Crisis: Decadencia y esperanzas.

Crisis: Decadencia y esperanzas.

Medianoche-en-el-mundo

La situación internacional al igual que el escenario local están cruzados por una innegable crisis Capitalista, que se desenvuelve de forma violenta profundizando la explotación, la guerra y la barbarie en los pueblos del mundo., La burguesía por su parte mantiene el consenso estratégico que da sostén al sistema, sin embargo es el propio escenario de crisis la que la empuja a la disputa, situación que tiene como punto en común un  claro choque de proyectos burgueses que dan el marco histórico de transición y re acomodo de las fuerzas hegemónicas y los pactos de dominación a nivel planetario y que explican por tanto el declive de distintas fuerzas políticas (partidos tradicionales) y el auge de otras fuerzas “nuevas” (populistas y reaccionarias) que se lanzan a opinar sobre la crisis y sus salidas más plausibles.

¿Pero qué significado tiene la actual crisis para los revolucionarios de hoy?

¿Cuáles son sus principales componentes? Y ¿Qué posibilidades brinda para la implementación concreta de la lucha por el Socialismo? 

Creemos que frente a la ausencia de un bloque  revolucionario sólido a nivel internacional, la Crisis Capitalista engloba una serie de contradicciones y posibilidades que convierten a la Revolución Socialista en una posibilidad y necesidad concreta para la supervivencia humana,  en síntesis, es el faro en la penumbra del actual periodo histórico.

La crisis como hemos venido manifestando en análisis anteriores, tiene una profundidad  sistémica, es decir afecta de manera integral a la civilización Capitalista. No es puramente económica, ni es exclusivamente geopolítica. Es la manifestación clara de la decadencia de la sociedad Burguesa. Esta situación NO significa de manera  alguna un derrumbe espontáneo del Capitalismo. Tenemos ejemplos de sobra en el Siglo XX respecto a la capacidad de la Burguesía de contrarrestar sus propias crisis; sino más bien queremos instalar en el debate lo que a nuestro juicio son sus  principales componentes, que hoy nos permiten reafirmar el proceso que a nivel global se viene desarrollando; partiendo por la  ofensiva de las clases dominantes sobre las clases explotadas y oprimidas, observamos que frente al discurso de modernización de las relaciones laborales a nivel global se gesta un recrudecimiento de la explotación Capitalista, es decir la burguesía prepara e implementa las condiciones legales para aumentar sus ganancias mediante la reducción de derechos sociales básicos y la flexibilización laboral, impulsando la creación de trabajo precario, la reducción de los derechos laborales y el desmantelamiento de la seguridad social en aquellos países donde aún existe. Ejemplos concretos hayamos en las medidas de austeridad impuestas en algunos países de Europa, la actual propuesta de la comisión Europea que busca crear un plan privado de pensiones para la región [1] y el impulso en distintos países de Reformas Laborales altamente cuestionadas por los trabajadores/as, un ejemplo es la actual reforma impulsada en Francia  por el recientemente electo (con un 60% de Abstención) Presidente Manuel Macrom [2] y otro ejemplo es Brasil, cuya reforma altamente cuestionada en las calles es impulsada por el Presidente Temer, que arrastra un juicio por corrupción y cifras históricas de rechazo a su Gobierno.

En este marco de crisis Capitalista, la disputa interburguesa es indiscutible, se expresa en lo económico mediante la disputa de mercados, mano de obra, fuentes de extracción de materias primas y con un rol relevante de las potencias emergentes (China/Rusia) que aprovechan su pujante desarrollo económico para clavar las garras en aquellos nichos donde EE.UU se haya debilitado, en el caso particular de China penetrando a través de préstamos e inversiones que lo instalan como referente económico hegemónico a nivel global. La disputa también se expresa en la cultura y el deporte de masas, en donde principalmente China y Rusia se vuelven polos de atracción de grandes eventos deportivos (Juegos de Invierno, Copa Confederaciones, Mundial de fútbol, etc.), sin embargo, y haciendo gala de su hegemonía en el complejo militar industrial Global, Estados Unidos no ha perdido la iniciativa en el terreno político–militar de los principales conflictos del mundo, atacando bases y aviones del Gobierno Sirio, multiplicando sus bases en zonas estratégicas y recientemente con el envío de un barco de guerra a Tritón, un minúsculo enclave perteneciente al avispero territorial de las Islas Paracelso, en el mar de China Meridional [3]. Sin embargo, probablemente mientras muchos esperamos un desenlace apegado al pasado respecto a enfrentamientos mundiales, no estamos contemplando en su totalidad la multiplicidad de fenómenos en curso, en donde la guerra ha adquirido un tono o ha retornado a formas remotas,  en donde cualquier argumento o código ”legitimo” para sostener un enfrentamiento armado está siendo desechado.  De esta forma la guerra contemporánea  ha transformado cada lugar en campo de batalla y ha definido todo método como válido o legítimo para lograr sus objetivos, especial demostración de aquello nos dejó el hecho reciente de doble atentado terrorista  en Inglaterra. El primero ocurrido en el Puente de Londres que dejó 8 muertos y decenas de heridos, adjudicado por el Estado Islámico y posteriormente el ataque terrorista que afectó a la comunidad Musulmana en la Mezquita de Finsbury Park [4], en el barrio Islington del mismo país, que ya lleva 4 atentados terroristas vividos en menos de tres meses. Pero también fenómenos más permanentes que han estado presentes en la últimas décadas; como la articulación terrorista del Islamismo radical, el paramilitarismo (ejemplo en Colombia), el narcoterrorismo en estrecho vínculo con los Estados, el que tan solo en nuestro continente, en estos últimos tres años ha aumentado la producción y distribución de cocaína a la cifra de 200 toneladas [5]. Finalmente, los enfrentamientos de “baja” intensidad entre los bloque hegemónicos en disputa en distintos puntos estratégicos del planeta, que tienen como foco central a Siria. Esta vez en el sur del país donde se haya Al tanf, corredor estratégico en la zona. Situación que sumada a otros conflictos nos tienen ad portas de una catástrofe humanitaria global. Muestra de esto es la ola migratoria de refugiados que el 2016 alcanzó la cifra récord de 65,6 millones de personas, obligadas a abandonar sus hogares a causa de la guerra, la violencia y persecuciones: “en donde cada tres segundos una persona se ve obligada a dejar su casa[6].

