[Comunicado Publico] Crisis En La Coordinadora Ni Una Menos Chile.

 Ante los hechos ocurridos en el transcurso de nuestra participación en la Coordinadora Ni Una Menos y específicamente en la asamblea del día sábado 10 de junio del presente año, es que como Juventud Revolucionaria Por el Poder Popular (JRP3), y Frente de Trabajadoras y Trabajadores Por el Socialismo (FTS), organizaciones políticas que día a día luchamos por la emancipación de la mujer, por erradicar la violencia estructural machista y patriarcal y por acabar con la explotación del sistema y la opresión del patriarcado por sobre la mujer, manifestamos lo siguiente:

1.- La Coordinadora Ni Una Menos, es un espacio de encuentro y organización de mujeres que luchan por la emancipación y por terminar con la violencia y explotación a la cual nos vemos sometidas día a día, y que asume la lucha por la liberación y emancipación de la mujer, que es una lucha histórica tanto a nivel mundial como dentro de Chile, constante y difícil, la cual ha dejado mártires, mujeres asesinadas por el sólo y legitimo hecho de pelear por nuestros derechos.

Consideramos contradictorio que un espacio, con estos principios, cambie su foco de discusión. Cuando hoy somos las mujeres a quienes nos están matando, abusando, acosando, hostigando, violando; a quienes día a día nos minimizan, menosprecian e invisibilizan en distintos espacios. Por lo cual, nos parece inconcebible que un grupo feminista, de manera sumamente egocéntrica, intente atribuirse la lucha histórica del feminismo.

2.-  En concordancia con lo planteado en el punto anterior, la coordinadora es un espacio en el cual participan organizaciones políticas, colectivos feministas y mujeres sin ninguna militancia orgánica que buscan organizarse para luchar. En ese sentido, manifestamos que la coordinadora debe tener en el centro de sus discusiones, luchas y demandas a las mujeres y no los intereses de una organización en particular,  pues esto tiene como consecuencia seguir invisibilizando a las mujeres y sus justas luchas  por sobre sus intereses particulares. En un momento donde la emergencia de dotarnos de política y luchar fervientemente contra todos los tipos de violencia y contra el patriarcado, la dominación y la explotación de manera organizada y con la mayor democracia posible para afrontar este escenario donde las denuncias ha trastocado a la misma izquierda. Por esto, no debemos cerrar los ojos, con la mayor autocrítica debemos avanzar en transformar esta sociedad de manera concreta pues el discurso da para mucho.

En esa misma línea, condenamos también, que este espacio haya tomado tónicas tan violentas al momento de discutir, pues no es la primera vez, reproduciendo la misma violencia que buscamos terminar. Violencia que lo único que hace es debilitar la organización, y fraccionar los espacios. Haciendo que compañeras se vayan, debilitando los pocos espacios de organización que tenemos como mujeres.

3.- En relación a la declaración emitida por Pan y Rosa (PTR) el día 11 de junio sobre los hechos ocurridos en la última asamblea de la Coordinadora Ni Una Menos, encontramos nefasto que se busque tergiversar por parte de esta organización política a su conveniencia el fondo del conflicto que hoy enfrenta el espacio, que es mucho más complejo que una diferencia política entre las integrantes de esta, victimizándose burdamente, y victimizando a su referente Bárbara Brito. El conflicto expresado en dicha asamblea, entre las militantes de esta organización con el resto de las feministas de la Coordinadora, dice relación con la denuncia pública por abuso sexual presentada por una estudiante Chilena de la UNAM de México contra Sergio Abraham Méndez Moissen profesor militante del MTS, situación ante la cual, Pan y Rosas México y nivel internacional, incluyendo a Pan y Rosas Chile, encubrieron y protegieron por su relación política, invisibilizando la denuncia presentada por la víctima.

Por lo anterior, se denuncia la inconsecuencia e irresponsabilidad que representa la posición de dicha organización ante lo vívido por la denunciante, solo por proteger a un abusador dentro de sus filas, que fue lo que detonó las críticas que se plantearon en la asamblea.

