MOVIMIENTO SOCIAL NACIONAL

Educación| La necesidad de movilización contra el autoritarismo en Derecho de la Universidad de Chile

En la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile nos encontramos en un conflicto. Desde hace un tiempo y, principalmente desde el año pasado hasta ahora, hemos sido testigos pasivos de cómo las autoridades, más específicamente, el señor decano, Don Davor Harasic, ha estado implementando medidas completamente unilaterales y autoritarias, además de desmovilizadoras, que afectan tanto al estamento estudiantil, como a las y los funcionarios.

Ejemplo claro de esto último es el protocolo anti-movilización que sale en verano del presente año y, ahora, la medida emanada del último Consejo de Facultad de dejar de tener el horario de almuerzo como un bloque protegido para sanear los problemas de infraestructura que acarreará el aumento de matrícula del año 2018. Esta medida, evidentemente, viene a dificultar, aún más, la posibilidad de organización de las y los estudiantes, ya que es este bloque uno de las pocas, sino la única, instancia en la que podemos realizar vida universitaria, compartir y reflexionar sobre nuestra vida personal, política y académica, lo que debiese ser, aunque vemos no es, fundamental en una universidad pública como la Universidad de Chile. La desarticulación e imposibilidad de vinculación y organización de estos dos estamentos, estudiantes, funcionarios y funcionarias, ha permitido que esto siga ocurriendo.
Hemos dado discusiones, hemos presentado propuestas, como las emanadas de la Comisión de innovación Curricular respecto al grado, sin embargo, las autoridades han hecho oídos sordos a nuestras demandas.

Seguimos intentando recurrir al diálogo como posible solución, pero es evidente que no hay disposición a conversar. Estas discusiones han aletargado los procesos, han seguido dividiéndonos como estamento y han permitido que el decano siga actuando arbitrariamente y según sus propios intereses.
Hoy es tremendamente necesario que nos movilicemos, que generemos los espacios, levantemos nuevamente las discusiones, y nos articulemos en conjunto con las y los funcionarios para que, de una vez por todas, consigamos ser escuchados.
El día viernes 13 de octubre, producto de lo zanjado en el último Consejo de Facultad, instancia en la que ni estudiantes ni funcionarios y funcionarias tienen ningún tipo de incidencia en las decisiones, compañeras y compañeros auto-convocaron una Asamblea de emergencia, en la que se levantó la propuesta de irnos a toma. Entendemos el momento en el que estamos, entrando al periodo de pruebas, entendemos que el sistema de evaluaciones 50/50 nos pone en una situación de riesgo, sobre todo a quienes estudiamos con becas y que corremos riesgos de “rajazos” arbitrarios en una posible movilización; el decano también lo sabe, este está siendo su modus operandi, lo vimos en verano con el protocolo anti-movilizaciones y lo volvemos a ver ahora. No podemos volver a esperar, debemos salir de la pasividad, generar y fortalecer la articulación de quienes no somos consideradas y considerados en las decisiones de la Facultad, pese a ser nosotras y nosotros los más afectados, funcionarias, funcionarios y estudiantes. Las decisiones no pueden ser tomadas por solo un estamento, es vital para cualquier universidad que todos seamos participes de las decisiones que se toman al interior de los espacios universitarios; es hora de tomar acciones.
Es por esto que hacemos un llamado a todo el estamento estudiantil, a las funcionarias y los funcionarios a unificar fuerzas, a discutir y, especialmente, accionar, a no seguir mirando cómo las autoridades hacen y deshacen con nosotras y nosotros lo que les entra en gana, a avanzar por una real democratización de nuestro espacio universitario. Asistamos este lunes 16 de octubre a las 13:30 horas a la Asamblea de Escuela y a movilicémonos, digamos sí a la toma, porque es la única forma de poder hacer lo que hace falta hacer: dar las discusiones, que las y los funcionarios sean participes de ellas y de la movilización, romper con la normalidad que el decano, Davor Harasic, quiere aparentar, es la forma de dar un golpe de fuerza, con un petitorio y garantías claras y que aborden todo lo que como estudiantes hace meses queremos decir; porque es la única forma de hacernos escuchar.

 

Juventud Revolucionaria por el poder popular

Brigada Luciano Cruz

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: