EL PORFIADO TOPO DE LA HISTORIA, LA LUCHA DE CLASES

Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí, no podemos juzgar tampoco a estas épocas de transformación por su conciencia, sino que , por el contrario, hay que explicarse esta conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción

Carlos Marx. Prologo a la Constribucion a la critica de la economia política.

Por Guillermo Rodríguez Morales

A propósito del jolgorio producido después de las recientes elecciones, me permito escribir esta nota cuyos destinatarios son las compañeras y compañeros que luchan por las transformaciones profundas de la sociedad y que construyen fuerzas sociales y políticas para esa perspectiva y no solo para mejoras en las condiciones de vida bajo el actual sistema de dominación.

Vivimos una etapa histórica a escala mundial caracterizada por el avance sostenido de las clases dominantes, por la ofensiva del imperialismo americano hasta ayer hegemónico que trata desesperadamente de mantener su dominio sobre la base de su fuerza militar en pugna con las potencias capitalistas chinas y rusas principalmente y en víspera de un nuevo ciclo de crisis económica que arrastrará a las economías periféricas y dependientes.

En este marco, en Latinoamérica se vive la abierta ofensiva reaccionaria e imperial cuyo norte es ahogar la economía venezolana preparando las condiciones para intervenir militarmente en la zona con su mas de siete gigantescas bases militares desplegadas en Sudamérica.

Como es de todos sabido, desde el derrocamiento del presidente Allende, Chile fue reconvertido en todos los planos en un país entregado a los intereses de los grupos económicos nacionales y extranjeros, poniéndose fin al llamado Estado Benefactor, regido por leyes heredadas desde la dictadura en casi todos los planos, con algunos reajustes realizados por los gobiernos post dictadura, todos en beneficio del gran capital y el desarrollo de toda una gama de mecanismos de contención de la lucha reivindicativa de las masas, incluido la represión abierta y masiva como lo es hoy en la araucania.

Gobierno tras gobierno post dictatorial, gozaron del privilegio de un movimiento de masas atomizado, fragmentado, dividido, y del crédito que arrojaba el miedo al regreso de formas dictatoriales de gobierno.

Gran parte de quienes formaron parte de las generaciones que condujeron las luchas sociales y políticas por transformar la sociedad en los años 70, renunciaron a sus principios y formando parte de los sucesivos gobiernos concertacionistas, se convirtieron en cómplices de todas las medidas antipopulares y contra las clases explotadas que desde las esferas del poder se dictaban. Mas aun, como fue quedando en evidencia durante los últimos años, la corrupción, los negociados, las prebendas y las leyes impulsadas eran cocinadas en un espurio maridaje entre empresarios financistas de la política y sus títeres políticos, obviamente siempre en beneficio del gran capital.

El viejo topo de la historia, la lucha de clases, leáse como la lucha directa de los mas afectados por el modelo económico, comenzó a expresarse y acelerar la caída de las caretas y las mascaras.

Miles de estudiantes luchando contra la educación de mercado.
Pescadores artesanales luchando por sus demandas.
Mapuches y otras etnias luchando por sus tierras y cultura.

El modelo económico y político cuestionado por doquier, la indignación llegando a las oficinas publicas al conocerse todos los robos, los negociados, la podredumbre que azotaba a las sacrosantas instituciones nacionales. Ni jueces, ni uniformados, ni sacerdotes escapaban a las ignominiosas prácticas, menos aun los empresarios desnudados en sus colusiones como las farmacias, los pollos, el papel confort, entre otras. El listado de hechos es larguísimo, incluyendo el robo de agua, el financiamiento de los políticos por las grandes empresas, el uso de información privilegiada para materializar pingues negocios, etc, etc.

El país, poco antes de las elecciones estaba convulsionado por la lucha contra las AFP, pilar del sistema financiero construido por la burguesía, dinero fresco de todos los chilenos entregado a los grupos económicos en tanto que las pensiones que el sistema ofrece se reducen cada día mas.

La operación política a realizar desde las clases dominantes estaba clara. Para ello contaban con todos los medios de difusión de los cuales son dueños absolutos. Había que hacer regresar a todo ese descontento social que se venia expresando hacia las canaletas y mecanismos fijados por ellos mismos. Y para ello, el montaje de un escenario donde el miedo y la polarización podrían re-encantar a los sectores mas despolitizados, como también a quienes aspiraban desde su propia óptica política, ingresar al escenario político institucional.

Así fue planteado el choque entre el empresario derechista que iba a quitar todas las reformas y avances logrados, versus una izquierda o centro izquierda que defendería y profundizaría lo logrado. Obviamente un escenario catastrofista, que ya veremos mas adelante, jugara también en contra de los sectores reformistas y neo reformistas que lo asumieron vehementemente atacando a todo el que sostenía la abstención como alternativa y arrastrando a los sectores mas pusilánimes de la izquierda revolucionaria y anticapitalista.

