[OPINIÓN] TÁCTICA, ESTRATEGIA Y EL QUEHACER DEL MOVIMIENTO NO+AFP EN LA PRESENTE COYUNTURA

TÁCTICA, ESTRATEGIA Y EL QUEHACER DEL MOVIMIENTO NO+AFP EN LA PRESENTE COYUNTURA

*Por Yori Aguirre G.
Vocero Coordinadora Metropolitana de Trabajadoras y Trabajadores NO+AFP

Trabajador de la Salud, Hospital Clínico Universidad de Chile [UTI]
Militante de la Organización Revolucionaria Trabajadores al Poder [TP].

 

“dos diputados, un senador, cuatro alcaldías; una gran manifestación popular que es disuelta a tiros; una elección que se pierde por menos votos que la anterior; una huelga que se gana, diez que se pierden; un paso que se avanza, diez que se retroceden; una victoria sectorial por aquí, diez derrotas por allá. Y, en el momento preciso, se cambian las reglas del juego y hay que volver a empezar. ¿Por qué estos planteamientos? ¿Por qué esta dilapidación de las energías populares? Por una sola razón. En las fuerzas progresistas de algunos países de América existe una confusión terrible entre objetivos tácticos y estratégicos; en pequeñas posiciones tácticas se ha querido ver grandes objetivos estratégicos. Hay que atribuir a la inteligencia de la reacción el que haya logrado hacer de estas mínimas posiciones defensivas el objetivo fundamental de su enemigo de clase”.
Ernesto Che Guevara
Táctica y Estrategia de la Revolución Latinoamericana

 

En el presente documento, realizaré algunas reflexiones respecto a la nueva fase de la coyuntura política que está desarrollándose en el marco de la lucha NO+AFP, considerando elementos de las posiciones de la coordinadora metropolitana, del debate nacional, también desde donde miro como militante de una organización política revolucionaria, pero principalmente este documento es un artículo de opinión de mi responsabilidad. El objetivo, es abrir el debate transparente y concreto, respecto a caminos posibles y debates necesarios, tanto al movimiento de trabajadoras y trabajadores que forman parte organizada de la lucha contra las AFP, y, por cierto, un debate claro a la izquierda chilensis. Aquí algunos elementos a continuación.

1. EL GOBIERNO Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN COMO REPRESENTANTES DE LA OFENSIVA DEL CAPITAL CONTRA LA CLASE TRABAJADORA

1
“Vidrios rotos y gases lacrimógenos fue parte del saldo que dejó una protesta de sindicalistas frente al Congreso de Brasil este martes, en rechazo a la reforma de la ley de pensiones”1 . Así parte un noticiario electrónico respecto a la actual disputa en Brasil sobre la reforma jubilatoria como la denominan, que va precisamente en la línea que anunciábamos antes en diferentes documentos de Trabajadores al Poder respecto a esta ofensiva mundial del capital contra la clase trabajadora, y que tiene como una de sus expresiones el giro previsional hacia la privatización, mercantilización y la profundización capitalista en el marco de las pensiones tanto en Latinoamérica como en Europa (y también las reformas laborales aprobadas en dicho país del BRICS, y que tanto en Europa y en Chile, son expresión de esta misma tendencia mundial del ofensiva del modo de producción capitalista por su hegemonía planetaria).
En este marco, la propuesta de reforma del gobierno chileno que mantiene las pensiones miserables y el negocio de las AFP, no es para nada sorpresa, pues responde precisamente a esta tendencia mundial del capital . La salida de Valdés, en este marco, no alcanza ni siquiera para anécdota.
Este fenómeno noticioso debe servirnos para plantear posiciones claras al pueblo. Debemos salir a decir al pueblo trabajador con toda honestidad, que están haciendo lo imposible, sin ninguna vacilación, para imponer la profundización del sistema de AFP.
Debemos denunciar que buscan prolongar por décadas las utilidades y proyecciones de inversión, aumentando el negocio, empujando el aumento de la edad de jubilación y la taza de cotización, como en todo el mundo, y entregar migajas a la lucha NO+AFP, como es hoy la mediocre y engañosa propuesta del gobierno respecto al famoso 5% .

el-mercurio-miente-199qDebemos denunciar que, no contentos con ello, han iniciado desde enero del 2017 una campaña de criminalización y desprestigio de nuestra coordinadora de trabajadoras y trabajadores NO+AFP y de sus representantes mediante el ataque a la táctica de cámbiate al fondo E y sobre todo buscando instalar lo anacrónico e irresponsable que es avanzar hacia un sistema de reparto. La forma de instalar esta realidad es buscando las maneras de golpear la confianza que las masas han ido demostrando y respondiendo respecto a los lineamientos que la CNT NO+AFP ha ido impulsando en su sentido general. La burguesía y su gobierno escudero están utilizando como plataforma de propaganda los medios dominantes, principalmente el uso de los medios formales de comunicación (prensa, televisión, redes sociales, etc), lo que claramente configura la antesala de una táctica política, lo que se conoce como guerra mediática, hoy mecanismo fundamental para crear realidades y escenarios previos de ofensivas superiores, golpes directos a la coordinadora nacional, sus representante y conducción. Por lo tanto, la táctica de los poderosos y su marioneta política parasitaria (el gobierno) busca la criminalización del movimiento NO+AFP y su desprestigio mediante la batalla ideológica para sepultarnos como coordinadora y movimiento, usando todos los recursos necesarios, el hostigamiento constante a nuestra coordinadora, es la tónica de su táctica de desgaste, generación de división para dar paso a su aniquilación. Mentir siempre es pauta editorial. Instalar la desconfianza del pueblo a nuestra conducción es la tarea principal, y para esto están invirtiendo miles de millones.elmercurio1_816x428

Buscan instalar y reforzar en la conciencia de las masas los siguientes elementos:

o Cualquier desarrollo de instituciones estatales, públicas y con carácter colectivo de organización (participación de la clase trabajadora, no el sistema de ahorro colectivo del gobierno) es llevar hacia un camino de irresponsabilidad, trasnochado y poco eficiente.
o Superponer el valor de lo individual, la competencia y la rentabilidad como principios ejes de los derechos sociales.
o Cualquier cambio de sistema, es desempleo e inestabilidad.
o El gobierno como mediador entre empresarios y trabajadores/as, un rol de sensatez y gobernabilidad.
o La coordinadora NO+AFP como un movimiento con propuestas del pasado.

Estos elementos ideológicos son relevantes de visibilizar, pues, no sólo han provocado que sectores políticos vinculados a las líneas socialdemócratas dentro de la coordinadora nacional desarrollen una línea táctica conservadora, vale decir, buscar conscientemente el eufemismo respecto a la propuesta de la coordinadora nacional ocultando la política de como esta se puede implementar en  Chile (no es un problema técnico, sino político), aludiendo que, pues, “las masas no están maduras”, sino que también ha provocado que sectores de la izquierda maniobren su política, precisamente para no marcar clara posición respecto a cómo derribaremos a las AFP.

Nosotros como organización política revolucionaria luchamos por un proyecto de sociedad claro y concreto: EL SOCIALISMO.
Por lo cual, buscamos avanzar junto al pueblo hacia desarrollos que precisamente rompan con el orden capitalista para la construcción de entidades que tengan control por parte de la clase trabajadora, y en un marco de un nuevo Estado: un Estado Socialista.
Superponemos el valor de lo colectivo, por sobre lo individual, la solidaridad por sobre la competencia y el derecho social nuevo, por sobre la rentabilidad y el negocio.

Para desarrollar este proceso, SÍ creemos que debemos desestabilizar el orden económico y político dominante, y sabemos perfectamente bien, que los poderosos responderán violentamente, atacando al pueblo con desempleo, produciendo hambre y caos. Para eso como organización política nos preparamos, y hablamos claramente al pueblo para que este se prepare. Señalamos que es imposible que el gobierno sea mediador en la lucha de clases, pues precisamente los gobiernos de turno responden al rol que el capitalismo y la sociedad de clases les otorga: defender los intereses de las clases dominantes por sobre las clases explotadas, oprimidas y dominadas. Para eso son los Estados. Por tanto, el rol del gobierno debe develarse como un títere de los intereses de los dueños de las AFP y del sistema dominante; su lugar de mediación entonces se devela imposible, como lo muestran los sistemáticos casos de corrupción, colusión y relación de negocios políticos/empresarios, parte del ADN del capitalismo.

