Guerra y Violencia: La mil veces negada por los hipócritas y los ingenuos.

En teoría los seres humanos somos inteligentes, respetuosos del otro, comprensivos, solidarios, caritativos y sensibles al dolor de los demás. En teoría somos civilizados y nos damos leyes que nos permiten vivir en armonía, imponiéndose el bien colectivo por sobre el interés de los individuos. La república y la democracia, son cacareadas a los cuatro vientos como virtudes y logros superiores del ser humano. ¿Realmente es así?
Basta con mirar la historia de la humanidad para sorprenderse con que la violencia, la guerra, la opresión y la lucha contra ella, han sido permanentes desde la aparición entre nosotros del sentido de propiedad, de la propiedad privada.

Encubriendo los verdaderos objetivos, siempre, la violencia y la guerra, la imposición de la voluntad de unos sobre otros es disfrazada de miles de explicaciones ocultando el fin último de todas y cada una de ellas: el apropiarse de fuerza de trabajo, el apropiarse de materias primas y recursos, el dominio de la tecnología y de los conocimientos, en definitiva, la subordinación del otro y la imposición de la voluntad.

Clausewitz, teórico militar burgués, sostenía que la guerra era la continuación de la política por otros medios, a saber, los medios armados.

Paradojalmente, la burguesía siempre tiende a esconder y velar los hechos objetivos, construyendo ideas, relatos, y pseudo conocimiento que esconden la realidad a pesar de que esta sea del porte de una montaña. Así se crean mitos, falsas interpretaciones o simplemente se ocultan los hechos.

¿Sabe usted por ejemplo que en toda su vida como nación, Estados Unidos de Norteamérica solamente un año, no ha estado en guerra con algún país o raza? ¿Sabe usted cuantos países ha invadido en su historia, de cuantos territorios se ha apropiado usando la violencia? ¿Sabe usted que la industria más importante y poderosa en ese país es el llamado complejo militar industrial que provee (y obliga a sus aliados a comprar), las más sofisticadas armas, incluyendo que es el único país que ha usado bombas atómicas? Sin embargo es presentado como la nación más democrática, incluyendo un Premio Nobel de la Paz a un presidente que inició tres guerras en su periodo.

En Chile, esto no es muy distinto. En los años ‘60 se hablaba de que éramos un país democrático, un país con FF.AA. obedientes del poder civil. Un importante sector de la izquierda chilena lo juraba a pie juntillas. Omitían por cierto la guerra desatada contra la nación Mapuche, omitían por cierto las guerras gatilladas desde los centros imperiales por el control de la navegación marítima en el océano pacifico, omitían por cierto la apropiación de territorios que no eran chilenos. Omitían por cierto todos los levantamientos y guerras civiles entre las provincias y Santiago, omitían por cierto las innumerables masacres de trabajadores, campesinos en diversos sucesos realizadas por el ejército chileno, omitían el levantamiento de la escuadra, el bombardeo de buques en Coquimbo, omitían la persecución de dirigentes políticos y sociales en las diversas dictaduras, incluida la que había dictado la Ley de Defensa de la Democracia. ¿Omisión?, ¿Ceguera?

Por supuesto que para la burguesía le viene como anillo al dedo sostener el mito de un Chile democrático, en paz social, vender la pomada que esconde la verdadera génesis de la política militar que sustenta la burguesía. Porque en definitiva, la burguesía que ha construido el Estado, tiene en las FF.AA. la garante y defensora de ese mismísimo Estado. Doble función de los aparatos armados, de una parte para respaldar los intereses de la burguesía frente a sus vecinos, pero principalmente para, como quedó demostrado con el golpe militar del 11 de Septiembre de 1973, cumplir la tarea histórica de defender los intereses, no de la mayoría, no del pueblo, sino de los dueños del poder y de la riqueza.

Baste señalar la doble moral, la hipocresía de la burguesía chilena en un hecho reciente. Un grupo de personas, de manera espontánea, gritan y funan a un político de derecha1. A lo más, logran lanzarle algo de agua. La prensa, las radios y la TV (que es de ellos), claman por la violencia que se está desatando en el país. El mismo día una mujer mapuche fue impactada por una bomba lacrimógena perdiendo su ojo2. Silencio absoluto. Evidentemente podríamos enumerar centenares de ejemplos de esta doble moral que ya se hace demasiado evidente principalmente cuando los encargados de la Ley y del Orden, o los únicos autorizados para ser cuerpos armados, roban descaradamente. Los mismos que no dudan en volcar el carro de sopaipillas de la señora que trata de ganar la vida honradamente.