En este escenario, paradójicamente los paladines históricos del libre mercado y la mundialización de la economía cierran las fronteras. Son precisamente los mismos que hace dos décadas, con enorme júbilo aplaudieron la caída del muro de Berlín, los que hoy levantan muros, cercos eléctricos, etc. Además, países como Francia, Alemania e Italia, pese al discurso esgrimido por los medios, buscan por todos los medios limitar el ingreso de empresas Asiáticas, particularmente chinas, a su territorio; mientras que en EE.UU. se apresuran en imponer limitaciones cada vez más estrictas a la entrega de visas a las personas provenientes de países Musulmanes [7].

Por otra parte, la catástrofe ambiental vuelve a la palestra a propósito de la decisión de los EE.UU. de no firmar el tratado de Paris sobre el cambio climático. Esta decisión ha tensionado al debate internacional respecto a la gravedad de dicha medida para la sobrevivencia humana. Más aún, cuando es la propia comunidad científica e incluso algunas de sus figuras insignes [8], las que señalan un peligro inminente en la vida útil del planeta, establecido en 100 años,  al ritmo sostenido de alteración que llevamos. Cuestión que ya comienza a manifestarse con el inusitado aumento de las temperaturas del planeta y las catástrofes naturales en distintos puntos del orbe.

En síntesis, hoy en pleno siglo XXI, entre avances inéditos en la tecnología y la ciencia, asistimos a un deterioro sostenido de la civilización Capitalista, su cultura y democracia, que afectan integralmente al ser humano. La Burguesía no reúne los elementos necesarios que conmuevan y arrastren significativamente a la humanidad a nuevos estadios del progreso humano. Al carecer de un mito y un espíritu revolucionario sus convicciones se deterioran y entran en decadencia, y con ello se comienza a gestar un ánimo de desesperanza en los seres humanos, una especie de crisis existencial de la sociedad. Desde algunos sitios se comienza a cuestionar la globalización,  las fronteras, las democracias, etc. Elementos concretos, que de agudizarse permitirán liberar la conciencia de los explotados y oprimidos del mundo, abriendo un nuevo escenario de la lucha de clases y la disputa de la conciencia. Agudización en la cual los revolucionarios  tenemos un deber claro que cumplir. Primero implementando global e integralmente nuestro proyecto y en segundo lugar luchar por derribar la idea inadmisible de creer que es más prudente asistir de brazos cruzados al colapso del planeta Tierra o la colonización de otras latitudes en la galaxia por la sobrevivencia de la raza humana antes que pensar en la viabilidad de acabar con el  Capitalismo y luchar por una sociedad nueva, reafirmamos de esta manera la posibilidad concreta que tenemos de vencer, de enmendar el rumbo del desarrollo del progreso humano a través del trabajo, el arte, la ciencia y la tecnología, que  puestas al servicio de la humanidad no catapultarán a la posibilidad real y concreta de hallar nuestra felicidad integral y plena de forma coherente con el curso de la naturaleza y el planeta que habitamos.

JC. Lafertte

Notas:

[1] Se trataría de un producto voluntario, que complementaría los sistemas de pensiones actuales, y que podría ser distribuido por bancos, aseguradoras, firmas de inversión, gestoras de fondos o fondos de pensiones profesionales. Europa estudia y propone un plan privado de pensiones para esa región

[2] Con cifras record: la ABSTENCIÓN vence en las elecciones Francesas.

[3] China advierte a Trump de su malestar por la política de EE UU en la región

[4] ATENTADO CONTRA MEZQUITA EN LONDRES DEJA UN MUERTO Y 10 HERIDOS

[5] Según datos entregados por Armando de Andrés, representante regional de la Unodc. El Mercurio, domingo 02 de julio 2017.

[6] Informe publicado el lunes 19 de junio, por la oficina de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR).

[7] EEUU fija criterios para solicitantes de visas de 6 países musulmanes

[8] Stephen Hawking: “Estoy convencido que los humanos deben salir de la Tierra”

5 thoughts on “Crisis: Decadencia y esperanzas.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

w

Connecting to %s