En este marco, la coordinadora NO+AFP, si recoge propuestas del pasado, desarrolladas por la lucha del movimiento obrero en Chile y en el mundo (como es la Seguridad Social), y le da un carácter de actualidad, con una propuesta socialdemócrata como es un sistema de reparto y tripartito, que apoyamos, pues permite profundizar la lucha de clases en Chile y develar las posiciones de las clases dominantes respecto a los avances que el pueblo trabajador pueda dar en el marco de la lucha reivindicativa y política respecto al poder político y económico actual.

Por todo lo anterior, este escenario de ofensiva reaccionaria de los poderosos contra el movimiento de trabajadoras y trabajadores NO+AFP, debemos señalar categóricamente y con toda claridad, ira aumentando cada vez más, sobre todo pasado este claro reflujo del movimiento de masas en esta fase de la coyuntura, dicha ofensiva será exponencial sobre todo en nuevos procesos de flujo de la lucha de clases en Chile, pues, son los momentos en donde con mayor ahínco las clases poderosas defienden sus interés y posiciones. Estas señales del debate político actual nos deben llevar a la discusión central respecto a la estrategia y táctica, a la discusión respecto a cómo enfrentar este marco político de lucha en Chile, hacia los desafíos del futuro.

1.2 La unidad táctica de la coordinadora nacional NO+AFP, las tendencias políticas en su interior y nuestra posición como organización política revolucionaria

La lucha del pueblo trabajador en nuestro país, es, parafraseando al Che, como un volcán: no está en erupción, pero esta conmovida por inmensos ruidos subterráneos.
Presenciamos múltiples ruidos subterráneos de la lucha de clases en Chile y en el mundo, y uno en particular en esta coyuntura, son las posiciones políticas sobre un claro escenario nacional: el acontecimiento electoral, en un marco histórico profundo de crisis de legitimidad del sistema político, dicho escenario marca las alternativas, las posiciones políticas, las diferencias.
Para entrar en la mira de las posiciones políticas y las salidas a la coyuntura para enfrentar próximos escenarios, debemos señalar primero, lo que nos une como coordinadora nacional NO+AFP, luego lo que nos une como izquierda política y desde allí mostrar las líneas que se han ido construyendo al calor del proceso de lucha.

Derribar las AFP como única forma y condición indispensable para construir un sistema de y para la clase trabajadora, que garantice pensiones de vida y no de hambre, y construir un sistema público de pensiones de reparto que elimine el negocio de la previsión social, es nuestra unidad, nuestro objetivo estratégico, la meta que nos hemos impuesto como coordinadora nacional de trabajadoras y trabajadores NO+AFP.
La pregunta inmediata frente a esta posición unificadora, es pues, el cómo, de qué manera, cuál/cuales son las tácticas para lograr este cometido, es decir, la realización concreta para cumplir dicho objetivo estratégico del movimiento de masas.

No debemos dar muchos rodeos para marcar nuestra posición, y sostengo, es la orientación de una franja importante de la izquierda revolucionaria en Chile.

Como Trabajadores al Poder, sostenemos que lo que derribará a las AFP en nuestro país, es una Revolución, más precisamente un proceso revolucionario, cuya posibilidad y actualidad pasa por la realización por parte del pueblo trabajador de dicho cometido, que tome el Poder, mediante formas superiores de lucha sin cuartel.

¿Cuáles son las razones de nuestra posición?

El modo de producción capitalista mundial ha avanzado a niveles de concentración innegables, principalmente desde los años 70´, y profundizado fuertemente en los 80´. Configura una tendencia creciente e histórica al monopolio, y estructura las economías locales del planeta, como la nuestra, supeditadas a la estructuración y disputa imperialista hoy en pleno desarrollo. Configura, siempre con particularidades locales pero con tendencias claras, verdaderos carteles y centros de poder económico -lo que hoy se conoce en el tecnicismo oficial como integración vertical -, usando al Estado, como lo sabemos históricamente construido por ellos mismos, como mecanismo de dominación ideológica al servicio de estos intereses dominantes, y como medio de represión -que le es natural- contra el movimiento de masas, como los mecanismos fundamentales para mantener el orden burgués.
La ofensiva del capital sobre el trabajo que presenciamos, es decir, la iniciativa de las clases dominantes, la burguesía internacional y el imperialismo contra la clase trabajadora internacional es una realidad innegable: la lucha de clases, recordemos, es una guerra histórica encubierta, sin cuartel ni fronteras, que se viene desplegando hace cientos de años en todo el mundo, y profundizando con mucha mayor fuerza en la actualidad, en particular, contra las ventajas y derechos históricos conquistados por la clase trabajadora para convertir dichos derechos, cada vez más estrechamente, en mercancías ahora dominadas por la ley del valor.
Es innegable el retroceso de los estados de bienestar, como también es innegable la crisis de los gobiernos progresistas que padecen los batatazos de dicha ofensiva capitalista imperialista señalada. Han asumido la mayoría de estos gobiernos progresistas la lucha mediante las reglas del juego de la legalidad burguesa, y debemos destacar incluso, que aquellos que han apostado por mayores transformaciones al servicio del pueblo trabajador y en la disputa directa por la construcción del Socialismo desde dicha legalidad (y que tienen fuentes de riqueza y/o posición geopolítica peligrosa contra el imperialismo) como es el caso de sectores en lucha del proceso Venezolano, padecen, como lo vivimos nosotros en Chile, la bota imperialista de Estados Unidos.

¿Por qué esta caracterización inicial y muy sintética del marco general del periodo?

Pues, las AFP son una de las expresiones materiales de dicha tendencia histórica mundial, política, económica y militar. Las AFP son una de las expresiones más ejemplificadoras en como toda la vida humana queda supeditada a la supremacía del capital. Las AFP como una de las vigas maestras del modelo capitalista chilensis, es un mecanismo de traspaso de los recursos producidos por la clase trabajadora al capital financiero internacional y a los grandes grupos económicos que explotan a nuestros pueblos en nuestro territorio y a otros pueblos en diferentes partes del mundo. Esto es lo que estamos realmente enfrentando: Grandes conglomerados económicos, principalmente norteamericanos con un gigante arsenal de fuerzas políticas y militares que defienden los intereses como verdaderos escuderos, vagones de cola de capitales imperialistas, lugar que hoy ocupa claramente el propio gobierno de Chile y las clases dominantes en nuestro país.
La clase trabajadora, sin toda la conciencia de la envergadura de esta batalla, está enfrentando entonces, directamente no sólo Imagen1un gobierno, no solo a la burguesía autóctona, sino que precisamente al IMPERIALISMO, cuando en su demanda señala NO+AFP. Esta es la claridad que debemos tener.

La lucha contra las AFP entonces, toma un carácter político e histórico fundamental: afectar los intereses de las burguesías más poderosas del planeta y a sus parásitos autóctonos, sin medias tintas .

Esta realidad, muestra que la lucha contra las AFP, impuestas en dictadura por medio de la fuerza más brutal, monta un sistema que cumple el rol económico antes señalado, vigente hasta el sol de hoy, cuya historia NO puede ser invisibilizada, ni la verdad política que dicho aspecto representa.
Por lo tanto, no hay alternativa posible, por más pirotecnia que muestre este gobierno y sus candidatillos de la nueva mayoría, de la derecha o quien sea el más amplio de los amplístas, que derribar a las AFP por medio de la fuerza concreta, derribar este sistema económico social, de previsión miserable, por medio del poder de la clase trabajadora, que asuma la tarea de enfrentar a dicho poder dominante de forma directa, integral y con el conjunto del pueblo trabajador, en unidad.

Debemos decir categóricamente: NO tenemos otra alternativa para derribar las AFP entonces, que no sea mediante la disputa de la clase trabajadora por el Poder, este es el mensaje que creemos debe asumir la izquierda revolucionaria o cualquier organización política si quiere ser sincera con la clase trabajadora y de cara al pueblo.

1.3 El movimiento NO+AFP navega en la coyuntura electoral con enormes turbulencias

La lucha por el Poder, no se reduce a la lucha por un puesto parlamentario o en disputar un gobierno, sino, revisemos la historia de quienes han querido llevar revoluciones a medias, o revisemos nuestra propia historia, y encontraremos dichas confusiones garrafales.
La lucha por la toma del Poder es la estrategia innegable, para derribar las AFP, orientación que deben asumir principalmente las organizaciones políticas, quienes insertas en el movimiento de masas, y participes de este, deben ir construyendo abiertamente su política, las condiciones, las conciencias y las acciones hacia dicho camino inevitable, y si no están de acuerdo, abiertamente deben dar sus razones.
Llevar al pueblo de forma precisa, a la confrontación contra el modelo en el que se sustenta, y que además este sistema de capitalización individual sustenta arquitectónicamente a una parte significativa del modelo de producción capitalista en Chile, es una forma concreta de hacerlo. Por lo cual, ganar un gobierno, y creer que desde allí amablemente eliminaremos a las AFP, además de ser una visión ingenua, es francamente mentirle al pueblo. Los bancos y empresas de Lucsick NO abrirán sus bóvedas para devolver nuestros recursos, porque tenemos razón técnica y/o ética. Ni Falabella, ni la CMPC, ni la Cámara Chilena de la Construcción, ni Metlife, ni LANTAM, ni Colbun, ni las Forestales, ni ningún burgués del volumen del señalado en el mundo, y menos en nuestro país por la historia conservadora y reaccionaria de las clases dominantes locales, por medio del dialogo más pacífico y académico nos devolverán lo que nos pertenece, por más robusta, técnica y macroeconómicamente sustentable sea nuestra propuesta de sistema de reparto; esto se lo hemos dicho a los frenteamplistas y quienes se encandilan dentro de la coordinadora nacional NO+AFP con dichas posiciones pueriles.
Nuevamente, el problema del asunto no es técnico, sino eminentemente político; es decir, del enfrentamiento de un poder, el de la clase trabajadora, contra su opuesto, en de las clases poderosas, y esta realidad debe decirse con toda claridad al pueblo.
Como hemos esclarecido, la unidad y el objetivo político de la Coordinadora Nacional de Trabajadoras y Trabajadores NO+AFP es derribar las AFP e instalar un sistema público de pensiones, de características de reparto, solidario y tripartito. La estrategia, por tanto, para cumplir dicho “programa” del NO+AFP, es una discusión profunda en la coordinadora nacional. La estrategia como mostramos es inevitablemente la discusión respecto al Poder.
Aquí podemos observar dos tendencias políticas en esta discusión. Desmenucemos algunas brevemente.

1.4 La Disputa Táctica y Estratégica en la lucha contra las AFP: la lucha de proyectos políticos y la salida posible a la coyuntura electoral

Por un lado, hay posiciones políticas que comprenden que la forma de derribar las AFP será mediante la llegada al gobierno de un frente político progresista de izquierda que, mediante la disputa electoral, con representantes al parlamento y al gobierno que vengan desde el propio movimiento de masas, logren el ejecutivo, y con ello, un programa de transformaciones democráticas como etapa de restitución de los derechos sociales, y desde allí avanzar hacia la eliminación de las AFP, gradualmente, “para que nadie se altere”. La lucha por las “Utopías” será posterior a esta etapa democrático-reformista –señalan.
Esta vía es principalmente una línea pacifica al gobierno, es una línea táctico-estratégica, como forma “realista” de llevar adelante el cometido de la coordinadora nacional, por tanto, usar a esta última como espalda de masas de dicha apuesta política electoral, les es muy sensato y noble. Esta visión forma parte de aquellos sectores que ven con ilusión los cantos de sirena del frente amplio, o de los constantes proyectos de tercera vía que han aparecido en Chile –y en el mundo- en las últimas décadas. Incluso, es más, hay quienes vieron como una jugada de “astucia” las palabras de Giorgio Jackson cuando declara respecto a su participación en el gobierno de la nueva mayoría que sería “una oportunidad para abrir ciertas agendas” . El NO+AFP es el abre latas del oportunismo electolero.
De aquí podemos ver un cúmulo de elementos de análisis para el debate político abierto, transparente y nacional respecto a esta posición.

o Vemos que, su estrategia no contempla originariamente un problema central en la lucha de clases: la confrontación y en enfrentamiento de clases que se desarrollará inevitablemente entre dos proyectos antagónicos, entre quienes luchan por mantener los intereses capitalistas de las AFP (por ejemplo), y quienes luchan por un proyecto social de la clase trabajadora (en nuestro caso el Socialismo como organización política, pero no hay que ir muy lejos en dicho proyecto para demostrar que incluso objetivos de menor cuantía, ponen inmediatamente a las clases dominantes de gato de espalda al intentar trastocar sus intereses).
o Derribar las AFP, o bien, restituir y construir un sistema único de salud que elimine el negocio y el lucro, construir un proyecto de educación universal gratuito con todas las características que ha levantado el movimiento estudiantil (no sexista, laico, etc), la autodeterminación del pueblo mapuche y su derecho a la resistencia, la recuperación de nuestros recursos naturales, la constitución de derechos feministas en nuestro país, etc, todos esos avances de fondo, golpean y golpearán los pilares del modelo capitalista en Chile, y dichos pilares, siendo las AFP una viga maestra de esta estructura social, cultural y económica, implicaran un enfrentamiento entre clases, de masas y de corte político-militar, del cual, un proyecto pacifico al gobierno, y de allí al poder, en la posición antes señalada solo llevará a la repetición, ya no trágica, sino irónica y humorística, a una envestida nuevamente sin cuartel contra nuestro pueblo, que debe aprender y recuperar su derecho a la autodefensa –como mínimo.
o Esa visión y posición política, que diferentes corrientes hoy comulgan en nuestro país, pone el acento en tácticas de tipo ciudadanas como sujeto histórico, que son coherentes con una estrategia como esta, no como política de construcción de fuerza social revolucionaria de la clase trabajadora sino como formas de llegar a la gente y que no se asuste; pone el acento en lo mediático, no como forma de amplificar la política de la clase trabajadora en un marco de denuncia política, de agitación y propaganda que convoque a las masas a la pelea concreta, sino como forma de subestimar las propias capacidades de las clases dominantes, y ser visibles, a la vez para la elite; tiene un desarrollo de la política retorica que no tiene traducción en la práctica concreta ni en su quehacer político, sino que, como paladines y grandilocuentes asumen cambios estructurales, que no practican hoy, ni tienen política para este periodo que avance en ese camino. Por eso es tan fácil decir, sin hacerse cargo, que ¡expropiaran el Mercurio!, señaló Mayol, no creyéndose ni el mismo esa posición en plena campaña electoral, y no hacer nada coherente con dicha política “radical”, sino, solo gritarlo, para luego olvidarlo, que aparezca como una frase de díscolo chiquillo. El pueblo, a este tipo de políticas, no les cree, le parece ridícula.
o Esta política es parcial y miope de nuestra propia historia nacional y latinoamericana. Sin ir más lejos, el proyecto de la Unidad Popular, la construcción estrictamente institucional y desarrollo pacífico al Socialismo, tuvo los resultados duros que todo un pueblo y las nuevas generaciones, humildemente, estamos aprendiendo. Si no somos capaces de defender materialmente nuestro proyecto de transformaciones estructurales, que trastocará si o si el poder de las clases dominantes, los intereses internacionales, el capital monopólico-financiero, el rentista y los intereses imperialistas, sino contemplamos en nuestra estrategia y táctica una política, como mínimo de autodefensa de nuestro proyecto de sociedad del pueblo trabajador, y no reconocemos que deberemos enfrentar a dicho poder dominante frontalmente y de forma integral, nuestra “heroica” gesta será solo simbólica, testimonial, o bien, buscará “dignidad en abstracto” y una victoria “ética”, cuando en realidad nos llevará al mismo tiempo a la derrota, o en el mejor de los casos al despeñadero.
21414888_118787592176677_352395200546695806_oo Sostenemos como organización política Trabajadores al Poder, que esta visión está atravesando principalmente a las dirigencias nacionales de los gremios y sindicatos del NO+AFP y principalmente al ejecutivo nacional de la Coordinadora NO+AFP, visión que encara el frente amplio al interior de la coordinadora de forma oportunista, con UKAMAU en Santiago como símbolo gimnástico usando como trampolín electoral la coordinadora nacional, bajo el beneplácito de Luis Mesina. Esto explica el enorme proceso de tensión política que atraviesa la coordinadora nacional, y que como organización creemos debe ser transparentado en la lucha concreta, abiertamente, pues explica las continuas tácticas de búsqueda de visibilidad comunicacional mediante la presentación de la propuesta de la CNT a los diferentes candidatos con resultados esperadamente insignificantes, como la constante aparición de este ejecutivo con candidatos del frente amplio apostando a dicho apoyo reciproco trastocando los acuerdos nacionales, así como la sistemática búsqueda de sacarnos como organización política criminalizando nuestro accionar, incluso denostando a la coordinadora metropolitana NO+AFP como forma de generar anticuerpos contra nosotros. El problema, claramente no es de estas anecdóticas reuniones politiqueras, sino que muestran la política de fondo que está llevando adelante un sector de la CNT: intentar tener visibilidad a como dé lugar, bajar la lucha concreta para no manchar el proceso electoral y sacar provecho de ello en el marco de la coyuntura de noviembre.
o Debemos ser más categóricos aun: esta visión atraviesa, como línea del sentido común aparentemente disidente desde una perspectiva política socialdemócrata, a una parte significativa de la franja del movimiento de masas más dinámica hoy en desarrollo. Mas aun, representa una visión en un sector romántico de la izquierda, que sigue creyendo en esta posibilidad histórica, apretando con fuerza sus manos en el corazón. Esta es la disputa de fondo en la construcción de un movimiento de masas que logre vencer, preparando su fuerza para los enfrentamientos del mañana.