4.- En cuanto a la acusación que hacen mujeres de Pan y Rosas  a compañeras de la comisión organizadora de la Asamblea, de haber actuado bajo líneas antidemocráticas por haber dado término a una Asamblea. Declaramos estar en profundo desacuerdo, ya que, en dicha asamblea, se sobrepasó todo límite de sororidad, debido a los altísimos grados de violencia existentes, además, no se continuaría exponiendo a las compañeras a ser parte de tal agresividad y faltas de respeto. Cabe mencionar que, entre los gritos, había 2 compañeras con ataques de pánico, lo que llevo a las compañeras que conducían dicha asamblea a finalizarla.

Cabe mencionar también, que en dicha asamblea, la organización política en cuestión, busco llevar adelante una burda “máquina” política al interior de la Coordinadora, convocando en masa a sus militantes, asistiendo decenas de mujeres que nunca habían participado en dicho espacio, buscando imponer los planteamientos de su organización, no a través de argumentos que buscaran convencer al resto de las feministas presentes, si no que buscando cooptar la discusión  a través de una posición de mayoría inflada y a través de la violencia. Insistentemente buscaban llegar a acuerdos a través del voto a mano alzada, donde aumentaban artificialmente (gracias a la “maquina” en curso) las posibilidades de imponer sus planteamientos. En dicha asamblea también se volverían a elegir las vocerías de la Coordinadora, como acuerdo de la Asamblea del 26 de mayo, anterior a la denuncia de la compañera en México lo cual se encuentra en acta.

5.- Como organización, consideramos que la defensa por parte de la coordinadora a mujeres que denuncien violencia, debe ser una defensa irrestricta. Entendiendo lo difícil que es para las compañeras alzar la voz ante estas situaciones, enfrentándose a una sociedad que siempre las cuestiona y culpabiliza por lo vívido, enfrentándose a una justicia burguesa y machista, que siempre pone en cuestión a la víctima, y la responsabiliza a esta. Por lo tanto, un espacio como la coordinadora ni una menos, debe ser un espacio de acogida y apoyo a las víctimas, no caer en los mismos vicios machistas que cuestionamos.

6.- Por otra parte, declaramos que nuestro planteamiento como organización, es el feminismo socialista y revolucionario, entendiendo que es precisamente el carácter combativo, clasista y con vocación de poder el que debe direccionar esta lucha. La importancia de esta lucha radica en construir las condiciones que permitan la transformación social en todo plano, dando énfasis en el cuestionamiento de las relaciones de poder burgués que materializamos en nuestras relaciones sociales ya sea desde nuestra vida cotidiana hasta la reproducción institucionalizada y del sistema. Es evidente que las lógicas de la estructura económica, se materializa también en nuestros vínculos relacionales sociales como una manifestación de la materialización de las relaciones de producción que se llevan a todo ámbito de la vida. Pero también entendemos la necesidad imperante de organización por parte de las mujeres, y la deuda histórica que tiene la Izquierda Revolucionaria con el Feminismo, por lo cual es fundamental respetar y fomentar los espacios de organización, no cambiar los focos de discusión hacia la critica a los distintos tipos de feminismo, pues esto se ve realmente en la práctica concreta, no en declaraciones vacías. Sino que poner el foco en lo que de verdad es el problema, la dominación y explotación que nos oprime día a día.

7.-  Por último, declaramos que por respeto a las mujeres víctimas de femicidio, por respeto a las mujeres que fueron y están siendo violentadas, por respeto a las mujeres que luchan día a día contra las cadenas que las oprimen, debemos avanzar en la construcción de un espacio honesto y legítimo de organización, tenemos que organizarnos con altura de miras, para lograr cambios reales, un espacio al cuál día a día lleguen más compañeras. Por respeto a todas nuestras compañeras, hermanas, a todas las mujeres, es que debemos superar los aprovechamientos políticos y velar fundamentalmente por el bienestar de una orgánica que cumpla con los principios expuestos. Esa, es la Coordinadora Ni Una Menos que queremos, y por la cual seguiremos trabajando con la convicción y consecuencia que siempre hemos buscado expresar en el discurso y en la práctica.

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s