Así, por obra de magia, los autores de leyes contra los trabajadores, los que han defendido tenazmente las leyes de pesca, las leyes laborales, que han enfrentado con represión a los estudiantes, a los deudores habitacionales, a quienes luchan contra las AFP, etc., etc., pasaron de golpe y porrazo a convertirse en progresistas, en sujetos con los cuales construir un frente único para parar la lobo que se nos venia encima.

No es mi interés analizar los resultados electorales de cada sector ni mucho menos.

La realidad concreta es que pasada la fiebre electoral, los que dibujaron el escenario volverán a una realidad compleja. Una DC que va en vías de extinción y cuyas huestes deberán decidir si se van tras el empresario o tras el periodista. Una Nueva Mayoría que debe negociar de alguna manera con el FA para la segunda vuelta, sacudida a su vez ambas agrupaciones por evidentes contradicciones. ¿Sera posible que un periodista que promocionaba las AFP ahora se comprometa a enfrentarlas? ¿Será posible que el mismo conglomerado de la Nueva Mayoría comprometido en el negocio de la pesca, de las mineras, del agua, de la Educación acepte cambios que reduzcan sus ganancias y privilegios? ¿Será posible que gran cantidad de amigos que son del FA voten por el periodista para frenar al empresario, sabiendo muy bien que han sido sus adversarios directos e incluso contraparte desde el Estado en diversos momentos?

Es la lucha de clases en su esplendor que derribará la opereta puesta en escena y volverá a plantear los verdaderos problemas, desde los intereses concretos de cada sector.

Miguel, y ustedes saben a que Miguel me refiero, decía que las elecciones no resuelven los problemas, solo los plantean.

Porque la lucha de clases no pude ser detenida por maniobras publicitarias, ni manejos politiqueros. Tarde o temprano lo problemas de la lucha por el poder se instalan. El gobierno de Allende avanzó mucho, hasta que llegó al punto donde la lucha por el poder hizo que la burguesía y el imperialismo recurriera a todas sus fuerzas para derrocarlo y aplastar al movimiento de masas, desconociendo su propia legalidad, institucionalidad, leyes y cuanto fue necesario en defensa de los intereses de la burguesía.

En el marco internacional inicialmente descrito, es inimaginable que las fuerzas de la Nueva Mayoría empujen las reivindicaciones más necesarias, como lo son la nacionalización de las riquezas básicas, y otras similares contra el capital financiero. Lo que definirá que no habrá nada nuevo a lo que ya hemos vivido bajo los diferentes gobiernos de la Concertación. Prueba de ello, es que recién terminado el espectáculo electoral de primera vuelta, el gremio de los profesores acaba de anunciar un paro de 48 horas y su directiva pretende movilizarse antes de la segunda vuelta para seguir presionando ¿A quien? ¿A la misma coalición por la cual tendrán que votar en las elecciones próximas?

De igual manera la reflexión debe ir en ese mismo sentido para todos quienes creen que logrando reformas pequeñas o mejoras reivindicativas dentro del sistema, se avanzará a resolver las grandes contradicciones de clase existente. Que lo diga solamente Cataluña para mencionar una experiencia reciente, que lo digan las guerras de baja intensidad que impulsa el imperialismo por doquier. Finalmente la lucha de clases se dirime en términos de fuerzas reales y concretas.

Para nosotros la izquierda revolucionaria están planteados desafíos que arrastramos desde hace ya tres décadas. Es real que hemos avanzado en algunas lugares reconstruyendo fuerzas, organizando, participando activamente en distintos escenarios. Pero en la lucha de clases reales pesamos menos que un paquete de cabritas. Se hace cada vez mas evidente la necesidad de articulación, convergencia y construcción de procesos unitarios. La arrogancia, el sectarismo, la falta de humildad, la dispersión de nuestras fuerzas hacen que la alternativa revolucionaria siga en estado larvario sin despliegue real.

Finalmente quiero expresar que esta es una reflexión personal que no representa la síntesis que hará próximamente Trabajadores al Poder, instancia política en la que milito. Quizás los años que ya acumulo en el cuerpo me lleven a decir que no hay mucha novedad en esta coyuntura, es muy similar a la que vivimos cuando el desenfreno y la algarabía estallaron porque la alegría llegaba en los años 90. Penosamente veíamos a centenares y miles de personas creyendo que la salida del tirano traería esa alegría. Todos ustedes saben que llegaron solo otros capataces a administrar el fundo.

topo

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s