Elecciones en el Reino Unido: May se acorrala en unas votaciones disputadas

Elecciones en el Reino Unido: May se acorrala en unas votaciones disputadas.

Los resultados de las elecciones en Inglaterra se alejan de todo pronóstico hecho hace algunos meses atrás, distanciándose de la tendencia general que han venido mostrando las últimas elecciones en Europa, que evidenciaban una alta abstención, el surgimiento de la reacción (Partidos nacional populistas) y el  retroceso de los partidos tradicionales (Socialdemocracia Europea), que ha tenido como consecuencia la aparición de nuevos conglomerados.

De esta forma la arrogancia que llevó a Theresa May a adelantar los comicios parlamentarios, para obtener la legitimidad suficiente  para negociar el Brexit se ha desvanecido, la sorpresiva disminución (12 escaños) del Partido Conservador en las recientes elecciones le impide tener la mayoría parlamentaria, obteniendo 318 parlamentarios, ocho por debajo de la mayoría absoluta en la cámara de los comunes, necesitando de apoyo externo para la aprobación de sus propuestas y la salida de los dos principales jefes de campaña de May. Esta situación  se contrapone con el repunte del Partido laborista Inglés  que  alcanzó los 262 escaños en la cámara, treinta puestos más que el año 2015, de esta forma el discurso de Corbyn, en pos de mantener y restituir los derechos sociales perdidos ha logrado captar el voto joven[1] (72% participación) oxigenando sus filas momentáneamente ante la debacle de los Partidos Socialistas Francés y Español.

Aparentemente esto demuestra la vigencia de ambos bloques que galardonan las elecciones Británicas con su mayor porcentaje de participación desde el año 1997. Sin embargo ¿Será capaz el Partido Laborista de sostener en un escenario global de precarización de las condiciones de vida de las ‘’capas medias’’ y los trabajadores/as la defensa de su programa?.

Mirando un poco la historia de estos dos grandes bloques que hoy se disputan la mayoría parlamentaria en Inglaterra, podemos sacar algunas deducciones de la reciente elección, para aquello debemos remontarnos a las elecciones de 1924[2], año en que se rompe la hegemonía entre el Partido Conservador y el Partido Liberal, en medio de la crisis de entreguerras y del posicionamiento de las ideas Bolcheviques en el mundo,  a diferencia de la efervescencia surgida en parte de Europa provocadas por el auge de la reacción y la revolución, en Inglaterra surge un sistema tripartito  que pone en la palestra a una nueva fuerza política.

En un marco de plenitud en el desarrollo del Capitalismo en dicho país, el partido Liberal que había dado la fuerza espiritual y material a la Burguesía para combatir con las trabas feudales, una vez consolidada en el poder, pierde su razón de ser y su función pasa de ser liberal a conservadora, es este  contexto el que provoca que las propuestas liberales se fundan en el Partido Conservador perdiendo su capacidad como partido de Gobierno, provocando la emergencia de los Laboristas a llenar este vació en el característico bipartidismo Ingles, que a la larga (tras la derrota de las posiciones del proletariado revolucionario en su interior) se transformara en un nuevo pacto de dominación que permitirá contener  las ideas revolucionarias y alimentar las ideas utópicas entorno a la instalación del Socialismo por decreto, de esta forma el Partido Laborista desde su claudicación se volverá una contundente fuerza electoral y de gobierno durante los años que continuaron a esta  histórica fecha.

Actualmente Inglaterra no es la potencia Imperialista de aquellos años, sin embargo  las fuerzas en disputa siguen siendo las mismas desde ese entonces y en un escenario de decadencia del mito de la democracia Burguesa, que se expresa en una amplia abstención electoral, crisis migratoria, guerra y terrorismo, Inglaterra a pesar de los recientes atentados paradójicamente aún luce en las recientes elecciones su robusta democracia, como decía Mariategui al parecer ‘’La reacción, como la revolución, se presenta en esta tierra Inglesa con muy sagaces ademanes y muy buenas palabras, es que en Inglaterra ciudadela máxima de la civilización Capitalista la democracia Burguesa se haya más arraigada que en ninguna otra parte’’[3].

Sin embargo, el tiempo se agota, ya que es precisamente esta mentalidad la que está en crisis, en un contexto  de ofensiva del Capitalismo sobre el trabajo, la disminución brutal de los derechos sociales por años mantenido en Europa, la crisis migratoria y cultural que afecta a Occidente, el terrorismo y la guerra no va a permitir que Inglaterra se mantenga por mucho tiempo en su condición de isla, el primero ejemplo lo hayamos en el hecho de que los Tories[4] ante la incapacidad de obtener la  mayoría absoluta los pone en una posición débil ante la negociación del Brexit y por otra parte la necesidad de alcanzar acuerdos con los Unionistas de Irlanda del Norte (para alcanzar mayoría en algunas votaciones), los obligará a discutir la posibilidad de incorporar medidas reaccionarias de este sector en su programa tales como la oposición al aborto, la homosexualidad y los temas fronterizos.  En la otra vereda, más allá del discurso radical, el programa de Corbyn se verá frenado materialmente para ser implementado, cimentado una nueva decepción en los despistados que ilusionados pusieron su voto en la urna.

JC. Lafertte.

[1] El Mercurio, 11 de Junio 2017.

[2] http://www.election.demon.co.uk/geresults/html

[3]El sentido histórico de las elecciones Inglesas de 1924, La escena Contemporánea, JC. Mariategui.

[4]Partido Conservador.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.