Yo matricule a mi hijo el 27 de diciembre de 2016, estamos en marzo y aun no me dan una solución. Ya no sé qué hacer

 Me despido espero que alguien lea mi problema”.

¿Cómo es posible, que una entidad del gobierno como lo es el MINEDUC, tenga información de estas prácticas irregulares y no se pronuncie al respecto? ¿O es que acaso, desde el ministerio se promueve y ampara el lucro y la estafa? Está más que claro que lo sucedido en esta universidad y ¿por qué no?, en las otras instituciones privadas del grupo Laureate, no son meros hechos aislados, sino que recurrentes, a la vez que son a conciencia de los trabajadores y “administrativos” de la institución, los que entorpecen la solución y respuesta clara a estos hechos.

Crédito “Enlaces”

Este sistema de crédito fue creado por la universidad tras perder la acreditación y junto con ello el Crédito con Aval del Estado. Al momento de recuperar la acreditación –La cual termina en marzo de 2019 -, esta institución, exigió el pago del crédito con métodos que no estaban estipulados anteriormente, pidiendo la deuda total del crédito Enlace para seguir estudiando. Hay casos de estudiantes, que tienen que pagar 6,5 millones para continuar sus estudios. La UDLA dio como alternativa al pago total, la cancelación del 10% del crédito al momento de matricularse y lo restante en cuotas, mecanismo que tampoco habría sido acordado desde un inicio.

El vocero de la CONFECH – en esa época – Patricio Medina, sostuvo respecto a este caso que Lauréate, grupo controlador de la universidad, “está operando de una forma incorrecta y lo más grave e irrisorio es que inventa un crédito para seguir endeudando a sus estudiantes”.

Pero ¿Quién es Laureate?

El cuestionado grupo Laureate Education Inc. (LEI) maneja 84 universidades alrededor del mundo y en Chile controla las universidades Andrés Bello, Las Américas (UDLA) y Viña del Mar (UVM), más dos institutos profesionales (AIEP y EMM) y un centro de post grados (IEDE), que estuvo a cargo del ex candidato presidencial Franco Parisi.

Laureate no sólo es la transnacional más grande de la educación superior en Chile, sino la mayor del mundo. La red mundial Laureate incluye 31 centros de estudio en América Latina, 5 en Norte América, 23 en Europa, 11 en Oriente Medio, 12 en Asia Pacífico y 2 en África. Su mayor presencia en América del Sur está en Brasil, con 12 universidades, pero también se extiende a Perú (2), Ecuador (2, incluida una filial de UDLA-Chile), Costa Rica (2), Honduras (2), México (2) y Panamá (2).

En el 2000, Laureate incorporó en Chile a la Universidad de Las Américas (UDLA) para hacer “accesible y asequible” a los jóvenes chilenos “sus sueños” de futuro. En junio de 2012, el informe sobre educación superior de una comisión investigadora de la Cámara de Diputados dio a conocer que la UDLA y otras seis universidades e institutos de educación superior incurrieron en irregularidades diferentes y no cumplieron las exigencias legales que obliga a las corporaciones educacionales “sin fines de lucro”. Tres casas de estudios –Las Américas, Andrés Bello y Viña del Mar– más el instituto Aiep pertenecían a la división Región Andina de Laureate Education Inc. Las otras tres fueron las universidades Santo Tomás, Uniacc y del Desarrollo.

Queda de manifiesto que estas situaciones de irregularidades no son nuevas para la UDLA y sus controladores, menos para el MINEDUC ni la ministra Del Piano, entonces cabe nuevamente preguntarse, después de todos antecedentes, ¿porque esta universidad sigue funcionando, estafando y lucrando con los sueños de miles de jóvenes? ¿El MINEDUC es acaso cómplice o beneficiario del mercado en la educación?

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

w

Connecting to %s