[MUJER E INMIGRACIÓN] Elena Morote, de HABLA MUJER “Allá, en Perú hay dos posiciones bien marcadas, la emancipación de mujer, que es la posición proletaria y todo, y la posición de la liberación de la mujer que es la posición del feminismo burgués”

Me faltaba un puro papel para la definitiva, que tenía que decir que aun trabajaba conmigo y ese papel no me lo quiso dar y para darme ese papel era terrible, porque con engaños me llevaba para su casa de playa, en Cachagua, y no llevaba a nadie yo iba a allá y no contrataba a nadie, ir era una tortura. La única que tenía que estar ahí, cocinando, limpiando, haciendo de todo más el aseo era yo (…) Por que antes tenias que estas tres años con un mismo empleador, ¡¡Tres años!!…Muchas veces, tuve amiga que recibían cachetadas, les pegaban, y tenían que quedarse calladas por los papeles, por sacar la definitiva”. Mujer trabajadora inmigrante Peruana- de Colectivo Habla mujer

En el primer trabajo que tuve, que dure 15 días, me retire de buena manera, pero porque sentía que era sobrehumano mi labor, me levantaba a las 6 de la mañana y me acostaba 11-12 de la noche, tenía solo 6 horas de descanso”. Mujer trabajadora inmigrante- Perteneciente al Sindicato SINAICAP.

Como migrantes fueron años bien difíciles, porque además la ley migratoria, el hecho de no tener una cedula chilena, a una la pone en difícil acceso al trabajo mismo, sin cedula nadie te contrata, y eso esto era antes más que ahora, o el acceso a la salud era imposible, o de algún derecho social. Era muy complicado. Yo tenía 3 meses de embarazo, en ese tiempo no existía protección para la mujer migrante, a mi me toco mucho pelear para recibir atención (…) Elena Morote – perteneciente de Habla Mujer y AMAUTA.

Aquellos testimonios dan prueba de las vejaciones que deben sobrellevar y vivir miles de mujeres trabajadoras inmigrantes, en un contexto de aquella violencia de un Chile Neoliberal, que conlleva a todo lo que sujeta los cambios y el proceso de la migración internacional e interregional, puesto que debido a las crisis económicas- Crisis del capital, global y regional – en Europa, como en Argentina, como también a la inseguridad en las países desarrollados, y las ciudades capitalistas metrópolis lideres de inmigración han volcado y desarrollado políticas restrictivas de cierres, conformándose nuevos focos y destinos migratorios, y es ahí donde Chile aparece como un nuevo foco de atracción inmigrante.1

Las mujeres trabajadoras como bien sabemos, viven día a día una doble explotación, sobrellevando aquella dominante violencia constante, del patriarcado y del capital, donde cada día a día es una lucha por no ser mas discriminada, excluida, invisibilizada, precarizada, golpeada, abusada, acosada, y violentada, por no ser “ni una menos”. Pero ¿Como adentrarnos para comprender y dimensionar que significa ser Mujer en Chile y además Inmigrante y/o indígena, en un contexto de Chile como un foco de atracción de importante fuerza de trabajo inmigrante? Donde la población femenina es la que ha liderado las cifras, las mujeres son las que deben enfrentar la emigración, y la inmigración por diversos factores, pero la razón principal es la búsqueda de trabajo y mejores condiciones de vida que predominan en miles de madres, y familias completas.

Los desarraigos individuales y familiares, van generando consecuencias importantes en la población inmigrante, desde aquella discriminación, exclusión de la comunidad inmigrante en una nueva cultura en una nueva ciudad, donde muchas veces sus derechos sociales son olvidados, y la vulnerabilidad laboral y social son el común en el proceso de inserción de la comunidad inmigrante. Puesto que ya comprendemos lo difícil de ser mujer en Chile, y como significa además ser inmigrante en un país que se sustenta de constantes de abuso, precariedad laboral y social. Ya hace 10 años miles de mujeres, niños y familias inmigrantes deben soportar esta forma de vida, y de vivienda en el centro de la ciudad, donde la malas infraestructura de las vivienda, el abuso y el negocio de los arriendos, y la gran problemática del hacinamiento que es común y constante para miles de familias, y mujeres inmigrantes en las comunas que mantienen mayor concentración inmigrante.

La presidenta, el gobierno, senadores, diputados, ministros y todos los políticos del progresismo, los conservadores y los que no, se manifiestan públicamente y vanaglorian con palabras propagandísticas al hacer llamados de inclusión, y a la vez apuntan y denuncian todo los actos de discriminación y exclusión. ¿Pero qué ironía, que contradicciones, si ni con el pueblo chileno no existe más que exclusión del pobre, de la población indígena, de las mujeres trabajadoras nacionales e inmigrantes? Si aún existe abuso laboral, exclusión y violencia del patrón, del empleador a las trabajadoras Chilenas o inmigrantes, aquí en Chile donde a la mujer mapuche es engrillada, criminalizada, y donde las mujeres aun son prisioneras por abortar y/o por luchar. ¿Qué tanto discurso vociferan hablando de integración y de un gobierno inclusivo con las mujeres, si se violenta a la mujer día a día? Razones hay cientos, los discursos de ficción es su política.

20604643_10155442515573758_5662995870225019523_n

La mujer inmigrante en Chile, vivió y vive innumerables problemáticas laborales y sociales, miles de mujeres inmigrantes han sido violentadas -Psicológicas y físicamente – abusadas y silenciadas, donde aquellos testimonios como los descritos son parte de hacer que la voz de la mujer inmigrantes sea escuchada, donde día a día la mujer trabajadora, organizada e inmigrante han vividos procesos de avances que han reformado ciertas situaciones, desde las localidades comunitarias, comunales y nacionales, dando pasos a levantar banderas de lucha por la inclusión y por la integración, pero que siguen siendo tareas pendientes de dimensionar las dificultades de vivir en un Chile neoliberal y acrecentándose la vulnerabilidad de ser mujer e inmigrante, sobrellevando todas las problemáticas constantes que aun aquejan a cientos de familias y a miles de mujeres inmigrantes y trabajadoras.

elenaEs por ello, y de acuerdo a todo lo anterior, y a dimensionar como es la vida de la mujer inmigrante hemos entrevistado a Elena Morote, Presidenta Suplente de Habla Mujer – Es un colectivo comunitario de Mujeres inmigrantes de Recoleta, originado hace 3 años, que consta de una personalidad jurídica- Nace espontáneamente en relación a la problemáticas vividas entre vecinas y amigas, con el objetivo de superar los conflictos sociales, y como mujeres. Elena también pertenece al Colectivo Amauta y es parte de la Coordinadora internacional de solidaridad por la libertad de Presos políticos, presentamos extractos de entrevista a Elena de temas fundamentales en la reflexión de ser mujer inmigrante y trabajadora en Chile:

El proceso, y las razones principales de emigrar para las mujeres inmigrantes:

Personalmente por razones políticas, y económicas, sobre todo por la situación de Perú que es muy compleja. Por que nosotras podemos ver en la experiencia y el trabajo que se ha hecho de nuestro colectivo, en mujeres que han migrados de los distintos países, porque hemos tenido socias de distintas nacionalidades, es porque en sus países de origen la situación esta difícil, económicamente, laboralmente, no hay estabilidad, hay mucho endeudamiento, entonces vienen a países como Chile donde la situación económica de cierto modo es mejor, aunque no sea tan buena, pero es mejor que sus países, y es por eso que en algunos momentos, años anteriores, cuando uno ve, yo que manejo un poco de la comunidad peruana, porque los que más migran son las mujeres un 60% de mujeres que emigran en relación a los varones, son mujeres la mayoría en edad laboral, muchas tienen hijos, entonces a la vez se desarraigan, dejan su país de origen y de a poco así se van asentando y van trayendo a toda la familia. Entonces en el fondo hay razón económica social que son las que empujan a los migrantes a salir de su país, en particular a las mujeres. Acá se debe porque hay más trabajo en particular de las asesoras del hogar, como obreras o trabajadoras de aseo”.

Vivir y Ser Mujer Inmigrante en Chile.

Como migrante en general fueron años bien difíciles, porque además la ley migratoria, que es la que sigue rigiendo, siempre ha sido muy restrictiva y el hecho de no tener una cedula chilena, una visa o el rut nacional, a una la pone en difícil acceso en distintas cosas, ya sea al trabajo mismo, pues sin cedula nadie te contrata, y eso esto era antes más que ahora, o el tema del acceso a la salud era imposible, o el acceso a algún beneficio, un derecho socia en el fondo. Era muy complicado. Yo, cuando llegué tenía 3 meses de embarazo, entonces me toco acercarme al consultorio para el control de mi embarazo, pero no existía para la protección para la mujer migrante embarazada, a mi me tocó mucho pelear para recibir atención en mi calidad de embarazada, eso ha ido cambiando a lo menos a los 2 años que yo llego sale una ley, que hablaba del derecho de la protección de la mujer embarazada migrante, para el control natal y todo eso(…)

Yo tuve un amigo, que me recibió, pero yo veía como muchos llegaban sin saber donde llegar, bueno ahora la mayoría sabe donde llegar, pero siguen habiendo problemas hoy en día por que llegar y no saber y no tener la información no conocer bien porque tampoco hay un programa o una política de estado que un migrante que llega que no hay forma que se entere de sus derechos, pues ahora en algunos lados existe la atención de salud de inscripción con el pasaporte o hasta con el carnet de origen, pueden ser atendidos en consultorios, y no saben excluyéndose de alguna forma a eso. Bueno acá en Recoleta ha cambiado un poco más el tema migratorio, ha cambiado, hace unos años la gente nos gritaba, nos tiraba piedras, daba miedo. Pero uno se da cuenta que ha cambiado el ambiente, uno no se siente tan ajeno en la comuna, mas en mi caso que ya vivo tantos años acá.”

Mujer inmigrante: La Discriminación y la exclusión en los trabajos, en la salud o en la educación:

Mucha discriminación, muchos casos en distintas razones, a mi en partículas algunos puntuales, pero en general a mi me toca ver discriminación todo el rato, de hecho ahora veíamos un problema en el Colegio Paraguay de una directiva del centro de padres a una compatriota mía, una apoderada peruana la insultó afuera del colegio delante todos los niños y fueron los niños los que la denunciaron y eso por ejemplo lo llevamos a la Mesa Migrante, hasta la alcaldía lo llevamos. A mí en particular hay algo que siempre la comento, como cuando yo llegue embarazada y tuve que ir a dirección y ahí insistiendo en que me atiendan, y me tuvieron que atender, yo ya no me quería atender así- donde después me salen diciendo, pues por que la razón brutal era, porque iba a tener un hijo que iba a nacer en Chile, por eso ahora te vamos atender, me dijeron. Pero esa mentalidad era muy extendida hace 10 años, porque además ese consultorio ha habido mucho inmigrante, desde los inicios, ¡imagina a como tratarían a las demás!

Una compañera nuestra ahora, denuncio en un jardín, eso ya es maltrato infantil, y ahí ya tienen denuncias por maltratos a los niños, y es bien recurrente que siempre sean niños extranjeros, es muy recurrente. Ahora la mama que hizo efectiva la denuncia lo hizo hasta el final. Bueno hay algunas cosas que uno no conoce, pero después uno se entera, acá en el barrio por ejemplo hace poco comenzaron aparecer unas pintas, que decían “muerte a los migrantes”, “muertes a los extranjeros”, “no mas plagas de peruanos”, y unos papeles que decían todo un fundamento, que decían que desde que llegaron que Recoleta ahora es más sucia, mas cochina y se habían dado el trabajo de escribirlo y pegarlo. Cada cierto tiempo aparecen esas cosas. Y también el tema laboral que muchas han sido maltratadas en sus trabajos, sobre todo que la mayoría muchas trabajan en el barrio alto entonces ahí, el trato es terrible, muchas veces muy humillante. ¡Y hemos conocido casos, que se aguantan todo hasta tener la visa, por tener varios años con el mismo empleador, y ahí las mujeres se exponían a muchas cosas!.