o Esta disputa esta desatada inmediatamente posterior al 4 de noviembre del 2016. Dicho esfuerzo mostró un camino para cada sector: avanzar en profundizar el proceso de lucha, o bien, apretar el freno, pues, los costos de una lucha más profunda –en nombre de un realismo de la conciencia del movimiento de masas- ameritaba medidas adecuadas al periodo electoral. Estamos en presencia de una concepción espontainista de la conciencia y la lucha de masas. Esperar que estas se desarrollen por si solas primero, para luego pasar hacia formas superiores de lucha, y finalmente nosotros asumirlas, es la tendencia conservadora hoy conduccion del movimiento de masas a nivel nacional. Gabriel Salazar público un libro denominado “El Tranco del Pueblo”, apuntando sobre aquellos que apuraron el paso, se desfasaron del movimiento de masas, entre ellos la propia organización en la que militó. Lo dialectico del asunto, en contradiccion con la gesta salazariana es pues, que la política es un arte, y en dicha contradicción, entre los propios procesos históricos de lucha y los impulsos de las organizaciones políticas, esta el arte de la conducción. No queremos traspasar esta discusión al movimiento de masas precisamente. Este debate va dirigido a las fuerzas políticas y a las conducciones principalmente. Nuestra disputa de ideas es con las organizaciones políticas quienes orientan al pueblo a caminos de derroteros. Esta discusión, inevitable, se traspasa a la coordinadora nacional, y como no, si el escenario era provocador: la coyuntura electoral. Este accidente político en la historia del movimiento obrero actual, pasará, y las lecciones deben ser oportunas, de cara al debate que enfrentará la coordinadora nacional NO+AFP en los próximos meses:

o Apuntarán los sectores frenteamplistas o que se orienten bajo esa línea general,  a que la lucha por eliminar las AFP y la conquista por la restitución de derechos sociales en el actual marco de parlamentarizacion en el que entramos, es la nefasta política conocida por nosotros y nosotras en el movimiento estudiantil como “incidir en la reforma”. No sería alocado pensar, y emocionarse al ver, bancadas NO+AFP, mesas prelegislativas de la reforma previsional, y una política del lobby para ver que parlamentaria/o está con nuestra propuesta y cuáles no. Esta política capitula, abandona, retuerce la construcción de un movimiento de masas fuerte, autónomo, organizado y con disposición de lucha. Es el camino directo a buscar ganancias en la medida de lo posible, para asumir en paralelo, no de forma transparente, la construcción de un proyecto de gobierno de izquierda amplia y progresista, utilizando dicho escenario de reforma, como trampolín.
o Sin considerarlo un principio, ni menos un dogma, sostuvimos para el actual periodo de la lucha de clases y para la presente coyuntura, que nuestra posición como organizaciones revolucionarias a transparentar en la coordinadora nacional NO+AFP era no llevar adelante la política de orientación de las fuerzas hacia la arena electoral. Por varias razones. Primero, pues no consideramos hoy dicha táctica como un aporte a la profundización de la crisis de legitimidad del sistema político y a la profundización de la crisis de los poderosos, sino su oxigenación. Segundo, supone que la forma principal por la cual derribaremos las AFP (como señalamos más arriba) seria mediante una salida pacífica vía gobierno progresista, y qué a las AFP en Chile, las eliminaríamos vía parlamento. Supone que dicha plataforma nos da mayor visibilidad y que es sentida por el pueblo. Señalamos que la crisis política de legitimidad del sistema y las instituciones del Estado, producto de la corrupción y sobre todo de décadas de mantenimiento del modelo que empeoran las condiciones de vida del pueblo trabajador, ha provocado una grieta ideológica en la represa política del sistema. No hay pasta ni obra de ingeniería que pueda recomponer la hegemonía ni la legitimidad en la conciencia de las masas de dicha superestructura permanentemente. Por lo cual, nuestra tarea es precisamente derribar dicha represa, erosionando mucho más la grieta, aumentar su falla estructural hasta su desplome y colapso, en definitiva, profundizar la crisis de los poderosos y del sistema político rechazando el circo electoral que se nos aproxima este año, como paso táctico coyuntural en lo inmediato.
o La táctica electoralista, entonces, hoy confunde a las masas con “ilusiones democráticas” como etapa previa de luchas superiores, cuestión tremendamente mecánica y que defiende la concepción socialdemócrata actual. Se empeñan las fuerzas políticas de orientación hoy denominadas frenteamplistas en colocar la contradicción fundamental del periodo en la supuesta dicotomía neoliberalismo/democracia como sí el pueblo, buscará intrínsecamente contraponer a la ofensiva de la actual reforma laboral, participación e incidencia en las reformas, la democratización de todas las instituciones, y así agitan un incuantificable cúmulo de ideas fuerza, terminando su agitación señalando: ¡todo el poder a las identidades territoriales!. Así termina la película del posmodernismo chilensis.
o Nuestra posición es clara: NO es la contradicción actual del periodo, la lucha democratista del pueblo contra una cara del capitalismo, el neoliberalismo. No es el camino hoy del pueblo avanzar en conquista de derechos sociales, para luego pasar a la lucha “radical” contra el capitalismo propiamente tal (lo que está supuestamente atrás de la máscara neoliberal).

o Nosotros decimos, el pueblo tiene ilusiones, sí, pero, materiales, concretas y urgentes, contiene lucha y desesperanza a la vez, por el mejoramiento de sus condiciones concretas de vida y una incredulidad –en contradicción- de que sea posible dicha gesta; más grave aún, un sector inmenso del pueblo no le importa si son democráticas estas luchas (a nosotros el sector de izquierda más activo políticamente si nos importa), le importa que sean verdaderas y concretas, escenario perfecto para el despunte del populismo y la política facistoide de masas que ingresa hace algunos años a la lucha política actual –lo que explica en parte, el aumento de la candidatura de Piñera , los Ossandon, las organizaciones fascistas contra inmigrantes, mapuche, homosexuales y la disidencia sexual, el paso al acto de sectores ultraconservadores en la lucha de masas, el giro hacia la derecha de Latinoamérica y Europa, la victoria de Trump, y un largo etc.
o Por lo cual, es tarea nuestra convencer a los sector más golpeados y desesperanzados del movimiento de masas, de entrar en la pelea por sus condiciones de vida desde la izquierda, instalando nosotros, las fuerzas políticas, la relevancia democrática en la lucha, pero dando el ejemplo. La relevancia del feminismo, el ecologismo y la sospecha al populismo y a las posiciones conservadoras que hoy tienen terreno fértil frente a un pueblo profundamente golpeado por el desarrollo ofensivo del capital y la cultura conservadora-burguesa hoy en decadencia, pero luchando por su sobrevivencia. Es tarea nuestra volcar a los sectores en lucha consecuente de la clase trabajadora y a los sectores más combativos a precisamente también disputar a las posiciones neofacistoides, a los frenteamplistas y, por cierto, a todas aquellas que representen el partido orgánico de la burguesía, a las clases dominantes, a los poderosos, sino, entregaremos en bandeja a las masas a una salida reaccionaria a la crisis. La batalla entonces es política, material e ideológica.