Lo terrible, lo dramático, es que frente a ese poder inmenso, a la existencia de esas fuerzas y a la práctica cotidiana y permanente de la violencia y la guerra que existen en las relaciones internacionales y nacionales, es el silencio sobre su existencia, la omisión de unos y la hipocresía de otros.

Dos hechos que demuestran la hipocresía, el doble estándar o doble rasero con que se tratan los hechos, son por un lado el caso de Venezuela, en donde tratan al régimen de Maduro de dictadura, y sin embargo, a Temer, promovido a presidente de Brasil por un golpe blando, y que ahora ha convocado a los militares a reprimir las legítimas propuestas que solicitan su renuncia por corrupción. Resulta que ante estos dos hechos, mientras que desde progresistas a neoliberales condenan a Venezuela e invocan la carta democrática de la OEA, ante los gravísimos hechos ocurridos en Brasil, todo el mundo guarda un silencio cómplice.

Hoy, en Siria, como ayer en Irak, Libia, Serbia, Ucrania, rugen las armas por doquier. La Venezuela de hoy nos recuerda claramente el Chile donde el imperialismo desplegó su estrategia contrarrevolucionaria lanzando sus fuerzas sociales a la desestabilización, buscando generar las condiciones para una intervención militar mayor. Y sin ir más lejos, Concepción al sur el panorama de un territorio militarizado, de uniformados, tanquetas, camiones blindados asaltando comunidades es pan de cada día.

¿Que dicen los candidatos de toda índole frente a estos temas? ¿Ignoran los más conspicuos que estamos en un tiempo donde el imperio norteamericano lucha con todo lo que tiene a mano para retomar su dominio a escala mundial? ¿Qué dicen los proyectos de los que se dicen partidos políticos anticapitalistas frente a la eventualidad de una intervención armada en Venezuela? ¿Cómo pueden sostener las fuerzas políticas que participan del escenario electoral un programa de reformas y cambios realmente sustantivos ignorando la existencia de precisamente unas FF.AA. que demostraron con creces que no eran ni apolíticas, ni democráticas, ni subordinadas al poder político?

Se cumplen 50 años desde que una voz preclara desde la selva boliviana señalara en un Mensaje a la Tricontinental3:

123vietnamEs absolutamente justo evitar todo sacrificio inútil. Por eso es tan importante el esclarecimiento de las posibilidades efectivas que tiene la América dependiente de liberarse en formas pacíficas. Para nosotros está clara la solución de este interrogante; podrá ser o no el momento actual el indicado para iniciar la lucha, pero no podemos hacernos ninguna ilusión, ni tenemos derecho a ello de lograr la libertad sin combatir. Y los combates no serán meras luchas callejeras de piedras contra gases lacrimógenos, ni de huelgas generales pacíficas; ni será la lucha de un pueblo enfurecido que destruya en dos o tres días el andamiaje represivo de las oligarquías gobernantes; será una lucha larga, cruenta, donde su frente estará en los refugios guerrilleros, en las ciudades, en las casas de los combatientes donde la represión irá buscando víctimas fáciles entre sus familiares en la población campesina masacrada, en las aldeas o ciudades destruidas por el bombardeo enemigo. Nos empujan a esa lucha; no hay más remedio que prepararla y decidirse a emprenderla.

Como chilenos, ya vivimos lo que significa andar un camino donde la traición y la fuerza se imponen, como señaló Allende en su ultima alocución. ¿Cómo enfrentaremos realmente estos problemas, sin mitos, sin respuestas vagas y generales, con la honestidad que se requiere para señalar caminos?

José

Notas:

1 Atacan a Felipe Kast y a su equipo tras actividad en Parque Bustamante, http://www.t13.cl/noticia/politica/Atacan-a-Felipe-Kast-y-a-su-equipo-tras-actividad-en-Parque-Bustamante

2 “Video Vocería: Joven Estudiante Mapuche Fabiola Antiqueo pierde ojo izquierdo tras ataque a quemarropa por Carabineros”, http://www.mapuexpress.org/?p=17837

3 Ernesto Guevara, “CREAR DOS, TRES … MUCHOS VIETNAM, Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”, 1967, https://www.marxists.org/espanol/guevara/04_67.htm

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.