20597089_10155442516538758_778609030045894898_n

El Aborto y el Feminismo – parecer individual y colectivo:

Es un tema delicado (feminismo) bueno acá en Chile hay una corriente muy fuerte de feminismo. Hicimos un encuentro, y estábamos todos ahí, y vinieron muchas niñas de liceos, gente de más lejos también. Y ellas no querían estar con los hombres, si claro habían niñas que tenían sus razones porque si claro ellas decían que su padre, sus tíos y los hombres le habían arruinado su vida, otras decían que los hombres harían conclusiones y la pauta del encuentro. Pero habían mujeres del sur, “las choreras” que éramos mujeres generacionales y creo que esto está arraigado, esas posturas tan duras, tan fuertes que se difunden y el problema de género. Bueno esto te lo refiero, para contextualizar de educar a las mujeres de ser conscientes y no tengan también esa influencia, que a mi modo es un punto de vista es un feminismo burgués, de hacer enemigo al compañero, y si bien tienes que lidiar con la opresión que existe del varón, no se trata de eliminarlo, pero hay que entenderlo como parte del pueblo, y reeducarlo. No hay otra forma (…) Allá, en Perú hay dos posiciones bien marcadas, la emancipación de mujer, que es la posición proletaria y todo, y la posición de la liberación de la mujer que es la posición del feminismo burgués, bueno acá tiene distinta interpretación. Entonces, por ejemplo cuando hablamos acá con las mujeres tratamos de sacarlos del concepto de género, igual creemos que al hacer una lucha de género, estás haciendo una diferenciación, entonces por ejemplo hemos hecho talleres del día internacional de la mujer, y hacemos que ellas tomen consciencia y ahí las invitamos a todas, generamos la discusión de su papel de mujeres y nos eduquemos, nos autoeducarnos y también sus experiencias prácticas de su vida misma, de ellas podemos saber cómo están las mujeres y como enfrentan la discriminación, el maltrato y todas estas formas de explotación laboral en contra, de cómo las extorsionan, como las chantajean, lo que sucede mucho de mujeres que se someten a acoso sexual a hostigamiento, que en caso de las asesoras sucede en parte de los patrones, los hijos de los patrones, y el hostigamiento de las patronas, donde están ellas siempre viven culpando de sus problemas a las asesoras. Bueno primero debemos entender el tema de la mujer en esta sociedad, diferenciar y establecer que el enemigo principal de la mujer no es el compañero, si no el sistema capitalista, porque este sistema no diferencia género, los oprime y los explota a los dos (…)

Bueno no hemos hablado como organización sobre el tema del aborto como colectivo, pero en su mayoría todos están de acuerdo, ya no es un tema tan conservador, pero las más jóvenes si están de acuerdo del tema como una decisión, y no deba ser penalizado, decidir si tener un hijo o no, sobre todo niñas muy pequeñas que no dimensionan lo que significa la maternidad, o también niñas abusadas, todas estas deben ser consideradas parte del derecho de la mujer, pero las mas adultas, o esta influencia feudal y religioso, que no pueden aceptar el aborto, lo ven como un pecado, como asesinar una guagua. Pero estas son las opiniones, y bueno cuando Chile incentiva el tema del nacimiento, con políticas y todo por los bajos nacimientos, en darles ayuda y todo, el ajuar. Pero desde que se aprobó esta “ley de protección de la mujer inmigrantes embarazada” a mi modo de ver, no fue una cosa de buena voluntad, porque si habían intereses en ese tema, por que las mujeres que emigran están en edad fértil, y uno ha visto una cantidad de nacimientos de mujeres extranjeras, a mi me ha tocado acompañar aquí en el Hospital de San José, un montón de mujeres compatriotas a dar a luz, pero es la política del Estado de incentivar dar a luz. Pero bueno hay muchos aspectos de como analizar y querer aumentar la población joven, pero son los intereses particulares del estado y respecto a su sociedad, porque por otro lado también sabemos cuáles son las condiciones de vida de estos niños, por que viven en espacios que son todo, cuarto, baño, cocina, el espacio de juego, el espacio de estudio, y se reduce a estos niños y familias a mucha precariedad y ahí no hay protección al menor en ese sentido. Porque el estado no tiene políticas de generar vida digna a los niños, si… ¡Que nazcan más niños chilenos!, ¿Pero en qué condiciones de vida le damos? (…)

¿Cuál crees usted, a todo lo anterior sería la opción como comunidad inmigrante y como mujer, en relación al ser escuchados y a levantar todas sus reivindicaciones y su lucha?