o El cómo está girando el timón del movimiento NO+AFP, debemos decir, es principalmente también responsabilidad de nosotros y nosotras, quienes nos inscribimos en lo que intentamos denominar, Izquierda Revolucionaria. Debemos transparentar nuestra autocrítica: sentenciar de forma drástica, que es precisamente responsabilidad de nuestra izquierda revolucionaria, su anclaje en la derrota, su condición sublimante , y sobre todo, su no disposición de disputa política y construcción concreta de fuerzas, la que, entre otros fenómenos históricos, económicos y políticos, han provocado que estemos en este marco de correlación de fuerza en donde vemos frente a nuestras narices como un puñado lleva a las masas a un camino de lucha del museo de los derroteros.
o Como organización TP en particular nuestra autocrítica debe ser clara: nuestro ímpetu, nos pone al filo del voluntarismo. Esto provoca que no podamos construir lo suficiente, y ya estamos dando pasos mayores. Si bien no sobrevaloramos nuestras propias capacidades de fuerza, más bien las exigimos y tensionamos hasta su máxima expresión. El desgaste puede ser flanco vulnerable fácil para quienes quieran golpearnos. Nos autocriticamos también, el llevar adelante apuestas, sin esperar a nadie. Es mejor avanzar también juntos como izquierda revolucionaria, que convertirnos en un átomo activo en el universo. Nos autocriticamos, y me autocritico, que como militante político y vocero metropolitano del NO+AFP, que dicha línea política se haya confundido con la vocería, o haya generado resquemores a mi desempeño. La apuesta de no esconder la política, la transparencia de mi militancia y ser honesto con quienes me han elegido, tuvo ese costo de confusión de políticas en plano diferentes. Espero que sea la propia coordinadora quien me obligue, además de mi persona, a corregir rápidamente, y que este documento esclarezca mi posición. Nos autocriticamos también, el llevar adelante política, sin antes buscar mayor coordinación con fuerzas aliadas, lo entendemos pues todo el esfuerzo que hemos hecho de compartir la conducción revolucionaria, no es suficiente, y asumimos que avanzar más, es siempre con unidad y honestidad, aunque sea en lo más mínimo; claro hecho fue que para las presentaciones en Valparaiso NO+AFP de nuestra organización, debimos haber conversado directamente con compañeras y compañeros de fuerzas amigas que estaban en dicho territorio. Como autocritica final, pero no ultima, debimos haber enfrentado con mayor unidad el proceso de plebiscito, nuestra opinión esta vertida ya respecto a porque apoyamos y asumimos dicha táctica, y la seguimos asumiendo, pero debimos haber buscado mayor unidad al respecto, hoy nos pasa la cuenta, no logramos con mayor profundidad usar dicha táctica para organizar a mas sectores de masas, teniendo dicha herramienta gran potencial de aquello, pero sabemos también de la utilidad que ha tenido para algunas fuerzas en la coordinadora NO+AFP este proceso. Su provecho es escuálido aun, por esta razón de no unidad más férrea. Claramente la conclusión no es el problema del instrumento, sino la competencia entre fuerzas políticas.

_92279424_85f976d7-0f52-4ed1-ac27-0926b46f9447o Finalmente, respecto a las posiciones propias dentro de la izquierda revolucionaria, debemos decirles: El pueblo lucha reivindicativamente por mejorar sus condiciones paupérrimas de vida, en cada uno de los pilares del modelo capitalista. Digamos para quienes entienden esta metáfora de los pilares del modelo de forma literal, como algunos compañeros de Convergencia 2 de Abril y Solidaridad, de tal modo de creer que nosotros señalamos que el capital es una estructura de hormigón y que lo que necesitamos son grúas con bolas de acero demoliendo sus pilares, debemos decirles, respiren y observen con lucidez, que la lucha contra los pilares del modelo es respecto a la lucha reivindicativa, economicista y de demandas inabsorvibles por el Estado actual, inabsorvibles en tanto que responden a una tendencia opuesta al desarrollo actual del modo de producción capitalista, que no permitirá nuevos desarrollismos o neokeinesianismos, ni menos el resurgimiento de Estados de Bienestar como tendencia histórica. Por lo cual, consideramos a esta línea más bien como una parte del proceso de la construcción de la conciencia de clase, que creemos, se desarrolla principalmente en la lucha concreta, en el enfrentamiento y en la contradicción. La lucha por la educación gratuita universal, el NO+AFP, vivienda digna sin negocio ni lucro, por un sistema único de salud y el fin a las listas de espera, la lucha por las reivindicaciones feministas, y socioambientales, como también, las que hablan de las condiciones laborales del proletariado, entre muchas otras, todas estas apuntan en un marco economicista acotado, y sabemos que, en dichos y propios procesos de lucha, la conciencia dúctil de la humanidad, puede dar saltos o grandes retrocesos. Nuestra apuesta es a dar esos saltos. Por lo cual, discrepamos fraterna y abiertamente, del empeño centralizado que vemos en ustedes como organizaciones que trabajamos en la franja revolucionaria juntas, en colocar como táctica de la lucha de masas la educación y la pedagogía como forma principal del desarrollo de la conciencia. La izquierda revolucionaria no puede convertirse en asesores de la lucha, sin luchar, ni menos en ayudistas de dirigentes. No dirigimos a control remoto, sino que disputamos la conciencia, en medio del proceso de lucha en el que también participamos.
o El ajuste táctico del paso de la lucha contra los pilares del modelo a la lucha política, la profundización de la crisis de legitimidad a la crisis de ingobernabilidad, y hacia formas de luchas superiores, en un marco dialectico de posibilidades, es el corazón del debate político de la izquierda revolucionaria. Hoy algunas posturas ancladas en el pesimismo fuertemente, en vez de ver en este escenario un sinnúmero de posibilidades como hemos ido vociferando como TP, es una magna tarea de transformación de la politica revolucionaria. Sostenemos, la izquierda revolucionaria en conjunto no ha querido entrar a la lucha y disputa política, sigue escondida, dejando cancha abierta al reformismo y al populismo facistoide.
o Hemos presenciado que sectores activos del movimiento de masas, en donde están fuerzas políticas concretas en la que también nosotros participamos, se están desarrollando formas de lucha incipientes y embrionarias, que pasan con rapidez a la lucha política, saltándose incluso la lucha reivindicativa. Esto lo vemos principalmente en la lucha feminista. Nosotros como organización política Trabajadores al Poder, sostenemos que hay un elemento más a considerar en el actual periodo de la lucha de clases, que responde a estos fenómenos, además de la crisis capitalista, la disputa geopolítica imperialista, la ofensiva del capital contra la clase trabajadora, el desarrollo de la tecnología y la consecuente y exponencial aumento de la población sobrante que esto implica, además de la destrucción escalofriante que vemos día a día del ecosistema, todo producto de un capitalismo que no puede dejar de destruir para engordar. Sostenemos que, además de los anteriores elementos, estamos en presencia de un cambio cultural. De las entrañas de la vieja cultura patriarcal y capitalista, está incubándose una contradicción cultural en el que lo viejo y lo nuevo entran en fuerte contradicción . Este último elemento lo desarrollamos, y lo seguiremos desarrollando en otra oportunidad.