Yo creo que como mujeres nosotras participamos en la mesa migrante de la comuna como organización, de la municipalidad, es una mesa de trabajo, pero mantenemos la autonomía, pero también participamos en la Coordinadora nacional de inmigrantes, donde trabajamos el tema de la ley migratoria es una lucha concreta, una bandera concreta que estamos bien involucrados, porque sabemos que la ley migratoria, es una ley pinochetista es muy restrictiva y ve a los inmigrantes no solo como agentes económicos, sino también como problema de seguridad nacional, y eso ha sido demostrado en muchas cosas, por eso la reserva con el inmigrante, el trato diferenciado con el migrante en general, si bien se ha avanzado un tanto un poco en algunos aspectos de parte del Estado, pero no es mucho, si hasta hace muchos estaba aun la ley de niños apátridas, después cuando se reinterpreta, pues no la cambian, la mal interpretan, a pesar de eso, los 6 mil niños considerados apátridas, cuando salió esta reinterpretación de la ley al día de hoy, todavía hay 2 mil niños constituidos como apátridas. En el fondo la ley migratoria es clave. También está ligado a esto la amnistía migratoria que es un instrumento bien eficaz, y bien concreto para resolver los temas de la comunidad inmigrante que esta ilegal, más bien que está irregular, y bueno eso le resolvería a miles de inmigrantes que están en esta situación, pero eso no resuelve la ley migratoria(…)

Y bueno nosotros cuando hacemos diagnósticos, entregamos papeles y los que más les interesa, nosotros hacemos talleres de salud, de vivienda, pero la verdad lo que más les interesa a las mujeres, a las familias son sus niños, y bueno cuando participan es cuando cerramos las calles, todos los niños puedan jugar y las familias participan, todos colaboran y felices, pero nosotros los que debemos es ver cuáles son sus necesidad más urgentes, el tema que pensábamos que era el tema y sus derechos laborales, pero cuando hicimos la encuesta para ellas el tema más grave era el de la vivienda, y derivado a eso era la situación de sus hijos, y es porque ellas quieren más espacios para sus hijos. Es por eso también que hacemos así cosas informando, para que las lean así bonitas y las entretengan, y bueno así hemos avanzado por un lado, y es lo que uno va aprendiendo en la práctica, sobre todo en la vida de las mujeres inmigrantes. (…)

Bueno nosotras obviamente queremos que la gente tome consciencia y todo, sobre todo por la comunidad inmigrante, los más pobres, de hacer consciencia política, del activismo político, pero tienen que hace el proceso donde la sociedad los ha inserto y si algunos van más rápidos, y algunos van más lentos, pero entonces uno tiene que entender eso, no es cambiar la sociedad mañana y lamentablemente las dictaduras han dejado su profunda huella en estas sociedades, y ¡sobre todo como se ha asentado el capitalismo en Chile con tanta fuerza!.”

  • Elena, la dirigente social, nos deja invitadas a un conversatorio, donde nos cuenta que habrá principalmente mujeres inmigrantes de su zona, como también de organizaciones, colectivos inmigrantes y nacionales, es por eso que este encuentro nos hacemos partícipe, y se publicarán (Bajo el consentimiento de las mujeres presentes) los testimonios e historias de mujeres inmigrantes, sus luchas políticas y sociales en Chile, dando cuenta de la existencia de las organizaciones nacionales e inmigrantes de la zona y de sus luchas. Este encuentro corresponde a el “I Encuentro de Mujeres Populares por la Felicidad”, realizado en la comuna de Recoleta, donde se describió y vivió un importante conversatorio entre compañeras, vecinas y amigas de la comunidad, donde asistieron predominantemente mujeres de diversas nacionalidades (mujeres chilenas, peruanas y colombianas) contando sus luchas personales y colectivas, en distintos labores, sociales y políticos (Salud, laboral, vivienda, medioambiente), destacando una variedad de mujeres pertenecientes y militantes de diferentes Organizaciones y Colectivos, de distintas comunas, pero principalmente de Recoleta y Pedro Aguirre Cerda. Las organizaciones presentes en este encuentro fueron:

Organizaciones nacionales y Colectivos Inmigrantes tales como: El Comité de vivienda Virgen del Carmen, Uniendo Raíces, El Comité de vivienda Rompiendo Fronteras, El Comité de vivienda Abriendo Horizontes, Colectivo Warnipura (Estación Central y Recoleta), Colectivo Habla Mujer, Colectivo AMAUTA; Movimiento Por la Amnistía y Derechos fundamentales (MOVADEF) – Equipo de Salud y SINAINCAP- Sindicato Nacional Interempresas de Trabajadoras Inmigrantes de Casa Particular, Editorial Chile Popular (Chilena) y Diario Venceremos (Chilena).

20604242_10155442513148758_6192495285171460528_n

En este encuentro existieron varios testimonios importantes que destacar a todo lo descrito anteriormente, todas las dificultades y toda aquella violencia que han tenido que vivir miles de mujeres inmigrantes trabajadoras, en su proceso de inserción laboral y social en el país, estos testimonios e historias de mujeres dan prueba de que la situación de la mujer inmigrante es una tarea pendiente de lucha:

La voz de la mujer inmigrante trabajadora de casa particular, perteneciente al Sindicato SINAINCAP: “En el sindicato se trabaja mucho la nueva ley de trabajadora de casa particular (…) Antes se trabaja de lunes a domingo, te ibas el domingo a descansar y regresabas en la noche (…)y existe una distinción entre la trabajadora puertas afuera y puertas adentro, ya que las de puertas afuera se les respeta las 8 horas, y a la de puertas adentro trabajan 12 horas(…) Pero antes no había horario(…)En el primer trabajo que tuve, que dure 15 días, me retire de buena manera, pero porque sentía que era sobrehumano mi labor, me levantaba a las 6 de la mañana y me acostaba 11-12 de la noche, tenía solo 6 horas de descanso…La mujer trabajadora debía asumir labores extras, asumir labores que no corresponden, en un abuso de confianza, gracias a esta nueva ley2 se han visto mejoras, pero no del todo, ya que mucha mujeres por una necesidad asumen responsabilidades y trabajos que no deben”

La voz de la mujer inmigrante trabajadora peruana de casa particular: “Me alegra mucho que se haya formado ahora esta ley, sobre la trabajadoras puertas adentro, antes no se hablaba, se pensaba que era así… Yo tenía dos lolos, que yo tenía que dejar, porque era mamá y papá y tenía que ver cómo solucionar ver de lunes a viernes o hasta sábado, como ver todo (…), y uno descuida el cuidado de los niños y derrepente la falta de los afectos que se descuidan, por el trabajo. (Se emociona) Me alegro mucho que se hable de esto, y que luchemos por esto (…)”.

La historia y la voz de mujer trabajadora inmigrante peruana: “No tenias otra opción que bajar la cabeza no mas, antes los jefes se enojaban, porque no tenias otra opción, por los papeles. Antes tenias que estas tres años con un mismo empleador, ¡¡Tres años!!…Muchas veces tuve amiga que recibían cachetadas, le pegaban, y tenían que quedarse calladas por los papeles, por sacar la definitiva (…)Y pues, si te llamaba la jefa tenías que ir, me acuerdo una vez que me fui a llorar al cuarto, que sabía que un día no iba a dar más, porque una vez la patrona me llamo y yo estaba amamantando a mi bebe chiquito, y tuve que ir con el, dándole leche. Y me humilló, me trato muy mal (…)

Me faltaba un puro papel para la definitiva, que tenía que decir que aun trabajaba conmigo y ese papel no me lo quiso dar y para darme ese papel era terrible, porque con engaños me llevaba para allá, a su casa de playa, en Cachagua, con engaños me llevaba a la casa de Cachagua, y no llevaba a nadie yo iba a allá y no contrataba a nadie, ir era una tortura. La única que tenía que estar ahí, cocinando, limpiando, haciendo de todo más el aseo. Sabe, que me acostaba tres de la mañana y mi jefe tenia la manía de tomar desayuno temprano y me tenía que levantar cansada, con sueño.

Y cuando me dieron la definitiva, tuve que soportar tanto, por mi bebe, por la definitiva…pero cuando la tuve, fui tan feliz cuando tenía la definitiva (…) Ella me quiso obligar a lavar su auto, la otra nana chilena de concepción, me había agarrado cariño a mí y a mi hijo, y ella me dijo que no lo hiciera, porque si lavaba su auto, después tendría que lavar el de ella, el del marido y los autos de sus tres hijos y yo todo lo que me decía lo hacía… Ella (la otra nana) me ayudó, y me dijo llorando que sería egoísta pedirme que no me fuera, pero que no debía obedecerle. Cuando me llamó y me obligó a lavar el auto, era la primera vez que la enfrente y le dije que no. Me gritó y me despidió, pero lloré de emoción porque me había despedido… ¡Yo estaba contenta, pues ya tenía la definitiva!”. (Se emociona al recordar todo lo vivido).

Las emociones son a flor de piel para los y las que creemos en un mundo mejor, la sensibilidad por el otro, por nuestras compañeras, amigas y vecinas, por las mujeres de Chile y el mundo que han debido sufrir todas las violencia de un sistema que te oprime y violenta de miles de forma, jamás nos será ajeno. Las mujeres inmigrantes en Chile que en su proceso de inserción, comienzan desde cuando deciden emigrar, y ya es una decisión difícil, puesto que comienzan su desarraigos afectivos y territoriales, mujeres deben partir y dejar a sus hijos y a sus familias, deben forjar como mujeres una nueva vida, porque en sus tierras, porque su país no les facilita el pan, y así deben viajar por días y llegar a un lugar desconocido, culturas distintas y patrones de conducta raciales y de exclusión. Acá no existe el tal sueño americano, pues en este país, la realidad es vivir y respirar en un Chile Neoliberal, donde capas y capas permiten describir en la historia y en estos testimonios y miles de mujeres, donde el patriarcado y el capitalismo violenta a las mujeres inmigrantes en sus trabajos, acosándolas, humillándolas, golpeándolas, o abusando de ellas y engañándolas, porque las leyes no acompañan su inserción. Donde sus precarias viviendas son la única opción, donde soportar años, o meses la humillación pareciera ser el silencio como opción para vivir, para sobrevivir.

La existencia de organizaciones comunitarias, de vivienda, de salud, de organizaciones inmigrantes es un gran avance, y es el continuar día a día, una lucha real, por todas las injusticias sociales, por toda la violencia que deben vivir miles de mujeres inmigrantes trabajadoras. Las organizaciones inmigrantes, las organizaciones y encuentros de mujeres son espacios, y son banderas para aunar fuerzas, en levantar no solo reivindicaciones y conformándose en ser una lucha constante, porque todo lo que significa ser mujer inmigrante en Chile, no es ajeno a la vida de la mujer chilena trabajadora, pero al escuchar, sentir y describir tanta injusticia a nuestros hermanas latinoamericanas, porque no podemos estar ajenos, y todas las problemáticas de las mujeres inmigrantes, es una bandera mas de las mujeres en Chile y del pueblo.

Bibliografía

  • Stefoni, Carolina. “Inmigración peruana en Chile: una oportunidad a la integración”. Santiago: Flacso-Chile y Editorial Universitaria, 2003. P.90.

1 Stefoni, Carolina. “Inmigración peruana en Chile: una oportunidad a la integración”. Santiago: Flacso-Chile y Editorial Universitaria, 2003. P.90

2 Ley de trabajadora de casa particular . Ley. 20.336- http://www.bcn.cl/leyfacil/recurso/trabajadoras-y-trabajadores-de-casa-particular-(nueva-ley) ; y se MODIFICA EL ARTÍCULO 150 DEL CÓDIGO DEL TRABAJO, RELATIVO AL DESCANSO SEMANAL DE LOS TRABAJADORES DE CASA PARTICULAR https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=288598

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s