2. NUESTRO QUEHACER EN LA PRESENTE COYUNTURA

2

“Es lacayuno limitarse a pinchar con alfileres lo que habría que atacar a mazazos”
Karl Marx

 

2.1 El PLEBISCITO: agitar y organizar al pueblo trabajador, que se convierta en una forma de rechazo de las elecciones a los corruptos, oportunista y poderosos

Polémico fue en la izquierda revolucionaria el plebiscito, pues debía desempolvarse de los fetiches y sectarismos al ver una táctica como esta, tan “poco radical”. Logrado el cometido, superado nuestros infantilismos (parcialmente), el plebiscito es una táctica que surge precisamente en un marco y plan de lucha integral acordado en la CNT, pero principalmente en un marco de acumulación de fuerzas, que como organización apoyamos e impulsamos, pero con algunas características.

Superado –también parcialmente- el plan electoral de sectores de la CNT el año 2016 cerca de las municipales, se configuraron formas de lucha con independencia de clases, que acompañan a la movilización de masas, que combinaron elementos de denuncia política, educación y organización tanto de los sectores más dinámicos del movimiento de la clase trabajadora, hasta los sectores más golpeados en estado de ánimo y con mayores retrasos del desarrollo de la conciencia, que otorgaron un aliciente preciso y previo al 4 de noviembre paro/protesta NO+AFP. El plebiscito remplazo para algunos sectores, la línea electoral, y además permitió mantener formas de lucha directa no violenta combinadas con las d fuerza, y llegar con ello a los sectores más atrasados y retrasados del movimiento de masas (atraso en la confrontación con el poder y en la lucha política). En un marco de reflujo parcial de la actual coyuntura prevista ya en enero del 2017, reorganizar las fuerzas, hacia nuevas convocatorias de pelea, se convertía en el orden del día. El plebiscito por tanto, combinado con un plan de lucha más ofensivo (paro y protestas), era y sigue siendo coherente, sobre todo en la coyuntura electoral, pues nos permitía dar piso de acumulación de fuerzas (y así ha sido parcialmente) a formas de lucha más radicales, para llegar donde no hemos llegado, sumando a sectores de masas en la pelea o invitarles a la lucha, mediante esta combinación táctica. No hay que ser ingenuos ni rasgar vestiduras atrasadas, el plebiscito evidentemente también seria instrumento –carne fresca- para los grupos electorales, sobre todo para el alicaído frente amplio. Permite, como antesala de las elecciones, organizar un puñado de gente para la canaleta parlamentaria y/o presidencial; lo aprovecharan, que no les quema duda. Nuestra posición política como organización es, sabiendo este escenario, ir a disputar dicha táctica, volcando su sentido como rechazo a las elecciones de la cueva de ali baba y su más de centenar de ladrones, y acumular la mayor fuerza posible hacia la protesta nacional de fines de octubre.

Seamos más enfáticos. Una porción significativa del pueblo, desafectada políticamente, desconfiada, desesperanzada, no lucha, no cree en los resultados de la lucha, sino que, se resigna a la conformidad, a someterse conscientemente, pues, solo el salario mes a mes producto de su esfuerzo es lo único que en algo le garantiza su supervivencia. Nuestra posición frente a esta realidad, es construir, impulsando política revolucionaria concreta en las masas, procesos de lucha que permitan avanzar hacia el camino que buscamos para el actual periodo: profundizar la crisis de legitimidad y dar saltos hacia una crisis de gobernabilidad, escenario propicio para procesos de lucha mayores.

Esta visión en concreto se expresa en la tarea que como izquierda revolucionaria queremos desarrollar: multiplicar los escenarios de lucha, llamar al pueblo a desarrollar más de 1, 2 y 3 Freirina, 4, 5 y 6 Aysén, 7, 8 y 9 Huelgas Portuarias, 11, 12 y 13 Til Til,  14, 15 y 16 Ni una menos, y muchos pero muchos resistencias mapuche. La apuesta es anudarlas de forma nacional, en cada territorio, en cada puesto de trabajo, esta son las formas de lucha superiores que debemos buscar y la traducción concreta, frente a la abstracción que desarrolla en ejecutivo nacional del NO+AFP cuando se refiere a formas superiores de lucha; lo señalamos, pues, sostenemos que estas son las formas para aproximarnos, avanzar, hacia la lucha por el Poder, hacia un escenario de crisis mayor del sistema político, del sistema económico, un clima de ingobernabilidad, escenario propicio y el más realista para exigir con mayor fuerza, NO+AFP.

Por lo cual, nuestra tarea en el marco del Plebiscito Popular y Nacional NO+AFP es convertir, como es acuerdo en la coordinadora nacional NO+AFP, al Plebiscito como antesala del circo electoral, señalando que en el Plebiscito Popular “Aquí tú voto sí importa” (dice la consigna del plebiscito NO+AFP), y esa posición es la que debe resonar con mayor fuerza y extensión en todo el país, para decir que en la cueva de Ali baba del parlamento, nuestros votos no sirven, se pudren. Rechazar y profundizar la crisis del sistema político, es nuestro objetivo, pues bien, el voto en dicha canaleta no sólo no importa, sino que, nuestro llamado debe ser a rechazar precisamente el lugar en el que, la suerte de la propuesta del NO+AFP, seguirá el camino de orientación hacia el beneficio de los poderosos.

El plebiscito debe servir entonces, para reorganizar las fuerzas, agitando hacia formas superiores de lucha (el paro, la protesta, la huelga), educar a las masas en la propuesta y en las posibilidades reales y honestas de derribar las AFP (por la fuerza) y rechazar la contienda electoral, como una de las formas de salida en la actual coyuntura política.

Por esto proponemos como organización política Trabajadores al Poder desarrollar una CAMPAÑA DE ABSTENCIÓN ELECTORAL, que acompañe al Plebiscito desde organizaciones sociales y políticas, pero que se desarrolle fuertemente durante todo octubre. Los fundamentos señalados, creemos son precisos a la hora de buscar la profundización de la crisis de los poderosos. Esta campaña, dará piso si es contundente, a sentenciar que cualquier reforma que realicen los gobiernos de turno respecto a las AFP y otras medidas, que no respondan a la voluntad de las masas (eliminar las AFP) será nuevamente ilegitima, como lo ilegitimo que es el actual parlamento y gobierno. Este es el camino que convocamos a organizar a las fuerzas políticas, revolucionarias y a las organizaciones de trabajadoras, trabajadores y del pueblo mapuche, a desarrollar en los próximos meses.

2.2 SABOTAJE A LAS AFP: financiera, comercial y materialfile_20161104030114

La acción directa ofensiva y/o agitativa debe aumentar exponencialmente. Debe ser constante en la coordinadora nacional, en sus comunales, regionales y fuerzas de trabajadores/as en general. Pero principalmente, su desarrollo de masas, no es posible si no es impulsada por las fuerzas políticas decididas. Aquí entra el debate, hoy famoso en la franja pequeñísima del movimiento NO+AFP, sobre los Martillazos de la Felicidad realizada por Trabajadores al Poder contra las sucursales de AFP.

Practicar de lo simple a lo complejo, hasta acciones de significativa insolencia (dicen los lautaros) y por su puesto, de masividad, son una importante tarea. La lucha de sabotaje por parte de las masas NO ES ESPONTANEA; como ningún proceso de la lucha de clases. Siempre hay ejemplos o incluso errores que orientan; lo importante son las apuestas, allí está el coraje de una organización revolucionaria, su praxis. Como esto último no ocurre por arte de magia, y sabemos que la lucha se organiza y no se improvisa, es pues que debemos ir mostrando camino al pueblo llevando adelante estas acciones, dando el ejemplo continuamente.

– Seguir promoviendo la fuga masiva de cuprum y de próvida y el cámbiate al fondo E, tiene ese sentido en lo financiero como acción directa no violenta; ha provocado pérdidas materiales y financieras en sus arcas como se ha señalado en cada discurso luego de las marchas nacionales por parte de la vocería nacional, con fuga de decenas de miles de afiliados en esas AFP, cuya respuesta ha sido una campaña de relegitimación comunicacional para recaptar sus clientes por parte de estas AFP más afectadas y una campaña de desprestigio a la CNT (aunque esto no significa que no hayan aumentado las AFP sus utilidades lo que es exponencial entre el 2016 y el 2017 ver nota ). Como política de propaganda, de agitación y protesta también es correcta, pero por si sola insuficiente e imposible de provocar el termino de las AFP. En el marco de la quiebra y corralito de la ISAPRE Masvida, vimos como el Estado, el gobierno, blindo y las leyes respaldan, para que el sistema de isapres no tuviera un desplome, no lo permitirán. La quiebra de una AFP, no provocará su caída, sí profundiza la crisis, pero nuestras capacidades para ello no se resuelven simplemente con una acción pasiva de fuga. Como política de propaganda y de propaganda y sabotaje menor es correcta y como organización la apoyamos.

– No obstante, debemos retomar la acción directa de fuerza, de agitación y propaganda (funas, ocupaciones, tomas, intervenciones, etc) pues, moralizan a las fuerzas organizadas, las preparan, y sobre todo entorpece la normalidad enajenante de los trabajadores/as y tensiona al enemigo. La funa, la ocupación, la toma, los martillazos, el corte de calle y más formas de acción directa, deben ir en camino regio hacia el sabotaje. Las fuerzas políticas revolucionarias dimos un paso, y mostramos como hacerlo con los martillazos de la felicidad y con las acciones del 4 de noviembre del 2016, ahora le toca a las masas y a más fuerzas políticas, practicarlas y extenderlas a nivel nacional.

Este es nuestro llamado:

¡Martillazos de la felicidad de jubilados/as y trabajadoras/es contra las AFP!

¡Acción Directa contra las AFP y quienes roban nuestros fondos!

¡Acción directa contra los políticos que defienden las AFP!

¡Si siguen robando, el pueblo martillando, funando y sabotiando !

 

2.3 JORNADA DE PROTESTA NACIONAL: el NO+AFP debe cerrar el año luchando

Frente al portazo en la cara por el gobierno a la propuesta previsional NO+AFP; frente a la política de mantener el negocio de las AFP y las pensiones de hambre; frente a la corruptela, los jubilazos y el enriquecimiento de las AFP que en este año de lucha han aumentado en un 42% sus utilidades; frente a las proyecciones de miseria que se vienen para los futuros jubilados con una taza de remplazo que no superara el 15%; frente a la campaña gigantesca de las AFP, el gobierno y los poderosos contra la lucha de la clase trabajadora del NO+AFP, y frente a un escenario electoral tremendamente indiferente, oportunista y carerajista con la lucha de la coordinadora nacional de trabajadoras y trabajadores, frente a la corrupción del parlamento y de los gobierno y el abuso patronal, debemos responder en la antesala del circo electoral de los poderosos, con una Jornada Nacional de Protesta y Rebeldía del Pueblo Trabajador en rechazo no solo a la propuesta del gobierno, sino también a la pirotecnia de la cueva de ali baba.

Debemos cerrar el año luchando; anunciar que lo se nos vienen: la profundización de la ofensiva de los poderosos contra nosotros, el pueblo, así lo muestra la actual ofensiva contra el pueblo mapuche. Debemos reorganizar las fuerzas, ante un nuevo gobierno camaleónico que, por un lado, nos atraerá inicialmente al juego del dialogo parlamentario (para los más optimistas del juego político burgués), pero principalmente responderá con represión y hostigamiento a las fuerzas más activas del proceso de lucha de masas.

Debemos preparar el timón firme, hacer camino por formas de lucha superiores en Chile.

Que la jornada de protesta nacional que realicemos a fines de octubre del 2017, sea una pequeña expresión de lo que estamos construyendo las diferentes fuerzas de trabajadoras y trabajadores dentro de la coordinadora nacional NO+AFP: el camino a la Huelga General, a la Protesta Nacional, de Desobediencia Civil a la Paralización del Trabajo.

Avanzar todo lo posible en alianza con los pueblos en lucha, y con las más amplias coordinaciones con las diferentes luchas del país (ORGANIZACIONES FEMINISTAS, MAPUCHE, ESTUDIANTES, ETC).

Nosotras y Nosotros como organización política revolucionaria Trabajadoras y Trabajadores al Poder, apostamos a la profundización de la crisis de legitimidad vigente; dar pasos hacia un clima de ingobernabilidad provocado por el proletariado chileno y los pueblos en resistencia, por lo cual, vemos que esa apuesta superior del NO+AFP, es correcta y suma a dicho camino, si toma el camino de la lucha, y no el del despeñadero electoral.

Cerrado el Plebiscito, este debe ser el llamado de la coordinadora nacional: cerrar el año luchando con una jornada nacional de protesta. El llamado es a la izquierda revolucionaria a cerrar fila detrás de esta propuesta, y a impulsarla juntos, como una salida necesaria a la coyuntura electoral.

No-más-AFP-A1

2.4 PRECONGRESOS NO+AFP: de las coordinadoras regionales/zonales al congreso nacional

Debemos llamar en noviembre, realizada la jornada de protesta de octubre, a pre-congresos de las coordinadoras regionales/zonales para enfrentar el congreso nacional de la CNT de diciembre 2017 como es acuerdo en esta.

Para ello preparar una propuesta clara, que evalué el año, y oriente, de forma general, el quehacer y proyecciones para lo que se viene. Poner el acento principalmente en la evaluación, en la crítica y la autocrítica y en el avanzar, aunque las tensiones son evidentes.

El escenario será complejo, el hambre electoral impondrá su deseo de que luego del plebiscito la fuerza acumulada, se oriente hacia –principalmente- como espalda de las candidaturas que irán a pegarse con el muro del aparato burgués.

El tiempo de prepararse a terminado. Es tiempo de disputar, organizar, agitar y desatar la política revolucionaria para la presente coyuntura. Es tiempo de unidad, pero siempre franca y honesta. Tarea nuestra, orientar el timón hacia la lucha, la organización y la rebeldía de la clase trabajadora, de lo simple a lo complejo.

Sepan con toda claridad, que, de esta forma, haremos crecer nuestros instrumentos de masas, con pueblo concreto, desplegando política en el quehacer concreto; aumentará así poco a poco las coordinadoras y espacios de masas, si seguimos desarrollando formas de lucha transparentes y claras. Nuevamente, están serán las formas en como nos ganaremos tarde o temprano, el corazón del pueblo.

 

¡Por la Fuerza las Impusieron, por la Fuerza las Derribaremos!

¡A PROFUNDIZAR LA CRISIS DE LOS PODEROSOS!

¡DEL PLEBISCITO POPULAR, AL RECHAZO AL CIRCO ELECTORAL!!

¡¡OCTUBRE JORNADA DE PROTESTA NACIONAL NO+AFP Y DE LA LUCHA DE NUESTROS PUEBLO!!

[1]http://www.lavoz901.com/despachos.asp?cod_des=269240&ID_Seccion=7&fecemi=19/04/2017&Titular=brasil-se-aprobo-la-reforma-jubilatoria-y-hubo-disturbios-en-el-congreso.html

[2] https://unicasolucionrevolucion.wordpress.com/2017/03/24/derribar-a-las-afp-agudizar-la-crisis-de-los-poderosos-dar-un-paso-hacia-la-crisis-de-ingobernabilidad/

[3] https://elpais.com/internacional/2017/07/12/actualidad/1499812913_071957.html

[4] http://radio.uchile.cl/2017/09/06/gobierno-descarta-propuesta-de-no-mas-afp-y-expertos-critican-decision/

 [5] “La idea del Ejecutivo es aplicar mejoras paulatinas en el sistema. Los críticos califican el proyecto como una “propuesta inconsistente”. El ex miembro de la Comisión Bravo Andras Uthoff agregó que con el 5% extra y en el caso ideal de una persona que cotice de forma ininterrumpida toda su vida, a lo más aspirará a aumentar en un 50 por ciento su pensión.

A juicio de la investigadora de la Fundación Sol Karina Narbona la base del problema parte del objetivo real que tiene el sistema actual, que no se enfoca en dar pensiones dignas, sino capitalizar al empresariado. “Estos cambios no hacen más que oxigenar un sistema que ya está descompuesto en su base, que a todas luces ha demostrado que no se orienta a dar pensiones, sino que finalmente tiene una orientación de financiamiento de los grandes capitales en Chile”, indicó.

Para Andras Uthoff el modelo presentado por el Gobierno tampoco satisface las carencias del actual sistema, e incluso postula que sólo profundiza la estructura actual, de acuerdo con la decisión gubernamental de disponer la menor cantidad de recursos posibles.

“Lo que pasa es lo siguiente: que las pensiones son hoy día malas, y si no se hace algo luego van a seguir malas muchos años. Y sencillamente mejorar un 1 por ciento para solidaridad no es lo que va a lograr en lo inmediato. Es más bien restringirse a la restricción presupuestaria y al ajuste van a ser nuevamente la calidad de las pensiones. Es más bien respetar lo que dice Hacienda, de que no hay plata, y hacerlo con el mínimo costo financiero y con el máximo costo social”.

http://www.fundacionsol.cl/2016/11/noafp-los-ajustes-del-gobierno-las-pensiones-mejoraran-2057/

[6] revisar cronograma de esta campaña en https://unicasolucionrevolucion.wordpress.com/2017/03/24/derribar-a-las-afp-agudizar-la-crisis-de-los-poderosos-dar-un-paso-hacia-la-crisis-de-ingobernabilidad/

[7]Sumándose a las críticas al robo legalizado que realizan las AFP hechas por el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien aseguró que con las AFP chilenas solo ganaba el mercado financiero, y al también Premio Nobel de Economía Paul Krugman, quien manifestó que “gracias a Dios Estados Unidos no adoptó el sistema chileno de pensiones, en un seminario organizado en el Centro de Extensión de la Universidad Católica, se dieron a conocer las experiencias de tres países sudamericanos que en la actualidad tienen sistemas de pensión de reparto, desmitificando que están obsoletos o fracasados, http://www.gamba.cl/2016/07/en-el-mundo-tambien-destrozan-a-las-afp-desde-afuera-se-ve-el-modelo-chileno-con-muy-malos-ojos/

[8] “El holding de la Cámara Chilena de la Construcción maneja US$ 55.000 millones en activos a través de AFP Habitat y sus aseguradoras, lo que lo pone a la par con el Grupo Luksic. Su apuesta a reducir su exposición a negocios regulados, como los de AFP e Isapres, está dando resultados. En el tercer trimestre más que duplicó sus utilidades y en los primeros nueve meses del año escalaron un 121,2%. Pero las cifras pudieron ser mejores. En el tercer trimestre su actividad no aseguradora se contrajo un 13,9%, principalmente por las pérdidas de la isapre Consalud y la menor participación que ahora tienen en Habitat tras la llegada de Prudential. El holding apuesta a que los cambios demográficos le jueguen a favor. La población necesitará más seguros, pensiones y mayores servicios de clínicas a medida que envejezca y ahí está el crecimiento”.

http://www.elmostrador.cl/mercados/2016/11/30/la-exitosa-transformacion-de-ilc-en-un-holding-financiero-que-no-depende-del-negocio-de-las-afp-o-isapres-para-generar-utilidades/

[9] Revisar mayor profundidad este debate en este artículo: https://unicasolucionrevolucion.wordpress.com/2017/07/24/para-terminar-con-las-afp-trabajadores-al-poder/

[10]“Un asunto que no se debe dejar de lado es que existe una suculenta recompensa por encabezar los directorios de las AFP. Son ellos los que deciden dónde y cuánto se invierte con el fondo total de pensiones que hoy acumula US$188.363 millones, un monto que equivale al 74,8% del PIB chileno”.

http://www.fundacionsol.cl/2017/06/corralito-legal-quien-gana-cuando-las-afp-se-hacen-ricas/

[11] “tres compañías de seguro estadounidenses (Metlife, Prudential y Financial) controlan el 73,2% de esos activos (US$136.328 millones): algo así como el 54% del PIB. Se debe considerar, además, que esas compañías de seguro no solo ganan por ser dueñas de las AFP: también son instituciones pagadoras de pensiones en modalidad Renta Vitalicia, lo que muestra la alta concentración de capitales en muy pocas empresas”.

http://www.fundacionsol.cl/2017/06/corralito-legal-quien-gana-cuando-las-afp-se-hacen-ricas/

[12] “Las AFP y Compañías de Seguro, actualmente pagan 1.175.316 pensiones (de vejez por edad, vejez anticipada, invalidez y sobrevivencia), cuyo valor promedio es $211.699 (320 dólares), las cuales aumentan cerca de $15.000 con los subsidios del Estado (Aporte Previsional Solidario). Porque solo 6 AFP (3 de ellas de capitales estadounidenses) administran más de US$185.000 millones, lo que equivale a 72,8% del PIB de Chile. Además, las Compañías de Seguro (muchas de ellas pertenecen a los mismos grupos empresariales que son dueños de AFP) que pagan pensiones vitalicias, administran e invierten cerca de US$50.000 millones adicionales, lo que equivale a 20% del PIB, vale decir, en el mercado de las pensiones se transan montos equivalentes al 92,8% del PIB chileno. Esto representa un serio problema de democracia y soberanía económica, en la medida que nuestras vidas y nuestro futuro dependen del capital financiero, el cual concentra un gigantesco poder sobre las decisiones que involucran a nuestra matriz productiva”.

http://www.fundacionsol.cl/2017/03/diez-razones-sumarse-la-marcha-no-afp/

[13] http://www.elciudadano.cl/columnas/la-leccion-de-noafp-al-frente-amplio-la-lucha-politica-y-social-contra-el-neoliberalismo-es-intergeneracional/04/03/

[14] http://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2017/09/04/pinera-puntero-volvimos-a-ser-un-pais-ultraconservador-y-de-derecha/

[15] https://unicasolucionrevolucion.wordpress.com/2017/03/19/tp-la-izquierda-sublimante/

[16] Con más profundidad ver un análisis de situación política anterior, pero que es parte de los próximos debates de nuestra organización respecto a la lucha feminista y antipatiarcal. https://unicasolucionrevolucion.wordpress.com/2017/03/19/tp-sipona-periodo-y-tactica-de-trabajadores-al-poder/

[17] PROVIDA 64 mil cotizantes, CUPRUM mas de 22 mil, ver en http://coordinadoranomasafp.cl/wp/2017/09/04/discurso-central-marcha-noafp-en-santiago/

[18] “Este negocio cautivo es muy rentable. Sus cuantiosos ingresos logran cubrir las operaciones necesarias para el ejercicio y dejar un saldo de ganancia relevante para la industria. Un ejemplo: durante los 90 primeros días del este año (primer trimestre), las seis AFP que componen el sistema se llevaron ganancias diarias por $1.290 millones. En estos años marcados por el bajo crecimiento económico (hoy bordea el 1%) y por el debate sobre las bajas pensiones, la prosperidad de las AFP no se ha detenido: si se compara marzo del año 2016 con marzo de 2017, se observa que las ganancias de los dueños de las AFP se han incrementado en un 42%. Hoy son 5.281.494 trabajadores los que cotizan en las AFP, de los cuales el 97,4% corresponde a trabajadores dependientes. Las AFP están muy interesadas en incorporar a los trabajadores independientes al esquema y así incrementar el monto que reciben por comisiones.

En el “Cuadro 2” se puede apreciar la utilidad final del ejercicio después de impuestos (columnas “resultado del ejercicio” para primer trimestre de 2016 y 2017). La información muestra que las AFP Hábitat y ProVida experimentaron los aumentos más fuertes en sus resultados en los periodos comparados.

http://www.fundacionsol.cl/2017/06/corralito-legal-quien-gana-cuando-las-afp-se-hacen-ricas/

http://www.emol.com/noticias/Economia/2017/05/02/856502/Utilidades-de-las-AFPs-crecen-421-en-el-primer-trimestre-por-mayor-rentabilidad-de-los-fondos.html

3 thoughts on “[OPINIÓN] TÁCTICA, ESTRATEGIA Y EL QUEHACER DEL MOVIMIENTO NO+AFP EN LA PRESENTE COYUNTURA

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s